La Comisión de Petrer baraja investigar los restos de los fusilados eldenses…

diciembre 10, 2009

José Mira Casals, nacido en el Pinoso (Alicante) y vecino de Monóvar y Elda, fusilado en Martinet (Lleida)- Fotografía propiedad exclusiva de La Memoria Viv@

La Comisión para la Memoria Histórica creada en Petrer por Izquierda Unida y el PSPV-PSOE baraja iniciar un trabajo de recuperación de los restos mortales de fusilados eldenses durante la Guerra Civil.

Así lo han comunicado los historiadores Bonifacio Navarro y Fernando Portillo, representantes de IU y del PSPV-PSOE, respectivamente, y miembros de la citada comisión, que trabajan desde hace meses en Petrer.

La entidad ha recibido diversas consultas para iniciar este trabajo de recuperación de estos restos.

En el caso de Elda, más de 25 personas fueron fusiladas en la posguerra, de las que media docena eran mujeres; mientras que en Petrer se hizo lo propio a 16 personas y algunas de las cuales podrían estar enterradas en la ciudad de Alicante.

No obstante, Navarro y Portillo han explicado que por el momento la Comisión seguirá trabajando para exhumar de una fosa común al ex alcalde socialista de Petrer Rosendo García Montesinos, fusilado el 16 de noviembre de 1939, tras lograr el apoyo del PP.

Además, la familia del ex alcalde recibirá un homenaje mañana por la noche en la localidad, al que está previsto que asista el secretario general del PSPV-PSOE de la Comunitat, Jorge Alarte.

Por su parte, los dos historiadores han afirmado que la entidad espera desde hace más de un año a que la Generalitat Valenciana responda a su petición de declarar el paraje de El Poblet, sede del gobierno de Juan Negrín durante la II República, como Bien de Interés Cultural (BIC), para su protección y divulgación histórica y turística.

En este sentido, han asegurado que la casona -ubicada entre Elda y Petrer- “se mantiene en perfecto estado por su dueño”, de 94 años, “tal y como estaba cuando el gobierno de Negrín se instaló en ella”.

ABC.es/Google noticias


Asociación Memoria Histórica exige aplicar convención desapariciones forzadas…

diciembre 10, 2009
Noticias EFE
Madrid, 10 dic (EFE).- La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica ha exigido hoy al Gobierno la aplicación de la convención internacional contra las desapariciones forzadas, ratificada por el Ejecutivo en septiembre pasado y que le compromete a buscar a los desaparecidos durante el franquismo.
Con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, esta asociación ha difundido hoy un comunicado en el que asegura que “miles de familias esperan responsabilidad del Gobierno y no subvenciones, que son un parche para un gravísimo problema”.
Esta organización hace un llamamiento al Ejecutivo para que se responsabilice de buscar e identificar a quienes fueron asesinados y cuyos cuerpos fueron abandonados en cunetas y caminos.
La desaparición forzada, señala la nota, “es un delito permanente que se comete cada día mientras no se haya resuelto la situación de la persona desaparecida, se conozca su paradero, se le haya devuelto la identidad y sus familiares hayan tenido la posibilidad de elaborar el fin del duelo”.

El Norte de Castilla (Comunicado de prensa) (blog)/Google noticias


‘Jerez Recuerda’ está a favor de las exhumaciones de la Junta de Andalucía en El Marrufo…

diciembre 10, 2009
Capilla del Cortijo El Marrufo - Cádiz
10/12 ·  Germán Fonteseca
  • Está pendiente saber cuál es la cantidad económica que se destinará a este fin

La Asociación Recuperación de la Justicia y Memoria Histórica Jerez Recuerda mostró ayer a este periódico su satisfacción por el hecho de que la Junta de Andalucía haya anunciado que actuará el próximo año en la finca El Marrufo, donde se sabe que hay una fosa común de la guerra civil española.

María José Ruiz Piñero, presidenta de la asociación y José Manuel Rodríguez, secretario de la misma, aseguraron que cualquier inversión que se haga es “positiva”, si bien advirtieron que aún no ha trascendido cuánto será lo que la Junta tiene previsto dedicar a estos trabajos. Ambos recordaron que en alguna ocasión anterior, trabajos de exhumación se quedaron a medias por falta de presupuesto para concluirlos.

Jerez Recuerda es de la opinión de que este tipo de trabajos deberían afrontarse por el Estado, no en vano se entienden como asesinatos cometidos tras el golpe de Estado de Franco, pero da por bueno que sea la Junta la que intervenga

Una fosa conocida

La finca de El Marrufo y la existencia de una fosa común dentro de ella es algo conocido “desde siempre”.
Jerez Recuerda no la ha investigado particularmente, pero sí tiene información sobre ella, en concreto un documento aportado por un particular en el que se habla de lo sucedido en ella.

José Manuel Rodríguez y María José Piñero señalaron que esa finca fue ocupada militarmente y que sirvió de centro al que se trasladó a todo aquel que fue detenido en las inmediaciones. Los cuerpos que estén enterrados en ella deben ser, por tanto, de quienes fueron llevados allí con vida y no de fusilados en otros puntos de la provincia.

Jerez Recuerda tiene constancia de la salida de la ciudad de algunos jerezanos que huyeron del golpe por la sierra, en dirección Málaga y que desaparecieron. La sierra era una buena salida para buscar la provincia de Málaga y, como sucedió en más de un caso, ir desplazándose hacia el Levante para acabar en Cataluña.
De hecho, en los límites entre Málaga y Cádiz hubo enfrentamientos de los golpistas con resistentes de la República.

Reacciones políticas

Tanto para el PSA como para IU, la decisión de la Junta de Andalucía de intervenir en El Marrufo es “correcta”. Ambos partidos, a través de Santiago Casal, secretario local andalucista y de Joaquín del Valle, portavoz de IU, no es más que cumplir lo establecido en la ley de Memoria Histórica. “Cualquier cosa que se haga por saber qué sucedió en aquellos años confusos es positiva”, dijo Casal, que añadió que “las familias que sufrieron tanto tienen derecho a saber qué pasó” y para ello los poderes públicos tienen que prestar todo su apoyo. Por eso, para Casal es importante también que la Diputación pueda participar en estos trabajos. Joaquín del Valle, por su parte, recordó que actuaciones como esa son reclamadas constantemente por las asociaciones de memoria histórica, destacando la importancia concreta de ésta que se ha anunciado que se acometerá.

Por otro lado, Casal se quejó del hecho de que la Mesa Municipal de la Memoria Histórica lleve meses sin reunirse y sin cumplir con los compromisos adquiridos en ella. Casal señaló que el hecho de que hubiese cierta controversia respecto a los nombres de las calles que habría que cambiar no justifica una inactividad tan prolongada.

Andalucía Información / Google noticias

OTRAS NOTICAS RELACIONADAS:

La Junta exhumará los cadáveres de la guerra civil en el cortijo COPE

La familia de un franquista denuncia al gobierno coruñés por retirarle honores…

diciembre 10, 2009

Sólo el PP y descendientes de los fascistas presentan alegaciones contra la supresión de símbolos de la dictadura en A Coruña.

PAOLA OBELLEIRO – A Coruña – 10/12/2009

La lenta retirada de la abundante simbología franquista en las calles y edificios de A Coruña, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en vigor desde hace dos años, tendrá segunda parte en los tribunales. La familia del teniente coronel Jesús Teijeiro Pérez, fallecido en Asturias a los pocos meses de estallar la Guerra Civil en la que fue un activo colaborador de los sublevados bajo las órdenes de Franco, denunció en los juzgados la decisión del Ayuntamiento de retirar su nombre de una calle. Los descendientes de este destacado organizador de las milicias armadas denominadas Caballeros de La Coruña y al frente de las tropas que irrumpieron en Oviedo en noviembre de 1936 son, de momento, los únicos que recurrieron la aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

La noticia en otros webs

El gobierno local, sobre todo los socialistas, que llevan más de un cuarto de siglo en la alcaldía, temían más oposición vecinal a la retirada de símbolos franquistas, como la imponente estatua de Millán-Astray, y al cambio de nombre de una veintena de calles dedicada a los que participaron en el golpe de Estado de 1936 o durante la posterior dictadura. Fue una de las causas por las que se tardó en aplicar la ley en vigor desde hace dos años. Pero al final, contra el complejo proceso ideado por los poderes locales, que se valió de un informe de expertos para llevar adelante la supresión de un listado recortado de títulos y conmemoraciones a represores, sólo se presentaron ese recurso judicial y previamente tres alegaciones.

El PP coruñés, la familia de otro conocido falangista local, Arcadio Vilela, y los propios herederos de Teijeiro intentaron, con alegaciones que fueron rechazadas, tumbar otro trámite municipal para la retirada de la simbología franquista, la modificación del reglamento municipal de honores y distinciones para evitar que haya que consultar, como hasta el momento, a los familiares de quienes se les otorga o retira un reconocimiento municipal.El PP, único grupo de la oposición en A Coruña, reiteró ayer en el pleno municipal que no consultar a los familiares de dirigentes franquistas -entre ellos el propio dictador- a los que se les retira varios títulos y condecoraciones, supone “levantar un muro de silencio en torno a personas concretas y sus descendientes”, según arguyó el edil conservador Juan de Dios Ruano. “Pedimos al PP”, rogaron los representantes del PSOE y del BNG, “que esté del lado de los que padecieron y de los que murieron, no de los que reprimieron y eliminaron derechos”.

Pero, con o sin audiencia a los familiares de dirigentes franquistas, los únicos que decidieron acudir a los juzgados fueron la hija y el nieto de Teijeiro Pérez. Desde febrero de 1939, una calle la ciudad lleva su nombre y rebautizar ese vial vulnera, según sus descendientes, “el derecho al honor” del militar que falleció en noviembre de 1936, cuando estaba al frente de las tropas que rompieron el cerco en Oviedo.

En su recurso judicial, la familia de Jesús Teijeiro apela a la protección de sus derechos fundamentales contra el acuerdo adoptado por el Ayuntamiento coruñés. El teniente coronel, según el informe de los expertos sobre la retirada de simbologia franquista, “organizó las milicias civiles armadas denominadas Caballeros de La Coruña, que participaron en el control y represión física en la ciudad tras el golpe de Estado”. “Participó en la sublevación militar, en la represión de la retaguardia coruñesa y activamente en la Guerra Civil”, añade el documento.

Retirada en Oviedo

Hace pocos meses, en Oviedo, donde gobierna con mayoría absoluta el PP, el Ayuntamiento también acordó, basándose en un informe de expertos, suprimir una estatua y una calle dedicada al teniente coronel Teijeiro.

Arcadio Vilela Gárate (1883-1946), cuya familia también alegó por no ser consultada sobre la eliminación de su nombre del callejero coruñés, fue, según los historiadores, “un activo falangista de los primeros momentos” que, bajo las órdenes del propio Teijeiro en las milicias armadas, “participó en el control, combates y represión de A Coruña”.

El PP coruñés ha venido oponiéndose tenazamente a la aplicación de la Ley de Memoria Histórica, hasta el punto de que su líder, Carlos Negreira, llegó a calificar a Millán Astray de “coruñés de pro”.

El País.com (Galicia)

http://www.elpais.com/articulo/Galicia/familia/franquista/denuncia/gobierno/corunes/retirarle/honores/elpepuespgal/20091210elpgal_2/Tes


Otra memoria contra Franco…

diciembre 10, 2009

Valencia presenta la historia del anarquista Cipriano Mera

LIDIA MASERES – Valencia – 10/12/2009

Cuentan los que lo vivieron que en 1949 Rita Hayworth paseaba en limusina por París con su recién estrenado marido cuando unos asaltantes les cerraron el paso y les dejaron con lo puesto, incluso se llevaron la cubertería de plata que les acompañaba. Los bandidos eran anarquistas españoles, de los grupos de acción de la Confederación Nacional del Trabajo (CNT). Entre ellos, aunque no el en robo, se encontraba Cipriano Mera, un albañil sindicalista que quería matar a Franco. Mañana, los cines Albatros estrenan la historia de este anarquista: Vivir de pie, las guerras de Cipriano Mera.

La noticia en otros webs

“Sobrevivió a la guerra, por eso no fue en un héroe”, afirma el director

“Sobrevivió a la Guerra Civil y al franquismo, por eso no se convirtió en un héroe conocido”, cuenta el director y coguionista del documental, Valentí Figueres.

La historia, una narración de la vida de Mera a través de vídeos de la época y entrevistas a sus compañeros de la CNT, cuenta no solo hechos históricos, como la Batalla de Guadalajara, sino que acerca la Guerra Civil a través de planos artísticos y metafóricos que pretenden llamar a los espectadores a la reflexión. “Queríamos arriesgar y que fuera un documental diferente”, afirman los creadores de la obra.

La inmersión en la vida de este personaje olvidado de la Guerra Civil rescata también documentos inéditos que hasta ahora estaban esparcidos por diferentes países como Estados Unidos, España o Francia para repasar la trayectoria de Mera, que empezó como paleta sobre los andamios y cazador furtivo y acabó como general de un batallón de la CNT que se enfrentó a Mussolini. “Los que todavía le recuerdan hablan de un hombre honesto, humilde, fiel a sus ideas y de un héroe épico y ético”, explica la coguionista, Helena Sánchez.

Mera, que fue condenado a muerte por Franco tras la guerra, logró salvarse gracias a una amnistía llevada a cabo por la presión internacional. Sin embargo, y aunque esquivó el paredón a pesar de su negativa a aceptar el perdón del dictador, murió 20 días antes que éste, por lo que no consiguió lo que pretendía, matarle.

La película, ganadora de varios premios en festivales internacionales de cine, ya ha sido estrenada en Madrid y en Barcelona, y llegará también a Francia, donde Cipriano Mera se exilió tras la Guerra Civil. Además, los autores del filme adelantaron que el documental también se estrenará en las salas de Internet, donde es más fácil llegar al público objetivo.

El País.com (Comunidad Valenciana)

http://www.elpais.com/articulo/Comunidad/Valenciana/memoria/Franco/elpepuespval/20091210elpval_15/Tes


Alicante estrenará una obra de teatro sobre la poesía y vida de Miguel Hernández…

diciembre 10, 2009

Una “ópera hablada” de José Luis de Damas abrirá en enero los actos del centenario del autor.

El poeta Miguel Hernández con su mujer, Josefina Manresa.-

EZEQUIEL MOLTÓ – Alicante – 10/12/2009

El Teatro Principal de Alicante acogerá el próximo 25 de enero el estreno mundial de la obra Miguel, canto y vuelo, una “ópera hablada”, según ha explicado este mediodía el autor y director José Luis de Damas. El objetivo es “desmitificar y devolver al poeta al mundo”, afirma. El compositor Luis Arquer será el encargado de la partitura de este montaje y confía en que “la música esté a la altura de las palabras” del poeta, que falleció en la cárcel de Alicante en marzo de 1942.

La noticia en otros webs

El actor Micky Molina, que encarnará al poeta, se ha referido a él como un “visionario brutal” y espera que el año 2010, cuando se celebra el centenario de su nacimiento, sea “el momento justo para alzar la voz y predicar el mensaje de su poesía”. El otro actor que dará vida al escritor en otra etapa de su vida, Alberto Delgado, considera que García Lorca “ha tenido su voz, pero Miguel Hernández no ha tenido oportunidad y ahora la tendrá”.

La actriz Macarena Vargas será la encargada de la coreografía de la obra. Con tres músicos en escena, el montaje combinará la música con algunos poemas y un cuento inédito de Hernández que estaba por terminar y al que el director pondrá un final. Y de decoración sobre el escenario: una luna roja y azul, el ventanuco de una celda y una higuera.

El próximo lunes el Teatro Principal pondrá a la venta las entradas de este estreno mundial.

El País.com (Alicante)

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Alicante/estrenara/obra/teatro/poesia/vida/Miguel/Hernandez/elpepuespval/20091210elpepucul_3/Tes


Lorca, muerte (sin resolver) de un poeta…

diciembre 10, 2009

Un libro arroja nuevos datos sobre las circunstancias del crimen – La fallecida actriz Emma Penella revela detalles de la implicación de su padre en el fusilamiento.

Enterradores del barranco de Víznar. Con la niña en su regazo, Manolillo El Comunista, quien aseguró a Ian Gibson que había enterrado a Lorca.-

FERNANDO VALVERDE – Granada – 10/12/2009

En la madrugada del 18 de agosto de 1936, Federico García Lorca fue fusilado junto a un olivo en la carretera que une las localidades de Víznar y Alfacar. Se trataba del final de una historia llena de rivalidades políticas en la ciudad en la que habitaba “la peor burguesía de España”, como dijo el poeta. También fue el comienzo de otra historia plagada de silencio, un tiempo de fosas cerradas sobre las que se dejaban piedras, desmemoria y vergüenza.

Sobre el antes y el después del fusilamiento, el investigador Gabriel Pozo aporta nuevos datos en su libro Lorca, el último paseo (editorial Almed), que se distribuirá en pocos días. Si los investigadores lorquianos habían tenido acceso a una parte importante de los testimonios que eran útiles para la reconstrucción de lo sucedido, uno de los principales actores, Ramón Ruiz Alonso, guardó silencio casi hasta su muerte, con la excepción de alguna entrevista con historiadores. Ruiz Alonso es, para la mayor parte de las fuentes, el responsable de la detención y el fusilamiento del poeta. Unos días después de la muerte de Franco huyó a Estados Unidos, pero antes explicó el porqué de su viaje a su hija mayor, la actriz Emma Penella.

El libro incluye el testimonio de Penella, que dejó a su autor una carta firmada en la que da fe de la autenticidad de sus declaraciones, con las que siembra no pocas dudas sobre las circunstancias de la muerte del poeta. Penella pidió que sus declaraciones no fueran publicadas hasta después de su muerte. La actriz falleció en agosto de 2007.

“Mi padre quiso que yo supiera toda la verdad antes de morir”, explicaba la actriz, que conoció en el transcurso de una fiesta la implicación de su padre en el asesinato de Lorca: “¡Quién se habrá creído que es, si es la hija del que mató a García Lorca”, dijo alguien a gritos tratando de humillarla. Al saberlo, su padre se aisló en una habitación. Nunca volvió a mencionar el tema hasta que decidió huir de España, y se sinceró con su hija.

“Al comenzar la guerra la situación era muy confusa. Queipo de Llano estaba al corriente de lo que pasaba con Lorca. Llamó a Granada porque antes lo habían llamado desde el Gobierno Civil para consultarle y ordenó que dieran un gran susto al poeta para que confesara todo lo que sabía de Fernando de los Ríos y firmara una denuncia contra él”, explicó la actriz.

Por tanto, la detención de Lorca habría sido el último intento de localizar a Fernando de los Ríos. “Él era el pez gordo que buscaban”, declaró. ¿Y cómo sabían que Lorca estaba escondido en casa de los Rosales? La versión oficial mantiene que fue su propia hermana la que confesó en la Huerta de San Vicente, al venirse abajo en uno de los registros, y al tratar de proteger a don Federico, su padre.

Sin embargo, la versión de Ruiz Alonso en boca de Penella, suena muy distinta. “El mayor de los Rosales le dijo a mi padre en un desfile de falangistas que Lorca estaba en su casa. Le comentó que no estaba de acuerdo en que estuviera invitado y que él procuraba no ir mucho porque quería que se fuera”. Tras esta conversación, Ruiz Alonso informó a los jefes de la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas) y decidieron “darle un escarmiento al niño mimado de Fernando de los Ríos”.

El relato de Penella también dista mucho de la versión oficial en lo relacionado con la detención, que no se habría producido en la casa de la calle de Angulo con un amplio despliegue de hombres armados. “Acudió con el mayor de los Rosales. Mi padre no sacó a Lorca de la casa de los Rosales, fue entregado por el hijo mayor y se lo llevaron al Gobierno Civil sin esposar ni nada”. Después se produjo el fusilamiento, que Penella achaca a la lucha por el poder entre la CEDA y Falange. De esta última eran miembros destacados los Rosales, a los que se quiso desprestigiar con la muerte del poeta. “García Lorca no fue sino el despojo que dos perros rabiosos trataban de arrebatarse”, explica Gabriel Pozo en el libro.

Cuando triunfó la sublevación militar, los aplausos recibidos por Ruiz Alonso por deshacerse del poeta se convirtieron en rumores que aullaban como lobos. “Mi padre firmó la denuncia junto a otros pero él dio la cara, después no se escondió, era un hombre echado para adelante, con coraje. En la denuncia se afirmaba que Lorca era el secretario de Fernando de los Ríos y que era muy rojo”.

Al acabar la guerra, Ruiz Alonso recibió una llamada telefónica inquietante. “En el extranjero habían empezado las quejas por lo que había ocurrido con Lorca y el asunto irritó a Franco. El caudillo quiso saber lo que había pasado y llamó a mi padre”.

Desde entonces, nunca más se habló del tema. Se destruyeron todas las pruebas y cualquier rastro que pudiera aportar luz al asesinato de Lorca y Ruiz Alonso empezó a temer por su vida. “Es muy posible que la policía lo tuviera controlado, quizás tuvo miedo a que le hicieran algo si hablaba. Cargó con las culpas de todos, purgó su pena en vida, durante casi 40 años de abandono y soledad”, contaba Emma Penella.

Al rompecabezas inacabado de la historia, Gabriel Pozo ha sumado nuevas piezas. Una de ellas es una fotografía inédita en la que puede verse a la cuadrilla de enterradores que trabajaban en Víznar. La fotografía está tomada en la finca Las Colonias, a pocos metros del barranco, donde García Lorca pasó sus últimas horas esperando a ser fusilado. Agachado, con una niña en los brazos, puede verse a Manolillo El Comunista, el joven que indicó a Gibson el lugar donde supuestamente enterró con sus manos al poeta. “Manuel Castilla señaló una fosa situada en el lugar en el que hoy se está excavando. Sin embargo, después confesó a otros que no estuvo allí el día del fusilamiento y que a Gibson le señaló el primer lugar que se le ocurrió”, explica Pozo, convencido de que no van a encontrar los restos del poeta. Según el investigador, la decisión de Franco de sepultar todo lo relacionado con el asesinato se llevó a cabo hasta sus últimas consecuencias.

Agustín Penón dejó en sus apuntes una anotación muy inquietante. Se trata de una conversación que tuvo con Antonio Gallego y Burín, alcalde de Granada durante la Guerra Civil y parte de la dictadura. El investigador escribió en sus libretas: “El lugar de la tumba en Víznar había sido cambiado por orden de las autoridades, que temiendo las consecuencias de aquel asesinato decidieron ocultarlo para impedir que pudiera convertirse en un arma propagandística de enorme valor para el bando republicano”.

Según Gabriel Pozo, Franco ordenó sepultar las pruebas del fusilamiento

‘Lorca, el último paseo’ analiza la actuación de Ramón Ruiz Alonso

El libro sostiene que los restos del poeta no están donde se buscan

Penella achaca el crimen a la lucha de poder entre la CEDA y Falange

El País.com (Andalucía)

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Lorca/muerte/resolver/poeta/elpepicul/20091210elpepicul_1/Tes

Y ADEMÁS…

La sobrina de Lorca agradece el testimonio de Emma Penella


El ‘Suárez’ tricolor…

diciembre 10, 2009

Niceto Alcalá-Zamora, primer presidente de la Segunda República, católico y conservador, intentó arrastrar a la derecha hacia posiciones democráticas.

Una de las estancias de la Casa Museo de Priego está presidida por el sofá donde Alcalá-Zamora murió, en Buenos Aires, en el año 1949. LAURA LEÓN

ÁNGEL MUNÁRRIZ – PRIEGO DE CÓRDOBA – 10/12/2009 08:00

“El 7 de abril de 1936, dije que […] la República constitucional, democrática, de Derecho, había caído conmigo”.

La frase figura en las memorias de Niceto Alcalá-Zamora (Priego de Córdoba, 1877; Buenos Aires, 1949) y evoca el negro presagio posterior a su destitución, aquel día 7, como presidente de la Segunda República Española. En efecto, los siguientes renglones de la historia 18 de julio, Guerra Civil, dictadura se escribieron al margen de la República, de la Constitución, de la democracia y de un derecho digno de tal nombre.

La historia de Alcalá-Zamora protagonista destacado de la película que hoy se entrega con Público es la del empeño republicano de un liberal forjado políticamente en la restauración monárquica. Ese afán fue “centrar la República”, según Julio Gil Pecharromán, autor de Niceto Alcalá-Zamora, un liberal en la encrucijada.

Aunque su conservadurismo lo hacía recelar del cariz reformista de la Constitución republicana de 1931 y lo enfrentó a  socialistas y azañistaspor su oposición a ciertas medidas anticlericales y a la reforma agraria, sus mayores energías las dedicó a neutralizar a la derecha reaccionaria y arrastrarla hacia posiciones democrática. Fracasó. Y fracasó, precisamente, donde Adolfo Suárez triunfó durante la Transición democrática.

Forjado políticamente en la restauración, fue dos veces ministro con Alfonso XIII

Existen paralelismos entre Alcalá-Zamora y el jefe de Gobierno clave de la Transición. Ambos provienen de regímenes anteriores. Ambos se ofrecen como opción centrista frente a los riesgos de involución y polarización. Ambos anteponen la creación de un marco institucional asumible por todos a su propia supervivencia electoral. Y los dos sufren el rápido deterioro político de quien acumula adversarios a izquierda y derecha.

“A Alcalá-Zamora hoy lo llamaríamos de centro. Era de derecha en la restauración, cuando la izquierda era débil. Pero al fortalecerse, surge una derecha antidemocrática, la CEDA, y pasa al centro. No porque evolucione, sino porque izquierda y derecha se extreman”, explica Gil Pecharromán. Y añade: “Su partido, Derecha Liberal Republicana, proponía un modelo parecido al de la UCD. Si hubiera tenido éxito, hubiese podido conducir a una lenta transición”. Pero cosechó pobres resultados en las elecciones de 1931, en contraste con la victoria de la UCD en 1977.

11 de noviembre

El grueso de su ideario liberal lo heredó de su familia, en una casa en Priego decorada con retratos de Espartero y Prim. Crece, debido a la temprana muerte de su madre, al cuidado de tías y primas. Y pronto se rebela como un formidable estudiante. A los 17 años se licencia en Derecho. Con 20 se marcha a Madrid e ingresa por oposición en el Consejo de Estado. Ahijado político de Romanones, ocupa escaño entre 1906 y 1923 y fue dos veces ministro con Alfonso XIII. Su trayectoria vira en 1923 con el golpe de Primo de Rivera, del que se convierte en feroz opositor, hasta el punto de presidir el comité revolucionario que lo derrocó.

Tras su jefatura del Gobierno provisional, Alcalá-Zamora jura el cargo de Presidente de la II República el 11 de noviembre de 1931. ¿Cómo llega hasta la más alta magistratura del Estado, tras su derrota electoral de ese año y la victoria de la conjunción republicano-socialista, un gobernante forjado en el caciquismo, incapaz de comprender la política de masas, católico de misa diaria?

La reacción del rey al golpe de Primo de Rivera precipitó su viraje republicano

En Alcalá-Zamora y la agonía de la República, Ángel Alcalá Galve explica su ascenso por cuestiones de oportunidad política:

“Todos reconocían que sólo él tenía experiencia administrativa, el atractivo paradójico de haber sido por dos veces ministro de la Corona y haber tenido el coraje de denunciarla por su contubernio dictatorial […] y un soberano prestigio profesional”.

Su catolicismo lo hacía viable para los tradicionales. Su sentido de la justicia social agradaba a los progresistas. El temor de Azaña su rival político más encarnizado y los socialistas a que fortaleciera la oposición acabó aupándolo a la jefatura del Estado.

Asedio constante

Lejos de convertirse en una figura decorativa que esperaban sus adversarios, Alcalá-Zamora exprimió sus facultades presidenciales para intervenir cuanto pudo en los asuntos de Gobierno. Y así se ganó enemigos a izquierda y derecha, conteniendo iniciativas que consideraba excesivamente revolucionarias, por un lado, y vetando el acceso al poder al cedista reaccionario José María Gil Robles, por otro. El asedio a su Presidencia es constante.

La mayoría de izquierdas salida de las urnas en 1936 fuerza su destitución el 7 de abril con la excusa del excesivo retraso al disolver las Cortes. 238 diputados, de 243, votan a favor de su destitución. El 18 de julio se produjo la sublevación contra el Gobierno legítimo de la República Española. Y triunfó. Triunfó donde fracasó, en 1981, el golpe del 23-F, producido menos de un mes después de la dimisión de Adolfo Suárez. Por fortuna, los paralelismos siempre son relativos.

Público.es

http://www.publico.es/276763/suarez/tricolor/nicetoalcala/zamora/segunda/republica/guerra/civil/dictadura/franquismo

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS:

NI LA IZQUIERDA NI DERECHA REIVINDICAN A “EL BOTAS”