2011

diciembre 31, 2010

Desde La Memoria Viva os mandamos un fraternal abrazo para empezar con el 2011.
Nuestro anelo de Justicia, Verdad y Rerparación son los que queremos compartir con vosotros, quienes habeis luchado contra vientos y mareas este año 2010. Le quedadan unas dos horas y media y nuestro recuerdo se empapa de memorias.
Gracias por estar ahí, al otro lado de la red.
Pedro Vicente Romero de Castilla Ramos
Presidente de la AI La Memoria Viva


Familiares de víctimas piden que se modifique la Ley de Memoria Histórica…

diciembre 30, 2010

Imagen de una de las concentraciones que se celebran todos los jueves en la pta. del Sol de Madrid por familiares de víctimas del franquismo

Las asociaciones de familiares de víctimas de la Guerra Civil y el franquismo han exigido al Gobierno que modifique la Ley de Memoria Histórica en el tercer aniversario de su entrada en vigor, al considerar que se ha quedado “pequeña”.

El estado de salud de la ley es “bastante débil”, según el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, quien ha criticado el incumplimiento de algunos de los “deberes” que asumió el Gobierno en esta norma.

Silva ha explicado a Efe que queda mucho trabajo pendiente para contar con un mapa de fosas en España y ha censurado que el Ejecutivo haya adquirido un compromiso a través de una ley y luego lo “rebotara” a las comunidades autónomas, provocando “una bronca política artificial”.

También ha opinado que el Valle de los Caídos está “en una especie de limbo” y “no acaba de convertirse en un centro que recuerde a quienes lo construyeron”.

Además, el portavoz de la asociación ha lamentado la pasividad del Gobierno a la hora de eliminar los símbolos y la nomenclatura de calles y espacios públicos en distintas ciudades de España que “exaltan a los responsables de los asesinatos de miles de personas durante la Guerra Civil y el franquismo”.

Ha reclamado al Ejecutivo que se responsabilice de la búsqueda de los desaparecidos en este periodo, de acuerdo con la Convención de Naciones Unidas sobre Desapariciones Forzadas, al considerar “no es posible que las familias que sufrieron el daño se hagan cargo de las exhumaciones”.

Por su parte, la secretaria de la Plataforma de Víctimas de Desapariciones Forzadas por el Franquismo, Paqui Maqueda, ha estimado que la Ley de Memoria Histórica se ha quedado “pequeña” para dar respuesta a los colectivos memorialistas que se están transformando en un movimiento de lucha contra la impunidad de los crímenes fascistas.

Maqueda ha pedido al Gobierno que modifique la ley para que recoja la anulación de las sentencias fascistas y el Estado asuma la responsabilidad de localizar, exhumar y entregar los cuerpos a los familiares.

España es el único país del mundo, según Amnistía Internacional, donde los familiares reciben subvenciones para buscar a sus desaparecidos, ha asegurado a Efe la representante de la plataforma.

Asimismo, ha recordado que el fiscal jefe de la Audiencia Nacional Javier Zaragoza en su auto contra el juez Baltasar Garzón por declararse competente para investigar los crímenes del franquismo citó la Ley de Amnistía de 1977 y la Ley de Memoria Histórica de 2007.

Estas dos leyes, ha agregado, han contribuido a sentar el banquillo a Baltasar Garzón, el único juez que ha dado respuesta a las familias de las víctimas y ha tratado de hacer justicia, para juzgarlo por un presunto delito de prevaricación.

La presidenta de la Asociación de Descendientes del Exilio Español, Ludivina García, ha comentado a Efe que la Ley de Memoria Histórica se ha desarrollado de manera “dispar” según sus contenidos.

García ha valorado la concesión de la nacionalidad a los descendientes de los exiliados y ha considerado escaso el millar de certificados otorgados para reconocer la contribución de las víctimas a la lucha por la democracia.

Tras indicar que en otros países europeos las fosas comunes se convierten en lugares de memoria, ha criticado las prisas y la ligereza con que se han llevado a cabo algunas exhumaciones, en las que algunos restos que se han quedado sin identificar han terminado en el osario de algún cementerio condenados a “una segunda muerte

ADN.es vía google noticias


Valedor Pobo admite a trámite la queja de la CRMH sobre apertura pazo Meirás…

diciembre 30, 2010

El Pazo de Meirás edificio icono de la simbología franquista y fascista nacional- fotografía imagen extraída de Google images

A Coruña, 30 dic (EFE).-

El Valedor do Pobo ha admitido a trámite la queja presentada por la Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica (CRMH) de A Coruña en la que exige la apertura al público del Pazo de Meirás.

En este escrito, la CRMH lamenta que “después de dos años desde la declaración del pazo de Meirás como Bien de Interés Cultural (BIC) y de las sentencias judiciales, la Xunta no haya tomado ninguna medida para que se cumpla la Ley” y “parece que actúa, no para defender los intereses colectivos, sino los intereses particulares de la familia Franco”.

 

30-12-2010 /

Por ello, la CRMH solicita al Valedor do Pobo que pida a la Xunta “información sobre las razones del incumplimiento” de la apertura gratuita al público cuatro días al mes -preferiblemente los fines de semana- del pazo de Meirás.

Además, la CRMH reclama a la administración autonómica que no abone los gastos derivados de esta apertura al público, así como la realización de un inventario para conocer los objetos que desaparecieron

ABC.es vía google noticias

 


Identificados tres maquis de leyenda…

diciembre 30, 2010

Sus restos fueros recuperados de una fosa común el pasado marzo. Se trata de tres reconocidos guerrilleros antifranquistas abatidos en una emboscada en 1949

EFE Ciudad Real 30/12/2010

Honorio Molina Merino (c) 'El Comandante'; José Méndez Jaramago (i), conocido como el 'Manco de Agudo', y Reyes Saucedo Cuadrado 'El Parrala' (d).

Honorio Molina Merino (c) “El Comandante”; José Méndez Jaramago (i), conocido como el “Manco de Agudo”, y Reyes Saucedo Cuadrado “El Parrala” (d).EFE

Los restos exhumados el pasado 18 de marzo en una fosa común en Retuerta del Bullaque (Ciudad Real) se corresponden con los tres maquis que estaban siendo buscados por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH).

Se trata de los guerrilleros antifranquistas José Méndez Jaramago, Honorio Molina Merino y Reyes Saucedo Cuadrad, que fueron abatidos a tiros por la Guardia Civil durante una emboscada en el monte que tuvo lugar el 12 de marzo de 1949.

La ARMH ha concluido la identificación forense de los restos de esos tres maquis, ha informado Juan Pedro Esteban Palmero, miembro de la ARMH y una de las personas que impulsó los trabajos de búsqueda de los restos de los tres hombres.

Palmero ha señalado que durante el descubrimiento de la fosa se pudo “constatar, por los rasgos físicos y los objetos encontrados, que se trataba de las personas que estábamos buscando”.

El 22 de enero se entregarán los restos a sus familiares

No obstante, ha señalado, los trabajos de identificación de los restos llevados a cabo en el laboratorio de la ARMH de Ponferrada (León), lo han confirmado ahora por un proceso científico.

Maquis ilustres

Los tres guerrilleros identificados formaban parte de una partida de maquis que fue muy conocida en esta comarca y en torno a cuyas figuras fue creciendo una gran leyenda que se extendió por las comarcas donde llegó su actividad.

Méndez Jaramago, conocido como el Manco de Agudo, de 34 años, era natural de Higuera de Vargas (Badajoz) pero vecino de Agudo (Ciudad Real); Molina Merino, conocido como el Comandante Honorio, de 31 años, era natural de Villarta de los Montes (Badajoz) y también residente en Agudo y Saucedo Cuadrado, El Parrala, de 31 años, había nacido en Agudo.

La información aportada por vecinos de Retuerta del Bullaque permitió ubicar los restos en el antiguo cementerio de la localidad, propiedad del obispado de Ciudad Real, donde arqueólogos y forenses trabajaron hasta localizarlos.

La leyenda de los tres maquis se extendió por toda la comarca

La entrega de los restos a los familiares de los guerrilleros tendrá lugar el próximo 22 de enero, en un acto que se celebrará en el municipio de Saceruela (Ciudad Real).

Las familias de los asesinados ya han decido donde enteraran los restos de sus familiares. En concreto, Méndez Jaramago será enterrado, junto a los restos de su madre, en Higueras de Vargas (Badajoz).

Los familiares de Molina Merino lo enterrarán en Villarta de los Montes (Badajoz) también junto a los restos de sus familiares más cercanos y los de Saucedo Cuadrado recibirán sepultura en Saceruela junto a los restos de su mujer.

Público.es


AMHYJA MUESTRA SU INDIGNACIóN POR LA MARGINACIóN DE LAS ASOCIACIONES EN LA PRESENTACIóN DEL MAPA DE FOSAS.

diciembre 29, 2010

Asociaciones memorialistas muestran “su indignación” por no ser invitadas a la presentación del Mapa de Fosas
comunes.

Afirman que se tenía que haber planificado conjuntamente con aquellas organizaciones que han participado en su elaboración

SEVILLA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia ha manifestado “su indignación y malestar” por la presentación del Mapa de Fosas Comunes en Andalucía, realizada este martes por el viceconsejero de Gobernación y Justicia, José Antonio Gómez Periñán y el comisario de la Memoria Histórica, Juan Gallo, ya que, apuntan, “los datos se han presentado a los medios de comunicación sin que las Asociaciones hayan sido informadas de ello, ni invitadas a tal presentación”.

Por ello, a través de un comunicado, las Asociaciones memoralistas quieren hacer llegar a la opinión pública “su malestar e indignación por tal hecho” y solicitan “formalmente” a la Junta de Andalucía que “aclare a la sociedad y a ellas mismas el motivo de tanta precipitación en un presentación que se tenía que haber planificado conjuntamente con aquellas organizaciones que han participado en su elaboración”.

En este sentido, han querido dejar claro que los resultados de este Mapa de Fosas “son el fruto del trabajo que subvencionado por la Junta y avalado por la Universidad, ha sido realizado por diferentes Asociaciones de Memoria Histórica de la comunidad andaluza”, que, han añadido, “desde hace tiempo están esperando que de manera oficial se les comunicara los resultados de este trabajo, entregado a la Junta de Andalucía hace ya más de dos año”.

Además, han apuntado que este trabajo no es propiedad de la Junta de Andalucía, ni de la Universidad, ni siquiera de las Asociaciones que “con gran esfuerzo lo hemos realizado”, sino que pertenece a la sociedad civil y “forma parte de la deuda moral e histórica que este país les ha negado hasta ahora a las víctimas del golpe de estado fascista del año 1936 y a sus familiares”.

“Las Asociaciones hemos realizado el trabajo de campo y nos hemos recorrido todos los municipios de Andalucía, para que entre familiares y víctimas, a través de la documentación oral, preferentemente, componer el puzzle del Mapa de Fosas de Andalucía, que ha estado olvidado más de 70 años. Es un trabajo de muchos que no deben capitalizar algunos”, enfatizan.

Asimismo, y de cara a 2011, las asociaciones de Memoria Histórica esperan que el nuevo año “traiga la Verdad, la Justicia y la Reparación que las víctimas de la represión fascista se merecen y que la Administración Pública y los partidos políticos estén a la altura de ello”, concluyen.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

NOTA DE PRENSA DE LA ASOCIACIÓN MEMORIA HISTORICA Y JUSTICIA ANTE LA PRESENTACIÓN DEL MAPA DE FOSAS

Con respecto a la presentación del Mapa de Fosas Comunes en Andalucía realizada por el viceconsejero de Gobernación y Justicia, José Antonio Gómez Periñán y Juan Gallo González, Comisario de la Memoria Histórica, la Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia manifiesta lo siguiente:

- Que los resultados de este Mapa de Fosas son el fruto del trabajo que subvencionado por la Junta y avalado por la Universidad, ha sido realizado por diferentes Asociaciones de Memoria Histórica de nuestra comunidad andaluza.

- Que hace tiempo que las asociaciones estamos esperando que de manera oficial se nos comunicara los resultados de este trabajo, entregado a la Junta de Andalucía hacer ya más de dos año.

- Que este trabajo no es propiedad de la Junta de Andalucía, ni de la Universidad, ni siquiera de las Asociaciones que con gran esfuerzo lo hemos realizado. Que pertenece a la sociedad civil y que forma parte de la deuda moral e histórica que este país les ha negado hasta ahora a las víctimas del golpe de estado fascista del año 1936 y a sus familiares.

- Que con gran sorpresa para las Asociaciones memorialistas, los datos de este ingente trabajo se han presentado a los medios de comunicación sin que las Asociaciones hayamos sido informadas de ello , ni invitadas a tal presentación, que sin duda obedece a intereses desconocidos por nosotros.

- Que a través de este comunicado hacemos llegar a la opinión pública nuestra malestar e indignación por tal hecho y que solicitaremos formalmente a la Junta de Andalucía que aclare a la sociedad y a las Asociaciones memorialistas el motivo de tanta precipitación en un presentación que se tenía que haber planificado conjuntamente con aquellas organizaciones que hemos participado en su elaboración.

-Las Asociaciones hemos realizado el trabajo de campo y nos hemos recorrido todos los municipios de Andalucía, para que entre familiares y víctimas, a través de la documentación oral, preferentemente, componer el puzle del Mapa de Fosas de Andalucía, que ha estado olvidado más de 70 años. Es un trabajo de muchos que no deben capitalizar algunos.

Los hombres y mujeres que formamos las asociaciones de Memoria Histórica esperamos que el año que entra 2011, nos traiga la Verdad, la Justicia y la Reparación que las víctimas de la represión fascista se merecen y que la Administración Pública y los partidos políticos estén a la altura de ello.

Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia.

Noticia proviene de : http://www.todoslosnombres.org/


Artículos combinados: “El terror franquista en Andalucía…”

diciembre 29, 2010

Andalucía desvela pueblo a pueblo el terror franquista

La Junta publica un mapa con 614 fosas comunes en 359 municipios

F. ARTACHO / F. GRIMALDI SEVILLA 29/12/2010

NOTICIAS RELACIONADAS

El goteo de puntos negros mancha el mapa más al oeste que al este, más al sur que al norte, en un dibujo que ilustra la ferocidad del avance inicial de las fuerzas golpistas. Todos los puntos son redondos y de igual tamaño. Pero unos esconden más muerte que otros. En Órgiva (Granada) hay 11 puntos. Se desconoce el número de muertos que hay tras la mayoría de ellos. Sí se cree que tras uno hay 196 víctimas. Tras otro, más de 5.000. Órgiva tiene hoy 5.800 habitantes. Quizás sume casi tantos muertos en sus fosas como vivos en sus casas. Para comprobarlo, habría que excavar.

La Consejería de Justicia de Andalucía presentó ayer su mapa de fosas comunes de la Guerra Civil y la represión franquista. Le salen 614 más que en ninguna otra comunidad en 359 de los 711 municipios andaluces. La mayoría son enterramientos de los primeros meses de la guerra. Pero hay posteriores. El último, en Sierro (Almería), es de 1947.

El dato oficial de víctimas asciende a 47.349, pero se queda corto

La Junta pone sobre la mesa como dato oficial 47.349 víctimas de la represión franquista [ver infografía], de las que se conocen los nombres y apellidos de aproximadamente la mitad. “Seguramente sean más”, opina Arcángel Bedmar, historiador especializado en el caso cordobés. En las dos fosas de la capital cordobesa la Junta sitúa 1.473 y 811 cuerpos. Bedmar advierte que estos datos, sacados de los libros de cementerio, son aproximaciones “por debajo de la realidad”. “Así se comportan las dictaduras, borrando huellas”, concluye. Se calcula que en España hay unas 2.000 fosas. En Violencia roja y azul, el historiador Francisco Espinosa cifra en 130.199 los represaliados por el franquismo en España.

Los datos del mapa andaluz salen de archivos civiles y judiciales, ayuntamientos, cementerios, testimonios… Han sido recopilados por las asociaciones de memoria, que han cargado con el grueso del trabajo. El resultado es aproximativo. Hay fosas que no están en la lista porque hay pueblos donde la represión no se ha estudiado. Tampoco es seguro que cada uno de los puntos identificados sean fosas. “Para saberlo con total certeza, hay que abrir”, explica Cecilio Gordillo, coordinador de Todos los Nombres. Pero el trabajo sí es una aproximación fidedigna y un buen punto de partida.

Hay localizadas incluso fosas, como la de El Rubio (Sevilla), que figuran en el mapa aunque los cuerpos ya han sido trasladados a otro lugar. Otras, también en el mapa, podrían estar vacías si fueron excavadas para llevar los restos al Valle de los Caídos.

“Para tener certezas, hay que excavar”, recuerda Cecilio Gordillo

El mapa de la Junta, en un formato digital interactivo que pronto se publicará en la web de Justicia, permite al usuario consultar las fosas pueblo a pueblo. Con un link en un punto rojos todos ellos en el mapa de la Junta se despliega un menú con fotografías del lugar e información sobre el episodio represivo, la fecha y el número de víctimas. El trabajo supone un avance en cantidad, profundidad y accesibilidad de la información sobre víctimas del franquismo en España. Andalucía se suma a Catalunya, País Vasco y Asturias, las tres pioneras.

“Terroristas de Franco”

Un punto corresponde, por ejemplo, al mayor enterramiento ya excavado en España, el del cementerio de San Rafael, en Málaga, con más de 4.000 cuerpos y casi 3.000 a la espera de identificación. Otro, al de la fosa del cementerio de Huelva, donde se cree que hay 5.000.

“Hay pueblos en los que los terroristas de Franco mataron en un día tantas personas como los terroristas de ETA en toda su historia”, afirma Juan Gallo, comisario andaluz de Memoria Histórica. Ahí está mayor fosa de Nerva (Huelva), donde se cree que hay 1.500 cuerpos. O la de Los Pozos, en Alfacar (Granada), donde podría haber 900, no lejos de donde hace un año se buscó a Lorca.

Memoria pública. Público.es

Localizadas en Andalucía 614 fosas con 47.399 asesinados en la Guerra

La mitad de las víctimas enterradas en 359 pueblos están identificadas

RAÚL LIMÓN - Sevilla – 29/12/2010

Cientos de días de documentación e investigación de los horrores de la Guerra Civil a partir, en el 90% de los casos, de testimonios de supervivientes, familiares o investigadores locales han dado resultado: la localización de 614 fosas en 359 pueblos donde fueron asesinados y enterrados 47.399 andaluces.

La mayoría de paredones (350) se encuentran en Sevilla, Huelva y Cádiz, donde primero ganó el golpe militar fascista. Pero también hay del otro bando. Casi todas las fosas (80%) son de 1936, cuando la ley imperante era el “bando de guerra” y la ejecución se sucedía al denominado “paseo”, que consistía en sacar a los vecinos de sus casas o escondites, llevarlos al cementerio (el 71% de los enterramientos han sido localizados en los camposantos o sus alrededores) y fusilarlos.

Estos son algunos de los datos del Mapa de fosas de las víctimas de la Guerra Civil y la posguerra en Andalucía, el trabajo finalizado por las asociaciones memorialistas y las universidades andaluzas a través del Comisariado para la Memoria Histórica de Andalucía. En este trabajo se detallan una a una las fosas localizadas, el contexto histórico en el que se crearon, imágenes y actuaciones realizadas.

El objetivo del trabajo es claro, evitar que el miedo, la represión o la autocensura dejen ocultos episodios clave para conocer un conflicto que, según el estudio que acompaña el mapa, “se convirtió en un deliberado y metódico exterminio del enemigo político (…) que se sirvió de la guerra como contexto y pretexto (…) y dejó un legado de miles de víctimas”. En Andalucía, los represaliados por el franquismo suman 130.199.

El resultado ha sido un necesario mapa del horror en el que se detallan asesinatos, violaciones, escarnios, saqueos, esclavitud, exilio y muchas otras formas de represión. “La más cruel”, explica el informe, “y la más directamente orientada a borrar la memoria del enemigo fue la del asesinato sin causa judicial y el enterramiento en fosas comunes”.

Una de las conclusiones de este ejercicio de memoria es que la guerra dibujó su propio mapa y calendario de muerte. De esta forma, la instauración de los consejos de guerra y del Tribunal de Responsabilidades Políticas, a partir de 1937, supuso que el número de fosas se redujese de 565 a 49. La distribución geográfica también tiene las huellas de la evolución del enfrentamiento. Por eso las provincias occidentales concentran más enterramientos que las que quedaron al Este de la línea entre Peñarroya (Córdoba) y Motril (Granada), donde se estabilizó el frente de guerra.

La mayoría de estas ejecuciones, consideradas penalmente como “desapariciones forzosas”, tuvieron lugar en lugares públicos, como los cementerios. Pero un 30% ocurrió junto a carreteras, caminos y vaguadas. Sobre 17 de ellas se edificó posteriormente.

El mapa es significativo porque el 40% de estas fosas han permanecido ignoradas hasta ahora.

El País (Andalucía)

 


Tribuna de Féliz Azúa: “Los privilegios del fósil”…

diciembre 27, 2010

FÉLIX DE AZÚA 27/12/2010

Durante la Transición se publicó en Barcelona y en catalán una influyente revista, Taula de Canvi, donde escribía buena parte del aparato ideológico del comunismo regional. Su promotor y director era Alfons Comín, un cristiano castrista ya fallecido, con mucho predicamento entre las élites barcelonesas. En el número de julio-agosto de 1977 figuraba un consejo de redacción compuesto por 18 miembros. Todos ellos, con alguna excepción, han hecho importantes carreras dentro de la Administración y buena parte de los mismos aún sigue, 30 años más tarde, entre los directivos más influyentes de la vida oficial catalana. Puede decirse sin miedo a error que esa revista fue el núcleo del mando intelectual de la izquierda revolucionaria catalana que tomaría el poder en la casi totalidad de los centros decisorios de la comunidad.

La maquinaria cultural catalana exige una adhesión total a los que escriben en castellano

Los nacionalistas catalanes desean la capacidad de decidir quién es y quién no es catalán

Josep Benet, Jordi Borja, Josep M. Castellet, Josep Fontana, Cirici Pellicer, González Casanova, Melendres, Molas, Ramoneda, Solé Tura, Vázquez Montalbán y otros miembros del consejo de redacción se cuentan entre los principales responsables de que la vida cultural catalana haya sido lo que es. Treinta años más tarde solo habría que añadir los aliados independentistas con quienes compartieron el poder a partir de la presidencia de Maragall. Cuando los futuros historiadores escriban el relato de la deriva catalana hacia la secesión deberán leer esta olvidada revista.

El número mencionado iba dedicado a un asunto:Escribir en castellano en Cataluña, cuestión que puede parecer cultural, pero que no ha sido nunca sino el fundamento mismo de la ideología nacionalista. En su presentación Jordi Carbonell, coordinador del número, decía: “Escribir literariamente en castellano en los Países Catalanes ha sido siempre un acto con claras connotaciones políticas; por lo menos tantas como escribir en catalán”. Lo de escribir “literariamente” es sugestivo: el juicio político iba contra los escritores “literarios” porque a los demás no era necesario decirles nada, ya sabían cuál era la orden, aunque no la cumplieran: a pesar de las consignas casi todos los camaradas escribían en español en diarios como La VanguardiaTele/Express. Treinta años más tarde sigue sucediendo lo mismo.

Carbonell, medalla de oro de la Generalitat en 2001 y presidente de Esquerra Republicana entre 1996 y 2004, añadía más adelante: “El simple hecho de ‘radicar’ en Cataluña o en los Países Catalanes sin la voluntad de devenir (esdevenir) catalán no convierte a una persona en ‘catalán de radicación”. Esta es la ambición suprema de los nacionalistas catalanes: poseer la capacidad decisoria que determina quién es y quién no es catalán, herramienta totalitaria que nunca han soltado. Treinta años más tarde la segregación sigue intacta. El propio Montilla lo dijo en más de una ocasión: no basta con nacer y trabajar en Cataluña, hay que manifestar una voluntad pública de “ser catalán” para que el poder te considere catalán. Los comisarios controlan la exclusión y otorgan la integración según un metafísico “querer ser catalán” definido oportunamente por el mando.

El fondo de esta dictadura nacional se sustenta en el mito del invasor. Decía Carbonell en su artículo: “El castellano es justamente la lengua que el poder opresor ha querido imponer en un intento de genocidio cultural consecuencia de una política imperialista”. Treinta años más tarde nada ha cambiado, excepto que ahora el mito se enseña en los manuales del Bachillerato. Aunque nadie dude de que la imposición franquista del español sobre el catalán fuera real, lo del “poder opresor” parece que se refiera al Ministerio de la Gobernación y no a lo que antes se llamaba “la burguesía catalana” (auténticos ejecutores del supuesto genocidio), así como a la llegada de los inmigrantes sureños que cargan con la responsabilidad de ser instrumentos de la opresión. La deshonestidad de culpar a los “extranjeros” no solo es una forma insidiosa de xenofobia, sino una mentira que descalifica a quien la dice.

La anterior deshonestidad se completaba con la siguiente frase de Carbonell: “No cabe duda de que los escritores que, viviendo en nuestro país, se expresan literariamente en castellano constituyen un fenómeno cultural inimaginable sin la victoria del fascismo en 1939“. No tener ninguna duda de que el español nunca existió en Cataluña antes de 1939 es el fruto de una ignorancia monumental, de un cinismo rotundo, o de ambas cosas. Sin embargo, 30 años más tarde, esta sigue siendo la verdad oficial.

Tras la introducción, la redacción daba la palabra a los inculpados. Pocos fueron los que contestaron. En tono atemorizado, Carlos Barral aseguraba que él había nacido en una familia bilingüe, pero que tras la muerte de su padre le habían impuesto la lengua materna la cual era “el castellano de la Argentina”, pero que de todos modos él se consideraba “irreductiblemente nacionalista”. Quienes le conocimos sabemos lo que opinaba Barral sobre el nacionalismo catalán. Más audaz, Gimferrer reivindicaba a los escritores en español siempre que, decía, “hagan suyas las reivindicaciones catalanas” de manera que puedan ser aceptados. Vázquez Montalbán reaccionó dignamente. Allí escribió aquello de que asumía su papel de “judío que vive en Praga y escribe en alemán” y que la encuesta le parecía de orden zoológico más que ideológico. Treinta años después, nada ha cambiado.

Los demás encuestados, todos ellos activistas de la Causa, apoyaban con mayor o menor agresividad la liquidación de los catalanes que escribían en español. Triadú, comisario del ala más totalitaria, afirmaba que quienes escribían en español eran franquistas, pero también lo decía Montserrat Roig cuya inteligencia era algo superior a la de Triadú. “Estos escritores nunca han ayudado voluntariamente a que la literatura catalana se desarrollara y han caído en la trampa política del franquismo”, nos sermoneaba Montserrat. El más disparatado era Pedrolo: “Querer pasar por escritor catalán mientras se escribe en castellano equivale a aceptar los planteamientos franquistas”. ¿Querer pasar? ¿Y quién quería pasar? Treinta años más tarde, todo sigue igual.

Que todo sigue igual quiere decir que continúa habiendo gente que escribe en español aunque viva en Cataluña, pero que solo si muestra su inquebrantable adhesión al Régimen es aceptado por la maquinaria cultural catalana. Semejante rareza (o semejante chavismo) solo tiene importancia para el contribuyente. A los que escribimos en español no nos afecta porque ya estamos habituados a los insultos del poder. A quienes escriben en catalán esta situación les favorece. La doctrina política oficial solo tiene como consecuencia un gasto desorbitado, el parroquianismo cultural y la ausencia de oposición o competencia. El resultado es que no por ello ha aumentado la lectura de literatura catalana y que la cultura oficial es de uso exclusivamente local y clientelar. Los sueños de cosmopolitismo cultural, de la Cataluña internacional, de la Barcelona destacada en el mapa europeo y demás quimeras se han fundido en el aire exactamente igual que los miles de millones de euros que ha costado fundirlas.

Hay algo, sin embargo, sobresaliente. Que la así llamada “izquierda catalana” no haya superado ni un milímetro sus posiciones totalitarias de hace 30 años, que mantenga programas culturales que en Europa ya solo defiende la extrema derecha, ofrece algunas indicaciones de por qué el tripartito ha perdido cientos de miles de votos el mes pasado. Sin embargo, no enmiendan: para esta gerontocracia todo ha de seguir como en Taula de Canvi. En cuanto se supo la magnitud del fracaso salieron en tromba los más derechistas del Partido Socialista Catalán a decir que todo había sucedido por no haber sido lo suficientemente nacionalistas. Estos ideólogos delirantes querrían mantener intactas las estructuras de poder de hace 30 años porque garantizan su dominio sobre los demás ysus privilegios por encima de todo el mundo. El arrogante menosprecio con el que se dirigen a sus (ex) votantes indica que jamás aceptarán la realidad social catalana. Es muy chocante ver a un por así decirlo socialista envuelto en la bandera catalana. Es un oxímoron viviente. O quizás agonizante.

Félix de Azúa es escritor.

El País (Opinión)

Félix de Azúa es escritor.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 269 seguidores