La Ley de Memoria Histórica le viene grande al PP de La Roda…

30 de Enero de 2010 | Por Crónica La Roda |

Al Partido Popular de La Roda, la Ley sobre la Memoria Histórica le viene grande. Tiene suficientes razones para haber deseado que durante los cuatro años que gobernó en La Roda la izquierda se hubiesen zanjado los problemas, que ahora les vienen dados, con el cambio de nombre de las calles y la retirada de monumentos de exaltación franquista.

Si en aquellos primeros años de democracia se hubiese tenido el valor suficiente –como se hizo con la Avenida de Franco– de acometer el cambio, ahora no tendrían la “papeleta” de ejercer de defensores de algo en lo que no creen y que les viene impuesto por esa Ley, con la que no comulgan y que están obligados a cumplir.

Acabada la Guerra Civil, los vencedores ajustaron cuentas con los vencidos, durante 40 años estuvieron recordándoles quienes eran los patriotas y quienes los traidores. Las plazas, calles y colegios fueron cambiadas por nombres de militares golpistas – General Mola (patriota) por Tomás Navarro (traidor)– o colegios nuevos con nombres de dirigentes fascistas.

Al PP local le cuesta un sarpullido dar explicaciones a sus votantes de origen franquista de por qué se retiran las placas de las calles y colegios, por lo que dan largas a la oposición con el “cuento” de la comisión de expertos. ¿Hace falta ser un experto para saber los nombres de los golpistas y sus conmilitones? Queda claro el simbolismo de Brunete, Belchite o Santa María de la Cabeza o el de la lápida de la fachada de la Iglesia y las piedras conmemorativas del relevo de las Falanges provinciales, durante el traslado del cuerpo de su fundador hacia El Escorial.

Muchos políticos de derechas, y sus fieles que los apoyan, incluidos franquistas nostálgicos, siguen defendiendo ahora, a pesar de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica en diciembre de 2007, que no hay que tocar nada que recuerde una de las páginas mas negras de la historia de España.

Ha pasado un año del acuerdo que consensuaron con la oposición, y al recordárselo se salen por la tangente: “hay que debatir esta cuestión más detenidamente…”; dando largas para la resolución del problema que causaron los ascendientes de muchos de los que hoy se escudan en que: “no se está incumpliendo la Ley”.

Creo, sinceramente, que si pudieran dejar el tiempo que dura un Pleno Municipal al PSOE la mayoría, y aprobar el cambio de nombres con la retirada de “monumentos”, no lo dudarían ni un segundo, con tal de salir del laberinto que les han metido sus correligionarios, con la letanía de: “No hay que tocar las calles y lo que esté puesto, bien está, para no herir susceptibilidades o remover los fantasmas del pasado”.

Luis Fraile

Crónica de la Roda

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 261 seguidores

%d personas les gusta esto: