Esclavos de Franco y fuerzas renuentes…

Después de muchas gestiones, el Tribunal de Cuentas ha tenido que entregar al Ministerio de Cultura la documentación sobre los miles de condenados a trabajos forzados por el franquismo tras la Guerra Civil. La dictadura confeccionó un Fichero Fisiotécnico con millones de datos sobre el perfil personal y profesional de decenas de miles de presos. El 1 de enero de 1941, la base de datos de penados de Franco ya contenía 103.369 fichas, 10.000 de ellas de mujeres. La idea del fichero fue copiada a los nazis por el jesuita José Antonio Pérez del Pulgar. La Iglesia católica también aportó el concepto de “redención” de penas por el trabajo. Los destacamentos penitenciarios fueron empleados en explotaciones mineras y en cientos de obras públicas y privadas. Los contratistas obtenían mano de obra a cambio de pagos ventajosos al Tesoro Público, que, a su vez, se beneficiaba del sistema y daba una mísera remuneración a los presos. La documentación del Tribunal de Cuentas revela el beneficio de los sátrapas. De momento, vale decir que para lograr la entrega de los listados con los condenados a trabajos forzosos y que, consultados en el Centro Documental de la Memoria, el presidente del Tribunal, Manuel Núñez, ha exigido la elaboración de un convenio y antepuesto su firma y la de los consejeros a la de la ministra Ángeles González-Sinde. Todavía hay fuerzas renuentes.

Público.es

http://blogs.publico.es/elrunrun/518/esclavos-de-franco-y-fuerzas-renuentes/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: