Carta a Franco por Francisco Arrabal…

Carta a Franco por Francisco Arrabal:

Ex c e l e n t í s i m o Señor:
Le escribo esta carta con amor.
Sin el más mínimo odio o rencor, tengo que decirle que es usted el hombre que más daño me ha causado.
Tengo mucho miedo al comenzar a escribirle:
temo que esta modesta carta (que me conmueve de pies a cabeza) sea demasiado frágil para llegar hasta usted;
que no llegue a sus manos.

Creo que usted sufre infinitamente;
sólo un ser que tanto sufre puede imponer tanto dolor en torno suyo;
el dolor preside, no sólo su vida de hombre político y de militar, sino incluso sus distracciones;
usted pinta naufragios y su juego favorito es matar conejos, palomas o atunes.

En su biografía, ¡cuántos cadáveres! en África, en Asturias, en la guerra civil, en la postguerra…
Toda su vida cubierta por el moho del luto. Le imagino rodeado de palomas sin patas, de guirnaldas negras, de sueños que rechinan la sangre y la muerte.
Deseo que usted se transforme, cambie,
que se salve, sí,
es decir, que sea feliz por fin,
que abandone el mundo de represión, odio, cárcel, buenos y malos que hoy le rodea.

Quizás haya una remota esperanza de que me oiga: siendo niño me llevaron a un acto oficial que usted presidía.
Al llegar usted, entre ovaciones, las autoridades le agasajaron.
Entonces una niña, preparada para ello, se acercó a usted y le tendió un ramo de flores. Luego comenzó a recitar un poema (mil veces ensayado)… Pero, de pronto, presa de emoción, se puso a llorar. Usted le dijo, acariciándole la mejilla:

–No llores, yo soy un hombre como los demás.

¿Es posible que hubiera en sus palabras algo más que el cinismo?

Sin odio y sin soberbia, Fernando Arrabal comenzaba así su Carta al General Franco, un texto obsesivo y circular en el que se unen la historia y la tragedia, el esperpento y la denuncia, el distanciamiento que proporciona la ironía y los recuerdos autobiográficos de un niño de la guerra y la posguerra, de un español del éxodo:

Fuimos niños manipulados y hombres buscando la palabra.
¡Cuánto silencio bajo el tejado!

Fernando Arrabal:

Nacido en Melilla en 1932, el creador español Fernando Arrabal es reconocido principalmente por su obra dramatúrgica, aunque ha incursionado en otros géneros literarios, el cine y las artes plásticas. Reconocido en 1953 con el Premio Ciudad de Barcelona por su obra teatral Los chicos del triciclo, Arrabal emigró al año siguiente a París, donde fundó el movimiento pánico -de clara influencia surrealista- con el chileno Alejandro Jodorowsky y el francés Roland Topor. El cementerio de automóviles (1958), El laberinto (1956), El arquitecto y el emperador de Asiria (1966) o Tormentos y delicias de la carne (1985) se cuentan entre las obras teatrales más destacadas de Arrabal, cuya producción dramática fue reunida en 1997 en dos volúmenes bajo el título Teatro completo. La torre herida por el rayo (1982, Premio Nadal de Novela 1983), La virgen roja (1987), La hija de King-Kong (1988) y La extravagante cruzada de un castrado enamorado (1990) son muestras de su narrativa, en tanto en el terreno del ensayo ha abordado casi siempre temas políticos: subrayó su inconformidad con la dictadura en la Carta al general Franco -enviada a su destinatario en 1971, pero publicada hasta 1978, un año después de que el autor regresara a España- y abordó la corrupción imperante en Cuba en Carta a Fidel Castro (1983). El escritor español, quien ha realizado varias películas, es identificado en México principalmente por la adaptación fílmica de su obra de teatro Fando y Lis, que Jodorowsky dirigió en el país en 1967. Autor de lengua española y francesa, fue nombrado en 1995 Oficial de las Letras y las Artes Francesas en reconocimiento a una obra que ha guardado una estrecha vinculación con esta nación.

Envío del video realizado por Raquel Arto. Información adicional al video Jordi Carreño.

Fuentes: 

Youtube: http://www.youtube.com/watch?v=deV5EA6KNWg

Texto de la carta: http://encuentrosconlasletras.blogspot.com/…/carta-al-generalfranco.html

Texto biográfico: http://biblioteca.universia.net/ficha.do?id=37964192

2 Responses to Carta a Franco por Francisco Arrabal…

  1. Con total seguridad afirmo que esa niña que le entregaba las flores y debia recitar lo aprendido para ese momento , el miedo domino su ser al contemplar al verdugo de tantos inocentes y no pudo contener su llanto, pues yo con mis nueve años ya tenia conocimiento total de Franco Hitler y Stalin y no se cual era mas fuerte si el miedo hacia esos hombres o el miedo a la Iglesia y a lo que ambos representaban.

  2. […] a Fernando Arrabal con su Carta al General Franco, y de ahí pasé a su poesía. Tengo pendiente el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: