Mari Carmen España, el final del silencio…

Dado al interés que ha suscitado la filmación y los comentarios del Abad D. Anselmo Álvarez en referencia al Valle de los Caídos y a la visión del mismo, de lo que representa  y lo que representó o representaron las distintas actuaciones de los bandos enfrentados (El Gobierno legítimo de la república y los militares sublevados) durante la Guerra Civil, os dejo parte de lo publicado y el enlace para que cada cual saque sus conclusiones, y el enlace para que podáis visionar el mismo; aunque, podréis comprobar que en el mismo en las secuencias hay cortes, por lo que no emitimos ningún juicio de valor hasta poder visionar completamente el documento, con la finalidad de analizar las declaraciones y respuestas con una base fundamentada, objetivamente y la rigurosidad que nos merece el tema.

La Memoria viv@

Enlace:

http://svtplay.se/v/1483534/dokumentar/_mari_carmen_espa_a__the_end_of

anselmo-alvarezDocumento:

“Mari Carmen España, el final del silencio” es un documento periodístico que ya ha sido difundido por televisoras de Suecia, Noruega y Alemania. En él se afirma que es una película sobre lo que pasa cuando un país intenta callar su historia.

En Septiembre de 1975 Martin Jönsson tenía 8 años de edad y asistió a la primera manifestación de su vida, una protesta porque el general Franco había firmado las sentencias de muerte de cinco jóvenes activistas políticos. “Por televisión -dice el periodista- nuestro primer ministro Olof Palme llamó a Franco y a sus colaboradores “Asesinos del Diablo”. Decía que caerían en la más profunda vergüenza y humillación, y pronosticó un juicio histórico muy duro”. Sin embargo, 33 años después, nada de eso ha ocurrido.

Martin y Pontus decidieron alquilar un auto y recorrer diferentes lugares de España donde creían que podrían encontrar testimonios seguros sobre las fosas comunes en las que fueron enterrados los militantes del bando republicano, muchas de las cuales no se conoce todavía su paradero. En febrero de 2006 se encuentran ante un vertedero de escombros en el cementerio de la Puebla de Cazalla, y Mª Carmen está furiosa. Hace medio año que ella supo lo que le pasó a su abuelo paterno hace setenta años. Ahora ella está decidida a recuperar su historia.

Entrevista con Martin Jönsson

– ¿Cómo pudo ser que Mari Carmen se haya enterado 70 años después de lo que le pasó a su abuelo?

“Es una pregunta que se puede responder de dos maneras. Una es cómo ha llegado a saber que su abuelo estaba allí enterrado, pero lo más interesante es lo que pasa en España ahora con los nietos que se interesan ahora por esto.

A nosotros lo que nos ha extrañado mucho es que en España se encuentran muchísimas familias que son de hecho familias traumatizadas, aterrorizadas por lo que pasó en los años 30 y son familias que han pagado muchas veces por lo que pasó en aquella época.

Los nietos son la primera generación que han llegado a adultos después de la dictadura y el miedo que tenían sus padres no les afecta tanto. Por eso pienso yo que tienen otra mentalidad y ahora son quienes plantean las preguntas y no aceptan que no se hable de lo que pasó a sus abuelos y les extraña mucho que no se pueda hablar de esto, pero todavía pueden ver la pena que han sufrido sus padres al ser hijos de fusilados y ese es el resultado de estas familias traumatizadas.

Lo que pasó en los años 30 y 40 con los fusilamientos en masa es solamente la primera vez que han pagado estas familias. Después de esto han pagado durante la dictadura de 40 años y, cuando por fin Franco murió, han pagado otra vez con su silencio y estas familias son los que han pagado por la democracia en España. No son los políticos quienes han firmado los pactos de silencio o cualquier otro pacto en Madrid, son estas familias quienes han pagado de hecho y yo pienso que lo que pasa ahora es que los nietos en estas familias dicen que ¡ya está, no queremos pagar más!”

– En muchos lugares de España existen todavía monumentos en sus calles que representan a la parte victoriosa de esa contienda política y militar y eso no ocurre en ningún otro país del mundo que haya padecido cualquier tipo de guerra, ¿eso cómo lo veis vosotros desde afuera?

“Yo pienso que el ejemplo de España tiene un interés universal, porque es la prueba de que no puede cortarse la historia, que no se puede amputar lo pasado y eso es lo que pueden aprender los otros países, el como no hacer las cosas.

Yo no quiero juzgar y tengo que emplear una actitud muy modesta porque no se debe juzgar lo que han hecho otros países. Yo soy un sueco, de un país que no ha tenido una guerra en los últimos doscientos años y yo que sé. Pero todavía pienso que el ejemplo de España tiene mucho interés porque ahora mismo la discusión es cómo hacer un orden en la comunidad mundial donde los dictadores tengan que pagar por lo que han hecho y lo que se puede aprender del ejemplo español es que, si se intenta callar lo pasado, ese pasado puede volver de nuevo de otras formas, ya sea como nietos enfadados o de muchas otras maneras porque, aunque ya han pasado 30 años después de la dictadura, este asunto no se ha terminado.

Por ejemplo, la diferencia con Alemania es muy grande, porque allí hubieron miles y miles de procesos legales durante los años 50 y 60 y también en la cultura y en la literatura se ha tratado muchísimo esto.

Los alemanes han trabajado mucho con su pasado, hay que decirlo, y yo pienso que el resultado de esto es que en Alemania hay muchísimas familias que han perdido a alguien en Rusia, en Francia o en cualquier sitio en el mundo pero para esta gente el que tiene la culpa de lo que pasó no es Winston Churchill o Eisenhower ni Stalin sino de Adolf Hitler y los nazis y eso está claro para la inmensa mayoría de los alemanes.

Pero en España hay muchísima gente que tienen alguien que fue matado por el bando del gobierno republicano, y para esta gente no está claro que la culpa de lo que pasó en los años 30 la tienen Franco y los golpistas, que por su golpe de Estado han creado la situación donde el gobierno no podía controlar nada y una matanza horrible empezó en los dos lados. La culpa de esto, claramente, la tienen quienes hicieron el golpe. Pero eso todavía no está claro en España porque pienso que casi la mitad de la población tiene un punto de vista muy diferente”.

– ¿Crees que en España puede haber miedo oculto y disimulado a tratar este tema?

“¿Un miedo de qué?, ¿hoy día qué hay que es peligroso de esta manera en España?, ¿qué peligros hay?; me parece que todavía hay un miedo pero yo no sé exactamente de qué. La Falange es un grupo muy pequeño, la derecha del Partido Popular tiene mucha fuerza pero no es peligrosa de esta manera.

Sí que hay miedo pero yo no puedo decir exactamente si tiene razones de existir en la España actual. Eso me extraña.

A lo mejor el miedo simplemente es una herencia o una huella del franquismo y nada más, pero lo que creo que se debería de hacer en España es investigar cuáles son las huellas que ha dejado el franquismo en la mentalidad de los españoles, porque habéis tenido 40 años de fascismo, más o menos y debería de haber dejado algo en la mentalidad de la gente. Yo no sé si hay proyectos que están investigando esto pero es muy interesante”.

– Permíteme entonces la ironía, pero qué curioso que hayáis tenido que ser dos periodistas de Suecia quienes viajéis a trabajar a España para “no haceros los suecos”.

(Risas). “Nos hemos hecho los suecos muchas veces durante este viaje. Pienso que ser sueco es una ventaja porque nosotros somos suecos y podemos preguntar cualquier cosa y yo pienso que a los españoles esto les está siendo más complicado.

En esta road-movie documental viajamos por toda España y conocimos a un alcalde conservador con dificultades para explicar qué se debe olvidar y qué se debe recordar de la historia y a otro alcalde, socialista, que admira a Olof Palme y que quiere levantar un monumento sobre los fusilados, pero que se niega ni tan siquiera a hablar con Mª Carmen y los familiares afectados sobre una exhumación.

También a un catedrático de medicina forense que dedica sus vacaciones a ayudar a familiares de desaparecidos, un dictador muerto que descansa en un monumental santuario negro de culto fascista, financiado y gestionado por el Estado español, católicos que veneran a su Dios al lado de la tumba del dictador, el tuerto Felipe de 74 años que se ahoga en sus propias lágrimas cuando intenta hablar de su padre y el hijo de un carpintero liberal asesinado, que piensa que la iglesia y la derecha deberían pedir perdón”.

©José Luis García/Cinestel.com

One Response to Mari Carmen España, el final del silencio…

  1. Kojo Pavic dice:

    Un buen documental que describe los crímenes del régimen franquista y es importante para España para llegar a un acuerdo con su pasado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: