Perdonen las molestias / Lucía Petisco / Periodista – Memoria histórica

Es una de las contradicciones más dramáticas de la justicia (o mejor dicho de la injusticia). El juez Baltasar Garzón, la única persona que se ha atrevido a investigar la represión del franquismo es ahora el investigado. Y más contradictorio y dramático todavía es que pueda sentarse en el banquillo por una acusación de la extrema derecha, la misma extrema derecha (o parecida) a la que nunca se ha condenado por uno de los periodos más negros de la historia española. Pero mientras nos persiguen las contradicciones, también nos aferramos a ligeras esperanzas, breves alegrías, como el reconocimiento oficial por parte del Gobierno de la injusta condena del franquismo al poeta Miguel Hernández –el nombre de Miguel Hernández, oficialmente limpio–, han titulado los periódicos.

El poeta, del que este año se celebra el centenario de su nacimiento, fue condenado a muerte, su pena conmutada por treinta años de prisión y finalmente murió enfermo en la cárcel de Alicante a los 31 años de edad, en 1942, a causa de las condiciones precarias en las que fue encarcelado. Pequeñas alegrías gracias a la Ley de Memoria Histórica. Pequeñas alegrías también como comprobar que la búsqueda de los muertos no es, o no debería ser, una cuestión de bandos, ni de siglas políticas, ni de ideologías, es sencillamente una cuestión de justicia. En Málaga lo han entendido y el Ayuntamiento gobernado por el PP ha colaborado para reabrir la mayor fosa común excavada en España, donde se han encontrado restos de casi 3000 cuerpos. De momento se ha identificado uno. Miles de familias siguen sin poder enterrar a sus niños –muchos lo eran– a sus muertos. Decía Miguel Hernández en Canción del esposo soldado para el hijo será la paz que estoy forjando/ y al final en un océano de irremediables huesos/ tu corazón y el mío naufragarán, quedando/ una mujer y un hombre gastados por los besos. Confiemos que ese hijo o ese nieto que hoy vive en paz, aunque entre constantes contradicciones, pueda encontrar los restos de su padre o su abuelo. Es cuestión de justicia, de memoria, de construir la historia.

Tribuna de Salamanca/Google noticias

One Response to Perdonen las molestias / Lucía Petisco / Periodista – Memoria histórica

  1. si toda la juventud española razona como la señorita Lucia Petisco tengo la certeza de que España se salva de otra dictadura como pretende la Corte Suprema de Justicia porque si no creo que el proximo indultado sera el señor Matas porque anularan todo lo actuado por OTRO JUEZ VALIENTE y que imparte JUSTICIA, y que dispone de pruebas fehacientes que demuestran la culpabilidad del señor Matas y señora incluida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: