La Policía Judicial levantará esta tarde los restos humanos encontrados en una fosa común en Barro (Pontevedra)…

PONTEVEDRA, 22 Oct. (EUROPA PRESS) –

La Policía Judicial llevará a cabo esta tarde al levantamiento de los restos humanos que Voluntarios de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica encontraron en una fosa común, ubicada en el atrio de la Iglesia de Curro perteneciente al municipio pontevedrés de Barro.

Los voluntarios apuraban esta mañana los trabajos para dejar los esqueletos completamente al descubierto, con el objeto de que durante la tarde se proceda a levantar los restos de forma individualizada. “No entrañará mayor problema porque en este caso están colocados de tal forma, uno a continuación del otro, que es difícil que se mezclen” señaló el presidente de la Asociación para la recuperación de la Memoria Histórica, Santiago Macías.

La previsión del colectivo es que la Policía Judicial “observe el proceso y custodie los restos”, que tendrán un destino de momento sin concretar ya que. según señaló Macías, no se sabe “si irán a laboratorio de la asociación o intervendrá la Justicia”, lo que en su opinión no entraña mayor problema ya que “en cualquier caso se trata de devolver los restos cuanto antes a las familias, para que los puedan enterrar en un lugar digno”.

El trabajo de los expertos en el laboratorio será concretar cuales son los restos de Castor Cordal, de 27 años, y de Ramón Barreiro Rodríguez, de 19 años, cuyas muertes están certificadas en el registro civil en 1936.

Para ello no será necesario realizar la prueba de ADN ya que existen otras evidencias que pueden llevar a esa conclusión, como “la diferencia de edad y de talla que se conoce por fotos y porque ambos fueron tallados a la hora de hacer el servicio militar”, explicó, convencido de que un simple estudio forense puede “determinar perfectamente quién es quién”.

Los forenses también habrán de confirmar “si lo que se aprecia a simple vista en los cráneos son tiros de gracia, y si lo que semejan ser fracturas se produjeron antes o después de la muerte”, concluyó Macías.

El sobrino de una de las víctimas de la represión franquista hallado en esta fosa de Barro, Antonio Cordal, dijo sentirse “aliviado” por el hallazgo de los restos de su tío, Castor Cordal.    “Era un ansia perdida de mi padre que murió sin poder llevarla adelante porque entonces no se daban las condiciones”, dijo.

Europa press/Google.Noticias

OTRAS NOTIICAS RELACIONADAS:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: