Esperanza Aguirre se burla de los 140.000 asesinados por el franquismo…

septiembre 27, 2009

Hay algo que nunca podrán entender, entre otras muchas causas y cosas, porque ni siquiera lo intentan; y es que por mucho tiempo que pase,  la atrocidad cometida por el franquismo nunca podrá justificar lo injustificable. Y ellos lo saben, son los predecesores, los herederos de la vergüenza histórica, y por eso desean y buscan pasar la página rápidamente. A ellos les importa un comino la mujer que lleva setenta años llorando la pérdida de su padre, de su tío, de su abuelo. La esposa o el hijo que luchan por dar sepultura digna a su marido o padre. El niño que no sabe quién es y quiere conocer su historia y recuperar su identidad perdida, el hijo o nieto de exiliado que quiere que se le reconozcan los derechos robados en una huída temerosa, o aquellos a los que les privaron del tiempo de vivir en libertad  y estuvieron en las cárceles donde habían más dignos encerrados, que indignos en libertad, etc.

Encima  lo más triste, es que se permiten hacer befa y mofa del sentimiento y dolor de  la gente con sus sonrisas cínicas, sus comentarios irónicos y jocosos, y todo para no reabrir las heridas. ¿Qué heridas Sra. Aguirre?  Las que ustedes causaron  y no nos permiten cerrar, o las que les pueden causar a ustedes ver lo que hicieron sus santos, honorables y decentes progenitores.

Siga riendo y apelando a Napoleón mientras otros lloran sus penas, que algún día alguien se chiscará en sus progenitores y con toda la razón…, todo por aquello de miremos hacia el otro lado y seguro que no veremos lo que pasó, o el tiempo lo borra y cura todo. Aunque gire la cabeza, seguirán ahí, y lo más gracioso de todo,  es que siempre habrá a alguien de nosotros que se lo recuerde, entre otras cosas, porque no los abandonaremos nunca, o al menos, hasta que vuelvan con nosotros, con sus familias, con sus amigos, con los suyos. Pasará de padres a hijos; y a  nietos; y a bisnietos; y así sucesivamente. Porque nosotros nunca abandonamos  a los nuestros, y los educamos en el respeto y en los valores (los nuestros) que se basan en la libertad, la legalidad y la fraternidad.  Siga riéndose Sra. Aguirre, siga riéndose, que el que ríe último ríe mejor. Y nosotros somos La Memoria Viv@ de todos aquellos que lo necesitan, pero sobre todo,  lo somos de todos los desmemoriados y para todos los desmemoriados.

Por Jordi Carreño


Los ‘papeles de Salamanca’ de las entidades regresarán en el mes de febrero…

septiembre 27, 2009
Fachada del Archivo Nacional de Salamanca

Fachada del Archivo Nacional de Salamanca

EL PERIÓDICO/BARCELONA

Tras más de siete décadas en manos ajenas, volverán al regazo de sus propietarios. Más de dos millones de documentos de asociaciones, entidades, ayuntamientos y particulares catalanes que fueron incautados al final de la guerra civil española y depositados en el archivo de Salamanca volverán a Catalunya el próximo mes de febrero.
«En la actualidad, los técnicos están digitalizando todo el material y podemos pensar que el proceso estará acabado durante el mes de enero», afirmó ayer a EFE el director general de Patrimoni Cultural de la Generalitat, Josep Maria Carreté. Catalunya lleva más de tres años reclamando estas 1.500 cajas de documentos privados e institucionales que quedaron pendientes tras la entrega, el 31 de enero del 2006, del primer bloque, compuesto por medio millar de legajos pertenecientes a la Generalitat republicana que fueron depositados en el Archivo Nacional de Catalunya, en Sant Cugat del Vallès.
Documentos del fallecido cartelista Carles Fontseré, de la escritora Teresa Pàmies o de las familias Cambó y Rovira Virgili son algunos de los tesoros de la mercancía pendiente de recibir. Las cajas también contienen papeles de partidos y sindicatos como la CNT y de ayuntamientos. Cuando el bloque de documentación llegue de nuevo a tierras catalanas, se abrirá un período de exposición pública para que los descendientes puedan recuperar los archivos de sus familiares.
El retorno de estos papeles es fruto de un largo proceso reivindicativo plagado de interrupciones a causa de los periodos de inactividad y los relevos en la cúpula del Ministerio de Cultura. Además, mientras que los documentos de la Generalitat republicana estaban perfectamente ordenados en legajos, el resto de papeles se han ido extrayendo de diferentes lugares del archivo, un hecho que ha dificultado la elaboración del inventario.

LARGO PROCESO / Si la llegada de las cajas se produce en el margen de tiempo previsto, el proceso de devolución de todos los documentos incautados por las tropas franquistas en Catalunya habrá concluido después de más de cuatro años. Sin embargo, el historiador Josep Cruanyes ya publicó que todas estas cajas suponen tan solo una décima parte del volumen total de documentación incautada. «De las 160 toneladas de documentos enviados, solo se conservan archivadas en Salamanca unas 16, y el resto fue mayoritariamente convertido en pasta de papel», señaló Cruanyes.

El Periódico de  Catalunya:

http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=648230&idseccio_PK=1008&h=


La mujer en la República, Guerra Civil y franquismo centra un ciclo de la UIB

septiembre 27, 2009

Palma, 26 sep (EFE).-

Un ciclo de conferencias de la Universidad de las Islas Baleares (UIB) analizará el papel de la mujer en la República, la Guerra Civil y el franquismo en seis encuentros que se celebrarán del 1 de octubre al 5 de noviembre.

La UIB y las conselleries de Asuntos Sociales, Promoción e Inmigración y de Educación y Cultura han organizado este ciclo, que lleva como título “Mujer, Guerra Civil y franquismo” y tendrá lugar en el edificio Sa Rambla, informa hoy el Govern en un comunicado.

El ciclo analizará el papel de mujer a la Segunda República, la Guerra Civil y el franquismo, con las conferencias de seis doctores en Historia: Anna Aguado, Mary Nash, Susanna Tavera, Ángela Cenarro, Carme Molinero y David Ginard.

El ciclo arrancará el 1 de octubre con la conferencia “La Segunda República desde una perspectiva de género”, a cargo de Anna Aguado, doctora en Historia y catedrática de Historia Contemporánea de la Universidad de Valencia.

Seguirá el 8 de octubre con “La mujer en la España republicana (1936-1939)”, una conferencia de Mary Nash, doctora en Historia y catedrática de Historia Contemporánea de la Universidad de Barcelona.

El 15 de octubre se celebrará la tercera conferencia, “La memoria de las vencidas”, a cargo de Susanna Tavera, doctora en Historia y catedrática de Historia Contemporánea de la Universidad de Barcelona.

El 22 de octubre será el turno de “Mujer y Falange”, conferencia que dará Ángela Cenarro, doctora en Historia y profesora titular de Historia Contemporánea de la Universidad de Zaragoza.

La quinta conferencia se celebrará el 29 de octubre y será la de “Mujer y antifranquismo”, a cargo de Carme Molinero, doctora en Historia y catedrática de Escuela Universitaria de la Universidad de Barcelona.

El ciclo finalizará el 5 de noviembre con la conferencia “Mujer y represión bajo el franquismo. El caso de las Islas Baleares”, a cargo de David Ginard, doctor en Historia.

http://www.google.es/url?sa=t&source=web&ct=res&cd=1&url=http%3A%2F%2Fwww.uib.es%2F&ei=B1u_SuQBmKyMB7-LuUs&rct=j&q=uib&usg=AFQjCNGK-aAC6d91fhpkPZlj4NiOiB3_JA

http://www.google.es/url?sa=t&source=web&oi=news_result&ct=res&cd=1&url=http%3A%2F%2Fwww.abc.es%2Fagencias%2Fnoticia.asp%3Fnoticia%3D121870&ei=rVi_SpqWNdu7jAeJ6bSuBw&rct=j&q=uib+la+mujer+y+la+republica&usg=AFQjCNFe8bw2aBWZ262o3Rn3zncvsWdSgQ


El rastro mallorquín del Titanic italiano…

septiembre 27, 2009

Los 92 supervivientes del acorazado ´Roma´, hundido en 1943, pasaron tres meses presos en la base militar del Port de Sóller…

Mario de Marchi (arriba, primero por la izquierda), junto a otros marineros italianos

Mario de Marchi (arriba, primero por la izquierda), junto a otros marineros italianos

AITOR F. VALLESPIR. PALMA.

La Segunda Guerra Mundial dejó numerosas huellas en Mallorca, a pesar de ser un territorio neutral. Un grupo de 92 marineros italianos, náufragos del mayor buque de guerra de su país, vivió durante tres meses en las dependencias militares del Port de Sóller. Se refugiaron en la isla porque tenían miedo de volver a Italia por si la ha­­bían invadido. También huían de los nazis alemanes, que dominaban gran parte de Europa. Llegaron a Pollença la mañana del 10 de septiembre de 1943. ¿Pero, qué les obligó a refugiarse en el archipiélago?
En Italia, Mussolini fue derrocado en julio de 1943. Pietro Badoglio asumió el nuevo gobierno. Rompió con el nazismo, declaró la guerra al III Reich y pasó a colaborar con las Fuerzas Aliadas. Como señal de cooperación, la Marina italiana entregó todas sus fuerzas a los aliados. Pero los navíos nunca llegaron a su destino.
Por el camino –entre Córcega y Cerdeña– se toparon con la aviación alemana, que no titubeó al bombardear el buque insignia enemigo, el acorazado Regia Nave Roma. Un misil teledirigido estalló en el arsenal del barco que se hundió enseguida.
En el Roma había 2.021 tripulantes, de los cuales murieron 1.393. Los 628 supervivientes fueron recogidos por los otros navíos que le acompañaban. Los capitanes de la Armada vieron minada su moral tras el ataque al “Titanic italiano”. El acorazado Roma era la mayor nave que componía la flota de la “República de Badoglio” –pesaba 41.000 toneladas– y lo acababan de hundir con una facilidad pasmosa. Por ello decidieron huir a España y salvar sus vidas.
Allí entraron en juego las Balears. De los siete barcos restantes, cuatro partieron hacia Maó y los otros tres hacia Pollença. Estos tres últimos se llamaban Orsa, Pegaso e Impetuoso. El Orsa se quedó sin combustible y la Armada española lo remolcó a Palma. Los otros dos llegaron a Pollença y la propia tripulación los explotó y los hundió para que otros ejércitos no les robaran la nave. Sólo del Roma había 92 tripulantes en Mallorca. Las normas internacionales en tiempo de guerra provocaron que trataran a los militares como prisioneros. Les llevaron a la base militar de Alcúdia de forma provisional, aunque su destino final fueron las dependencias del Port de Sóller, adonde llegaron el 24 de septiembre de 1943.

La historia de Mario de Marchi

Uno de los supervivientes del acorazado Roma que llegó a Mallorca fue Mario de Marchi. Nació en Candiana, un pequeño pueblo de la provincia de Padua y se alistó en la escuela de la Marina de Venecia con 19 años. Se formó como mecánico y fue destinado a la joya de los buques italiano, la Regia Nave Roma. Allí conoció a Luigi Ghersi y Angelo Zavattoni, quienes serían dos de sus mejores amigos durante su estancia forzosa en Mallorca.
Los marineros italianos pasaron tres meses y medio viviendo en la base militar del Port de Sóller. Aunque estaban allí encerrados, nunca les trataron como prisioneros de guerra o criminales. Con el tiempo, las tropas españolas les dieron bastantes libertades. Su única obligación era que siempre tenían que pernoctar en las habitaciones del cuartel. Su hora límite era el paso del último tranvía, más o menos a la caída del Sol, hacia las seis de la tarde.
Sin embargo, las mañanas las aprovechaban intensamente. Las tropas italianas se relacionaban con los sollerics a diario. Mario de Marchi acudía con sus dos amigos a un bar del Port. Allí conoció al patriarca de la familia Bennàssar. Mario, Luigi y Angelo solían comer en la casa de los Bennàssar. En la base militar no les sobraba la comida (y menos por aquel entonces). Algo que recordaba Mario a menudo eran los boniatos que les daban para cenar en la base militar.
En cambio, en casa de los Bennàssar había algo más de variedad en el plato. Mario iba tan a menudo a visitar a su amigo de Sóller, que se acabó enamorando de la hija de la familia –aunque a escondidas de su padre–. Pero llegó el día en que Mario, sus 91 compañeros del Roma y todos los otros marineros que estaban en el Port de Sóller tuvieron que abandonar la isla.
El Ejército franquista les trasladó a Caldes de la Malavella (Girona). Allí vivieron a todo lujo. En vez de estar en una residencia militar, se hospedaron en los hoteles-balneario Prats y Vichy Catalán. Los náufragos del acorazado Roma estuvieron allí hasta julio de 1944. Mario siguió carteándose con su amada de Sóller aunque de cada vez la correspondencia era más escasa… hasta que fue inexistente.
Mario fue repatriado a Italia en julio y continuó trabajando para la Marina de su país. Años más tarde se casó con una joven de su pueblo y tuvo tres hijos, pero la historia de amor con la sollerica aún no se había extinguido.
La mujer de Mario de Marchi falleció. Él comenzó a buscar una nueva madre para sus retoños y se acordó de aquella joven mallorquina. Volvieron a comunicarse por correspondencia y tal fue el idilio que contrajeron matrimonio. Pasado un tiempo, Mario vino a vivir a la isla con sus hijos. Se segundo matrimonio acabó en divorcio después de seis años y él murió en 1980, siendo el único superviviente del Roma que vino a vivir a la isla donde estuvo cautivo.
El próximo 9 de septiembre se cumplieron 66 años del hundimiento del acorazado Roma. Los tres hijos de Mario siguen en Mallorca y recuerdan la odisea de su padre. Uno de ellos es Bruno de Marchi, quien ha investigado en profundidad acerca de este suceso. Este profesor de instituto, relator de esta historia, sigue indagando en busca del rastro mallorquín del Titanic italiano.

Diario de Mallorca:

http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2009/09/27/rastro-mallorquin-titanic-italiano/507092.html


27 de septiembre de 1975. Entrevista con Manuel Blanco Chivite…

septiembre 27, 2009

“En un sistema dictatorial todo el mundo sabe que, llegado el caso, va a ser juzgado con criterios políticos, no jurídicos. Uno está perfectamente mentalizado al respecto ya que su lucha, precisamente, es por eso y contra eso”

Hablar con Manuel, siempre es adentrarse en un pasaje dialéctico y seductor, destripar el escenario político siempre es una sorpresa por su capacidad de análisis y la claridad de ideas, desde la necesaria radicalidad del pensamiento, sabe mantener su fina ironía que no pierde con el paso del tiempo, algo normal en un militante a contracorriente y letrado en novela negra, inmerso entre libros y ediciones.

Nacido en Donostia. Condenado a muerte bajo el franquismo en 1975, pena que le fue conmutada por 30 años. Hablamos con él cuando se cumplen 34 años de la última borrachera de sangre del franquismo.

MAnuel Chivite

LQSomos – En los años 70 empiezan a producirse movilizaciones populares por todo el estado español de protesta, desconocidas hasta entonces ¿tenía el franquismo sus días contados?

Manuel Blanco Chivite.- Según y cómo. Seguía siendo un régimen sólido, pero con problemas graves de crisis económica, agravada por una situación prolongada de dictadura política ya en fase de desgaste. Necesitaba evolucionar y el conjunto del franquismo lo sabía y lo deseaba; se trataba de perfilar el cómo. La base social de esta evolución estaba creada, las nuevas clases medias profesionales urbanas y sectores de una pujante aristocracia obrera, que aspiraban a su cuota de poder de gestión en un régimen democrático de corte occidental. Al mismo tiempo, durante estos años, surgió con fuerza una nueva izquierda, más o menos revolucionaria, a la izquierda de las siglas tradicionales de la II República volcada a un activismo y agitación que presionaba hacia cambios democráticos de gran calado.

LQSomos – A muchos hoy les puede sorprender, pero en el 75 se paseaban banderas republicanas en las movilizaciones ¿Por qué se freno en seco las aspiraciones a la III República en la transición?

M.B.Ch.- En función de los pactos de esa misma transición. Pactos laboriosos que venían fraguándose desde mediados de los sesenta y que eclosionaron tras la muerte del dictador. Esos pactos excluían la República y cualquier otro modelo económico que no fuese el capitalismo. En eso coincidieron franquismo renovado y antifranquismo dispuesto a formar parte del club de los vencedores (PSOE, PCE, PNV, CiU…), y a aislar y criminalizar todo lo que se situase a su izquierda y enarbolase las consignas republicanas.

LQSomos – ¿Que se siente al haber sido juzgado y acusado sin pruebas, sin garantías de defensa, sin equidad? (2)

M.B.Ch.- En un sistema dictatorial todo el mundo sabe que, llegado el caso, va a ser juzgado con criterios políticos, no jurídicos. Uno está perfectamente mentalizado al respecto ya que su lucha, precisamente, es por eso y contra eso. Todo el sistema judicial de la dictadura era pura corrupción y los jueces la hez de esta corrupción, vulgares delincuentes con toga, con alguna, contadísima, honrada excepción, como el fallecido Joaquín Navarro, por ejemplo y quizás algún otro…

portada_019_2009LQSomos – En las detenciones, hubo torturas salvajes y malos tratos constantes por parte de la policía. Pero llegó la transición con la esperada “democracia” y esos “torturadores” siguieron en sus puestos, algunos incluso fueron promocionados ¿Cómo se entiende esto en una democracia?

M.B.Ch.- En una democracia con raíces históricas y cierta autenticidad eso sería así, en efecto, pero en el caso español, la democracia llegó con un pacto en el que quienes habían ganado la guerra impusieron sus condiciones que fueron aceptadas. Nada se tocó, a nadie se le removió la silla y, en efecto, muchos criminales, con uniforme o sin uniforme, con toga o sin ella, fueron premiados y promocionados.

LQSomos – ¿Qué recuerdos se mantienen de esas últimas horas con los condenados a muerte antes de los fusilamientos?

M.B.Ch Podría deciros, para simplificar, que uno se acuerda de todo o, al menos, de casi todo: las horas en la celda del CPB, la oscuridad de la galería y de la propia celda que carecía de luz, las sombras de los funcionarios, la conducción hasta la galería de servicios donde se nos comunicó la conmutación de la pena de muerte a unos y que serían fusilados a otros… Durante los últimos días, ni siquiera pudimos vernos todos los condenados a muerte, encerrados cada uno en su celda y saliendo al patio veinte minutos al día, por separado.

LQSomos – Por si había alguna duda, los sumarios del 27 de septiembre de 1975 demostraron la naturaleza sangrienta y criminal del franquismo ¿Por qué se sigue ignorando en 2009?

M.B.Ch.- Aquellos consejos de guerra, para un país que cierra sus heridas sin curarlas y en el que los criminales de Estado siguen recompensados, todavía están muy cercanos; supongo que buena parte de los delincuentes uniformados que los componían viven todavía. Además y sobre todo, el protagonismo del ejército en los asesinatos del 27 de septiembre de 1975 fue total y ese ejército, mejor pagado y armado y formando parte de la OTAN en misiones de ocupación de países extranjeros, es el mismo de hoy. Para ellos es un mal recuerdo, un recuerdo que les desenmascara. Estamos ante una ignorancia políticamente interesada.

LQSomos – En junio de este año se ha vuelto a dar “borrón” a aquellos sumarios, con la respuesta de la Comisión de Evaluación de la Ley de la Memoria, ante las peticiones de la familia de José Luis Sánchez-Bravo Solla. En la mayor parte del mundo ser luchador antifascista es un honor reconocido ¿no es vergonzoso lo de España?

M.B.Ch.- ¿Qué queréis que os diga? ¿Vergonzoso? Yo lo veo lógico. Unos son los sucesores directos de la dictadura, hoy reconvertida en Monarquía constitucional (de la constitución del 78); otros, los que han pactado con ellos a cambio de gestionar el cotarro con derecho a enriquecerse y a favor de los intereses que sostuvieron la dictadura. De hecho, ya funcionan como un partido único en Euskadi…

LQSomos – Han pasado 34 años de la muerte en la cama del dictador, todavía no se ha condenado la ilegitimidad del franquismo y sus consecuencias penales, entre otras cosas ¿es necesaria una Ley de la Memoria?

M.B.Ch.- A estas alturas, tal ley, por necesaria que sea, no sería demasiado relevante. Pero aun así, no llegará. Los intereses nacional-españoles que encarnan el PP-PSOE no están por la labor. La monarquía está asentada, pero no tanto como para enfrentar una auténtica Ley de la Memoria o una condena pormenorizada de la dictadura… tirar de ese hilo es demasiado para ellos… quizás dentro de otros cuarenta años o cincuenta o sesenta…
En un seminario de la universidad…

LQSomos – La democracia que tenemos, guste más o menos, es fruto de aquellas luchas que forzaron un cambio ¿La concebís como una conquista? O ¿es una derrota?

M.B.Ch.- Ni lo uno, ni lo otro. No me parece adecuada la clasificación binaria de las cosas. Posiblemente, los franquistas cedieron más de lo que hubiesen deseado (eso explica en última instancia el parón que significó el amago golpista del 23 de febrero de 1981) y los sectores más combativos del campo antifascista se sintieron decepcionados. Pero lo que resultó fue un equilibrio más o menos estable entre franquismo y antifranquismo conciliador, en función de intereses políticos y económicos. La perspectiva de tocar poder y dinero resultó muy sugestiva para el PSOE, el PCE y los nacionalismos democrático-burgueses y tal es lo que ofrecía y necesitaba el franquismo reciclado. La reconversión industrial y bancaria con sus tres millones de parados fue cosa del PSOE de González, así como el GAL y la normalización de la tortura como oficialmente inexistente. Las clases medias urbanas, como he dicho antes, y la aristocracia obrera aportó la base social al proyecto de transición. En todo ello, algo se ganó y mucho, quizás demasiado, quedó por ganarse. Ahí hay mucha tarea para las nuevas generaciones; ellas tienen la palabra, la decisión y la acción.

LQSomos – En ciudades como Madrid, tras el derribo de la cárcel de Carabanchel ¿no apreciáis que están muy interesados en borrar muchas cosas?

M.B.Ch.- Creo que estamos ante lo más de lo mismo. Borremos símbolos que son testigos de una época ya molesta para todos (para todos, es decir, para PP-PSOE) y hagamos negocios con el terrenito…

LQSomos – Por cierto, de la cárcel de Carabanchel, al final nadie vio las Celdas de Prevención Bajas “CPB” (3), nadie habla de ellas. Por qué existir… ¿existieron?

M.B.C.h.- Como decía cierto autor francés: “Guatemala no existe; lo se porque yo he estado allí.”

LQSomos – Lucha directa contra el franquismo, clandestinidad, detenciones, torturas, cárcel… Después de haber vivido todo eso, cuando uno ve la situación actual, donde se han quedado los compromisos, como son las movilizaciones, el “politiqueo” ¿Vale la pena? ¿Hay que seguir?

M.B.Ch.- ¿Vale la pena? Hace tiempo una periodista me planteó lo mismo. Si fuese ministro, le respondí, ¿me harías la misma pregunta? Es una cuestión que tiene que ver con la vida que uno ha elegido. El otro día le pregunté lo mismo a un tipo que llevaba cuarenta años en un trabajo que no le gusta demasiado, un tipo que jamás ha arriesgado nada, olvidando que sin riesgo no hay libertad, pagando todos los impuestos y todas las multas y saludando emocionado a cada cámara de videovigilancia… ¿vale la pena?

LQSomos – Septiembre del 75, septiembre del 2009 ¿queremos República? ¿Qué Republica queremos?

M.B.Ch.- Yo sí. La cuestión es: ¿cuántos somos?, ¿qué riesgos asumimos para ser un poco más libres?, ¿seguiremos manteniendo los dogmas de nuestros abuelos y cada cual seguirá creyéndose el ombligo de la historia destinado a dictar la verdad a los demás?…

Manuel Blanco Chivite en LQSomos

Unanimidad en el gobierno sobre las penas de muerte

Notas:

1.- Desde la cárcel de Córdoba, en 1977 publico su primer libro “Notas de prisión”. Liberado en noviembre del 77, siguió con su militancia y su profesión de periodista y escritor colaborando en “La gaceta del norte”, en el clausurado “Egin”, en “Interviú” o “Primera plana” donde trabajo con Manuel Vazquez Montalbán… en 1989 publico “De matar y de morir”, en el 91 “Ciudad sangrienta” y “Operación Mendi”, en 1992 publicó “Manuel Vázquez Montalbán & José Carvalho” un ensayo que en su primera parte es una larga conversación con el biografiado. Después vendría una larga y prolífica lista de publicaciones: Diario de Etiopía, Ciudad sangrienta, Los comunicados del Lobo, Trío de negras… y su nueva etapa como editor al frente de ediciones VOSA, y a día de hoy con “El garaje ediciones”. Es escritor de diversos géneros como novela policíaca y erótica, libros de viajes, biografías, ensayos literarios, colecciones de aforismos…

2.- “El que suscribe no puede por menos que constatar una vez más que los derechos elementales de la defensa, es decir, el derecho que tiene el acusado a ser juzgado con equidad… han sido menospreciados en España de la manera mas grosera. El proceso de los cinco militantes del FRAP ha constituido un simulacro…”
Del informe de Christian Grobet, miembro de la Liga Internacional de los Derechos del Hombre y asistente a los Consejos de Guerra.

3.- Celdas de Prevención Bajas (CPB), Instituciones Penitenciarias no las ha reconocido nunca, con el derribo de la cárcel de Carabanchel se fue otra “mancha” negra de la represión. Muchos de los detenidos pasaron 40 días y 40 noches, incomunicados, en una soledad absoluta, entre cuatro paredes en donde sólo había un agujero en suelo (váter), un grifo y una botella de plástico de leche vacía que servía de cisterna para el váter y de vaso para beber…

…”No se han registrado todavía los nombres de los verdugos y carceleros en la lista de criminales, no se ha limpiado el buen nombre de las víctimas que desde las cárceles lucharon contra el fascismo y tantas murieron por ello. Siguen siendo criminales porque ningún gobierno de la Monarquía parlamentaria se ha atrevido a invalidar, por genocidas, las actuaciones gubernamentales de la dictadura franquista. Muchas y muchos tenemos todavía en nuestro cuerpo grabado las manifestaciones frente a la cárcel de Carabanchel exigiendo ¡Amnistía y libertad!…”
Beatriz Martínez Ramírez (septiembre 2008).

Enlace: LQsomos

http://www.loquesomos.org/joom/index.php?option=com_content&view=article&id=2863:27-de-septiembre-de-1975-entrevista-con-manuel-blanco-chivite&catid=160:en-portada


“Hablar de la Memoria Histórica no reabre heridas, las cierra”…

septiembre 27, 2009

Psicólogos sin fronteras: “Hablar de la Memoria Histórica no reabre heridas, las cierra”

Psicológicamente, las víctimas de la represión franquista son como las víctimas de grandes tragedias como el 11M, el 11S o el accidente de Barajas, necesitan hablar de lo ocurrido y saber la verdad de lo sucedido para poder superarlo. Es lo que asegura la ONG Psicólogos sin Fronteras que trabaja y acompaña a víctimas de catástrofes o emergencias y a sus familiares. Guillermo Fouce de la delegación madrileña explica en radiocable.com que ellos consideran que recuperar la Memoria Histórica o el censo que quiere hacer Garzón sirven en realidad para curar una herida mal cerrada durante años.

Psicológos Sin Fronteras ha hecho acompañamientos psicosociales tanto con afectados por el 11 M, el último accidente de Spanair en Barajas o por ETA. Y hace 4 años empezaron  también a trabajar con familiares de víctimas de la represión franquista. Basándose en estas experiencias, aseguran:

“las víctimas son las únicas dueñas de sus procesos de recuperación y son ellas quienes tienen que decir cuando se ha cerrado una herida”

Guillermo Fouce explica que en el caso de las víctimas de la Guerra Civil y la dictadura las heridas han permanecido mucho tiempo mal cerradas bajo el paraguas del miedo. Tener la posibilidad de hablar de lo ocurrido, de recordar a las personas queridas y homenajearlas, de recuperar su memoria, de vencer ese miedo enquistado supone cerrar un proceso doloroso.

Argumenta también que ni los conocimientos teóricos sobre este ámbito, ni la legislación internacional corroboran o apoyan que las véctimas deban guardar silencio para cerrar sus heridas. Más bien al contrario los tres pilares básicos de actuación en este ámbito son verdad (conocer lo que ocurrió), justicia y reparación.

Notica del 3 de Septiembre de 2008.

Radiocable:

http://www.google.es/url?sa=t&source=web&ct=res&cd=12&url=http%3A%2F%2Fwww.radiocable.com%2Fhablar-de-la-memoria-historica-no-reabre-heridas-las-cierra4534.html&ei=B1O_Sp-KE-CZjAe5vfUa&rct=j&q=google+noticias+de+la+memoria+historica&usg=AFQjCNFJnodn7Aj_itT-WZhyqHbUELpBwA


La familia de uno de los últimos fusilados por el franquismo pide anular la sentencia…

septiembre 27, 2009

Flor, hermana de  José Humberto Baena, fusilado en septiembre de 1975, explica que en España ya han agotado todas las instancias judiciales.

ERIK LÓPEZ – Madrid – 26/09/2009 20:47

“Reclamo que el Gobierno reconozca el derecho de familiares y víctimas de violaciones de derechos humanos cometidos durante la Guerra Civil y el franquismo a saber la verdad sobre sus seres queridos”. Esto es un extracto de la carta que Flor Baena, hermana de José Humberto Baena —uno de los últimos ejecutados por el franquismo— ha dirigido al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, coincidiendo con el 34 aniversario del fusilamiento de su hermano.

La ejecución se produjo el 27 de septiembre de 1975 en Hoyo de Manzanares (Madrid). Baena, comunista, fue acusado de matar a un policía y condenado a muerte en un consejo de guerra sumarísimo. Tras la condena, la ONU pidió la anulación de la ejecución. Incluso el Vaticano instó a Franco a reconsiderar su decisión. No sirvió de nada.

Flor Baena pide ahora la anulación del juicio. “En él no se tuvieron en cuenta ciento y pico pruebas que le absolvían y al abogado ni siquiera le dejaron hablar”. La condena se basó en una confesión firmada por el propio condenado. “Firmó aquellos papeles sin saber lo que eran, después de horas de tortura”, señala su hermana. “Fíjese, que llegó a abrirse la camisa en pleno juicio para enseñar las señales de la tortura”, recuerda.

Flor reconoce que no tiene “grandes esperanzas de que el Gobierno haga algo”. “No es la primera carta que les envio y nunca ha servido para nada, pero es mi última opción antes de recurrir al Tribunal de Derechos Humanos de la ONU”. Baena explica que en España ya han agotado todas las instancias judiciales.

Público.es

http://www.publico.es/espana/255524/familia/ultimos/fusilados/franquismo/pide/anular/sentencia


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 281 seguidores