Mari Carmen España, el final del silencio…

marzo 24, 2009

Dado al interés que ha suscitado la filmación y los comentarios del Abad D. Anselmo Álvarez en referencia al Valle de los Caídos y a la visión del mismo, de lo que representa  y lo que representó o representaron las distintas actuaciones de los bandos enfrentados (El Gobierno legítimo de la república y los militares sublevados) durante la Guerra Civil, os dejo parte de lo publicado y el enlace para que cada cual saque sus conclusiones, y el enlace para que podáis visionar el mismo; aunque, podréis comprobar que en el mismo en las secuencias hay cortes, por lo que no emitimos ningún juicio de valor hasta poder visionar completamente el documento, con la finalidad de analizar las declaraciones y respuestas con una base fundamentada, objetivamente y la rigurosidad que nos merece el tema.

La Memoria viv@

Enlace:

http://svtplay.se/v/1483534/dokumentar/_mari_carmen_espa_a__the_end_of

anselmo-alvarezDocumento:

“Mari Carmen España, el final del silencio” es un documento periodístico que ya ha sido difundido por televisoras de Suecia, Noruega y Alemania. En él se afirma que es una película sobre lo que pasa cuando un país intenta callar su historia.

En Septiembre de 1975 Martin Jönsson tenía 8 años de edad y asistió a la primera manifestación de su vida, una protesta porque el general Franco había firmado las sentencias de muerte de cinco jóvenes activistas políticos. “Por televisión -dice el periodista- nuestro primer ministro Olof Palme llamó a Franco y a sus colaboradores “Asesinos del Diablo”. Decía que caerían en la más profunda vergüenza y humillación, y pronosticó un juicio histórico muy duro”. Sin embargo, 33 años después, nada de eso ha ocurrido.

Martin y Pontus decidieron alquilar un auto y recorrer diferentes lugares de España donde creían que podrían encontrar testimonios seguros sobre las fosas comunes en las que fueron enterrados los militantes del bando republicano, muchas de las cuales no se conoce todavía su paradero. En febrero de 2006 se encuentran ante un vertedero de escombros en el cementerio de la Puebla de Cazalla, y Mª Carmen está furiosa. Hace medio año que ella supo lo que le pasó a su abuelo paterno hace setenta años. Ahora ella está decidida a recuperar su historia.

Entrevista con Martin Jönsson

– ¿Cómo pudo ser que Mari Carmen se haya enterado 70 años después de lo que le pasó a su abuelo?

“Es una pregunta que se puede responder de dos maneras. Una es cómo ha llegado a saber que su abuelo estaba allí enterrado, pero lo más interesante es lo que pasa en España ahora con los nietos que se interesan ahora por esto.

A nosotros lo que nos ha extrañado mucho es que en España se encuentran muchísimas familias que son de hecho familias traumatizadas, aterrorizadas por lo que pasó en los años 30 y son familias que han pagado muchas veces por lo que pasó en aquella época.

Los nietos son la primera generación que han llegado a adultos después de la dictadura y el miedo que tenían sus padres no les afecta tanto. Por eso pienso yo que tienen otra mentalidad y ahora son quienes plantean las preguntas y no aceptan que no se hable de lo que pasó a sus abuelos y les extraña mucho que no se pueda hablar de esto, pero todavía pueden ver la pena que han sufrido sus padres al ser hijos de fusilados y ese es el resultado de estas familias traumatizadas.

Lo que pasó en los años 30 y 40 con los fusilamientos en masa es solamente la primera vez que han pagado estas familias. Después de esto han pagado durante la dictadura de 40 años y, cuando por fin Franco murió, han pagado otra vez con su silencio y estas familias son los que han pagado por la democracia en España. No son los políticos quienes han firmado los pactos de silencio o cualquier otro pacto en Madrid, son estas familias quienes han pagado de hecho y yo pienso que lo que pasa ahora es que los nietos en estas familias dicen que ¡ya está, no queremos pagar más!”

– En muchos lugares de España existen todavía monumentos en sus calles que representan a la parte victoriosa de esa contienda política y militar y eso no ocurre en ningún otro país del mundo que haya padecido cualquier tipo de guerra, ¿eso cómo lo veis vosotros desde afuera?

“Yo pienso que el ejemplo de España tiene un interés universal, porque es la prueba de que no puede cortarse la historia, que no se puede amputar lo pasado y eso es lo que pueden aprender los otros países, el como no hacer las cosas.

Yo no quiero juzgar y tengo que emplear una actitud muy modesta porque no se debe juzgar lo que han hecho otros países. Yo soy un sueco, de un país que no ha tenido una guerra en los últimos doscientos años y yo que sé. Pero todavía pienso que el ejemplo de España tiene mucho interés porque ahora mismo la discusión es cómo hacer un orden en la comunidad mundial donde los dictadores tengan que pagar por lo que han hecho y lo que se puede aprender del ejemplo español es que, si se intenta callar lo pasado, ese pasado puede volver de nuevo de otras formas, ya sea como nietos enfadados o de muchas otras maneras porque, aunque ya han pasado 30 años después de la dictadura, este asunto no se ha terminado.

Por ejemplo, la diferencia con Alemania es muy grande, porque allí hubieron miles y miles de procesos legales durante los años 50 y 60 y también en la cultura y en la literatura se ha tratado muchísimo esto.

Los alemanes han trabajado mucho con su pasado, hay que decirlo, y yo pienso que el resultado de esto es que en Alemania hay muchísimas familias que han perdido a alguien en Rusia, en Francia o en cualquier sitio en el mundo pero para esta gente el que tiene la culpa de lo que pasó no es Winston Churchill o Eisenhower ni Stalin sino de Adolf Hitler y los nazis y eso está claro para la inmensa mayoría de los alemanes.

Pero en España hay muchísima gente que tienen alguien que fue matado por el bando del gobierno republicano, y para esta gente no está claro que la culpa de lo que pasó en los años 30 la tienen Franco y los golpistas, que por su golpe de Estado han creado la situación donde el gobierno no podía controlar nada y una matanza horrible empezó en los dos lados. La culpa de esto, claramente, la tienen quienes hicieron el golpe. Pero eso todavía no está claro en España porque pienso que casi la mitad de la población tiene un punto de vista muy diferente”.

– ¿Crees que en España puede haber miedo oculto y disimulado a tratar este tema?

“¿Un miedo de qué?, ¿hoy día qué hay que es peligroso de esta manera en España?, ¿qué peligros hay?; me parece que todavía hay un miedo pero yo no sé exactamente de qué. La Falange es un grupo muy pequeño, la derecha del Partido Popular tiene mucha fuerza pero no es peligrosa de esta manera.

Sí que hay miedo pero yo no puedo decir exactamente si tiene razones de existir en la España actual. Eso me extraña.

A lo mejor el miedo simplemente es una herencia o una huella del franquismo y nada más, pero lo que creo que se debería de hacer en España es investigar cuáles son las huellas que ha dejado el franquismo en la mentalidad de los españoles, porque habéis tenido 40 años de fascismo, más o menos y debería de haber dejado algo en la mentalidad de la gente. Yo no sé si hay proyectos que están investigando esto pero es muy interesante”.

– Permíteme entonces la ironía, pero qué curioso que hayáis tenido que ser dos periodistas de Suecia quienes viajéis a trabajar a España para “no haceros los suecos”.

(Risas). “Nos hemos hecho los suecos muchas veces durante este viaje. Pienso que ser sueco es una ventaja porque nosotros somos suecos y podemos preguntar cualquier cosa y yo pienso que a los españoles esto les está siendo más complicado.

En esta road-movie documental viajamos por toda España y conocimos a un alcalde conservador con dificultades para explicar qué se debe olvidar y qué se debe recordar de la historia y a otro alcalde, socialista, que admira a Olof Palme y que quiere levantar un monumento sobre los fusilados, pero que se niega ni tan siquiera a hablar con Mª Carmen y los familiares afectados sobre una exhumación.

También a un catedrático de medicina forense que dedica sus vacaciones a ayudar a familiares de desaparecidos, un dictador muerto que descansa en un monumental santuario negro de culto fascista, financiado y gestionado por el Estado español, católicos que veneran a su Dios al lado de la tumba del dictador, el tuerto Felipe de 74 años que se ahoga en sus propias lágrimas cuando intenta hablar de su padre y el hijo de un carpintero liberal asesinado, que piensa que la iglesia y la derecha deberían pedir perdón”.

©José Luis García/Cinestel.com


Nota de prensa…

marzo 24, 2009

Las víctimas de la represión franquista en Madrid serán recordadas en la tapia de los fusilamientos

El próximo sábado 28 de marzo se cumplen 70 años de la entrada del “ejército de ocupación” en la capital, dando así comienzo la represión más brutal conocida por los madrileños después del final de una guerra.
Coincidiendo con la fecha, los familiares y amigos de las víctimas han convocado a las 12 horas un acto de reconocimiento en la tapia del Cementerio del Este (actualmente La Almudena), donde fueron fusilados más de 3.000 republicanos por defender el régimen democrático legalmente constituido. Para ello, y como en años anteriores, tendrá lugar una ofrenda de claveles que serán colocados junto a las fotografías, listados y cartas que el colectivo Memoria y Libertad ha ido recopilando para este fin de los cerca de doscientos familiares que lo integran. El acto contará con la participación de historiadores, como Mirta Núñez Díaz-Balart, que rescató en su libro “Consejo de Guerra. Los fusilamientos en el Madrid de la posguerra” los primeros datos de la feroz represión desatada. Está previsto también que Marcos Ana dirija unas palabras a los asistentes, a través de la voz de Salvador Arias, fundador de la Escuela de Teatro Rafael Alberti. Esta vez, el colectivo de familiares ha querido rendir su particular homenaje, respondiendo a las cartas que los presos les hicieron llegar antes de ser ejecutados, y que han resumido en un texto, al que dará lectura Pilar Bardem. Mariano Crespo, periodista y escritor, será el encargado de presentar el acto, que contará también con la interpretación por José María Alfaya y Luis Felipe Barrio de canciones republicanas.
La Coordinadora para la Memoria Histórica y Democrática de Madrid, que agrupa a medio centenar de asociaciones y colectivos memorialistas, también se ha sumado a este acto con un manifiesto reivindicativo y unitario.

Nota de prensa Homenaje2009

memoria-y-libertad


Constituido el ‘Foro para la recuperación de la memoria histórica’ de la localidad…

marzo 24, 2009

SANTA AMALIA

santa-amalia

PEDRO CARRASCO.

Se celebró en la casa de la cultura de Santa Amalia la asamblea donde quedó constituida la asociación ‘Foro para la recuperación de la memoria histórica de Santa Amalia’, con la asistencia de unas cien personas. Tomaron la palabra Pedro Díaz Muñoz y Agustín Moreno Carmona, como presidente y vicepresidente, y dieron a conocer las directrices de la asociación y los objetivos. Seguidamente se disertó sobre la toma del pueblo el 17 de agosto de 1936 por el comandante Castejón y sobre los desaparecidos, que suman 91 personas. En los trabajos que se llevan realizados ya se han determinado varios lugares donde podría haber fosas comunes por los indicios encontrados, como casquillos de bala y otras diversas pruebas. La fosas descubiertas en el paraje de La Parrilla es la que más visos tiene de que aparezcan restos.


Memoria histórica. piden la retirada de los títulos nobiliarios otorgados por el franquismo…

marzo 23, 2009

MADRID, 22 (SERVIMEDIA)

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica pidió hoy al Gobierno que retire los títulos nobiliarios otorgados por la dictadura franquista.

La citada entidad hace esta petición después de el Gobierno haya renovado la “Real Carta de Sucesión en el título de Duque de Mola, con Grandeza de España”. Se trata de la asignación de un título nobiliario al general golpista Emilio Mola, concedido por Francisco Franco en 1948.
“Es incomprensible que una democracia siga renovando un reconocimiento creado en honor de quienes destruyeron y secuestraron la democracia en este país durante cuarenta años y cuyos principales méritos fueron su despiadado e inhumano ejercicio de la represión militar contra civiles”, asegura la asociación en una nota.
Destaca que “Mola fue uno de los militares que alentaron especialmente al ejercicio de la violencia y la dura represión tras el golpe militar del 18 de julio de 1936”.
Finalmente, recuerda que la dictadura franquista otorgó otros títulos nobiliarios: conde de Labajos, a Onésimo Redondo; unión de la Grandeza de España al título de Marqués de Dávila, al general Fidel Dávila; marqués de Queipo de Llano, al general Queipo de Llano, y otros títulos a diferentes responsables de la sublevación militar.
(SERVIMEDIA) 22-MAR-2009 JGB/caa

15-franco


Los muertos han aprendido a esperar…

marzo 23, 2009

Se ha cumplido el primer aniversario de la Ley de la Memoria Histórica, publicada casi 30 años después de la instauración de la democracia. Un manto de silencio ha caído sobre la decisión del Juzgado Central de Instrucción número 5 que abrió diligencias penales para judicializar y esclarecer los crímenes cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo. El juez Garzón plantea una cuestión clave: “Los hechos objeto de denuncia nunca han sido investigados penalmente por la justicia española por lo que, hasta el día de la fecha, la impunidad ha sido la regla frente a unos acontecimientos que podrían revestir la calificación jurídica de crimen contra la humanidad”.

La Audiencia Nacional (AN), al resolver el Recurso del Fiscal, declara extinguida la responsabilidad penal, por fallecimiento, de los líderes golpistas y admite, dialécticamente, la existencia de delitos de detención ilegal con desa-parición forzada de personas en el contexto de crímenes contra la humanidad, cometidos por personas fallecidas antes del inicio de la causa.

De forma incongruente se declara incompetente para conocer de estos crímenes, inhibiéndose en favor de los juzgados de instrucción, convirtiendo los hechos en delitos comunes. Para evitar malentendidos añade que esta resolución no afecta al “legítimo derecho de las víctimas de la Guerra Civil -todas- y la dictadura del general Franco de recuperar los restos de sus seres queridos dignificarlos y honrar su memoria”. Al mismo tiempo, declara expresamente excluidas de la resolución las cuestiones relativas a la prescripción o a la aplicación de la Ley de Amnistía. Resulta llamativa la afirmación tajante de que el delito de rebelión nunca ha sido competencia de la AN cuando expresamente se la atribuye la Ley Orgánica 4/1988.

Los argumentos del voto particular, manteniendo que nos encontramos ante un delito contra la forma de gobierno, son abrumadores. El propio fiscal acepta esta hipótesis, pero a continuación hace una finta, señalando que, en todo caso, sería competencia del Tribunal Supremo (TS), dada la condición de jefe de Estado y ministros de los imputados. Debe saber el fiscal que la competencia del TS se extiende solamente a los delitos cometidos por los aforados en el ejercicio de sus cargos. No sabíamos que un general golpista es un alto cargo y que además actúa en el ejercicio de sus funciones.

Si la AN conoce de los crímenes de derecho internacional sujetos a jurisdicción universal cometidos fuera del territorio nacional, resulta absurdo que esta competencia se diluya entre los juzgados de instrucción españoles cuando delitos de esta naturaleza se cometan en España. Siempre se ha dicho que el derecho tiene horror al vacío pero mucho más a la irracionalidad. Si la jurisdicción es universal, el territorio español no puede quedar fuera del universo. Es una contradicción en los términos, insalvable y absurda.

La situación actual es paradójica, insostenible e incluso puede devenir en delictiva. La AN se ha desprendido de su competencia y algunos juzgados de instrucción tampoco quieren saber nada de la investigación de hechos que tienen una incuestionable apariencia delictiva. Hace tiempo, EL PAÍS publicó la fotografía de una fosa común repleta de cadáveres con las manos atadas a la espalda y orificios de bala. Evidentemente, nos encontramos ante una muerte violenta o sospechosa de criminalidad que obliga al juez de instrucción a personarse en el lugar de los hechos, describirlo, identificar los cadáveres e incluso preguntar a los testigos que pudieran dar alguna luz sobre el hecho criminal. Esto ha sucedido en Málaga y ningún juzgado ni la fiscalía han solicitado que se abran unas diligencias penales.

Si alguna autoridad judicial o el ministerio fiscal tratan de justificar su escandalosa pasividad refugiándose en el texto de la Ley de la Memoria Histórica demuestra una preocupante ignorancia, al confundir la apertura de fosas con la persecución de delitos. La ley advierte que sus previsiones son compatibles con el ejercicio de las acciones y el acceso a los procedimientos judiciales establecidos en las leyes y en los tratados internacionales sucritos por España.

Los historiadores futuros comprobarán asombrados que hubo una Causa General contra los vencidos y ni un solo procedimiento penal contra los que recibieron el apoyo de Hitler y Mussolini.

Tampoco me parece solución abrir una oficina para facilitar la apertura de fosas como si se tratase de agilizar una licencia administrativa o de autorizar una excavación arqueológica. El Senado, en reciente decisión, ha privatizado la tragedia histórica, negando subvenciones para buscar la verdad.

Ésta es la paradójica situación actual. Miles de cadáveres a la búsqueda de un juez que les ampare. Los muertos están en las cunetas y fosas por crímenes contra sus personas y toda la humanidad. Los muertos saben esperar y conocen la verdad. Es posible que algún juzgado se considere incompetente por estimar que los hechos que está investigando son verdaderos crímenes contra la humanidad y devuelva la causa a la Audiencia Nacional. Habríamos perdido innecesariamente un tiempo que se dilata demasiado para la mayoría de las víctimas.

José Antonio Martín Pallín, magistrado, es comisionado de la Comisión Internacional de Juristas.

Fuente: El País.com


Barrancos, los héroes anónimos de la guerra…

marzo 23, 2009

1.500 EXTREMEÑOS SE SALVARON EN SUS CAMPOS:

El río Ardila discurre a lo largo de la frontera con Portugal. Sirvió de guía para llegar a Barrancos./ CASIMIRO

El río Ardila discurre a lo largo de la frontera con Portugal. Sirvió de guía para llegar a Barrancos./ CASIMIRO

Un destello de horror y pena se le escapa de la mirada cuando su memoria vuelve a la infancia. Es la herida que lleva en el alma desde que era niño. Con apenas 12 años vio cómo madres desesperadas corrían de la muerte con sus hijos en brazos mientras eran perseguidas por militares sin piedad. Había oído que España estaba en guerra, pero jamás imaginó semejante crueldad.

Sostiene con dignidad el peso de los 85 años. Las arrugas de su frente delatan una vida dedicada al campo y su rostro se ilumina cuando su mujer, con la que ha cumplido las bodas de oro, le regala una mueca de cariño.

Manuel Agudo dos Santos, o el Tío Marujo, como es conocido en Barrancos, su pueblo -localidad portuguesa situada a pocos kilómetros de la frontera-, es de los pocos supervivientes que fueron testigos de uno de los episodios más bárbaros, y a la vez humanitarios, que sufrieron los extremeños durante la Guerra Civil española.

Las tropas franquistas habían entrado por el sur en la provincia de Badajoz y arrasaron con todo lo que se encontraron a su paso. Los pacenses vieron en la frontera un destino de fuga para huir del miedo y la violencia del conflicto armado y no dudaron en pedir ayuda a sus vecinos lusos. Siguiendo el curso del río Ardila, que discurre a lo largo de La Raya, llegaron a Barrancos, un municipio muy pobre en aquella época y con unos 4.000 habitantes, que los acogió como si fueran sus hermanos y creó para ellos dos campos de refugiados a los que diariamente llevaban víveres. Además, muchas familias escondieron en su propia casa a varios de los perseguidos para evitar que los militares españoles los detuvieran y, muy probablemente, los fusilaran.

Unos 1.500 extremeños procedentes de pueblos como Oliva de la Frontera, Jerez de los Caballeros, Villanueva del Fresno, Valencia del Mombuey y Fregenal de la Sierra salvaron su vida gracias a esta muestra de solidaridad tanto del pueblo de Barrancos como de los guardias portugueses que tenían la misión de vigilar la frontera.

Al frente estaba el teniente António Augusto de Seixas, que se enfrentó a sus superiores y se jugó su puesto al considerar una injusticia la situación de los refugiados que llegaban del otro lado.

Este capítulo de la contienda española vive en la memoria de los que estuvieron allí, pero es casi desconocido para las nuevas generaciones de ambos lados de La Raya.

Por ello, tanto el Ayuntamiento de Oliva de la Frontera como la delegación extremeña de la Asociación de la Memoria Histórica han pedido que se le conceda a Barrancos la Medalla de Extremadura «por el apoyo humanitario que prestó a los refugiados extremeños» y que así su hazaña tenga reconocimiento oficial.

En aquella época el Tío Marujo vivía en un chozo y ayudaba a su padre en las labores del campo. «Desde lo alto del cerro lo vi todo. Recuerdo una vez que un teniente, en un caballo negro, se enfrentó a un militar español que perseguía a una mujer que ya había cruzado la frontera. Le dijo que se fuera de allí, que ese era su territorio y que no volviera. El español se dio la vuelta y no dijo ni pío. La mujer besó los pies del teniente», cuenta este barranqueño. Se trataba de Augusto de Seixas y, desde ese momento, se convirtió en leyenda.

Su mujer, María Remedios, toma la palabra para subrayar que «la Guerra de España», como ellos la llaman, fue «muy mala». Ella tenía nueve añitos, vivía en el pueblo y también guarda en su memoria sucesos de aquellos tiempos. Recuerda que una mañana su madre la despertó para ir a ver a «los españoles que venían entre los árboles, porque antes no había carreteras».

«Debajo de mi casa habitaba un matrimonio que tenía recogidos a cinco. Nos daban mucha pena», cuenta esta señora con un acento casi idéntico al de Olivenza. Habla español perfectamente, al igual que todas las personas mayores y muchas de mediana edad de este municipio luso -los jóvenes lo tienen más olvidado-. «Lo aprendí en mi casa porque mis padres lo hablaban, era una necesidad por lo del contrabando. El portugués lo estudié cuando pude ir a la escuela». De hecho, Remedios habla con sus hermanos y amigos en español, pero cuando se dirige a su marido lo hace en portugués, o en barranqueño, como llaman a su dialecto, «una ‘mistura’ de las dos lenguas».

Barrancos organizó a mediados del año 36, cuando empezó la guerra, dos campos de refugiados para acoger a los exiliados extremeños: Coitadinha y Russiana. Ambos se ubican en un paraje de singular belleza y que, paradójicamente, ha sido proclamado Parque Nacional. El primero era ‘legal’ y conocido por las autoridades portuguesas, mientras que el segundo fue un invento del teniente Seixas para seguir dando cobijo a los españoles sin que el Gobierno del dictador Salazar, que apoyaba a Franco, tuviera conocimiento.

Los campos de acogida se hallaban en un valle y la única estructura que tenían era una especie de casa de baño, construida con chapas de cinc y trozos de encina, dividida en dos partes para separar a mujeres y hombres.

Bombardeo desde el cielo

Mientras los vecinos portugueses daban ropa y alimento a sus refugiados, la provincia pacense era asolada por el ejército franquista. El historiador Francisco Espinosa Maestre, natural de Villafranca de los Barros y afincado en Sevilla, asegura que «la Guerra Civil ocasionó más fusilamientos en la zona sur de Badajoz que en provincias enteras de toda España».

«Almendralejo y Mérida opusieron más resistencia y fueron bombardeadas por la aviación. Testimonios de la época cuentan que se llevaron tres días recogiendo cadáveres y que los trasladaron de pie en los camiones para acabar antes». Espinosa resalta que la diferencia de la batalla en Badajoz con respecto al resto es que aquí hubo testigos de la masacre, periodistas portugueses -Mário Neves fue el más conocido- que consiguieron burlar la censura del Gobierno luso y llevar las imágenes de la guerra española al resto de Europa.

A día de hoy, Barrancos sigue siendo un pueblo -con 2.000 habitantes- de espíritu libre. Su alcalde, António Pica Tereno, que lleva en el cargo desde 1994 y pertenece a un partido independiente de una coalición de izquierdas, presume de vivir en un municipio que se ha hecho a sí mismo y que tiene casi de todo. Uno de los proyectos más inmediatos es convertir el Castelo de Noudar -desde el que se divisa el río Ardila y el campo de Coitadinha- en un alojamiento rural.

«Para nosotros sería un gran orgullo que nos dieran la Medalla de Extremadura, somos gente humilde y nos haría mucha ilusión porque los españoles son hermanos, las fronteras se las inventaron los gobiernos». Además, reflexiona, «sería una gran oportunidad para recuperar la memoria histórica que se está perdiendo».

«Yo sé muchas cosas porque mi padre me las contaba, pero mis hijos ya no saben ni la mitad, tienen menos interés, pero eso que pasó no se puede olvidar nunca», subraya Carlos Agudo Caçador, de 57 años y otro de los vecinos barranqueños, que habla de los extremeños con mucho cariño.

Sin embargo, la historia de los refugiados marcó un antes y un después en la tranquila existencia de este municipio. La huella de aquel episodio permanece muy viva en la memoria del Tío Marujo y María Remedios. «Una vez vino un español a pedir un trozo de pan a mi casa. Mi madre, que estaba amasando, me dijo: ‘Ay hija, es que no tengo nada, dile que se tiene que esperar a que se cueza’. Fui a decírselo y éste me contestó: ‘Pues bien ha de llegar y ha de sobrar…’ Aquello me llegó al alma. Mi madre hasta lloró. El hombre estaría desesperado y muerto de hambre, pero es que no teníamos nada que darle». A Remedios, más de 70 años después, se le sigue poniendo el vello de punta.

«A mí lo que no se me olvida es una chica soltera con la cabeza rapada que se tiró delante de un camión para que se la llevaran a España. Decía que prefería morir a no volver a su país». Al Tío Marujo se le saltan las lágrimas y tiene que respirar hondo.

Se refiere al acontecimiento que acabó con los campos de refugiados. Se llevaron a los españoles en camión hasta Lisboa y después en barco en dirección al puerto de Tarragona, según un acuerdo al que llegaron ambos países. Desde allí, algunos pudieron escapar y exiliarse en Francia y otros corrieron peor suerte. El teniente Seixas fue castigado por su actuación con dos meses de suspensión y el paso obligatorio a la reserva. Sin embargo, gracias a su humanidad, más de mil extremeños salvaron su vida. Para éstos, los habitantes de Barrancos se convirtieron en los héroes anónimos de la guerra que les tocó vivir.

Fuente: Hoy.es


En Tenerife parece haber resquemor por ayudar a la Asociación de la Memoria Histórica en la búsqueda de desaparecidos del franquismo. Su responsable sigue esperando que el presidente del Gobierno canario cumpla con la promesa dada hace medio año…

marzo 23, 2009

DANIEL MILLET SANTA CRUZ DE TENERIFE

El 16 de octubre del año pasado, el mismo día que el juez Baltasar Garzón se declaraba competente para investigar el paradero de los desaparecidos del franquismo, el Parlamento de Canarias aprobaba por unanimidad una proposición no de ley para impulsar la Ley de la Memoria Histórica y el presidente del Gobierno, Paulino Rivero, prometía a Mercedes Pérez Schwartz, presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife, la creación de una comisión -que dirigiría la consejería de Presidencia y Justicia- con el objeto de supervisar el censo de las fosas y las pruebas de identificación. Medio año después de aquel encuentro privado con Rivero, Pérez Schwartz dice no haber recibido ni una sola llamada de Presidencia, mientras la Asociación acelera por su cuenta el proceso para que se inicien los primeros rastreos en Tenerife, después de que sí se haya avanzado en Arucas (Gran Canaria) y Fuencaliente (La Palma).

“No notamos ninguna predisposición de las administraciones, sobre todo de las gobernadas por PP y CC, para emprender el proceso en Tenerife. Es como si hubiera mala conciencia”. Así lo entiende Schwartz, nieta de uno de los desaparecidos cuyos restos la Asociación cree se hallan en una cueva volcánica de Bucio de Maja, a 2.500 metros de altura, en el municipio de La Orotava.

El hecho de que esta cavidad, donde habrían sido arrojados los cuerpos asesinados de José Carlos Schwart -último alcalde republicano de Santa Cruz- y previsiblemente de otras diez personas más, se encuentre dentro del límite del Parque Nacional de las Cañadas del Teide ha obligado al colectivo a unir el Patronato del Parque a las instituciones a las que ha pedido permiso para empezar los sondeos. Ya lo había hecho antes con el Ayuntamiento de La Orotava. “Estamos pendientes de recibir los pertinentes permisos y la ayuda institucional prometida para que Tenerife por fin se sume a las tareas”, añadió la que fuera senadora y consejera socialista.

En realidad, el apoyo del Gobierno sería obligado con la Ley de la Memoria Histórica en la mano. Sin las administraciones, a la de Tenerife como a las otras dos asociaciones canarias -la de Arucas y la de Fuencaliente- les sería imposible sufragar el elevado coste de los trabajos de búsqueda, exhumación de cuerpos e identificación. Por lo pronto, de los 210 casos de desaparecidos de los que se tiene más o menos constancia en el Archipiélago y que en su momento fueron elevados a Garzón, sólo cinco han completado todo el proceso. Los restos fueron desenterrados en mayo de 1994 de una fosa en medio del monte en el Pino del Consuelo, Fuencaliente, La Palma. El primero de ellos fue el alcalde socialista de Los Llanos de Aridane, el grancanario Francisco Rodríguez Betancor. Había sido asesinado pocos meses después del estallido del golpe de Estado de Francisco Franco, en 1936.Al mismo tiempo, un equipo de expertos estudia los restos óseos, ropas y objetos de 19 personas hallados en la segunda fosa descubierta de Canarias. Se trata de los llamados pozos del olvido de Arucas, en Gran Canaria. De esos 19 asesinados, diez permanecen aún en el fondo del pozo a la espera de financiación para seguir con los trabajos. En Tenerife, por contra, ni siquiera se sabe con certeza si en el Bucio de Maja están José Carlos Schwartz y otros desaparecidos como Luis Rodríguez Figueroa -diputado-, Antonio Camejo Francisco -alcalde de Buenavista del Norte-, anarquistas de la CNT, concejales, miembros del Ayuntamiento de Santa Cruz… “Lo que hemos sabido es gracias a noticias que se han ido recibiendo de personas que dicen saber dónde fueron depositados los cuerpos. Pero la única posibilidad de confirmar o desmentir los enterramientos es a través de una excavación reglada y a cargo de profesionales con la tecnología apropiada”, explica Mercedes Pérez.

Las sospechas son más precisas sobre la otra fosa con la que ha comenzado a trabajar la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife. Lo reconoce el químico y también historiador Alfredo Mederos, quien agiliza los trámites para cumplir con su deseo de empezar a escabar en el lagunero cementerio de San Juan. “La dificultad en este caso es que no sabemos en qué punto exacto están del cementerio los asesinados y luego enterrados en San Juan. Lo que sí conocemos es que ahí están al menos siete cuerpos de represaliados por el franquismo”, recuerda Mederos.

Pero hay muchos más puntos en Tenerife de este mapa de la vergüenza histórica como Bucio de Maja y el cementerio de San Juan sobre los que apenas se sabe nada: el barranco de Santos, el barranco de El Hierro (Santa Cruz), Los Silos, La Esperanza, Adeje… En estos enterramientos clandestinos y en las profundidades del océano puede haber, según estimaciones de los historiadores, más de 3.000 víctimas de la barbarie franquista en el Archipiélago.

“Las ya escasas personas que pueden dar más detalles siguen teniendo mucho miedo”, indica Mercedes Pérez, que explica que la Asociación tinerfeña sólo ha recibido una llamada desde que se constituyó en octubre de 2007. “Era un señor que nos dijo que había enterrados en una finca particular de Los Silos”. Eso sí, la presidenta agradece el interés de un grupo de estudiantes canarios de Antropología que se ofreció a ayudar en el arduo rastreo. Ocurrió hace unas semanas en unas conferencias sobre la memoria organizadas por el instituto Lucas Martínez Pino, de Icod. Y también la colaboración de Iniciativa por La Orotava, que el 26 de enero organizó una pateada a Bucio de Maja con miembros de la Asociación de la Memoria Histórica. Las flores rojas que depositaron ese día siguen en la cueva, ya marchitas.

Un convenio permitirá abrir la búsqueda en el cementerio de San Juan, en La Laguna
El profesor de Química de la Universidad de La Laguna e historiador, Alfredo Mederos, acaba de enviar a la propia ULL, al Ayuntamiento de La Laguna y a la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Tenerife un convenio a través del cual pretende iniciar lo antes posible la búsqueda de los al menos siete hombres que fueron asesinados y enterrados en el cementerio de San Juan, en La Laguna. “Ahora las partes estudiarán el texto, harán las valoraciones pertinentes y a partir de ahí se redactará el convenio definitivo para empezar todo el trabajo”, explicó Mederos a La Opinión de Tenerife.

La primera fase se centrará en el hallazgo exacto de la fosa común. “No sabemos exactamente donde están los asesinados. Hemos recibido noticias de que pueden hallarse bajo el suelo de la misma capilla del cementerio lagunero, pero habrá que contar con georadares y otros instrumentos tecnológicos para comprobarlo”, añadió el investigador, quien matizó que uno de los grandes inconvenientes puede estar en la existencia de otras fosas de cuerpos de los accidentes aéreos (hasta tres) que se han producido en el aeropuerto de Los Rodeos. A diferencia de la actitud del Gobierno canario, Mederos aclaró que la del Ayuntamiento de La Laguna ha sido de “predisposición total” por apoyar la tarea de recuperación y respetar los mandatos de la Ley de la Memoria Histórica.

Realmente todo empezó mucho antes, en 2002, cuando Manuel Cruz, un lagunero septuagenario, inició los trámites judiciales para desenterrar los restos de su padre, Domingo Cruz, un campesino que asesinaron los fascistas de Tenerife en 1936. Manuel falleció un tiempo después sin lograr su objetivo, aunque dejó datos de suma relevancia que obtuvo tras años y años de investigar por su cuenta: en San Juan estarían enterrados Domingo Cruz y al menos otros seis desaparecidos más: el pensador Guetón Rodríguez, el obrero Luis Figueredo, el campesino Honorio de Armas, el panadero Domingo García, el otro panadero Alfonso El Chicharrero y Jacinto Silvera, empleado de una imprenta. Mederos sospecha que puede haber varios más.


Puig Antich disparó…”el último ajusticiado en Cataluña del franquismo”…

marzo 22, 2009

Hoy aparece en el periodico El País, una entrevista al que fuera compañero de Salvador Puig Antich, aportando una nueva perspectiva a la detención del joven anarquista.

Jean-Marc Rouillan- AFP

Jean-Marc Rouillan- AFP

Jean-Marc Rouillan, compañero de armas del joven anarquista, revela en sus memorias que éste disparó a los policías que le detuvieron

Salvador Puig Antich, el joven anarquista catalán al que sus compañeros de armas apodaban El Metge, divisó a su contacto en el lugar de la cita, en Consell de Cent [Ensanche barcelo-nés]. “Está ahí”, gritó y se bajó enseguida del vehículo sin tomar las precauciones habituales en aquella tarde del otoño de 1973. “Dad una vuelta, compro cigarrillos, me reúno con El Pequeño”, espetó al conductor, Jean-Claude Torres, y al copiloto, Jean-Marc Rouillan, que permanecieron en el coche. “Después nos recogéis en un pispás”, añadió. Nunca más le volvieron a ver.

La noticia en otros webs

La Asamblea de Cataluña (oposición antifranquista) pidió a la izquierda radical una ayuda de 50 millones de pesetas

“A mi izquierda, cuatro hombres irrumpen entonces de una amplia cochera”, prosigue Rouillan el relato de aquella tarde trágica. “Corren hacia el bar sin prestarme atención. El último hace un gesto que dispara mis temores: coloca su mano derecha en su costado, como cuando hay que salir corriendo sujetando un arma. Desenfundo enseguida mi revólver y me coloco en la alineación de los árboles (…). En medio del bosque de piernas distingo un cuerpo en el suelo. Mi instinto me dice que no es el de El Metge”. Es el de un policía.

A Salvador Puig Antich, de 25 años, sus dos compañeros de armas, los franceses Rouillan y Torres, que le condujeron en un Simca destartalado hasta el bar Funicular, nunca le recogieron en su vehículo ese 25 de septiembre de 1973. El Metge y otro miembro del extinto Movimiento Ibérico de Liberación (MIL), Xavier Garriga, fueron detenidos ese día por la Brigada Político Social (BPS).

Puig Antich recibió dos balazos, en la mandíbula y en el hombro, durante un tiroteo en el que murió un joven policía de 23 años, Francisco Anguas, de la BPS, cuyo cuerpo tendido Rouillan entrevió. Un tribunal militar consideró al anarquista culpable de la muerte del agente y le condenó a muerte. Fue ejecutado a garrote vil el 2 de marzo de 1974. El Metge, un apodo que se ganó en la mili porque administraba el botiquín, fue el último ajusticiado en España con este sistema medieval que provoca la asfixia del reo apretando su cuello una anilla de metal. La muerte tardó 18 minutos en sobrevenirle.

Treinta y seis años después de la emboscada del bar Funicular, Jean-Marc Rouillan, que junto con Torres logró escapar de la policía tras una espectacular persecución, da su versión de la detención de su amigo, con el que compartió piso, atracó bancos y planeó atentados en la Barcelona de finales del franquismo. Rouillan acaba de publicar en Francia el segundo tomo de sus memorias, El duelo de la inocencia: un día de septiembre de 1973 en Barcelona (Editorial Agone, Marsella).

Rouillan, que entonces tenía 21 años y era militante del MIL, huyó a Toulouse, mientras en España era condenado a muerte en ausencia. Aún tenía por delante en Francia una larga carrera como “revolucionario”. Fue cofundador del grupo terrorista Acción Directa y participó en los asesinatos de Georges Besse, presidente de Renault, y del general René Audran. Su fama suscita aún vocaciones. Hace tan sólo 10 días, los autores de un bombazo en Providencia (Chile) lo reivindicaron en nombre de Rouillan.

Condenado en 1989 a cadena perpetua, disfrutó de un régimen de semilibertad a partir de 2007, pero una respuesta ambigua, en una entrevista con L’Express, dio pie al semanario a afirmar que no se arrepentía de su pasado. El juez de vigilancia penitenciaria suspendió entonces su permiso para trabajar en una editorial de Marsella. Hace dos semanas que está ingresado en el Hôpital Nord. El Nuevo Partido Anticapitalista (extrema izquierda francesa) exige su liberación.

El segundo volumen de las memorias de Rouillan es un apasionante viaje por la Cataluña de los estertores del franquismo que se lee como una novela negra en la que los buenos son los ladrones -el autor narra emocionado el aplauso de decenas de obreros tras atracar una sucursal de Banesto- y los malos son policías.

Contiene además algunas relevaciones como los contactos que Puig Antich mantuvo, como representante del MIL, con la Asamblea de Cataluña, que reagrupaba a casi toda la oposición antifranquista, desde los democristianos hasta los comunistas del PSUC pasando por nacionalistas como Jordi Pujol. “Sus emisarios pidieron que les financiásemos con 50 millones de pesetas”, asegura Rouillan, a sabiendas -sostiene Rouillan- de que el MIL sólo podía conseguir tal cantidad mediante atracos. Se negó.

En su último capítulo, el autor del libro denuncia una Transición española en la que “ningún torturador, ningún asesino, ningún responsable de los tiempos de la dictadura tuvo motivo alguno de preocupación y, por supuesto, no ha sido juzgado”.

“En este ambiente de gran renuncia”, Rouillan afirma “poder comprender” la iniciativa de Imma, Montse, Carme y Merçona, las hermanas de Salvador, que durante años se esforzaron por obtener la revisión del juicio de su hermano alegando, entre otras cosas, que no era el autor de los disparos que causaron la muerte del policía.

“Dispararé, y si no consigo abatirles acabarán conmigo”, recuerda Rouillan haberle escuchado decir a El Metge cuando evocaban el día en que la policía les diese al alto. “No nos íbamos a dejar detener sin resistirnos con nuestras armas”, afirma el fundador de Acción Directa. “No era una consigna de la organización, sino la opción de cada uno de nosotros”. “Él no era inocente”. “Ninguno de nosotros lo era”. “Habíamos elegido combatir a la dictadura con las armas”.

Pero este chaval con un aire al actor francés Jean-Paul Belmondo, como lo describió Rouillan tras su primer encuentro, preveía que la dictadura acabaría pronto. “Franco ha preparado su sucesión. El joven Príncipe, educado con paciencia, ocupará su lugar. Todo está listo para los primeros pasos de la Monarquía constitucional y la entrada en el Mercado Común Europeo (…)”, repetía.

“Y todos y todas olvidarán lo contentos que estuvieron con la dictadura. Todos aquellos que nos darán lecciones baratas de democracia apenas habrán movido un dedo cuando el fascismo imperaba”. Tras pronunciar esta frase, El Metge bajó el cristal trasero del automóvil y escupió al suelo.

Os adjunto el comentario de rectificación de nuestros compañeros de sur republicano (Y de los cuales os adjuntamos el enlace), los cuales con toda la razón del mundo, nos han hecho el favor de rectificar un error en el título del post; y como bien indican S. Puig Antich fue no fue el último ajusticiado (lo fue en Cataluña).

Enlace: http://surrepublicano.wordpress.com

Correo electrónico: sur.republicano@gmail.com

Rectificación:

Solo una puntualización, Puig Antich no fue el último asesinado por el franquismo, meses mas tarde, El 27 de Septiembre de 1975, tras ser condenados en consejos de guerra sumarísimos por los tribunales militares franquistas y tras la confirmación de las penas de muerte por el Consejo de Ministros; Angel Otaegi, Jon Paredes “Txiki”, Xosé Humberto Baena, Ramón Garcia Sanz y José Luis Sánchez Bravo -los dos primeros militantes de ETA y los tres ultimos militantes del Frente Revolucionario Antifascista y Patriota (FRAP)- caían asesibados ante los balas de los pelotones voluntarios de ejecución.


IMPORTANTE: Las víctimas de la Guerra Civil ya tienen su oficina en Madrid…

marzo 18, 2009

La iniciativa particular se adelanta una vez más al Estado amnésico y que no cumple con su obligación…

La Asociación de Memoria Histórica y Psicólogos sin Fronteras abren un centro de atención a las familias

La ARMH y Psicólogos sin fronteras abren un centro de atención a los familiares

NATALIA JUNQUERA – Madrid – 17/03/2009

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) en colaboración con Psicólogos sin Fronteras inaugura mañana en Madrid una oficina de atención a las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura. De momento, cuenta con siete empleados, que orientarán a las víctimas sobre qué ayudas pueden solicitar al Gobierno o cómo y dónde empezar a buscar a sus familiares desaparecidos durante la contienda. La oficina, ubicada en la calle Francisco Madariaga, 30, estará abierta todos los miércoles de 18 a 21 horas. Los empleados, que trabajan de forma altruista, también grabarán testimonios de los familiares, si lo desean, y organizarán charlas de supervivientes en colegios así como coloquios para tratar de divulgar la historia de los vencidos.

La Recuperación de la Memoria Histórica

“Hay mucha gente que necesita ayuda y mucha gente que necesita ayudar. Por eso decidimos abrirla”, explica uno de los coordinadores de la oficina, Carlos Agüero. “El Ministerio de Justicia dijo que abriría una oficina, pero estas personas no tienen tiempo para esperar. El Gobierno ya tardó demasiados años en aprobar la Ley de Memoria Histórica.”, añade. La oficina que el Ministerio de Justicia anunció el pasado mes de diciembre, “no existe”, según el propio ministerio. “Se abrirá próximamente”, aseguran.

La oficina de la ARMH contará también con un trabajador social para atender la delicada situación de algunas de las víctimas. “Hay personas muy mayores en situaciones dramáticas, con pensiones mínimas y vamos a intentar prestar también ese servicio”, explica Agüero. “Y si alguien quiere trabajar como voluntario, le daremos la formación necesaria para poder hacerlo”.


El exterior del cementerio viejo tendrá arcos y aspecto de piedra…

marzo 17, 2009

El proyecto sigue adelante, a pesar de que continúan las críticas de la asociación de la Memoria Histórica

El Ayuntamiento sigue adelante con el proyecto de refuerzo y acondicionamiento del cerramiento del cementerio de San Juan, a pesar de que la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha repetido sus críticas a la iniciativa en los últimos días. La asociación considera que la actuación «oculta y desnaturaliza» las tapias, al tratarse de un «lugar de memoria donde fueron fusilados centenares de personas desde el 14 de agosto de 1936, por las tropas franquistas».

La concejala de Cementerios, Dolores Beltrán, insiste en que el Ayuntamiento no busca polemizar ni dañar los sentimientos de ningún ciudadano, si no que el cerramiento se encuentra en mal estado y la reforma resulta necesaria.

Con cargo al fondo estatal de inversión local, la actuación costará un millón de euros y tiene un plazo de ejecución de seis meses.

Según Dolores Beltrán, las antiguas tapias serán reforzadas con un contrafuerte cada cinco metros, que se unirán al medio centenar que ya soportan el muro. De esta forma, pretende enderezar las paredes, que se han vencido en los últimos años por el paso del tiempo y la fuerza que ejercen los nichos adosados a este muro.

Desarrollo urbanístico

El otro propósito de la iniciativa consiste en adecentar el aspecto exterior de la tapia y conseguir su integración en la zona, que experimentará su desarrollo urbanístico en los próximos años.

Según aparece en el pliego de condiciones del proyecto, la actuación consistirá en adosar bloques de ‘split’ a la tapia. De esta forma, se le dotará de un aspecto de piedra. El color dependerá de la dirección de la obra, aunque el Consistorio está interesado en que se trate de un tono claro.

La parte superior de los muros se igualará con unas arcadas metálicas, puesto que se construyó por fases y actualmente no resulta homogéneas. Se realizará un lucimiento de la tapia para que no se vean ni los contrafuertes ni los nichos, explica Dolores Beltrán.

El cementerio conservará las tres cancelas que actualmente se pueden ver. El proyecto recoge que se repararán y pintarán, pero que después volverán a su sitio.

