Memoria del 1 de febrero…

febrero 1, 2009

6137_cartelgenerico_pequeno

Madrid, 1 feb (EFE).- Alrededor de medio millar de personas han secundado hoy las concentraciones convocadas por la Federación Estatal de Foros por la Memoria en varias ciudades españolas para exigir al Gobierno que asuma su responsabilidad en la reparación a las víctimas del franquismo y las exhumaciones de los desaparecidos.

La nieve, el frío y la lluvia no han alterado los actos convocados este mediodía en Madrid, Málaga, Granada, Huelva, Segovia, Toledo, Gijón, y la localidad de Arenas de San Pedro, en Ávila, tras los que se ha leído un comunicado para lamentar la “inhibición” de los tribunales en las causas relacionadas con la represión franquista.

“Es hora de movilizarse”, consideran los miembros del Foro, para que se haga patente que “los actos represivos del franquismo son crímenes contra la humanidad cubiertos por un manto de silencio y de impunidad, y que las víctimas del franquismo y sus familiares nos encontramos en una situación de manifiesta indefensión legal”.

La concentración de Madrid, que se ha celebrado a las puertas del Tribunal Supremo, ha concluido con la lectura por parte de la escritora Rosa Regás de las cartas de despedida que escribieron dos de las víctimas del régimen franquista antes de ser fusilados.

Con retratos de sus familiares desaparecidos y bajo una intensa nevada, más de medio centenar de personas han secundado esta convocatoria, en la que el presidente de la Federación, José María Pedreño, ha denunciado que las víctimas del franquismo “son las más olvidadas” y ha anunciado que “ante la pasividad” del Gobierno han decidido “salir a la calle”.

“El Gobierno lo que ha hecho es dejar en manos de las asociaciones y los familiares la responsabilidad de las exhumaciones, que debe asumir el Estado”, ha señalado a Efe Pedreño.

La concentración de Granada ha tenido lugar a las puertas del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), donde medio centenar de personas ha reclamado la “intervención leal” de los tribunales en materia de memoria histórica y la consideración de las desapariciones como delitos de lesa humanidad, “siguiendo el ejemplo de Chile y Argentina y para que no prescriban”.

Al mismo tiempo, en Málaga medio centenar de personas ha emprendido hoy una marcha desde el centro de la capital a la vecina localidad de Rincón de la Victoria en recuerdo de los malagueños fallecidos en la denominada huida por la carretera de Málaga a Almería en 1937.

La huida de malagueños hacia Almería se produjo al entrar las tropas franquistas en Málaga en febrero de 1937 en un episodio conocido como la “desbandá”, en el que decenas de miles de personas, entre ellas mujeres, niños y ancianos, fueron atacadas por tropas italianas y franquistas y bombardeadas por aviones y barcos, lo que causó numerosas muertes.

En Toledo, han sido alrededor de cien personas las que se han concentrado en la plaza del Ayuntamiento, donde el presidente del Foro por la Memoria de Castilla-La Mancha, Emiliano Sales, ha recordado a algunos de los represaliados y ha tenido unas palabras de reconocimiento para las mujeres que sufrieron las consecuencias de la Guerra Civil y fueron acusadas de ser “rojas o familia de rojos”.

También en Segovia algo más de medio centenar de personas se han dado cita en la Plaza Mayor con una pancarta en la que se leía “360 asesinados por defender la legalidad democrática”, en referencia a las víctimas de la represión del régimen franquista contabilizadas en esta ciudad.

Los familiares de los represaliados y algunos supervivientes de la Guerra Civil han seguido con emoción estas concentraciones, que se han reproducido en Huelva y Gijón.EFE slp.del/br


Cartas leídas por Rosa Regás, durante la concentración de Madrid:

febrero 1, 2009

Carta de despedida de Jesús Larrañaga a su mujer el 21 de enero de 1942

“Querida Carmen: Te escribo momentos antes de perder mi vida ante el piquete de fusilamiento. No sé cuando podrás regresar a España y leer mis últimas impresiones.

Quiero decirte algunas cosas de interés. Siempre nos quisimos bien y colaboramos juntos. El hecho de que mi muerte nos separe no borra para ti, no prescribe, el cumplimiento de deberes que nos eran comunes y que, con gran dolor de mi parte, tendrás que cumplir tu sola. Me refiero a nuestros hijos. Quiéreles como madre y atiéndeles solicita y cariñosa, pero, sobre todo, háblales de mi vida, de mi lucha, de mis ideales, de mi muerte…Ellos comprenderán mejor sus deberes como hombres. En estos menesteres te encontrarás con ayudas valiosas de aquellos que son camaradas y amigos, a quienes tanto debo yo.

Es mi última voluntad: la de que mis hijos mejoren con su esfuerzo y trabajo el de su padre; es mi deseo que luchen por un mundo mejor, por una España llena de felicidad, de bienestar y progreso. Di a Miren que tiene ya 15 años, a Eustaqui que tiene 14 y a Rosita que cumplirá pronto los 8, que les quiero mucho y muero acordándome de ellos.

Querida Carmen, hasta siempre. Besos y abrazos de tu esposo que te quiere.

Jesús”

386_5_1defebreromadrid49301

Carta de despedida de Lorenzo Pérez. “Santander a 9 de Diciembre de 1937

Queridísimos padres: Muy duro y muy amargo ha de ser este rato en que estas líneas leguen a vuestro poder. Quiero desahogar todo cuanto mi conciencia y mi corazón me dictan en los últimos momentos de vida que me quedan.

A ti, madre querida, que toda tu vida te sacrificas­te por tus hijos y que fuiste una mártir para educar a tus hijos y senderarlos por el camino de la virtud y el trabajo y que ellos, todos en general, te obedecieron y supieron conducir por buen camino como hijos modelo de admiración y respeto para con sus padres y resto de la humanidad, que está hoy corrompida y llena de odios y venganzas ruines y rastreras, por personas que en ningún momento pensaron en amar y guardar los respetos al prójimo, a pesar que ellos son los que blasfeman y quieren hacer ver a los demás que lo practican y que yo lo veo en mí mismo y en los demás compa­ñeros, por desgracia para vosotros y para nosotros. Pero que estén seguros todos estos miserables, que llegará el día, quizá no muy lejano que el mundo en­tero los ha de juzgar y darlos su merecido, por traidores y asesinos de la clase trabajadora.

Y por eso, madre querida, ten resignación y fe, que este hijo que hoy te hace pasar el peor rato quizá de tu vida, muere con la conciencia muy tranquila y muy orgulloso de haberse sabido conducir por el camino que su conciencia le trazaba que debía seguir. Y cuando más fe tenia de poder ver mis deseos coronados, surgen los caníbales y los chacales de enemigos y me siegan la vida. Pero no te aflijas, madre querida que como te digo, tu hijo muere como un hombre honrado como fue toda su vida y más que nada defensor de la clase trabajadora, por lo cual estos canallas me quitan la vida.

Y a ti, padre querido, lo mismo te digo, que no te aflijas por estos tres hijos que con el sudor de tu frente y a costa de sacrificios, que éstos que hoy por desgracia te faltan, saben morir como lo que fueron toda su vida, hombres y trabajado­res honrados; no como nuestros enemigos nos juzgan, sino todo lo contrario. Porque de todo cuanto nos acusan, es falso y en realidad lo son ellos. Y porque tus hijos, como tú sabes, no son ladrones ni asesinos y, por lo tanto, os digo que podéis tranquilos llevar la frente muy alta por donde quiera que vayáis y estéis, y podéis escupir a la cara a los culpables de la muerte de vuestros hijos y de tantos compañeros como nos están arrebatando y que yo no creo oportuno indicaros aquí porque de sobra sabéis quienes son los culpables de todo lo que ha pasado en ese Ayuntamiento y que a mí me eliminan.

Yo, como os digo, muero con toda mi entereza y convenci­do de que nuestras aspiraciones se lleguen a conse­guir sin tardar quizás mucho tiempo y una vez logrado el triunfo ansiado, los que tengan la suerte de poderlo ver y disfrutar de ello, sabrán hacer justicia, para asegurar de una vez para siempre la paz de España y del mundo entero. Y éstos sabrán aprovechar bien la lección que estos traidores y asesinos nos han dado.

Así que ánimo, queridos padres, que la República querida sabrá corresponder con sus mártires y con aquellos que perdieron a sus hijos por salvarla.

!Honor a los caídos!

Lorenzo Perez”

386_10_1defebreromadrid4966


Contra la injusticia y la climatología…

febrero 1, 2009
Cabecera de la concentración

Cabecera de la concentración

1 de febrero 2009, Madrid.

Hoy, a las doce horas, se han concentrado unas 80 personas delante la sede del Tribunal Supremo, para reclamar Verdad, Justicia y Reparación para las victimas del franquismo.

Bajo una intensa nevada y desafiando las inclemencias meteorológicas el grupo presente, (de varias asociaciones y también de ninguna afiliación) portaban numerosas fotografías de familiares victimas del franquismo, banderas republicanas y lemas reivindicativos. He podido comprobar que las victimas aquí representadas eran originarias de las diferentes provincias del Estado. Una vez el conjunto considerado al completo, dando la espalda al T.S. y mirando hacia la Audiencia Nacional, la señora Rosa Regás, escritora, venida expresamente de Gerona para este acto, leyó dos cartas de compañeros a sus familias que redactaron momentos antes de ser fusilados por las fuerzas facciosas. La tinta del texto corrida por la nieve y las hojas pegadas no deslucieron la emoción y la sinceridad de la lectura de tan tremendos testimonios. ¡Bravo! y aplausos agradecieron su vibrante lectura. Es de remarcar que ningún eslogan fue mencionado por los organizadores, solo se proclamó un ¡Viva la República! respondido de ¡VIVA! por las tres generaciones , hijos, nietos y biznietos que claramente se podían percibir entre los concentrados.

Dado el acto por concluido, nuevas citas son propuestas como acción unitaria para todas las asociaciones memorialistas sin distinción.

En representación de “La Memoria Viv@” y arropado por ocho retratos de familiares (y un dibujo de una paloma) de nuestros colaboradores*, con dignidad y solidaridad.

Un saludo fraternal.

Pedro-Vicente Romero de Castilla Ramos.

*José-María y Cipriano, Isabel, Leonor, Sylvie, Antonio, Jordi y Aurora, y Raquel.

Esta es la gente que nos da fuerza para seguir...

Esta es la gente que nos da fuerza para seguir...

Fuencisla Benavente Rubio también acudió con su hija Helena, al igual que Lucas, Miguel y Lucía, que me ayudaron a llevar las fotos.

La Memoria Viv@ en cabecera garcais a nuestros amigos

La Memoria Viv@ en cabecera gracias a nuestros amigos Marçal (Armh Illes Balears) y Miguel (Socialismo Libertario)

Esta mañana un grupo de valientes estuvieron frente la Audiencia Nacional solicitando tal y como indicaba el lema de la pancarta principal “Verdad, justicia y reparación”. Poca asistencia en un día donde la climatología no acompañó para nada, pero, nunca mejor dicho: “Más vale sólos que mal acompañados”.

Ellos estuvieron también con un buen cicerone

Ellos estuvieron también, con un buen cicerone

No han luchado únicamente contra la climatología, sino que lo han hecho contra la injusticia, a la vez que contra la indiferencia de todos aquellos que desde sus cómodas posiciones alardean de una lucha titánica por la recuperación de la memoria. Recuerdan tristemente a los progres de Mayo del 68. Aquellos que iniciaron una revolución y movimiento social iniciado desde la base en las universidades, para continuar con las movilizaciones masivas en la calle y que terminó con los mismos, en las poltronas cómodas de las grandes empresas, vistiendo de Armani o simplemente abandonados en el tiempo y el olvido.

dsc_0028Cuando las cosas no se hacen por miedo, no se hace nada; y esa, es la peor de las acciones y decisiones que podemos tomar. Ya lo he escrito una infinidad de veces y es casi un precepto para mí: “Más vale una pequeña acción que una gran intención”.

Ellos no tenian frio, sentian el calor de todos, en especial de  ellos...

Ellos no tenían frío, sentían el calor de todos, en especial de ellos...

No pretendo criticar ni recriminar a nadie, simplemente ofrezco mi punto de vista, pensando que el día de mañana todo el movimiento memorialista estará más unido de lo que lo está actualmente. Es tan lícito haber estado en la concentración, como no haber estado. Pero no sé y tengo mis serias dudas, si la repercusión y el apoyo hubieran sido generales y por todos/as los grupos y asociaciones, si la climatología hubiera o no influido en el resultado final.

Lo último que se pierde es la esperanza...

Lo último que se pierde es la esperanza...

De todos modos, gracias a todos los valientes que habéis estado representando a todos/as los afectados en un día infame por el tiempo y por el olvido.

Salud, libertad y Memoria para todos/as.

Jordi Carreño Crispín.


Endavant Catalunya (Adelante Cataluña)…

febrero 1, 2009

6117_cartell_concentracio_tsj_Parece ser que hoy los elementos se han aliado contra la concentración de Madrid,ya que está nevando con fuerza, lo que probablemente dificulte la acción y la concentración. Pero aún así, los nuestros han plastificado las fotografías en blanco y negro y de color sepia y han salido a la calle.

Ánimo a la gente de Cataluña para el día 9 de febrero, en especial a Barcelona, su provincia y alrededores que son los que más posibilidades tienen de salir a la calle. ¡Endavant Catalunya! La Memoria Viv@ estará con vosotros….

Agenda

Concentració 9 de febrer, Barcelona, a les 19 hores, davant el TSJ de Catalunya
Veritat, Justícia i Reparació per a les víctimes del franquismo
(Col·lectiu Republicà del Baix Llobregat, 29-01-2009)

CONCENTRACIÓ, 9 DE FEBRER A LES 19 HORES DAVANT EL TSJ DECATALUNYA: VERITAT, JUSTICIA I REPARACIÓ PER A LES VÍCTIMES DEL FRANQUISME

El proper dia 9 de febrer, dilluns, a les 19 hores, ens concentrarem davant el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, Passeig Lluis Companys 14-16, per a demanar Veritat, Justícia i Reparació per a les víctimes del franquisme. D’aquesta manera ens sumem a altres actes que sota la mateixa consigna es faran a la resta de l’estat el mes de febrer.

Es convoca a tothom que vulgui exigir JUSTÍCIA a concentrar-se amb les fotografies dels seus familiars represaliats pel franquisme, si pot ser amb format A-4, amb el nom d’aquest i el subtítol: assassinat o condemnat, segons el cas. Hem de posar rostre a les víctimes de la barbàrie feixista perquè no ens mirin als afectats com una xifra d’una freda estadística, sinó que vegin que sentim encara el dolor per les injustícies que es van cometre amb els nostres éssers estimats. Els antifeixistes també tenien cor, pares, mares, companyes, companys, filles i fills, familiars i amics. Nosaltres no oblidem.

Els que no tinguin familiars represaliats que portin els rostres d’en Grimau, Granados, Delgado, Companys, Puig Antich, Ruano, Baena, …. per desgràcia són molts els que esperen justícia.

Lema que es mostrarà a la pancarta:

“Prou impunitat per als crims del franquisme.

les víctimes exigim justícia i reparació de veritat”.

Anul·lació del judici al President Companys i de tots els judicis del franquisme!

PREGUEM DIFUSIÓ.

Gràcies a totes i a tots.

Entitats que recolzen aquesta concentració:

Associació Ateos y Republicanos

Associació Pro-memòria als Immolats per la Llibertat a Catalunya

Ateneu Republicà Gràcienc

Col·lectiu Republicà del Baix Llobregat

Asociación La Memoria Viv@

Comissió de la Dignitat

Memorial Democràtic de Treballadors de Seat

IMPORTANT:

A totes les entitats que vulguin afegir-se a aquesta concentració com a promotores poden enviar els seus logos a baixllrepublica@gmail.com, per a posar-los a la pancarta, quan més aviat millor.


El castigo a los vencidos…

febrero 1, 2009

4561_casanova-795863

TRIBUNA: JULIÁN CASANOVA

El 26 de enero de 1939 las tropas de general Franco entraron en Barcelona. Unos días después, el 9 de febrero, “próxima la total liberación de España”, Franco firmó en Burgos la Ley de Responsabilidades Políticas, el primer asalto de la violencia vengadora sobre la que se asentó la Dictadura. La ley declaraba “la responsabilidad política de las personas, tanto jurídicas como físicas” que, desde el 1 de octubre de 1934, “contribuyeron a crear o agravar la subversión de todo orden de que se hizo víctima a España”, y las que, a partir del 18 de julio de 1936, “se hayan opuesto o se opongan al Movimiento Nacional con actos concretos o con pasividad grave”. Cientos de miles de españoles participaron en el terror que Franco desató contra los republicanos Todos los partidos que habían integrado el Frente Popular, y sus “aliados, las organizaciones separatistas”, quedaban “fuera de la Ley” y sufrirían “la pérdida absoluta de sus derechos de toda clase y la pérdida de todos sus bienes”, que pasarían “íntegramente a ser propiedad del Estado”. La puesta en marcha de ese engranaje represivo y confiscador causó estragos entre los rojos y los vencidos, abriendo la veda para una persecución arbitraria y extrajudicial que en la vida cotidiana desembocó muy a menudo en el saqueo y en el pillaje. Hasta octubre de 1941 se habían abierto 125.286 expedientes y unas 200.000 personas más sufrieron la “fuerza de la justicia” de esa ley en los años siguientes. La ley quedó derogada el 13 de abril de 1945, pero las decenas de expedientes en trámite siguieron su curso hasta el 10 de noviembre de 1966. Las sanciones que la ley preveía eran durísimas y podían ser, según el artículo 8, de tres tipos: “restrictivas de la actividad”, con la inhabilitación absoluta y especial para el ejercicio de profesiones; “limitativas de la libertad de residencia”, que conllevaba el extrañamiento, la “relegación a nuestras posesiones africanas”, el confinamiento o el destierro; y “económicas”, con pérdida total o parcial de los bienes y pagos de multas. Ilustres republicanos, autoridades políticas y dirigentes sindicales cayeron bajo el peso de esa ley, que castigó a miles de personas ya asesinadas, desterradas, exiliadas, presas o “en paradero desconocido”. Los afectados y sus familiares, condenados por los tribunales y señalados por los vecinos, quedaban hundidos en la más absoluta miseria. De acuerdo con la ley, el juez instructor debería pedir “la urgente remisión de informes del presunto responsable al Alcalde, al Jefe Local de Falange, Cura Párroco y Comandante del puesto de la Guardia Civil del pueblo en que aquél tenga su vecindad o su último domicilio, acerca de los antecedentes políticos y sociales del mismo, anteriores y posteriores al 18 de julio de 1936”. La ley marcaba así el círculo de autoridades poderoso y omnipresente, de ilimitado poder coercitivo y administrativo, que iba a controlar durante los largos años de la paz de Franco haciendas y vidas de los ciudadanos: el alcalde, que era además jefe local del Movimiento, el comandante de puesto de la Guardia Civil y el párroco, una triada de dominio político, militar y religioso. La Ley de Responsabilidades Políticas brindó la oportunidad a la Iglesia católica, por medio de los párrocos, de convertirse en una agencia de investigación parapolicial. No era suficiente con que la Iglesia, colmada de privilegios con la victoria, recuperara su papel de guardián de la buena moral y de las buenas costumbres. Los párrocos se convirtieron, gracias a esa ley, en investigadores públicos del pasado de todo vecino sospechoso de haber “subvertido el orden” y, por supuesto, de haber “atacado a la Iglesia”, acusaciones bajo las que podían implicar a los supuestos responsables y a toda su familia. Con sus informes, aprobaron el exterminio legal organizado por los vencedores y se involucraron hasta la médula en la red de sentimientos de venganza, envidias, odios y enemistades que envolvió la vida cotidiana de esas pequeñas comunidades rurales en la posguerra. Los odios, las venganzas y el rencor alimentaron el afán de rapiña sobre los miles de puestos que los asesinados y represaliados habían dejado libres en la administración del Estado, en los ayuntamientos e instituciones provinciales y locales. Un porcentaje elevadísimo de las plazas “vacantes”, hasta el 80%, se reservaba para ex combatientes, ex cautivos, familiares de los mártires de la Cruzada, y para tener acceso al resto había que demostrar una total lealtad a los principios de los vencedores. Ahí residía una de las bases de apoyo duradero a la dictadura de Franco, la “adhesión inquebrantable” de todos aquellos beneficiados por la victoria. Miles de fichas e informes de las fuerzas de seguridad, de los clérigos, de los falangistas, avales y salvoconductos, descubiertos por los historiadores en los últimos años en decenas de archivos, dan testimonio del grado de implicación de una parte importante de la población en ese sistema de terror. Hubo cientos de miles de personas que habían luchado en el bando vencedor, que aceptaron la legitimidad de ese régimen forjado en un pacto de sangre, que adoraban a Franco por haberles librado de los revolucionarios, por ofrecerles “paz y tranquilidad”. Sin esa participación ciudadana, el terror hubiera quedado reducido a fuerza y coerción. Conviene recordarlo ahora, 70 años después de que todo aquello comenzara, como una forma de resistencia frente al silencio y la falsificación de los hechos.

cartel-1a-cruzada1Julián Casanova es catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad de Zaragoza.

Fuente: El País.com 31 de enero de 2009