El sindicato CGT exige que no se entregue a los colectivos franquistas el listado de víctimas republicanas

enero 2, 2010
ZARAGOZA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El sindicato Confederación General de Trabajadores (CGT) exige a la Audiencia Nacional que no entregue a los colectivos franquistas el listado de víctimas republicanas del franquismo, informan en una nota. CGT podría iniciar acciones legales si se produce la filtración.

CGT se hace así eco de la información según la cual las «asociaciones defensoras del régimen franquista» que demandaron al magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón ante el Tribunal Supremo (TS) por prevaricación en el procedimiento abierto en la Audiencia Nacional contra el franquismo por crímenes de lesa humanidad, presuntamente, parecen haber tenido acceso a las bases de datos y listados de las víctimas desaparecidas (más de 143.000) entregadas por las Asociaciones para la Recuperación de la Memoria Histórica y por la CGT.

CGT, como organización personada en el procedimiento ante la Audiencia Nacional para demostrar, con datos concretos de personas desaparecidas, los crímenes de lesa humanidad cometidos durante décadas por el régimen franquista, presentará este próximo lunes ante el juzgado de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional y ante la sala 2 del Tribunal Supremo, sendas peticiones formales por escrito para que estos listados no sean entregados de ninguna manera a estas asociaciones pro franquistas, al no existir autorización expresa al respecto y no tener derecho a ello al tratarse de asociaciones no personadas en la causa abierta en la Audiencia Nacional.

Así mismo, CGT presentará escrito ante la Agencia de Protección de Datos solicitando su intervención y su dictamen sobre las posibles negligencias cometidas en caso de que estos listados de víctimas se hayan hecho públicos o se hayan entregado a esas asociaciones que abiertamente hacen apología del franquismo.

CGT reclama que se guarde el secreto procedimental y que los listados no se entreguen a otras asociaciones no personadas ante la Audiencia Nacional. También, guardar en secreto el nombre y la identidad de las víctimas porque «no se puede atentar contra la intimidad y la confidencialidad de los datos personales».

También solicitan que se diferencie «muy claramente» la causa presentada contra Garzón y la causa presentada contra los crímenes del franquismo, «siendo totalmente innecesario que los listados de víctimas del franquismo se puedan usar impunemente para que ciertos grupos y asociaciones presenten su demanda contra el juez».

Para CGT, este tipo de hechos representa, una vez más, «la injusticia que tradicionalmente se viene cometiendo contra las víctimas, contra el sufrimiento de sus familiares, contra las asociaciones y organizaciones vinculadas ideológicamente con esas víctimas».

Según el sindicato, «estamos ante una prueba más de la dependencia que nuestro sistema democrático sigue manteniendo con el pasado régimen». CGT considera que «esta democracia sigue teniendo una asignatura pendiente, la de no haber hecho justicia con el pasado, no ha buscado la verdad, no ha asumido la búsqueda de las miles y miles de personas desaparecidas, no ha anulado las sentencias judiciales franquistas, no está permitiendo la inscripción en el registro civil de las miles de personas desaparecidas».

Fuente:  http://www.europapress.es/aragon/zaragoza-00360/noticia-sindicato-cgt-exige-no-entregue-colectivos-franquistas-listado-victimas-republicanas-20100102093527.html

Nota: El fotomontaje que ilustra esta noticia es  propiedad de La Memoria Viv@ (todos los derechos de reproducción reservados).

Más información en: https://lamemoriaviva.wordpress.com/2009/12/22/garzon-denuncia-la-entrega-a-ultras-del-censo-de-victimas/


«En Japón me preguntan por qué aún quedan fosas»

enero 2, 2010

TORU ARAKAWA

Delante de la Audiencia Nacional cuando las ARMH de toda España presentaban al Juez Garzón las denuncias de desapariciones forzosas, en la puerta estaban numerosos representantes de las diferentes comunidades y entre ellos vi a un hombre discreto, de constitución delgada. Me acerqué a el y saludándole le pregunté su nombre: TORU ARAKAWA.

Me habían hablado de el, un japonés que voluntariamente venia de su país a participar en exhumaciones de fosas comunes con la ARMH. Una gran delicadeza y generosidad emanaban de sus palabras, viendo la foto de mi abuelo que yo llevaba me pidió su nombre, “Wenceslao…,Wenceslao…, bonito nombre, …

Gracias, Señor Toru Arakawa, mil veces gracias por su solidaridad.

Hoy me he enterado de su fallecimiento, le  echaremos de menos.

Un abrazo fraternal.

Pedro-Vicente Romero de Castilla Ramos.

Para saber algo más sobre el: http://www.memoriahistorica.org/modules.php?name=News&file=article&sid=1061


Catalunya decide el destino de la treintena de fosas reclamadas

enero 2, 2010

La mayoría de familias se conforma con dignificar las zonas de enterramiento

Fosa común de la Guerra Civil

L. DEL POZO – BARCELONA – 31/12/2009 07:45

Catalunya empieza a decidir en enero el futuro de las fosas donde yacen las víctimas de la represión franquista. La treintena de solicitudes al respecto recibidas por la Generalitat hasta ahora provienen de personas que quieren saber qué pasó en esos lugares, aunque fuentes de la Conselleria de Interior explican que la mayoría de peticiones se conforma con dignificar la zona y no pide la exhumación.

El motivo es sencillo. En Catalunya la represión franquista llegó tarde a finales de 1938 y hubo resistencia por parte de la República. La mayoría de los cadáveres enterrados en las fosas pertenecen a soldados, no a civiles como en Andalucía o Extremadura, donde al inicio de la contienda la represión franquista fue fortísima y se asesinó de forma generalizada en cada pueblo y en cada barrio, de modo que todo el mundo sabía dónde habían matado a su pariente .

«El vacío de tanto tiempo sin saber dónde está el familiar hace que la certeza de conocer por fin el lugar sea suficiente y, en muchos casos, no sientan la necesidad de exhumar», explica la historiadora Queralt Solé.

El Comité técnico para la Recuperación y la Identificación de Personas Desaparecidas durante la Guerra Civil y la Dictadura Franquista en Catalunya se reunirá por primera vez en enero para decidir qué hacer con cada fosa, según las circunstancias y el estado de los restos.

El Parlament aprobó el pasado junio la Ley de Localización, Identificación y Dignificación de las fosas comunes de la Guerra Civil y la represión franquista. La Generalitat nombró luego a un Comité de expertos para que evaluara la conveniencia o no de exhumar cada fosa.

Falsas esperanzas: Los integrantes del Comité son antropólogos, historiadores, miembros de asociaciones de víctimas y juristas. Su objetivo, explica María Jesús Bono, directora general de Memoria Histórica de la Generalitat, es hacer las intervenciones lo más científicas posible, de forma que se evite decepcionar a los familiares. «¿Sabes cuánta frustración se genera cuando en una fosa no se encuentra nada?», resume Solé, miembro del Comité.

En Catalunya, la ley dicta que la recuperación de la memoria histórica es obligación de los poderes públicos, a diferencia de la norma española, que otorga subvenciones pero deja la iniciativa en manos de particulares o asociaciones que, en algunos casos, no están en condiciones de aplicar todo el rigor científico deseable en las exhumaciones, según opina Bono.

La Junta de Andalucía tuvo que redactar el verano pasado un protocolo para «racionalizar» la exhumación de sus fosas

La Generalitat dispone del censo de desaparecidos 

Otra norma: Catalunya no se rige por la Ley española de Memoria Histórica , sino que tiene una norma propia: la Ley del Memorial Democrático y la Ley de Fosas.

 El censo: Según la Ley de Fosas, todo ciudadano tiene derecho a saber qué pasó con sus familiares durante la Guerra Civil y la represión franquista. Por eso se creó el Censo de los Desaparecidos. La Generalitat ha recibido 3.300 solicitudes de personas que quieren saber cómo y dónde murieron su padre o su abuelo. Se han contestado 900, aunque no siempre se averigua qué pasó exactamente.

Condiciones: Para que el Govern sufrague la apertura de una fosa común, deberá pedirlo primero algún familiar o una entidad dedicada a la recuperación de la memoria histórica; luego, un comité técnico deberá dar su visto bueno, tras comprobar que hay pruebas documentales; y en último lugar, la Generalitat decidirá.

Ensayo en Gurb: El protocolo de las exhumaciones se ensayó en una fosa común en Gurb (Barcelona) hace un año. A partir de los restos humanos hallados en la zona, se identificó a cuatro soldados republicanos de Gavà desaparecidos durante la Guerra Civil. El proceso costó 60.000 euros.

Fuente: http://www.publico.es/espana/282101/catalunya/decide/destino/treintena/fosas/reclamadas

Otra información sobre el mapa de fosas comunes: http://www.publico.es/279765/autonomias/elaboraran/mapa/fosas/comunes