La memoria recoge nuevo acerado en el exterior del cementerio y la reparación de cubiertas de nichos en el departamento uno y cubierta en el número cuatro

Fuente: http://www.hoy.es/20090317/badajoz/exterior-cementerio-viejo-tendra-20090317.html


CONCENTRACIÓ DIA 21 DE MARÇ VERITAT, JUSTÍCIA I REPARACIÓ‏…CONCENTRACIÓN DÍA 21 DE MARZO VERDAD, JUSTICIA Y REPARACIÓN…

marzo 17, 2009

Una vez más nos unimos a nuestros compañeros(as) de Catalunya para reivindicar aquello por lo que hace tanto tiempo que luchamos…recuperar la “Memoria Histórica” de este desmemoriado país. Por la anulación de los juicios, pero también por los desaparecidos sin ellos, por los encarcelados y por los exiliados…¡Salud y Memoria!

La Mesa de Catalunya d’Entitats Memorialistes us convoca a la concentració per la Veritat, la Justícia i la Reparació, que el proper dissabte 21 de març es realitzarà a la Plaça de Sant Jaume a les 12 del migdia.

La Mesa de Cataluña de Entidades Memorialistas os convoca a la concentración por la Verdad, la Justicia y la Reparación, que el póximo sábado 21 de marzo se celebrará en la PLaza de San Jaime a las 12 del mediodía.

Les nostres reivindicacions són molt clares i contundents. Diem prou a la impunitat dels crims del franquisme i exigim l’anul·lació de tots els judicis d’aquesta etapa, des del cop d’estat feixista del 1936 fins a la Transició. Per tant exigim l’anul·lació del judici al President de la Generalitat Lluís Companys, representant democràtic del poble de Catalunya, assassinat pel franco-feixisme.

Nuestras reivindicaciones son muy claras y contundentes. Decimos basta a l aimpunidad de los crímenes del franquismo y exigimos la anulación de todos los juicios de esta etapa, desde el golpe de estado fascista de 1936 hasta la Transición. Por tanto, exigimos la anulación del Presidengte de la Generalitat Lluís Companys, representante democrático del pueblo de Cataluña, asesinado por el franquismo.

Per una justícia més eficaç i ràpida de reparació, demanem urgentment la modificació de la Llei 52/07 de Memòria Històrica per a que totes les resolucions dictades pels tribunals franquistes siguin declarades nul·les de ple dret.

Por una justicia más eficaz y rápida en la reparación, solicitamos urgentemente la modificación de la Ley 52/07 de la Memoria Histórica para que todas las resoluciones dictadas por los tribunales franquistas sean declarads nulas de pleno derecho.

Us esperem amb les fotografies dels vostres familiars i amics, víctimes del franquisme, per posar rostre a la repressió i donar protagonisme a tan valuosos ciutadans i ciutadanes anònimes, defensors de la legalitat vigent republicana i lluitadors per les llibertats. Nosaltres, que encara gaudim del dret de reivindicació, no deixem de fer ús d’aquest en nom de tots aquells que no van poder fer-ho durant la dictadura i que ara ja no estan amb nosaltres. Per ells, per elles: anul·lació del judicis franquistes, Veritat, Justícia i Reparació. —

Os esperamos con las fotografías de vuestros familiares y amigos, víctimas del franquismo, para poder poner rostro a la represión y dar protagonismo a tantos valuosos ciudadanos y ciudadanas anónimos, defensores de la legalidad vigente republicana y luchadores por las libertades. Nosotros, que todavía disfrutamos del derecho de reivindicación, no dejemos de hacer uso de este en nombre de todos aquellos que no pudieron hacerlo durante la dictadura y que ahora ya no están con noosotros. Por ellos, por ellas: anulación de los juicios franquistas, Verdad, Justicia y Reparación.

http://baixrepublica.blogspot.com

baixllrepublica@gmail.com

_cartell


Enlace de interés…programa de TV Asociacion de Descendientes del Exilio Español…

marzo 16, 2009

En este video vemos a Ludivina, presidenta de la asociacion de Memoria del Exilio  y a Carmen Cid que nos envia muchos articulos sobre las actividades en Francia.

Se puede ver el Programa sobre la nacionalidad de los nietos que hizo el reportaje de la Asociación
http://www.rtve.es/alacarta/la2/ultimos/dia-0.html#448710

Asociación de Descendientes del Exilio Español
tel +34 913085394 (tardes)
—————-
Constituída en Noviembre 2002 en Madrid.
Registro de Asociaciones Nº 1711108

¿Deberíamos aprender de los patos?

marzo 16, 2009

Hoy nos ha llegado al correo electrónico este mensaje. No se podía adecuar más a esa carencia de unión que hace tiempo que reclamamos en el ámbito memorialista. Un texto corto y muy significativo:

Amigos una letras interesantes leidas en el blog Las piedras del río,de nuestro amigo J.M.Lama :
Enlace al blog de J. M. Lama

“Para salvarnos, juntarnos. Como los dedos en la mano. Como los patos en el vuelo. Tecnología del vuelo compartido: el primer pato que se alza abre paso al segundo, que despeja el camino al tercero, y la energía del tercero levanta vuelo al cuarto, que ayuda al quinto, y el impulso del quinto empuja al sexto, que presta fuerza al séptimo. Cuando se cansa el pato que hace punta, baja a la cola de la bandada y deja su lugar a otro, que sube al vértice de esa uve invertida que los patos dibujan en el aire. Todos se van turnando, atrás y adelante. Según mi amigo Juan Díaz Bordenave, que no es patólogo pero sabe de patos, ningún pato se cree superpato por volar adelante, ni subpato por marchar atrás. Los patos no han perdido el sentido común. Eduardo Galeano, “Elogio del sentido común” (fragmento).
patos


Luz sobre los consejos de guerra de Franco…

marzo 16, 2009

Restauración de un expediente judicial

Restauración de un expediente judicial

Defensa pone en marcha un plan piloto de archivos – 400.000 expedientes, entre ellos los juicios sumarísimos de 1938 a 1945, se restaurarán y digitalizarán

“Preguntada dónde le sorprendió el Glorioso Movimiento, dice que le sorprendió en esta localidad. Preguntada para que manifieste si es cierto que durante el dominio rojo penetró en el convento de las hermanas carmelitas y se llevó una lámpara que había en el altar y una fotografía de las religiosas, dice que la lámpara la llevó al hospital y la fotografía la entregó a una vecina”.

El traslado de los legajos a Madrid reedita la disputa de Salamanca

No todos tuvieron la suerte de esta mujer de Benicarló (Castellón) a la que un consejo de guerra condenó a seis años de cárcel, el 30 de enero de 1942. Por ejemplo, el padre de un diputado de UCD en la primera legislatura democrática, que era teniente de la Guardia Civil en 1936, fue ejecutado sólo porque se le consideró sospechoso de “ideología confusa”.

Sus historias figuran en algunos de los 20.000 legajos, unos 400.000 expedientes, millones de páginas, en los que se describe, con lenguaje burocrático y leguleyo, una de las etapas más negras de la historia de España: la represión despiadada que siguió a la Guerra Civil. La mayoría son procedimientos sumarísimos, instruidos entre 1938 y 1945, por los Juzgados Togados Militares Territoriales números 11, 12 y 13, con sede en Fuencarral (Madrid) y Valencia, con jurisdicción sobre Extremadura, Castilla-La Mancha, Madrid y Comunidad Valenciana. Aunque también hay procedimientos que llegan hasta 1980.

Al socaire de la Ley de la Memoria Histórica, el Ministerio de Defensa ha trasladado estos documentos al nuevo Archivo General Histórico de Defensa, que ocupa dos naves del cuartel Infante Don Juan, en el madrileño paseo de Moret, para poner en marcha un proyecto piloto de restauración y digitalización de archivos militares. El traslado de los legajos a Madrid ha generado una marejada política en Valencia o Castellón, donde su retorno se ha convertido en una reivindicación compartida por todas las instituciones y partidos, en lo que parece una reedición de la disputa por los papeles de Salamanca.

Álvaro Martínez-Novillo, funcionario del cuerpo de conservadores de Museos y subdirector de Patrimonio Histórico-Artístico de Defensa, afirma que su único objetivo es salvar un fondo documental en grave peligro y hacerlo accesible a los investigadores.

El PAÍS ha podido comprobar que muchos de los expedientes están seriamente dañados, con páginas que se desintegran al tocarlas y otras ilegibles por la descomposición del papel y la tinta. Muchos de ellos son documentos almacenados en los sótanos de la Capitanía General de Valencia, que se inundaron por el desbordamiento del Turia de 1957, e incluso conservan aún manchas de barro. Aunque los legajos de Castellón estaban mejor conservados, carecían de medidas de seguridad (sistema contra incendio o control de la humedad) y de normas modernas de clasificación y acceso.

El problema, como explica Martínez-Novillo, es que los archivos de los juzgados militares, por su carácter judicial, quedaron al margen del reglamento de archivos militares de 1998; y, por el castrense, fueron excluidos del decreto de modernización de archivos judiciales de 2003. Debido a esta doble exclusión, nadie se ha ocupado de ellos.

En teoría, el permiso para acceder a un expediente judicial lo concede, caso por caso, el tribunal competente, según el interés del solicitante (si es familiar directo del afectado) o el tiempo transcurrido (en el caso de investigadores). En la práctica, impera la arbitrariedad, ya que los juzgados militares carecen de personal especializado y tienen bastante con ocuparse de los asuntos de trámite. Esta situación ha servido de caldo de cultivo para picarescas como la de un funcionario del tribunal militar de Sevilla, ya fallecido, que vendía copias de expedientes.

El ministerio que dirige Carme Chacón se propone aprobar un nuevo reglamento que clasifique los archivos militares en cuatro categorías: de gestión (para expedientes abiertos); centrales (con más de cinco años de antigüedad); intermedios (en torno a 25); e históricos (con más de 30). Estos últimos serían de acceso público. Los expedientes judiciales seguirán una trayectoria similar: pasarán del juzgado militar al tribunal territorial y luego al archivo histórico.

Se acabará así con el hermetismo de estos fondos, que serán tratados como los demás archivos del Estado, según una ley que prepara el Ministerio de Cultura, y se normalizará el trabajo de los investigadores. “Aunque han pasado 70 años [del fin de la guerra] y el Ejército de hoy no tiene nada que ver con el del franquismo, nadie sabe lo que hay [en los archivos]. Abrir los expedientes de los consejos de guerra puede hacer que algunas familias vayan a los tribunales a pedir su nulidad, pero ¿va a hundirse la democracia por eso?”, reflexiona un historiador que ha investigado la Guerra Civil y el franquismo.

La cuestión no es sólo legal sino, sobre todo, económica. Para garantizar la conservación de los documentos y su acceso público es necesaria su digitalización, última fase del proyecto de Defensa. Sólo el plan piloto de los juzgados de Madrid y Valencia costará millón y medio de euros. Para acelerar el proceso, se han firmado acuerdos con varias comunidades autónomas (Cataluña, Aragón y Andalucía), pero aun así puede tardar décadas.

“Si hay dos instituciones que han demostrado su afán por documentarlo todo son la Iglesia y el Ejército”, explica Martínez-Novillo. “Y tengan la seguridad de que el Ejército español ha gastado mucho más papel que munición”.

Lo demuestran los 25 archivos que los tres ejércitos tienen distribuidos por toda España, a los que hay que sumar los fondos documentales de los 26 juzgados y tribunales castrenses y los dispersos por ciudades, como Castellón, donde hubo órganos judiciales que ya han desaparecido. Para poner orden en este galimatías va a crearse el Archivo General Histórico de Defensa, con sus 27 kilómetros de estanterías. “La cuestión no es si los documentos vuelven a Castellón o van a Salamanca”, concluye Martínez-Novillo, “sino que un día podamos verlos donde deben estar: en Internet”.

Fuente: El País –

TEREIXA CONSTENLA / MIGUEL GONZÁLEZ – Madrid – 16/03/2009

Imagen del depósito del Archivo General Histórico de Defensa

Imagen del depósito del Archivo General Histórico de Defensa


Recuperan en Casavieja los cuerpos de siete fusilados en la Guerra Civil…

marzo 14, 2009
Exhumando en Casavieja

Exhumando en Casavieja

Exhumación de siete fusilados en Casavieja (Foto: Fernando de León).

Algunos eran demasiado jóvenes y otros no alcanzaban el medio siglo de vida. Eran siete y sus familiares pudieron recuperar este viernes, por fin, sus cuerpos, enterrados en una fosa común tras ser fusilados en Casavieja.
Siete vecinos de esta localidad abulense ubicada en el Valle del Tiétar fueron llevados a los calabozos de Casavieja, donde, sistemáticamente, fueron torturados y obligados a golpearse entre ellos hasta que, unos días después, el 2 de septiembre de 1936, fueron conducidos hasta el cementerio y fusilados.
Se trataba de Román Martín Martín, Gabino Rodríguez Martín, Pedro Muñoz Díaz, Juan Sánchez de la Cruz, Victoriano Jiménez Martín y otras dos personas más, también víctimas de este fusilamiento, de las que no han podido localizarse sus datos, ya que ni siquiera aparecen en los registros parroquiales.
Exhumación
Los restos de estas siete personas, de entre 17 y 42 años de edad, fueron recuperados este viernes, gracias a la exhumación –la de mayor número de personas- que realiza ‘Nuestra Memoria’, asociación para la recuperación de la memoria histórica de la Sierra de Gredos y Toledo, que ya ha trabajado con anterioridad en el territorio abulense; en concreto, en una exhumación en Pedro Bernardo.
En este caso, las labores se prolongarán durante todo el fin de semana, pues, según detalla Marisa Hoyos, del equipo arqueológico, aunque los dos primeros cuerpos aparecieron a las 16.45 horas, aproximadamente, de este viernes, los huesos, sin embargo, se encuentran en “muy mal estado”, debido a las características del suelo.
Así, se prevé que el equipo arqueológico esté excavando y exhumando los cadáveres de estas siete víctimas durante todo el fin de semana, en unos trabajos a los que asisten familiares de los fusilados y vecinos de Casavieja, quienes también participaron a la hora de enterrarlos en una fosa excavada junto a la tapia del cementerio local.
Enterramiento común.

Y es que la fosa donde, hasta este viernes, yacían las siete víctimas, fue, de hecho, cavada por los propios vecinos de Casavieja, aquellos que tenían las mismas tendencias políticas que los fusilados y a los que se obligó a cavar y enterrarlos como escarmiento.
Dado el mal estado de conservación de los restos encontrados, por otra parte, estos serán trasladados a la Universidad de Granada para su identificación y, posteriormente, devueltos a sus familiares, que están pensando en llevar a cabo un enterramiento común en el municipio.
La exhumación que se lleva a cabo hasta el domingo en Casavieja -en función de la disposición de los cuerpos- es la segunda que realiza Nuestra Memoria en Ávila, que también ha trabajado ya en las provincias de Toledo, Jaén y Cáceres y que, después de Casavieja, se trasladará a La Serna del Monte, en Madrid. En la provincia de Ávila, se estima que el Valle del Tiétar es la zona donde más enterramientos de estas características hay de toda la provincia, donde se calcula que más de medio millar de personas fueron fusiladas o desaparecieron en el transcurso  de la contienda.
Estos trabajos, además, son los primeros que se realizan en una fosa común después de que el Senado decidiera no apoyar una moción para que el Gobierno se responsabilizara de la búsqueda de los desaparecidos.