Jordi Savall ve la música como memoria viva para evitar la amnesia y el horror…

El maestro español Jordi Savall, convencido del «poder de la música» en la tarea de mantener viva la memoria histórica y contribuir al diálogo y la paz entre las culturas, prepara una edición especial discográfica sobre Occitania y la tragedia de la cruzada contra los Cátaros en el siglo XII.

El maestro Jordi Savall

El maestro Jordi Savall

«Se trata de un tema muy doloroso, desde todos los puntos de vista, pero es importante conocerlo», destaca el catalán Savall en una entrevista concedida este fin de semana a Efe con motivo de su actuación en el festival «Días Internacionales de Eisenstadt» en la ciudad austríaca de Eisenstadt.

Tres discos, con mucha música y textos sobre la historia y su contexto, la inquisición y los trovadores, integran esta edición especial de la productora Alia Vox, que previsiblemente saldrá a la venta a fines de noviembre.

«Lo que es terrible, e intentamos mostrar, es que la historia se repite siempre, porque una de las cosas más terribles que tiene el ser humano es su amnesia», dice el virtuoso de la viola da gamba.

«Constantemente tenemos esta capacidad de olvidarnos de las cosas, y esto es quizás uno de los peores defectos que tiene cualquier ser humano, y sobre todo cualquier civilización, porque una civilización que no tiene memoria no puede renovar su futuro de una forma positiva», añade Savall, un reconocido musicólogo e investigador, que junto a su esposa, la cantante Montserrat Figueras, ha sido nombrado Embajador por la Paz de la UNESCO.

Al ver que con ocasión de esas cruzadas contra los cátaros, por considerarlos heréticos, Roma publica una Bula autorizando la tortura, uno «se da cuenta de que se utilizaban (hace 800 años) los mismos métodos que en Guantánamo», en el siglo XXI, destaca.

«Cosas que pasaron hace 800 años se han repetido con la invasión de Checoslovaquia y Polonia por Alemania, la invasión de Vietnam, de Irak», añade.

Está claro, para Savall, que es «siempre lo mismo: se da una excusa, en este caso es la herejía, cuando lo que se quería era conquistar Occitania y ponerla dentro del reino de Francia. Lo mismo que se da la excusa de las armas de destrucción masiva, cuando lo que interesaba era el petróleo de Irak, etc».

«La historia es siempre una mistificación de las cosas, y creo que es importante recordar con la música. Porque la música, como decía Elias Canetti, ‘es la verdadera historia viviente de la humanidad’, ya que a través de ella percibimos no solamente los hechos, sino la emoción que estos hechos llevan en sí», señala.

En los discos y el libreto que forman parte de esta edición aparece la bula: «recitamos unas cuantas de las leyes más terribles, y después publicamos unos extractos de las leyes más fuertes».

«El título de la bula ya es en sí tremendo: ‘At extirpandam’ («Cómo extirpar»)», explica Savall, y aclara que esta parte no va acompañada de música.

Sí se incluyen composiciones y canciones de los trovadores y la época de florecimiento de Occitania, que vivía entonces un momento «extraordinario» de cultura, «tolerancia y diversidad de pensamiento».

Savall estima que se trata de «un momento histórico muy importante», en el que los judíos, a diferencia de los cristianos considerados heréticos, no fueron perseguidos, y si bien fueron expulsados de Francia en 1300, pudieron salvaguardar sus actividades culturales y filosóficas.

«Toda la Cabalá se desarrolló plenamente, siempre en círculos muy cerrados, y se ha conservado hasta nuestros días», dice el investigador.

«En cambio, los heréticos eran un peligro (para Roma) porque (como cristianos) ponían en duda que el poder de la iglesia católica fuera legítimo, y esto Roma, que en esa época buscaba el poder político, no lo podía aceptar», resalta.

«Los quemaban a centenares. Yo creo que estos momentos de la historia son tan duros, que mentalmente los hemos querido olvidar (…) Pero creo que la sociedad no puede no acordarse de ciertas cosas, porque es injusto y destructivo, porque no aprendes de estos hechos», subrayó el musicólogo.

Opinión:

El arte y la cultura son dos de los mejores vehículos para evitar el olvido y mantener la memoria viva. En este caso la cronología histórica es diferente,  pero el concepto es el mismo. No creo que a nadie se le escape que ver las cosas desde el punto de vista artístico, hacen que la prespectiva sea diferente. Una buena recomendación la del maestro Savall.

La Memoria Viv@

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: