Baza deja ‘huérfano’ a Franco y le quita los honores que le concedió en 1948…

noviembre 27, 2009

El Ayuntamiento pleno le retira la Medalla de Oro y el nombramiento de Hijo Adoptivo, con la abstención del PP.

Baza le ha retirado los honores que le concedió a Francisco Franco el 2 de enero de 1948, concretamente la Medalla de Oro de la ciudad y el título de Hijo Adoptivo. Así lo aprobó ayer el pleno del Ayuntamiento con el apoyo del PSOE, IU (que no pudo asistir al pleno) y PA, y la abstención del PP que argumentó su decisión afirmando que a los ciudadanos no les interesa si le quitan, o no, la medalla que se le concedió un día a un «gobernante», sino que Baza es una comarca «que está a la cola de Europa, con 330 desempleados más, a pesar del Plan E».
En principio, la moción iba a ser presentada por el PSOE a petición de la ejecutiva local socialista pero, desde el primer momento, Izquierda Unida y el Partido Andalucista se sumaron a la misma y finalmente la moción se llevó a pleno conjuntamente entre las tres formaciones políticas. La intención era aprobar dicha moción en el pleno de este mes para que el próximo 4 de diciembre la medalla ya esté retirada. Se trata de una fecha de gran valor simbólico pues fue el 4 de diciembre de 1892 cuando Franco nació y otro 4 de diciembre, pero del año 1489, cuando Baza fue conquistada por los Reyes Católicos.
Además de la anulación de los honores al dictador, también se aprobó la retirada de todos aquellos emblemas y monumentos públicos conmemorativos o que exalten la sublevación de 1936 o de cualquier otro régimen totalitario, «salvo que éstos sean de estricto recuerdo privado o cuando concurran razones artísticas», tal y como recoge la Ley de la Memoria Histórica.
Sin ayudas a particulares
En el texto de la moción se recoge, además, la retirada de la concesión de subvenciones o ayudas por parte de la administración pública a los propietarios privados que no actúen del modo previsto «en lo anteriormente mencionado», y el compromiso de colaborar con el Gobierno y la comunidad autónoma en la elaboración de un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la dictadura.
Asimismo, la moción promueve la creación de la ‘Medalla de Oro de la Ciudad de Baza’, basada en «los principios de igualdad, libertad y justicia» que se otorgará a personas, instituciones o entidades «que hayan destacado por su compromiso social, contribución a la consecución de la paz y desarrollo de los derechos humanos, a nivel local, nacional o internacional».
Manifiesto
Aunque han sido los partidos políticos los que han llevado a pleno y aprobado la retirada de honores al general, fueron unos jóvenes historiadores -Antonio José Martínez Román, Antonio José Jaenada Jaenada y Juan Antonio Díaz Sánchez- quienes por medio de una nota pública alertaron a los concejales de los distintos grupos políticos representados en el Ayuntamiento, que Baza no estaba cumpliendo la Ley de la Memoria Histórica y pedían la retirada de la Medalla de Oro de la ciudad concedida a Franco.
Las mismas personas que han instado a la retirada de estas distinciones, han publicado un segundo manifiesto titulado ‘La dictadura ha muerto. ¡Viva la democracia!’ en el que recuerdan que ellos son hijos de la Constitución del 78.

Ideal Digital/google noticias


Memoria Histórica en Canarias…

noviembre 27, 2009

El 12 de junio de 2008 el Parlamento de Canarias rechazaba una proposición no de ley socialista relativa a la financiación de las excavaciones de fosas de víctimas de la guerra civil en las islas

JOSÉ CARLOS GIL MARÍN

El 12 de junio de 2008 el Parlamento de Canarias rechazaba una proposición no de ley socialista relativa a la financiación de las excavaciones de fosas y tumbas de víctimas de la guerra civil en las islas. Hablemos, pues, de Memoria Histórica.

La Memoria Histórica no es memoria ni es Historia. La memoria es patrimonio del yo froidiano en tanto que ser humano singularizado. La Historia es una ciencia que se enfrenta al estudio de los hechos humanos sociales pasados. Memoria e Historia separadas lo son todo. Juntas no son nada. El reciente descubrimiento de huesos humanos en el aljibe del templo masónico de Santa Cruz de Tenerife, fruto de esa confusión semántica, ha llevado a nuestros historiadores al enfrentamiento. Manuel de Paz sostiene que no son huesos de víctimas del franquismo, sino los propios de los rituales masónicos. García Luis, por el contrario, afirma que los mismos pueden ser restos humanos masacrados en 1936 por la barbarie fascista, incluso los del alcalde de Buenavista del Norte o los del Alcalde del ayuntamiento de Santa Cruz, fusilados en dichas cruentas fechas, que se creía podían estar en el Parque Nacional del Teide, en el llamado Bucio de Maja. Esto es lo que sucede cuando se politiza interesadamente la dignidad humana. El Fiscal Jefe de Andalucía, fruto de la extraña situación generada en torno a los restos del poeta García Lorca –la familia, único caso conocido en tal sentido, no quiere que se exhumen– nos dijo el pasado mes de junio que ya hay instrumentos para recuperar los restos de las víctimas desde la normativa reguladora del patrimonio histórico-arqueológico nacional. ¿Por qué se insiste en reiventar la tensión de una época que desde 1934 llevó al enfrentamiento entre las dos Españas? ¿Será para crear cortinas de humo y no hablar de la crisis económica…?

Recuerdo hace ya lustros un debate en la televisión pública española entre el catedrático de izquierdas Gustavo Bueno, y el líder histórico comunista Santiago Carrillo. Carrillo defendía la legitimidad democrática de la izquierda republicana desde 1931 a 1936, masacrada por la involución fascista. Bueno le respondió argumentativamente sobre el no reconocimiento por la izquierda en 1934 del triunfo democrático del centroderecha, y le habló de la quema de iglesias y del anarquismo revolucionario, de la revolución antirrepublicana de Asturias en 1934 o de la declaración unilateral de independencia de Cataluña ese mismo año. ¿Por qué no se puede ser objetivo ante la Historia? ¿Por qué no se puede criticar tanto el militarismo fascista de los golpistas del 36 como la deriva marxista y antirepublicana de los partidos de izquierdas desde 1934? Curiosamente, la Confederación Española de Derechas Autónomas fue la primera fuerza en ganar unas elecciones democráticas en España por sufragio universal, libre, igual, directo y secreto. En 1931, cuando la primera victoria del Frente Popular de izquierda revolucionaria, el Frente ganó sin el voto de la mujer aún legalizado, porque la izquierda socialista decía que era un voto involucionista culturalmente secuestrado por el caciquismo reaccionario… Hay palabras que queman en la boca de los que las pronuncia. Memoria sí. Historia sí. Pero no Memoria Histórica.

OTRAS NOTICAS RELACIONADAS:
NOTA Y OPINIÓN  DEL EDITOR:

Cuanta verdad hay en la afirmación “La Historia es una ciencia que se enfrenta al estudio de los hechos humanos sociales pasados”, cuanta verdad hay también en que memoria e historia no son sinónimos. ¿Cuánto tiempo podríamos estar discutiendo sobre los términos filosóficos y sociológicos de las dos acepciones? También es cierto, que los hechos son los que son, y que éstos, deben ser tratados desde el punto de vista del historiador científicamente, y que la lectura de los mismos es independiente del hecho en sí, es decir, cada historiador hará sus lecturas más o menos subjetivas u objetivas, partidistas, escépticas, revisionistas, involucionistas o asépticas de los sucesos investigados. Dependerá del propio científico (investigador-historiador). Pero en el momento que actúe con hipótesis no contrastadas, con datos sobre los  hechos concretos y demostrables, dejará de ser un trabajo científico para pasar a ser una mera teoría personalista sin base científica.

Entonces, qué discutible que es el punto de vista de que…”Memoria sí. Historia sí. Pero no Memoria Histórica”.  Ya hemos dicho que no son sinónimos, pero eso, no impide que los términos no vayan unidos, o al menos, que converjan en un punto que los haga ir simultáneamente juntos. Me explico. Sin memoria tampoco hay historia.

Desde hace más de cinco mil años hablamos de historia, porque a raíz de la escritura ésta se considera documentada, por tanto, hay una memoria de la historia. Toda la bibliografía, toda la información gráfica y audiovisual son los soportes que la historia utilizará como memoria de la misma. Si no fuere así, hablaríamos de la prehistoria; y aún así, ésta, se manifiesta a través de los vestigios, de su arte y de los estudios comparativos etnológicos. La historiografía es la memoria de la historia.

En resumen, memoria sí, historia sí,  y Memoria Histórica por supuesto, porqué si no…¿Qué sentido tienen las otras dos individualmente? Ya hemos repetido en más de una ocasión en estas páginas (al menos el que firma) que es indudable que la “Memoria Histórica” de este país está compuesta por los hechos que acontecieron en su día, que éstos mismos,  pueden ser analizados e hipotéticamente presentados desde visiones diferentes, que cada uno  los  plasma y cuenta bajo su percepción  personal, pero eso,  no quita que los hechos sigan siendo los mismos, fueron los que fueron; y que todavía hoy, falta una parte importantísima que complementa nuestra historia. Los vencidos y olvidados. Cada quién hará la lectura de cada cuál. Eso es indudable, pero si no están todos, no hay memoria, no hay historia, y por tanto, no hay “Memoria Histórica”. Pero tampoco  hay nada, sólo olvido, y el olvido si es un enemigo de la historia, de la memoria; y por ende de la Memoria Histórica.

Por último, añadir que nadie utiliza la Memoria Histórica como cortina de humo ante nada. Ya que somos los familiares de las víctimas de la represión franquista, sin los políticos, los que llevamos años trabajando por nuestra cuenta, con nuestros medios, con  nuestro tiempo y con las pocas ayudas que asigna el Estado o las Comunidades Autónomas para este fin, después de más de setenta años de olvido forzado. Para muchos de nosotros no sólo es un tema de rigor histórico, es además una obligación moral, de justicia, reparación  y de sensibilidad con nuestras familias. Por desgracia muchos no tendrán la oportunidad de ver como nosotros finalizaremos esta labor. Y aquí no pintan nada sus señorías, y perdónenme las mismas, es cosa de las familias.

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de AIRMH (en constitución) La Memoria Viv@


CANTABRIA: El Gobierno elaborará un mapa de fosas de la Guerra Civil…

noviembre 27, 2009

En cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, el objetivo es «cerrar heridas y dar satisfacción a los que sufrieron la represión»

Localización de una fosa en Caranceja, Reocín. / LUIS PALOMEQUE

27.11.09 – 03:07 –

ISABEL AROZAMENA | SANTANDER.
El Gobierno de Cantabria elaborará un mapa de fosas de la Guerra Civil en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, con el objetivo de «cerrar heridas en los españoles y dar satisfacción a los ciudadanos que sufrieron las consecuencias de la guerra o la represión de la dictadura».
El Ejecutivo cántabro, que aprobó ayer inversiones y ayudas por importe de 14,6 millones de euros, autorizó la firma de un convenio con el Ministerio de Justicia para la elaboración y aplicación del mapa integrado de fosas.
El Ejecutivo cántabro recordó que la ley pretende «dar reparación a las víctimas; consagrar y proteger, con el máximo vigor normativo, el derecho a la memoria personal y familiar como expresión de la plena ciudadanía democrática; fomentar los valores constitucionales y promover el conocimiento y la reflexión sobre nuestro pasado». Para contribuir a satisfacer la «lógica demanda» de las personas que ignoran el paradero de sus familiares desaparecidos y muertos, la ley establece que las administraciones elaborarán y podrán a disposición de los interesados mapas en los que consten los terrenos en que se localicen restos, incluyendo toda la información complementaria.
El convenio establece unos parámetros comunes en las actuaciones que vienen realizando las administraciones para la localización de los desaparecidos. Además, fija canales estandarizados para el traslado de la información al Ministerio de Justicia, con el objetivo de nutrir el mapa de todo el Estado y de lograr una base de datos que incluya información sobre la ubicación, el tipo de fosa, las intervenciones realizadas, datos de las personas que se encuentran en ella o de los restos no identificados, así como de la las fuentes de información y de la ubicación del expediente original.
Un primer paso
El presidente de la Asociación de Héroes de la República, Antonio Hontañón, apuntó ayer que el convenio es «un primer paso» que ya habría que haber dado y calificó de «vergonzoso» que Cantabria no cuente aún con un protocolo para exhumar a las víctimas.
«Me parece bien que se haga. Ya era hora», subrayó a Efe, tras conocer que el acuerdo del Gobierno. No obstante, indicó que la Ley de la Memoria Histórica entró en vigor ya hace dos años y el Gobierno de Cantabria «no ha hecho nada», ni se ha dirigido a la Vicepresidencia del Ejecutivo español para firmar el protocolo para exhumar a las víctimas, ni «ha dado un duro» a su asociación, que está trabajando en la localización de las fosas e incluso ha realizado exhumaciones.

El Diario Montañés/Google noticias


Rinden mañana homenaje a las víctimas de la Guerra Civil en el barranco del Carrizal de Órgiva…

noviembre 27, 2009

Monolito conmemorativo en el barranco del Carrizal

Representantes de la Junta de Andalucía, el PSOE de Granada y la Asociación Granadina para la Recuperación de la Memoria Histórica (Agrmh) rendirán mañana un emotivo homenaje a las víctimas de la Guerra Civil, en un acto que tendrá lugar, un año más, junto al monolito levantado en el Barranco del Carrizal, en Órgiva, zona donde fueron fusiladas entre 4.000 y 5.000 personas

El acto consistirá en una ofrenda floral, musical y poética a los represaliados y contará con la presencia de la consejera de Justicia y Administración Pública, Begoña Álvarez, el secretario general del PSOE granadino, Francisco Álvarez de la Chica, la presidenta de la Agrmh, Maribel Brenes, y la alcaldesa de Órgiva, Mari Ángeles Blanco, según informó el PSOE en un comunicado.

Brenes quiso destacar hoy que el Carrizal ha sido catalogado por la asociación granadina como uno de los mayores lugares de enterramiento de la provincia, tal y como se refleja en el mapa de fosas humanas de Granada.

“Las cunetas que conforman el paraje están atestadas de seres humanos asesinados por defender la legalidad y en la mayor parte de los casos, por ser el objeto de envidia de sus vecinos”, señaló Brenes, para quien actos como el de mañana materializan la puesta en práctica de una Ley “tan deseada” como la de Memoria Histórica.

A su juicio, las familias tienen el derecho de recuperar su identidad perdida y para conseguirlo, “los distintos foros y asociaciones que existen tenemos la obligación de ayudarles con toda la honestidad, responsabilidad y profesionalidad que se merecen”, añadió.

Por su parte, el secretario provincial del PSOE, Francisco Álvarez de la Chica, hizo un llamamiento a la ciudadanía para que se sume a este “reconocimiento especial” hacia las personas que lucharon por la democracia y sufrieron a consecuencia de la Guerra Civil y la dictadura.

Para Álvarez de la Chica, la Ley de la Memoria Histórica ha demostrado que es “fundamental para contribuir a restaurar esa deuda pendiente que la sociedad tiene con las personas que padecieron violencia y persecuciones injustas, así como con aquellas personas que aspiran a ver restituida la dignidad de sus familiares asesinados”.

Además aludió al espíritu de esta ley, que nació con la intención de que “la democracia española y las generaciones vivas que hoy disfrutan de ella honren y recuperen para siempre a todos los que directamente padecieron las injusticias y agravios producidos en aquellos dolorosos períodos de nuestra historia”.

Europa Press via Yahoo! España Noticias – 27 nov


‘El largo viaje’ revive el tema de los desaparecidos en la Guerra Civil…

noviembre 27, 2009

El documental plasma un accidente ferroviario que costó 60 vidas.

EVA LARRAURI – Bilbao – 27/11/2009

Las denuncias de prisioneros vascos desaparecidos en el Guerra Civil pusieron al documentalista Sabin Egilior (Bilbao, 1968) sobre la pista de un oscuro episodio en el traslado de un grupo de presos desde Bilbao a los campos de concentración del sur de España, bajo el control del bando franquista. Egilior descubrió las estremecedoras circunstancias en las que un grupo de hombres inició en Bilbao un viaje en un tren de mercancías que nunca llegó a su destino en Sevilla. Lo impidió un accidente en el que murieron o desaparecieron 60 personas. La historia se recoge en el documental El largo viaje, de Egilior, que hoy se estrena en Zinebi, el Festival Internacional de Cine Documental y Cortometraje de Bilbao (Museo de Bellas Artes, 20 horas).

La noticia en otros webs

El accidente ocurrió el 20 de noviembre de 1937 en el apeadero de Alanís de la Sierra (Sevilla), a cuatro kilómetros del pueblo más cercano y de noche. La investigación del suceso fue difícil por la carencia de imágenes y documentos de la época. El equipo de Egilior encontró el informe de la compañía ferroviaria sobre el siniestro. La versión oficial hablaba de un fallo en los frenos del tren de mercancías que fue aumentando su velocidad en una larga pendiente hasta chocar con otra locomotora que se encontraba en la misma vía.

Los testimonios de un prisionero que sobrevivió al accidente, – Romualdo Royo, un nonagenario residente en Getxo que baila ante las cámaras después de relatar el horror del accidente,- y de familiares de las víctimas y vecinos del pueblo abren muchas incógnitas sobre lo ocurrido. Egilior renunció a aclarar en la película si fue un sabotaje. “No es lo más importante del documental. Lo interesante es abordar una temática que queda minimizada en los conflictos armados y acaba en el cajón de los daños colaterales”, explica. Lo que sí se averiguó al realizar el documental es que las víctimas no fueron enterradas donde se suponía. Excavaron las fosas comunes y allí no estaban sus restos.

Egilior, trabajando con la productora Basque Films, se ha especializado en la realización de películas que abordan distitos aspectos de la memoria histórica. Después de Udazkena oraindik (2006) y Tras un largo silencio (2007), El largo viaje cierra el capítulo que ha dedicado a la guerra civil. Ahora Egilior prepara un documental sobre la II Guerra Mundial.

El País.com

http://www.elpais.com/articulo/pais/vasco/largo/viaje/revive/tema/desaparecidos/Guerra/Civil/elpepucul/20091127elpvas_16/Tes


Polémicas y reflexiones de Adam Michni…”El dogma o la libertad” pudiera haber sido un buen título…

noviembre 27, 2009

“El comunismo siempre lleva a una dictadura”…

El periodista polaco Adam Michnik.

Adam Michnik habla de sus lecturas clandestinas sobre el totalitarismo.

GUILLAUME FOURMONT – MADRID – 26/11/2009 08:00

Tras la caída del Telón de Acero, el único líder comunista condenado a muerte fue Nicolae Ceaucescu. Con la ejecución sumaria del rumano, el 24 de diciembre de 1989, los pueblos de los antiguos regímenes del Bloque Soviético veían cómo el comunismo, acusado de totalitarismo, estaba juzgado y condenado. El polaco Adam Michnik lleva el trauma que supusieron más de 40 años de partido único en la sangre y, aunque confiesa tener “el corazón a la izquierda”, jamás volverá a confiar en “la demagogia de Lenin”. Porque “el comunismo, de cualquier tipo que sea, siempre lleva a la dictadura”.

Reconocido periodista, director del diario Gazeta Wyborcza, Michnik deja claro que tiene “el bolsillo a la derecha”. Porque los movimientos altermundialistas tampoco pueden aportar una respuesta: “El capitalismo no me gusta, pero hasta la fecha nadie inventó algo mejor. ¿Qué proponen esos grupos? Yo ya viví la planificación de Estado…”. Michnik nunca compró, sin embargo, acciones del grupo al que pertenece su diario. “Porque mi cargo me obliga a ser libre”, explica.

Adam Michnik (Varsovia, 1946) creció en una familia comunista, aunque pronto se convirtió en uno de los más férreos opositores al régimen. Pasó varias veces por la cárcel, acompañó a Lech Walesa en el camino hacia la democracia y es uno de los intelectuales de Europa del Este con más prestigio sobre el asunto. Una de sus lecturas clandestinas para entender el sentido de la libertad durante la dictadura fue Mi siglo (Acantilado), de su compatriota Aleksander Wat, un libro que sale ahora en castellano. Michnik acudió ayer expresamente a Madrid para presentarlo.

“Mi generación tiene una deuda con Wat, porque su libro es el resultado de una lucha por la libertad y contra todos los totalitarismos”, explica el periodista. Mi siglo son las memorias del autor sobre el convulso siglo XX. Asfixiado por la falta de libertad en Polonia y tras haber conocido los gulags soviéticos, Wat se refugió en París, pero, enfermo, fue incapaz de escribir y el libro es una transcripción de varias entrevistas con él. “Son como las confesiones de San Agustín, con la diferencia que Aleksander no hablaba con Dios”, añade Michnik. Él leía Mi siglo a escondidas, cuando el régimen ya le había prohibido la Universidad y vigilaba cada uno de sus pasos.

Memoria histórica

Veinte años después de la caída del Muro de Berlín, Michnik considera que es una lectura más que nunca obligatoria para entender “la mentira” que supone el comunismo. En Polonia, hablar de la dictadura no es ningún tabú, apunta Michnik, que también reconoce que “se dicen muchas tonterías” porque aún “hay gente que quiere ganar la Segunda Guerra Mundial”. En una labor de memoria histórica, el periodista clasifica Mi siglo como una lectura aún más reveladora que los archivos de los servicios de seguridad comunistas polacos.

Pero memoria no significa nostalgia. Michnik jamás podría volver a vivir en un país comunista, porque tanto la ideología como la práctica acaban con las libertades de los individuos: “Sólo se habla de libertad cuando uno puede decir no, y no era así bajo el comunismo”. Y osa: “La gran diferencia entre el franquismo y el comunismo es que en la España de Franco hubo lugar a preguntas. En mi país, no”. Michnik no se olvida de los años de represión, que son los que le asientan en su anticomunismo.

Considera que sólo la libertad debe defenderse. “En mi país, tras la dictadura, ningún militar irrumpió en el Congreso”, dice en referencia al 23-F. Pero un comunista participó en la Transición. “Tras un encuentro con Bresnev en Moscú, Santiago Carrillo se presentó ante el rey, quien le dijo: “¿Problemas?”. “Sí, su majestad”, contestó Carrillo”, explica Michnik subrayando la respuesta del líder comunista.

Público.es

http://www.publico.es/culturas/272902/comunismo/siempre/lleva/dictadura