El crimen contra la humanidad de los “niños perdidos” del franquismo y el silencio irreal del PSOE…

agosto 8, 2010
Análisis de Miguel Ángel Rodriguez Arias para LA REPÚBLICA.

“La apropiación de niños y niñas durante las últimas dictaduras militares en Argentina y Uruguay fue una práctica corriente y sistemática. Las fuerzas armadas y otros represores, amparados en el Estado, secuestraron a cientos de niños y niñas, los separaron de sus familias biológicas y los entregaron a otras “no subversivas” (en algunos casos las de los asesinos de sus propios padres) (…) La tarea de restitución de la identidad de cada uno de estos niños y niñas que fueron ilegítimamente apropiados, hoy jóvenes, cuenta con el apoyo de todas las fuerzas sociales, democráticas comprometidas con la justicia, porque constituye la violación, por parte del Estado, de uno de los derechos humanos fundamentales: el de conocer su origen y tener una identidad que no haya sido falseada(…)”.

Sé que sorprenderá al lector pero en tales contundentes términos se expresaba nada menos que Leire Pajín – actual Secretaria de Organización del PSOE – no hace muchos años, en uno de los libros de las Abuelas de Mayo y otros colectivos de lucha a la impunidad en Argentina.

Qué extraño que teniéndolo tan claro todavía no haya comentado nada del caso español. No, si al final vamos a tener que renacionalizar a todas nuestras víctimas como argentinos como decía el Gran Wyoming.

Será que ella, como el resto del PSOE, no se ha enterado de la Resolución de 17 de marzo de 2006 del Consejo de Europa, con su histórico “Balance de Crímenes de la Dictadura franquista”, declaración de condena internacional cuyo único antecedente comparable serían las distintas resoluciones contra el régimen “fascista” franquista por parte de la Asamblea General de Naciones Unidas en 1946, cuando se denegó inicialmente la entrada de España en dicha organización antes de la lógica bipolar.   Así, y como expresa con contundencia dicho Balance en sus puntos 72, 73, 74 y 75:

“72. Los “niños perdidos” son también parte de las víctimas del franquismo se trata de hijos de presas cuyos apellidos fueron modificados para permitir su adopción por familias adictas al régimen.

73. Varios miles de hijos de obreros fueron también enviados a instituciones del Estado porque el régimen consideraba su familia republicana como “inadecuada” para su formación.

74. Niños refugiados fueron también secuestrados en Francia por el servicio exterior de “repatriación” del régimen y situados posteriormente en instituciones franquistas del Estado.

75. El Régimen franquista invocaba la “protección de menores”, pero la idea que aplicaba de esta protección no se distinguía de un régimen punitivo. Los niños debían expiar activamente los “pecados de su padre” y se les repetía que ellos también eran irrecuperables. Frecuentemente, eran separados de las demás categorías de niños internados en las instituciones del Estado y sometidos a malos tratos físicos y psicológicos.”

Sin olvidar tampoco, junto a todo lo anterior, otra importante especificidad made in Spain que se ha querido tapar en nuestro país en cuanto al propio trato dispensado a niños y madres en dichos centros y de lo que también se hará eco la resolución europea:

77. “La Iglesia católica de España, estrechamente unida al régimen (…) también jugó un papel muy importante al proveer el personal de numerosos establecimientos penitenciarios, siendo los más tristemente célebres las prisiones de mujeres y los reformatorios para jóvenes cuyos antiguos detenidos han denunciado públicamente los malos tratos físicos y psicológicos que sufrieron por parte del personal religioso”.

Ya sé que no faltará quien, en seguida, diga que esto es todo puro rencor atávico y “guerracivilista” – mío y de la Asamblea  Parlamentaria del Consejo de Europa al parecer – , pero lo que daría por poderlo leer tan clarito algún día en España también, y en una sentencia mejor que en ninguna resolución …

O será que nuestra Leire tampoco se habrá enterado del intento de apertura del caso de los “niños perdidos” por parte de Garzón, aunque creo recordar que llegó a dirigirle buenos deseos y parabienes solidarios varios hace un par de meses. Aunque, eso sí, estoy convencido de que lo diría muy en serio vistas sus recientes declaraciones de la semana pasada, ya se sabe: a diferencia del PP el PSOE no tiene palabras vacías… como se ve perfectamente respecto del genocidio de Franco y la situación de sus víctimas tres años después de su nueva ley….

Tan clarito que lo tenía Leire para Argentina y Uruguay como se ve, con Naciones Unidas y el derecho internacional bien aprendido… está clarísimo, algo pasa con Leire, y con el propio PSOE – con este PSOE – que tras dicha condena internacional del Consejo de Europa, y tras todo lo sucedido con el juez Garzón y su extraña predilección por el turismo de tulipán, aún no han dicho una sola palabra ante el mayor caso de desaparición forzada infantil de Europa. Muy superior al proyecto nazi de desapariciones infantiles del Lebensborn de Himmler, al que el final de la guerra le paró los pies antes de poder embarcar a varios cientos de niños noruegos en aviones de la Luftwafe (link:http://segurquetomba.wordpress.com/…).

Pero ni lo mencionan siquiera en la “ley de la memoria”, ni en ningún otro instrumento o decreto a diferencia de la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad – efectivamente, un “derecho” inalienable como bien decía Leire de fronteras para fuera – , creada en Argentina en el seno del Ministerio de Justicia (http://conadi.jus.gov.ar/home_fl.html)… ni les ha deseado cariños a los padres y madres que se están muriendo en una desgarradora espera por volver a ver una última vez a los suyos…no señor, ni una bendita palabra.

Ni tan siquiera tras el torrente de noticias sobre los casos de desaparición forzada infantil en la Línea de la Concepción en Cadiz, en Sevilla y en otros lugares de Andalucía recogidos hace tan sólo unos días en El País y otros medios, y que se suman así a otros recientes casos también denunciados en la clínica de O’donell de Madrid y otras comunidades. El “Málaga hoy” informaba la semana pasada de la presunta localización de uno de esos pequeños por parte de un detective privado contratado por unos familiares…un detective privado, a falta de toda acción por parte del Estado ante un crimen contra la humanidad.

Y no me cansaré de recordar que dentro del terrible abanico de cuatro décadas de desapariciones infantiles impunes – entre el año 39 y el final de la dictadura – en esos concretos casos hablamos de desapariciones forzadas infantiles perpetradas en los años 60 y 70: hablamos de “niños perdidos” que rondan hoy los 40 años de edad, que van por la calle sin tan siquiera tener el derecho a conocer su propio nombre, hablamos de sus hermanos y familiares que les buscan.

Y por todo ello – y ante el profundo calado penal internacional y constitucional de toda esta situación – sorprende mucho más, si cabe, semejante silencio completamente irreal por parte del PSOE y el hecho de que su Gobierno no haya movido todavía un solo dedo para buscar  a tales víctimas y para apoyar a estas familias, ¿hasta cuándo?

Comentarios o impresiones a Leire Pajín:http://www.psoe.es/ambito/organizac…

Miguel Ángel Rodríguez Arias es militante del PSOE, profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, autor del libro “El caso de los niños perdidos del franquismo: crimen contra la humanidad” y otros trabajos pioneros sobre desapariciones forzadas del franquismo que dieron lugar a las actuaciones de la Audiencia Nacional.

Enlace enviado por Miguel Ángel Rodríguez Arias vía Faceboock:

http://www.larepublica.es/spip.php?article20845


40 años de la “caída” de La Moraleja…

agosto 8, 2010

JUAN MORENO


La reunión de La Moraleja constituyó uno de los mayores fracasos de la Brigada Político-Social pues, en un momento crucial, podían haber descabezado a Comisiones Obreras si hubieran detenido allí a los principales dirigentes como por ejemplo Cipriano García de Cataluña o Fernando Soto de Sevilla.

Manifestación sindical en la década de los setenta

En plena dictadura, dos años antes de la detención en Pozuelo de Alarcón de diez miembros de la Coordinadora General de CCOO, que dio pie al famoso “Proceso 1001”, los días 25 y 26 de julio de 1970, “las llamadas Comisiones Obreras”, como gustaba denominarlas a la prensa franquista (casi toda), habían tenido más suerte. Los más de cien asistentes a la VI Reunión General de CCOO, su órgano más amplio (que se reunía de tarde en tarde) pudieron, casi todos, escapar del colegio y convento de la Sagrada Familia, situado en la urbanización privada de La Moraleja en Alcobendas.

El comisario jefe de la Brigada Político-Social, Saturnino Yague y el no menos tristemente famoso comisario Conrado Delso, debieron frotarse las manos al creer que iban a dar un golpe definitivo a las Comisiones (algunos de sus líderes estaban ya en la cárcel como Camacho o Ariza) que, desde hacía años, y de forma acentuada aquel de 1970, estaban impulsando un movimiento huelguístico que era la mayor amenaza para el Régimen. Hubo paros en las minas de Asturias y en fábricas de Barcelona, Madrid, Pamplona, Zaragoza, en la construcción de Sevilla…

La misma semana de la reunión, en Granada se estaba llevando a cabo una huelga general de la construcción en cuyo primer día la policía disparó y mató a tres trabajadores, y a la semana siguiente el “metro” de Madrid paró por primera vez desde la Guerra Civil y el Gobierno hubo de recurrir a militarizar a los trabajadores para que volvieran al trabajo.

La Reunión General se había convocado para evaluar las posibilidades de avanzar hacia una movilización general que se concretó en la convocatoria de una Jornada de lucha por la Amnistía. Asimismo acordaron volver a participar en las elecciones de enlaces sindicales que iban a celebrarse en 1971 después de haber sido retrasadas por el temor del Sindicato Vertical a un éxito de las Candidaturas Democráticas como en 1966.

Tratándose de una asamblea muy numerosa, para la policía no debió ser difícil seguir a alguno de los participantes desde su lugar de origen hasta Madrid pues casi todos eran militantes conocidos, muchos de ellos despedidos de sus empresas o desposeídos de sus cargos sindicales legales, en la ofensiva represiva agudizada entre 1966 y 1967, y casi todos fichados. En Madrid, la labor de despiste hecha por los organizadores, mediante grandes rodeos en autos para llevar a los delegados hasta La Moraleja, sirvió al menos para retrasar la localización.

El segundo día, la “Social” dio con el lugar, pero su llegada despertó las sospechas de los dirigentes de Comisiones, Nicolás Sartorius y Antonio Gallifa que también se habían acercado a vigilar la entrada de la urbanización privada y dando la alarma salieron todos (el segundo día habían acordado que la asistencia fuera reducida) en coches por la parte de atrás de la urbanización por un camino de tierra que previsoramente, en busca de salidas, habían explorado el día antes.

Solo uno, de León, se quedó rezagado y fue detenido y después lo serían los sevillanos Francisco Acosta y Luz María Rodríguez. Estos solo habían participado en la primera jornada pero se habían quedado hasta el día siguiente en Madrid para recoger a los otros sevillanos y al llegar y encontrarse con la policía alegaron que se acaban de casar hacía muy pocos días, cosa cierta, y que estaban de viaje y se habían perdido. Pero su matrícula también estaba anotada en la entrada de la urbanización por lo que quedaron arrestados. Luz María pidió ir al baño y allí intentó deshacerse de un boletín de CCOO pero era demasiado para la taza del retrete, ya que según le dijeron en la DGS la monja que la acompañó al baño lo sacó, y entregó.

Fernando Soto, que estuvo en la reunión, en su libro Por el sendero de la izquierda y Fernando Jáuregui y Pedro Vega en el suyo Crónica del antifranquismo relatan esta anécdota. Hace poco Paco Acosta me contaba que fue a Madrid porque solía participar en esas reuniones y que en aquellos años de lucha y recién despedido de su empresa pensar en un verdadero viaje de novios era absurdo. Todavía tuvieron la suerte de que la abogada Cristina Almeida convenciera al juez de que dejara en libertad sin cargos a su mujer alegando su minoría de edad.

A la altura de Ciudad Real la Guardia Civil metralleta en mano interceptó el auto en el que volvían a Puertollano Pedro Ruiz, el líder obrero de esa localidad y otros delegados. La redada continuó días después en Madrid, donde entre otros detuvieron a Antonio Gallifa y Luis Royo, que habían alquilado el local, mientras Sartorius se libró por los pelos. Varios más cayeron en Sevilla, Córdoba y Bilbao, llegando hasta unos quince.

Los detenidos tal vez por no haber sido pillados “in fraganti” sino de forma diseminada y por la escasez de pruebas, fueron puestos en libertad provisional. Algunos de ellos, y de los escapados, pasaron a la clandestinidad. Para evitar que la hermana superiora, que ya había reconocido ante la policía a algunos de los asistentes, se ratificara en el trámite procesal, Antonio Gallifa pidió a monseñor Echarren, que mediara ante ella, pero la monja dijo que “no quería jurar en falso”. Al final parece que el obispo progresista la convenció pues no fue a declarar.

La reunión de La Moraleja constituyó uno de los mayores fracasos de la Brigada Político-Social pues, en un momento crucial, podían haber descabezado a Comisiones Obreras si hubieran detenido allí a los principales dirigentes como por ejemplo Cipriano García de Cataluña o Fernando Soto de Sevilla y a los de las demás zonas. Cuando se produjo un nuevo golpe con las detenciones del “1001” en 1972, el movimiento obrero estaba ya en fase expansiva que no se detendría hasta la ruptura democrática de la cual fue protagonista decisivo.

Juan Moreno es Consejero del Comité Económico y Social Europeo

Nueva Tribuna.es


La asociación Memoria Histórica critica la destrucción de fosas de la Guerra Civil…

agosto 3, 2010

Lo califican de ‘ultraje y humillación’ la violación de estos lugares…

La Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia condena la destrucción de los lugares que puedan albergar restos de la Guerra Civil y el franquismo y defiende la protección de dichas zonas, tras el comienzo de las primeras obras para la construcción de una urbanización en Alfacar (Granada).

La asociación ha aclarado que “no es la primera vez que ocurre” y que existen muchas denuncias de familiares que informan de que las fosas comunes de la Guerra Civil y del franquismo no han sido respetadas, ya que “se han construido encima carreteras, edificios, plazas públicas, parques o nichos que las han ocultado”.

“Están soplando muy malos vientos para los que siguen exigiendo verdad, justicia y reparación para los crímenes del franquismo”, señala la asociación, que considera que abordar este tema es “una cuestión de higiene social ineludible“, para realmente poder cerrar esa herida y “construir sobre bases sólidas el futuro”.

Memoria Histórica reclama la protección física y jurídica de todos los lugares susceptibles de albergar restos de represaliados por el franquismo y califica de “ultraje y humillación” la violación de estos lugares.

El Mundo.es vía google noticias

NOTICIA RELACIONADA:

La Asociación Memoria Histórica condena la creación de un parque  Ideal Digital

Foto de archivo. Carpas durante las excavaciones en Alfacar.


Sebastián Pérez dice que no ve en el monolito a Primo de Rivera una exaltación del fascismo sino “una obra de arte”…

agosto 2, 2010

El presidente de los populares granadinos y concejal de la Presidencia en el Ayuntamiento de Granada considera que retirar la obra sería de “talibanes progres”…

Monumento en memoria de José Antonio Primo de Rivera instalado junto al Palacio de Bibataubín :: G. MOLERO/IDEAL

EUROPA PRESS | GRANADA

El presidente del PP de Granada, Sebastián Pérez, no ve en el monumento dedicado a la memoria de José Antonio Primo de Rivera, situado en la céntrica plaza de Bibataubín, en la capital granadina, una exaltación del fascismo sino “una obra de arte” del “mejor escultor granadino del siglo XX”, Francisco López Burgos.

Según señaló en una entrevista, el hecho de que el monolito recuerde al fundador de la Falange nada tiene que ver, en su opinión, con su “calidad artística”. “Como si estuviera dedicado a Concha Piquer, lo importante es el valor que tiene”, mantuvo el también concejal de la Presidencia en el Ayuntamiento de Granada, que consideró que atender a las demandas de la Asociación de Memoria Histórica y retirarlo sería de “talibanes progres”.

En su opinión, “hay que poner un poco de sentido común en esta historia” porque, de lo contrario, “triunfaría el rencor y el odio” abriendo unas heridas que, a su juicio, “ya están cerradas”. “La Memoria Histórica ve manos facciosas y cosas muy raras, pero la verdad es que la gente que pasa por allí no ve nada de eso. Además la escultura lleva 30 años allí y nadie ha hecho nunca nada por quitarla”, incidió.

Para el presidente de los populares granadinos, la postura del Ayuntamiento se justifica en que “no está defendiendo el fascismo, sino la propia Ley de Memoria Histórica, que dice que cuando una obra tiene una calidad artística tendrá que respetarse”. “Nosotros creemos que López Burgos y esa obra, que es la única de esas característica del escultor en Granada, merecen todo el respeto de la ciudad”, manifestó.

“Yo conozco la obra de López Burgos y su repercusión mundial, por eso creo que los que se llaman culturetas de la progresía granadina ya quisieran tener su nivel cultural y artístico”, apuntó el responsable político, para quien el PSOE, IU y la Memoria Histórica tienen una “obsesión enfermiza” que, a su juicio, no es lo más importante en época de crisis.

El asunto está en manos de los tribunales, ya que la Abogacía del Estado presentó un recurso contra el acuerdo adoptado en el pleno del mes de febrero del pasado año por el que el equipo de gobierno rechazó la retirada del monolito de la plaza, propuesta conjuntamente por los grupos de la oposición, PSOE e IU. Además, el de la Abogacía del Estado no es el único recurso planteado, ya que la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (Agrmh) ya presentó otros dos, para que el juez dirima también si el citado acuerdo contraviene el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, por el que se insta a las administraciones públicas a la retirada de cuantos símbolos o insignias que hagan exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil o de la represión franquista.

Fueron escritores e intelectuales granadinos los que alzaron en primer lugar su voz contra el monolito instalado en 1972 en pleno centro de Granada, entre ellos, autores como Luis García Montero, José Carlos Rosales, Alvaro Salvador, Juan Vida, Fernando Valverde, Daniel Rodríguez Moya o Javier Bozalongo, que editaron de su bolsillo el libro de poemas ‘Un árbol en lugar de una estatua’. Los promotores de la iniciativa sostienen que la estatua, lejos de ser un homenaje a una persona concreta, constituye un homenaje a una ideología.

Europa press vía google noticias

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS:

El PP defiende como obra de arte una escultura a Primo de Rivera Diario Jaen


Garzón dice que su intención es recuperar el puesto en la Audiencia Nacional…

julio 21, 2010

Madrid, 21 jul (EFE).-

El juez Baltasar Garzón, suspendido de sus funciones después de que el Tribunal Supremo (TS) le abriera juicio por declararse competente para investigar las desapariciones durante el franquismo, ha dicho que su intención, si la causa concluye de forma favorable, es recuperar el puesto en la Audiencia Nacional.

Baltasar Garzón

“Sin perjuicio de la decisión que uno tome en su vida posteriormente”, ha añadido Garzón, en una entrevista en el diario “El País”, recogida por Efe.

El juez, quien el pasado 14 de mayo fue suspendido cautelarmente de sus funciones en la Audiencia Nacional por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), ha hecho hincapié en que está tranquilo y seguro de que “al final se impondrá lo que corresponda en Justicia”.

Además, ha asegurado que no se arrepiente de las decisiones que adoptó en relación a los crímenes del franquismo porque fueron tomadas “consciente y reflexivamente”.

“Es la interpretación de las normas jurídicas nacionales e internacionales las que te llevan a tomar esa decisión; puede haber opiniones discrepantes, pero no es cuestión de arrepentimiento, sino de aplicar las normas que corresponden”, ha añadido.

Preguntado sobre si un país puede desterrar la memoria histórica ha dicho que “es difícil y, además, es una equivocación”.

Garzón actualmente trabaja como consultor externo de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en La Haya (Holanda), trabajo, a su juicio, diferente a lo que era el día a día de las investigaciones de la Audiencia Nacional.

Según ha explicado, siempre ha tenido una profesión al trabajo muy clara, enseñada desde la infancia por sus padres, y eso es lo que está haciendo en La Haya.

También ha explicado que es víctima de una campaña mediática, que incluso en su pueblo -Torres (Jáen)-, “que sí estuvo a la altura de la ética colectiva al margen de ideologías, se ha acosado a gentes tratando de sacar donde no había e inventar historias”.

Sobre si se siente más optimista sobre el final de ETA ha contestado que “sin lugar a dudas”, ya que “la política que se está haciendo es la correcta”.

“Hay una coherencia en la acción política frente al terrorismo de todas las fuerzas democráticas y -ha dicho- así debería ser en otros ámbitos de la política”.

Robles pide la "máxima y absoluta confianza" en el Tribunal Supremo

EFE via Yahoo! España Noticias

OTRAS NOTICIAS  RELACIONADAS.

Conde-Pumpido no se inhibirá en la investigación de la Fiscalía por la moción de Ferrol de apoyo a Garzón

Barrionuevo critica que el PSOE proteja a Garzón

Garzón dice los ayuntamientos tienen derecho a apoyarle

Más noticias sobre Baltasar Garzón


Cultura presenta el Portal de Víctimas del Franquismo…

mayo 31, 2010

Lunes, 31 de Mayo de 2010 hoyesarte.com

La subsecretaria del Ministerio de Cultura ha presentado hoy el proyecto de difusión del patrimonio documental sobre las víctimas de la guerra y represaliados del Franquismo. Este portal se constituye como un “memorial virtual” en el que se pueden consultar los nombres de aquellas personas que sufrieron la conculcación de sus derechos fundamentales desde 1936 hasta 1977.

La individualización de las víctimas, que por el momento asciende aproximadamente a 750.000, ha sido posible gracias al vaciado sistemático de sus nombres de la documentación represiva conservada en los archivos estatales gestionados por Cultura.

Honrar y recuperar

Su propósito es hacer posible que los ciudadanos de nuestro país honren y recuperen para siempre a todos los que directamente padecieron las injusticias y agravios producidos por motivos políticos, ideológicos o religiosos.

Para ello, junto a sus nombres, se indican las referencias documentales para que los ciudadanos que lo deseen puedan solicitar copia en los respectivos archivos o descargarlos si los documentos han sido digitalizados.

Estructura homogénea

El Ministerio de Cultura prosigue con el desarrollo de la Ley de Memoria Histórica que, además de crear el Centro Documental de la Memoria Histórica, emplazaba al desarrollo de unas políticas públicas dirigidas al conocimiento de nuestra historia y al fomento de la memoria democrática.

El Portal es fruto de la fusión de diferentes bases de datos realizadas en los últimos veinte años a través de distintos proyectos e iniciativas aisladas, pero que adolecían de la falta una estructura homogénea y tampoco compartían el software, los formatos y la estructura informática.

Acceso al Portal de Víctimas

Enlace:

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 268 seguidores