La mujer del pistolón…

mayo 16, 2009

Hoy, precisamente el día en que culmina el disparate antidemocrático de expulsar del callejero el nombre de la diputada socialista Margarita Nelken, puede ser una buena ocasión para recordarle a la concejala metida a historiadora, al alcalde que la respalda y a cuantos han estado mostrando la fotografía de la mujer del pistolón como prueba del estilo matonesco y criminal de aquella mujer, que la de la foto no tiene nada que ver con Margarita Nelken. Se trata de la dirigente de milicias del POUM Mika Etxebere. O sea que han quitado una calle equivocada. Bastaba ver a la concejala Rodríguez Píriz blandiendo la foto en el pleno. En su ignorancia, pensaba en Nelken pero mostraba a Etxebere. Ahora debería rectificar públicamente, ya que no sólo es falsa la imagen criminal que ha dado de ella sino que ni siquiera es cierta la foto sobre la que han basado su demagógica campaña. Y si desean saber quién fue la que ha estado enseñando en el pleno como si fuera Nelken pregúntenle a alguno de sus asesores áulicos. Alguno sabrá manejar Google.

Francisco Espinosa Maestre

Opinión:

Os dejamos un artículo escrito por Francisco Maestre Espinosa, el cual parece que no es grato publicar en la prensa pacense ya que el mismo ha sido enviado a varios periódicos, sin obtener la edición de la misma. Una vez más la  influencia de la derecha casposa de este país, no solo comete un grave error, sino que por el mismo u omisión, también una injusticia a la vez que mancilla el nombre. la imagen de Margarita Nelken. ¿Cuántas calles y símbolos del franquismo hay en la provincia que no están cumpliendo la LMH?

Con estos hechos y actuaciones, es imposible, no sólo recuperar la historia, sino también poder pasar la peor página de la misma de nuestro país. No somos nadie para exigir desde este espacio, pero sí, tenemos la legitimidad como familiares de las víctimas de la “Guerra Incivil” y de la posguerra de poder solicitar al menos que nuestros políticos actúen con honorabilidad, justicia y la verdad en un tema de tal importancia y sensibilidad. Y en este caso que haya una rectificación y reconocimiento del error. No hacerlo, es volver  al menos treinta y cuatros años atrás en nuestras vidas e historia. No sólo han mancillado un nombre con una falacia (queremos pensar que no intencionada), sino que también están actuando contra el derecho, la democracia y la justicia. Si eso les parece poco, y la prensa no es capaz de publicar algo así. Este país no avanza, más bien estamos retrocediendo.

margarita_nielkenmargarita_nielken2_


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 260 seguidores