García aúna ficción literaria y rigor histórico en su libro ‘Asturias 1934’…

Alfons Cervera advirtió de que «nadie puede abordar la memoria histórica con las manos limpias».

Vicent Sampedro, Emilio García y Alfons CerveraVicent Sampedro, Emilio García y Alfons Cervera.  m. molines

JOSEP LLUÍS GALIANA VALENCIA

El pasado lunes, 5 de octubre, se cumplía el 75 aniversario de la Revolución de Octubre de 1934. Una fecha importante en la historia contemporánea española y que, a excepción hecha de Asturias, escenario de aquellos terribles acontecimientos, no parece haber interesado demasiado ni a la izquierda ni a la derecha de este país. El escritor y periodista Alfons Cervera, en consonancia con el escritor sevillano Isaac Rosa, se preguntaba durante la presentación del libro de Emilio García Gómez, Asturias 1934. Historia de una tragedia, «si a lo mejor no estaremos construyendo una memoria histórica sentimental, melancólica y peligrosamente aideológica». Cervera alertó del horror que supone la teoría de la equidistancia y «que inspira a muchos pseudohistoriadores que destripan la historia para luego montarla a su manera en libros que no caben en el territorio de la dignidad.» Con la cita del historiador Julián Casanova: «el conocimiento histórico nunca es políticamente neutral», Cervera insistió en los paralelismos existentes entre la ficción y la historia. «Ambos, novelista e historiador, persiguen la verdad en sus relatos, aunque por caminos diferentes, y se colocan en un ángulo de vista para ver y contar lo que sucedió. Nadie puede acercarse a los hechos con las manos limpias», aseveró el escritor de Gestalgar.

La historia de un soldado

Lejos de esa categoría, calificó el autor de Maquis, se encuentra el libro de Emilio García (Morella, 1942), que se presentaba en el Club Diario Levante el pasado miércoles. Un libro que, a partir de la historia de su tío, el legionario Manuel García Alegre, y de su participación en la represión atroz de la Revolución del 34, aúna recuperación de la memoria, historia y ficción novelística. Si bien, en las primeras 85 páginas del libro, García reconstruye la memoria del personaje, gracias a unas cartas heredadas de su familia, hasta las 400 que alcanza el volumen, con la exhaustiva enumeración y el análisis de las causas y la represión de la Revolución de Octubre del 34, el autor acomete «con seriedad y detallismo», afirmó Cervera, el arduo trabajo de historiador, aunque manteniendo siempre los contornos y el ritmo de una «narratividad prolija hecha con los mejores elementos de la ficción literaria y del rigor histórico».
«Toda escritura es una biografía y aprendiendo a manejar la historia, aprendemos a saber quiénes somos», lanzó Emilio García al inicio de su intervención. Este doctor en Filología Moderna por la Universidad de Salamanca y profesor de Filología Inglesa de la Universitat de València hasta hace un año se declaró muy descreído sobre «que hay más allá». García afirmó que «el más allá está con nosotros; la vida continúa en las fibras de nuestros hijos y nietos, así como en mis fibras se encuentra mi tío», el legionario que inspira Asturias 1934. Historia de una tragedia. De ahí que se sintiera «desamparado emocionalmente»al iniciar la escritura de su obra. García, que agradeció públicamente el apoyo recibido de Alfons Cervera en aquellos momentos, se ha basado en una extensa bibliografía y numerosa documentación.
Por su parte, el historiador Vicent Sampedro Ramo, especialista en la masonería, felicitó al autor del libro por haber dedicado un capítulo a la Francmasonería y a la represión que sufrieron los masones al finalizar la Revolución del 34. Según Sampedro, en las Cortes Constituyentes de la II República, en 1931, «más de 150 diputados eran masones y actuaron como hombres de partido», destacando la figura del valenciano Vicent Marco Miranda, quien visitó en 1935 Oviedo, y su lucha por demostrar que la Francmasonería nada tuvo que ver con la insurrección de 1934 ni con la revolución de 1936.

Levante.es

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: