Los restos de Alfonso de la Morena y Feliciano Alcaide fueron enterrados en Aldea del Rey

“Hemos podido cerrar la herida poniendo el punto final a esta historia”

Imagen del momento en que se daba sepultura a los restos de uno de los presos. FOTO: MAYTE GARCÍA

Los restos de Alfonso de la Morena y Feliciano Alcaide ya descansan en el cementerio de Aldea del Rey, como era el deseo de sus familias, que han luchado durante los últimos años para conseguir la exhumación y posterior identificación de estos dos presos que, acabada la guerra civil, cumplían condena en la cárcel burgalesa de Valdenoceda.

En la mañana de ayer tuvo lugar, en la parroquia de San Jorge, el funeral conjunto de los represaliados por el régimen franquista. Tanto la misa como el posterior entierro contaron con la presencia del alcalde de Aldea del Rey, Miguel Morales, así como diversos concejales de los dos grupos municipales (PP y PSOE). También se sumaron al acto numerosos vecinos de la localidad en un ambiente “cariñoso, respetuoso y de personas civilizadas”, en palabras de Julián de la Morena, nieto de uno de los presos que ayer recibieron sepultura.

 Según explicó a El Día, para él y toda su familia lo acontecido ayer significa haber podido “cerrar la herida poniendo el punto final a esta historia”. “Todo se ha desarrollado muy bien, con la emotividad propia de un acto de esta categoría”, afirmó para aclarar que se ha celebrado una ceremonia religiosa porque, pese a todo, su abuelo era “católico, apostólico y romano”.

Delitos políticos

De hecho, recordaba que, cuando estalló la guerra civil, Alfonso de la Morena custodió en su propia casa algunos enseres de la parroquia para protegerlos ante la posibilidad de que fuera asaltada. Sin embargo, nada le libró en 1940 de ser condenado a 30 años de prisión mayor por su pertenencia al PSOE y a UGT, así como, según consta en la sentencia del tribunal que lo juzgó, por “propagación de las ideas marxistas”. Por ello, fue trasladado a Valdenoceda, donde murió de un politraumatismo en cráneo, cadera y fémur, aunque oficialmente su muerte se debiera a una hipotética bronconeumonía.

Al parecer, según recuerda su nieto, a la mujer de Alfonso no le comunicó nadie su muerte, y cuando se enteró por algunos vecinos y quiso acudir a Burgos para recuperar su cuerpo, le recomendaron que no lo hiciera por el riesgo a ser ella también detenida.

 La Agrupación de Familiares y Amigos de Fallecidos en la Prisión de Valdenoceda, a la que pertenece Julián de la Morena, continuará trabajando en la antigua prisión porque se sabe que al menos quedan otros 39 cuerpos enterrados.

Fuente: http://www.eldiadeciudadreal.com/noticia.php/19019

—————————————————————————

En el acto de entrega en el Ateneo de Madrid organizado por La Agrupación de Familiares y Amigos de Fallecidos en la Prisión de Valdenoceda (fotos  “La Memoria Viv@”)

Francisco Etxeberria(Asociación de Ciencias ARANZADI) entrega de los restos del abuelo de J. de la Morena

Familiares de Alfonso de la Morena recogen sus restos exhumados

eL Alcalde de Valdenoceda, Angel Arce y J. de la Morena

06/03/2010.Isaac Arenal y Julian de la Morena

Jaume d´Urgell y J. de la Morena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: