Cien años de Gerda Taro…

julio 31, 2010

El 1 de agosto de 1910 nació la primera fotoperiodista muerta en guerra. En el centenario de su naciemiento su labor profesional empieza a ser reconocida al margen de Robert Capa.

EFE Madrid 31/07/2010 15:10

Fotografía de archivo de la fotógrafa Gerda Taro y el fotorreportero Robert Capa.

Era julio de 1937 cuando Gerda Taro pasó a ser considerada”mártir antifascista” por el Partido Comunista Francés (PCF) trasencontrar la muerte en Brunete (Madrid), a los 26 años, bajo las cadenas de un tanque republicano que aplastó literalmente la mitad de su cuerpo.

Un final épico para la primera fotoperiodista que falleció en un conflicto y que, en realidad, pasó a la Historia de la Fotografía por ser la pareja personal y profesional de Robert Capa, el fotógrafo de la mítica instantánea del miliciano en la Guerra Civil española y cofundador de la agencia francesa Magnum.

Pero el tiempo pone a cada uno en su lugar. Cuando se cumple el centenario de su natalicio, 1 de agosto de 1910, su valía se empieza a respetar independientemente de Robert Capa, ante todo por las tesis de dos investigadores -Irme Shaber y François Maspero- y la labor del Internacional Center of Photography (ICP) de Nueva York.

La dificultad para estudiar el legado de Gerda Taro estriba en que su carrera fotográfica es breve, teniendo en cuenta que murió unos días antes de cumplir 27 años, y que en una gran parte de su trayectoria trabajó como agente y en colaboración con Robert Capa.

La alemana Gerda Taro y el húngaro Robert Capa —cuyos nombres originales eran Gerta Pohorylle y Endre Friedman— decidieron inventarse la figura de un fotógrafo con glamour llamado Robert Capa en un París de Entreguerras de 1936.

La jugada les salió redonda hasta que les descubrieron, de ahí que parte de los contactos de las fotografías estén firmadas como “Capa” y “Capa-Taro” aunque los investigadores mantienen la teoría que los dos trabajaron conjuntamente y firmaron sus tomas como “Capa”.

Y ahí radica el problema: definir el estilo de la mirada de Taro es complicado debido a la brevedad de su carrera profesional, que se desarrolló en la cobertura del bando republicano de la Guerra Civil española.

Trabajo propio

Por lo que sus biógrafos Shaber y Maspero y los comisarios del ICP toman como referencia sus fotos de la contienda española donde se tiene constancia que se separó de Capa, que firmó sus fotos y que trabajó para revistas y diarios franceses.

Ello conlleva una revisión de las atribuciones de las fotos de Capa, ya que ningún familiar de Taro (1910-1937) sobrevivió, debido a que eran judíos y murieron durante el régimen nazi. En cambio, a la muerte de Capa su archivo pasó a manos de su hermano y de Magnum.

De ahí que se haya encontrado “en el reverso de pruebas de contacto de negativos de la época la leyenda ‘Photo Gerda Taro, Black Star’, que ha sido tachada por ‘Credit Robert Capa-Magnum’, dijo en entrevista con Efe François Maspero, autor de Gerda Taro, la sombra de una fotógrafa (La Fábrica Editorial).

Hace tres años, el ICP, que alberga la mayor colección de fotos de Gerda Taro, organizó una monográfica de la fotógrafa que ahora acoge hasta septiembre próximo el Círculo de Bellas Artes de Madrid bajo el título Gerda Taro/This is War! Robert Capa at Work, una muestra comisariada por dos expertas del ICP en Taro, Cynthia Young y Kristen Lubben.

Todas ellas son revisiones históricas que en breve prometen una sorpresa mayúscula: el próximo 24 de septiembre, el ICP inaugurará la exposición La Maleta Mexicana con “algunos de los trabajos más importantes” de Taro, Capa y Chim (David Seymour) que mostrarán “la autoría de numerosas imágenes de Capa, Chim y Taro que han sido confirmadas o retribuidas”, informó a Efe el ICP.

En consecuencia, el ICP ha atribuido más imágenes a Gerda Taro y “el material que contiene ‘La Maleta Mexicana’ supone un punto de inflexión en la historia del fotoperiodismo”, según una de las instituciones más prestigiosas de fotografía en el mundo.

Público.es

OTROS ENLACES RELACIONADOS:


La “mala memoria” de Carme Chacón…

julio 31, 2010

Nuestra Ministra de Defensa pasa de las históricas condenas de Nuremberg y de la Asamblea General de Naciones Unidas a ‘museizar’ a la “División Azul”.

La División Azul

MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ ARIAS.


Se ve que no tiene claro qué era y qué no era legalmente el ejército español igual que se le ha pasado por alto una pequeña condena histórica de nada. La División Azul es la única “unidad militar”, formada por nacionales españoles citada por su nombre y condenada en una resolución internacional.

NUEVATRIBUNA.ES – 30.7.2010

Lo de Carme Chacón es, por partida doble, cosa de “mala memoria”: mala memoria y olvido, de las condenas internacionales a las hazañas criminales de la banda armada “División Azul”, pero también memoria histórica de la mala, de la equidistante y sesgada, de la que no pone a víctimas y a verdugos en su respectivo lugar, que los mezcla indebidamente.

“c) Pruebas incontrovertibles demuestran que Franco fue con Hitler y Mussolini, parte culpable de la conspiración de guerra contra aquellos países que finalmente en el transcurso de la guerra mundial formaron el conjunto de las Naciones Unidas. Fue parte de la conspiración en que se pospondría la completa beligerancia de Franco hasta el momento que se acordara mutuamente”.

En estos contundentes términos se expresaba la famosa resolución de 12 de Diciembre de 1946 de la Asamblea General de Naciones Unidas, donde se denunciaba la complicidad criminal de un régimen “fascista”, el de Franco, “impuesto al pueblo español por la fuerza con la ayuda de las potencias del Eje y a las cuales dio ayuda material durante la guerra”. Un régimen que, decía Naciones Unidas, “no representa al pueblo español”.

Y dicha resolución internacional se basaría, expresamente, en un par de acciones gravemente contrarias a la legalidad internacional del régimen de Franco, la primera de todas, adivínenla: “de 1941 a 1945, la División de Infantería de la Legión Azul, la Legión Española de Voluntarios y la escuadrilla Aérea Salvador, pelearon en el frente oriental contra la Rusia soviética”.

De tal modo que resulta que la División Azul es la única “unidad militar”, formada por nacionales españoles citada por su nombre y condenada en una resolución internacional.

Y digo unidad formada por nacionales españoles, que no unidad del ejército español, ya que el único ejército español legal era el de la República y, según el derecho vigente, lo de Franco no fue otra cosa que una banda criminal armada con “control efectivo” de amplias parte del territorio desde el mismo momento en el que traicionaron la Constitución española y se sublevaron.

Otro despiste de nuestra Ministra de Defensa que se ve que no tiene claro qué era y qué no era legalmente el ejército español igual que se le ha pasado por alto una pequeña condena histórica de nada. ¿Si alguna unidad se sublevase mañana a la Señora Ministra la seguiría considerando “ejército español” y le parecería bien que se le terminase poniendo en un museo como si tal cosa?. Espero que no.

Es sorprendente que toda una ministra del Gobierno de España no haya tenido más presente nada de esto, ya que la impactante inadmisión inicial de nuestro país en las Naciones Unidas – recomendación incluida a todos sus Estados miembro de retirada de sus embajadores en Madrid – fue precisamente debido a tales correrías de nuestros divisionarios y creo que es como para que la sociedad española tenga el derecho a conocer ese pequeño detalle cuando visiten el Museo de Carme Chacón.

Pero claro, ¿para qué mencionar nada de eso – los mayores actos criminales de nacionales españoles en guerra en la historia contemporánea–, en su Museo?

¿Para qué mencionar tampoco que en el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg tales andanzas en el este de Europa fueron calificadas como constitutivas de crimen de agresión, crimen de de conspiración, así como de distintos crímenes de guerra y contra la humanidad – incluido el Decreto “noche y niebla” por el que se inventarían con ocasión de tal invasión las desapariciones forzadas que llegarían después a Chile, a Argentina…–?

Esa sí que es toda una contribución española que había que llevar cuanto antes a un Museo, sí señor, la pena es que se olvidasen de mencionarla…como se han olvidado de mencionar la condena penal, y castigo, del propio Mariscal Keitel, máxima autoridad militar a cuyas órdenes sirvió la División…

Nada, nada, que pase la gente por ese museo y que se la mantenga consciente y deliberadamente en el desconocimiento informativo de la clase de unidad museizada que tienen delante, como si se hubiese perpetrado actos de guerra “normales” y no actos criminales de la peor calaña contra toda la comunidad internacional.

Porque ese es uno de los mayores problemas de todo este asunto – al margen del posicionamiento poco ético y honesto a este respecto de nuestra Ministra y la desafortunada elección del lugar –, la desinformación, toda esa gente, miles de personas, que pasen por allí sin tener porque haberse especializado en derecho internacional y a la que nuestra Ministra de Defensa pueda despistar con su despiste.

El lugar de la División Azul no es, de ninguna manera, un Museo del Ejército, sino la sección de crímenes internacionales de un Museo de los Crímenes del Franquismo, aún pendiente de ser construido en nuestro país. Aunque mejor que vayan preparando un buen solar para albergarlos. El Alcázar de Toledo hubiera ido de maravilla: ningún otro sitio mejor para ubicarlo y no el del Ejército.

Y que no se olviden, de paso, de incluir el relato de todos esos crímenes de guerra y sus víctimas, en los libros de texto de todos los niveles, empezando por los de formación en las academias de las fuerzas armadas y de orden público, como dice también con normalidad Naciones Unidas (“garantías de no repetición” lo llama, aunque con el caso que se le hace en nuestro país…).

Y ni me detengo a mencionar el proyecto nazi-fascista al que dicha unidad, la División Azul, sirvió y ayudó a sostener en el tiempo… su ineludible conexión con el holocausto y todos los demás crímenes perpetrados en la Alemania nazi cada día de existencia de ese régimen al que la División Azul defendió.

De modo que lo de Carme Chacón es, por partida doble, cosa de “mala memoria”: mala memoria y olvido, de las condenas internacionales a las hazañas criminales de la banda armada “División Azul”, pero también memoria histórica de la mala, de la equidistante y sesgada, de la que no pone a víctimas y a verdugos en su respectivo lugar, que los mezcla indebidamente.

Y si para ello hay que saltarse un poco, o del todo, Nuremberg y a las Naciones Unidas, pues se saltan.

Que a estas alturas, con más de 3000 fosas clandestinas todavía llenas hasta rebosar de cadáveres y con más de 100.000 asesinatos llamados “sentencias” sin anular siquiera, no se crean que eso de pasarse por las narices las resoluciones internacionales que haga falta va a ser mucho problema para nuestra Ministra o para nuestro Gobierno, ay.

Miguel Ángel Rodríguez Arias es militante del PSOE, profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, autor del libro “El caso de los niños perdidos del franquismo: crimen contra la humanidad” y otros trabajos pioneros sobre desapariciones forzadas del franquismo que dieron lugar a las actuaciones de la Audiencia Nacional.

Nueva Tribuna.es


Madrid devuelve el archivo histórico incautado al PNV…

julio 31, 2010

LOS JELTZALES PIDEN LO QUE SE REQUISÓ AL GOBIERNO VASCO EN LA GUERRA CIVIL…

J. M. ABRIL – Jueves, 29 de Julio de 2010 –

El diputado del PNV en el Congreso, Aitor Esteban (Foto: Pablo Viñas)

BILBAO. El fondo histórico documental y otros efectos que el bando sublevado requisó al PNV durante al Guerra Civil, archivados en Salamanca, volverán de nuevo a Euskadi. El Ejecutivo vasco comunicó ayer que la comisión técnica que ha valorado la petición jeltzale ha dado el visto bueno definitivo a la restitución del archivo a su legítimo propietario.

El diputado del Grupo Vasco en el Congreso, Aitor Esteban, se mostró “satisfecho” ante la noticia. Sin embargo, lamentó “la negativa del Gobierno español a devolver los papeles de la Administración vasca incautados por los franquistas durante la Guerra Civil”. El PNV mantendrá esta reivindicación “hasta conseguir que el Partido Socialista modifique su actitud negativa que discrimina a la Administración vasca respecto a la catalana”, recalcó el representante jeltzale.

El Departamento vasco de Cultura, por su parte, explicó que el PNV podrá elegir entre recibir los documentos materialmente y encargarse de su custodia, conservación e inspección, o dejar que permanezcan custodiados en el Centro Documental de la Memoria Histórica. Desde la formación abertzale, anunciaron que ya se ha comunicado al Ejecutivo de Gasteiz la decisión de que les sean restituidos materialmente los fondos documentales.

La insistencia de los nacionalistas vascos propició que se desbloqueara la situación de impasse que habían propiciado los Gobiernos vasco y español. El 16 de junio, la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, respondiendo a Esteban, informó de que ya se había creado la comisión técnica evaluadora. Mes y medio después, este órgano dictaminó ayer que el PNV cumple los tres requisitos exigidos para declarar la procedencia de la restitución, es decir, acredita e identifica, mediante acta notarial, la relación de documentos; justifica su titularidad en el momento de la incautación; y, así mismo, demuestra su continuidad como organización política.

LARGO RECORRIDO El proceso de devolución se inició cuando la Ley 21/2005, que propició la reposición de sus archivos a Catalunya en 2006, abrió la posibilidad de que personas y colectivos privados, como partidos políticos y sindicatos, pudieran reclamar la restitución de lo que les fue confiscado por el régimen franquista.

En diciembre de 2009, Belén Greaves, secretaria del EBB, presentó formalmente ante el Gobierno vasco la petición del PNV para que les sean devueltos los documentos que se encontraban en el Museo de la Guerra Civil de Salamanca. El archivo que será devuelto comprende una buena parte de la historia del partido abertzale, se recuperarán actas de reuniones, correspondencia entre militantes, listas de afiliados, informes sobre el Estatuto de 1936 y otros escritos relacionados con la formación política.

Deia vía google noticias


El decreto dará una ´respuesta positiva´ los colectivos de la memoria histórica…

julio 31, 2010

Según afirma el consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro.

EP El consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro, ha asegurado que a partir de la elaboración del decreto en el que están trabajando para establecer un catálogo de lugares de la memoria histórica van a tener “respuesta positiva” las posiciones de los colectivos que defienden todo aquello relacionado con esta materia.

A preguntas de los periodistas en Jaén sobre cómo se protegerá el paraje de Alfacar (Granada), Pizarro señaló que la Consejería trabaja en el citado decreto y que dentro va a estar incluida la citada zona granadina.

Después de que la Junta anunciara que Alfacar iba a estar en el catálogo que prepara el Comisariado de la Memoria Histórica sobre los ‘lugares de memoria’ de la Guerra Civil, otorgándole así una protección que también será otorgada a la tapia del cementerio de San José de Granada y el barranco de El Carrizal, en Órgiva, el Ayuntamiento insistió este miércoles en que la construcción del parque de recreo en el pinar situado justo enfrente del monolito que recuerda a las víctimas de la Guerra Civil, al otro lado de la carretera que lleva hasta Viznar, no ha afectado a la zona en la que supuestamente podría haber fosas, entre ellas, según el investigador Agustín Penón, probablemente la de Federico García Lorca.

A través de un comunicado, el teniente de alcalde y alcalde en funciones del municipio, José Manuel Rubio Vera, aclaró que hasta ahora la Junta de Andalucía no ha protegido “de ninguna manera” el entorno. “La única protección que tiene es la que le dio el Ayuntamiento de Alfacar, que decidió situar la zona verde de la urbanización de la UE-40 en el pinar frente al parque Federico García Lorca”, dijo el responsable municipal, que señaló que todo el suelo que ocupa es “urbano”.

La Opinión de Málaga vía google notiicas

Trabajos en busca de la fosa de F. García Lorca en Alfacar...


Los restos de 19 milicianos se guardan en una nave de Granada…

julio 31, 2010

Los cuerpos de los fusilados en 1937 fueron exhumados hace más de un año.

FERNANDO VALVERDE – Granada – 31/07/2010

Féretros con los restos de los 19 milicianos fusilados en el valle de Lecrín, depositados en una habitación de la nave industrial de Melegís.- M. ZARZA

Más de un año después de que fueran exhumados sus cuerpos, los 19 milicianos que fueron fusilados en 1937 en la comarca del valle de Lecrín esperan para ser enterrados en el cementerio de Melegís, una pedanía de Granada. Sus féretros están en el interior de una nave de cítricos de propiedad municipal que es utilizada para depositar otros enseres. En su exterior, los colchones, un sofá destrozado, televisores inservibles y diversa basura, acompañan a la maquinaria habitual de un lugar en el que se reciclan trastos.

“Durante la campaña de los cítricos, la nave se cede a una cooperativa para que la utilicen para el transporte y embalaje de las naranjas”, explicaba ayer la teniente de alcalde de la localidad, Silvia Durán, que reconoció la ubicación actual de los cuerpos, si bien aclaró que se encuentran “en una habitación dentro de esa nave, donde están perfectamente guardados”.

Cartones, palés de madera, maquinaria para el tratamiento de los cítricos, suciedad, restos de material orgánico, animales, basura… todas estas condiciones se daban en la mañana de ayer en el interior de la nave industrial. “La llave solo la tienen el alcalde y la presidenta de la asociación de la memoria histórica de Granada”, explicó una fuente municipal en alusión al “cuarto” que todo el mundo conoce en el pueblo.

La presidenta de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Granada es Maribel Brenes, que intervino en la fosa. “Tuvimos que dejar allí los cuerpos porque no había otro sitio mejor. Se trata de algo ocasional y yo nunca he visto allí enseres o basuras. Además, la habitación en la que se encuentran está perfectamente acondicionada y se mantiene a una temperatura adecuada para que la humedad no afecte a los cuerpos. Pronto serán enterrados en un mausoleo que se está preparando en el cementerio del pueblo”, aclaró, convencida de que se trata de “un lugar adecuado”.

En opinión de Miguel Botella, antropólogo de la UGR, tras la exhumación de una fosa, los restos deben ser trasladados a un laboratorio de antropología para ser analizados y después depositados en un cementerio. “Hay que tratarlos con la máxima profesionalidad y respeto”, explicó, aunque quiso ser prudente sobre el caso de Melegís, que dijo desconocer.

Sobre el traslado de restos humanos la Ley de la Memoria Histórica es muy ambigua y crea una especie de limbo legal. En su artículo 13, apartado cuarto, señala: “Los restos que hayan sido objeto de traslado y no fuesen reclamados serán inhumados en el cementerio correspondiente al término municipal en que se encontraran”. No se habla de plazos, ni de lugares aptos para su almacenamiento mientras se acondiciona el camposanto.

“Lo lógico es que antes de comenzar unos trabajos de exhumación ya tengas resuelto qué hacer con los cuerpos. La ubicación actual es indigna.”, dijo Francisco González Arroyo, que abandonó la AGRMH por la falta de sintonía con sus dirigentes.

Los milicianos que hoy esperan dentro de unas cajas de madera con cruces y numeradas, fueron exhumados de una finca particular. Los restos no han sido identificados al no haber sido reclamados por sus familiares, aunque sí han sido individualizados para facilitar que en un futuro se les pueda poner nombre.

Los restos corresponden a un grupo que, en febrero de 1937, huía de las tropas franquistas que ya habían tomado Málaga. Se dirigían a Almería. Todos eran menores de 30 años y fueron fusilados. Muchos de ellos recibieron un tiro de gracia en la cabeza. En su fosa fueron hallados objetos como restos de calzado, una insignia militar, cuatro monedas y una cuchara doblada. Sus cuerpos estaban situados unos sobre otros, con capas de cal entre ellos, lo que hizo muy compleja su recuperación.

El País.com vía google noticas

NOTA DEL EDITOR:

“LA RECUPERACIÓN Y LA  DIGNIFICACIÓN DE LAS VÍCTIMAS DEL FRANQUISMO”

Parece ser que el memorialismo últimamente ha perdido un poco de su esencia primigenia en cuanto a los objetivos que se marcaron un día, que no eran más que, recuperar la memoria histórica de todos aquellos que de un modo u otro fueron víctimas tanto de la Guerra Civil, la  posguerra y posteriormente de la  represión ideológica de la dictadura. Para ello se trazaron como trabajos prioritarios, intentar recuperar el máximo de cuerpos posibles de los desaparecidos y enterrados en las fosas del franquismo, para así,  poder darles digna sepultura y mantener vivo su recuerdo. También se consideraron metas a las que llegar, el poder eliminar toda la simbología y enaltecimiento del pasado del bando sublevado y fascista, la anulación de los juicios y sentencias dictadas por los tribunales militares y posteriormente civiles que hubieran causado cualquier tipo de perjuicio o daño con el fin de restaurar la memoria de los condenados, proporcionar las verdaderas identidades y contacto familiar a  aquellas personas que en su día fueron secuestradas por los malhechores partícipes del régimen dictatorial, conseguir el reconocimiento y ayudas para las víctimas y familiares de los exiliados, en definitiva, recordar, restaurar y dignificar a todas las víctimas del franquismo.

Como seres humanos que somos todos cometemos errores, y en eso,  nosotros los memorialistas no estamos exentos. De hecho, más que no estar excluidos parece que últimamente nos hemos empeñado en abonarnos al número del yerro perpetuo, sobre todo si observamos con ojo crítico, honesta y humildemente muchas de las actuaciones llevadas a cabo durante éste, digamos último año. No siempre es suficiente tener buena intención, poner empeño y corazón para hacer las cosas; y sobre todo, no por éstos mismos motivos, podemos  caer en la autocomplacencia y excusarnos de los errores que hemos originado con nuestras actuaciones.

La recuperación y la dignificación de las víctimas del franquismo no puede estar basada en los trabajos realizados a medias tintas, si exhumamos una fosa,  debemos estar preparados y organizados para dar digna sepultura y homenaje a aquellos que hemos conseguido arrancar del olvido y de la desmemoria de la tierra, porque si no es así, lo único que hacemos es proporcionar involuntariamente el olvido y la indigna situación de pasar de ser  “desaparecidos” a “enseres municipales”; y eso, aunque sea una medida temporal, no es homenajear y dignificar a esos hombres y mujeres que dieron o les quitaron gratuitamente sus vidas. Ellos se merecen ser recordados y nunca ser doblemente olvidados.

Es una más de las tristes noticias que asolan el mundo memorialista, y a la que por desgracia nos estamos acostumbrando, sea por incumplimientos de La Ley de la Memoria Histórica, por varapalos judiciales, por actuaciones gubernamentales o municipales o por  la propia  desorganización e incompetencia en muchas de nuestras actuaciones. Y que conste, que nosotros mismos nos incluimos en dicha crítica, no como un modo de suavizar esta reflexión, sino todo lo contrario, como un modo de que todos seamos capaces de meditar y encauzar esos posibles yerros futuros, remediar los presentes y reparar los pasados. Y ante todo, evitar que fallos como éstos puedan empañar otras grandes labores y trabajos realizados (que los hay y muchos) ante la sociedad. Estamos seguros que entre todos podemos hacerlo, y hacerlo además como ellos se merecen, bien,  con dignidad y verdadera reparación memórica e histórica.

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de La Memoria Viv@


La 12ª en Sol, 29 07 2010.

julio 30, 2010

Ni el calor, ni la época vacacional pueden con la Ronda en Sol.

Cuando el cemento sepulta los espacios que deberían estar protegidos por ser lugares de enterramientos o fosas comunes ( https://lamemoriaviva.wordpress.com/2010/07/29/damnatio-memoriae-en-alfacar-el-psoe-de-zapatero-sepulta-bajo-el-cemento-la-tumba-de-garcia-lorca/), cuando el Gobierno sigue sin hacer caso a las peticiones de no impunidad de los crímenes del franquismo, cuando desde ciertos medios de comunicación se promueven nociones de equidistancia entre los golpistas y los defensores de la 2ª República (artículos de Santos Juliá, https://lamemoriaviva.wordpress.com/2010/07/26/la-oposicion-de-santos-julia-a-la-ley-de-la-memoria-historica/) , en medio de esta sin razón, seguimos reclamando Verdad , Justicia y Reparación.

 


Europa se avergüenza de la simbología franquista de la Constitución española…

julio 30, 2010

El pasado 27 de junio de 2010 el Parlamento Europeo decidió retirar el ejemplar de la Constitución Monárquica de 1978, que se exponía junto al resto de constituciones europeas. El documento original fue un regalo realizado en 1996 por el propio Congreso de los Diputados de España.


La decisión de la retirada fue adoptada por el Comité Artístico del legislativo europeo al comprobar que los símbolos con los que se aprobó la Carta Magna son los mismos que los utilizados por las instituciones franquistas, como el Águila de San Juan, el yugo y las flechas y el lema “una, grande y libre”.

Miguel A. Muga del Foro por la Memoria, exige en un artículo que, en contra de la opinión de los diputados de ERC en el Parlamento Europeo, quienes solicitaron su retirada, el mantenimiento de la Constitución Española en la exposición permanente de dicha institución. “Porque aún estando de acuerdo en que la portada de la Constitución es ofensiva para cualquier demócrata, deja constancia de una realidad incontestable: que los defensores de la transición a la democracia aceptaron sin rechistar que se llevara a cabo dicho proceso, ensalzando y utilizando los símbolos de una dictadura fascista, cruel y asesina. Reconociendo, por otro lado, que el sistema que disfrutamos es heredero directo del Franquismo”, señala Miguel A.Muga.

“Mi propuesta, desde el derecho de las víctimas a la Verdad como uno de los principios establecidos por Naciones Unidas, es que se mantenga el original expuesto en el Parlamento Europeo para que los ciudadanos tengan conocimiento de los símbolos que los voceros de la transición otorgaron a una supuesta Constitución “democrática”, que impuso al pueblo español la monarquía, la bandera y lo que es peor, el silencio y la impunidad para los crímenes franquistas. Y además, que desde el Parlamento Europeo se solicite al Estado Español una copia de la Constitución Española de 1931, como el texto legítimo y legal que debería representar a todos los españoles”.

Muga pide “que no se esconda la Historia, la historia de nuestra transición y los símbolos que representan el actual sistema político en España, muestra del desprecio que aún persiste hacía las víctimas del Franquismo y hacia todos los defensores de la libertad, la igualdad y la justicia social, que significó la II República”.

http://www.larepublica.es/spip.php?article20707


CHA propone rescatar los nombres antiguos de calles del centro para recuperar la memoria histórica…

julio 30, 2010

ZARAGOZA, 28 (EUROPA PRESS)

El grupo municipal de Chunta Aragonesista (CHA) en el Ayuntamiento de Zaragoza propondrá, en el próximo pleno en septiembre, recuperar los nombres antiguos de las calles del centro de la capital aragonesa, con el objetivo de “poner en valor la memoria histórica” y como elemento educativo y turístico “importante” para la ciudad.

CHA propone rescatar los nombres antiguos de calles del centro para recuperar la memoria histórica

Para ello, CHA ha documentado las referencias históricas de 257 calles del casco histórico zaragozano, una zona de la capital que “tiene que tener un tratamiento diferenciado”, según ha considerado en rueda de prensa el portavoz del grupo municipal, Juan Martín.

Con esta propuesta, Chunta Aragonesista desea que junto a los nombres actuales de las calles del casco histórico figuren las denominaciones antiguas de estas vías y, como ejemplo, ha recordado que la Plaza San Miguel era antes el Fosal de San Miguel o la calle Mayor, la Carrera Mayor, según los tramos de la vía.

Martín ha subrayado que algunos de los nombres de estas calles “se han abandonado o perdido” en los callejeros, pero “no en la memoria de los zaragozanos”, como la Plaza del Carbón –actual Plaza Salamero– o la calle San Gil –para referirse a la actual calle Don Jaime–.

Por su parte, el historiador y responsable de Asuntos Europeos de CHA, Miguel Martínez Tomey, ha explicado que para recopilar la información sobre las 257 calles del casco zaragozano se ha recurrido a documentos y mapas, como los planos de la capital de Dionisio Casañal, fechados en 1879, y que están a disposición de los zaragozanos en la página web del ayuntamiento, ‘www.zaragoza.es/ciudad/usic/cartografia/carto_presentacion.htm’.

Además, ha remarcado que algunas calles de la ciudad, como Predicadores, “aún conservan algo antiguo”, ya que en esta vía se sitúa el convento en el que “Pedro IV rasgó con su puñal el Privilegio de la Unión” un hecho que “no se evoca” en esta calle, ha lamentado.

En otros casos, como la calle Mayor o la calle San Lorenzo, las vías registraban distintos nombres según los tramos, dado que “hasta mediados del siglo XIX no existieron servicios postales” como los actuales y, para facilitar la búsqueda de los portales, se daba nombre a los tramos de calles dependiendo de si tenían una iglesia cerca, los gremios que trabajaban en ellas, si habían sido el escenario de un hecho histórico o si vivía un personaje ilustre en las mismas.

Sus nombres, asimismo, “corresponden al aragonés de entonces”, ha destacado Miguel Martínez Tomey, para incidir en que puntos como la Plaza del Pilar se conocían antiguamente como el Fosal de Santa María.

TRATAMIENTO DIFERENCIADO

De esta forma, CHA desea que, como ya ocurre “en muchas ciudades europeas y españolas”, Zaragoza recupere una parte de la historia de su Casco, un espacio que “tiene que tener un tratamiento diferenciado y ésta es una fórmula de darle un tratamiento histórico y artístico diferenciado”, ha recalcado Juan Martín.

Por último, el portavoz de CHA ha deseado que la propuesta sea “bien acogida” por el resto de los grupos municipales, al tiempo que ha concluido que llevarla a cabo es una cuestión de “voluntad política” porque ampliar las actuales placas con los nombres de las calles de la ciudad cuesta “muy poquito dinero”.

En otro orden de cosas, al ser preguntado sobre si CHA apoyará la propuesta de ordenanzas fiscales del equipo de Gobierno Partido Socialista-Partido Aragonés (PSOE-PAR) para 2011, Juan Martín ha explicado que “aún estamos hablando”, para agregar que “las cosas marchan razonablemente bien”, aunque las conversaciones concluirán en septiembre.

Europa Press via Yahoo! España Noticias


PNV recuerda que aún están pendientes de devolución los textos incautados a las instituciones vascas en la Guerra Civil…

julio 30, 2010

El PNV ha mostrado su satisfacción por la decisión del Gobierno central de devolverle los documentos privados que le fueron incautados durante la Guerra Civil y que ahora se encuentran archivados en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, aunque ha recordado que aún no han sido restituidos los textos arrebatados a las instituciones vascas.

EUROPA PRESS. 30.07.2010

El PNV ha mostrado su satisfacción por la decisión del Gobierno central de devolverle los documentos privados que le fueron incautados durante la Guerra Civil y que ahora se encuentran archivados en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, aunque ha recordado que aún no han sido restituidos los textos arrebatados a las instituciones vascas.

La parlamentaria del PNV en el Parlamento vasco Leire Corrales, a través de un comunicado, ha recordado que la Cámara aprobó en junio, con el apoyo de su partido y el PSE-EE, una iniciativa que instaba a los ejecutivos central y vasco a acordar en menos de nueve meses la restitución a Euskadi de los documentos incautados durante la Guerra Civil al Gobierno, las diputaciones y los ayuntamientos vascos.

Tras expresar su “satisfacción” por el anuncio de que los documentos privados incautados al PNV serán devueltos a esta formación, ha advertido que el partido ‘jeltzale’ “seguirá expectante a las maniobras que realice el Gobierno central y realizará un seguimiento exhaustivo de los pasos que se vayan dando”.

El Departamento de Cultura del gabinete de Patxi López anunció el pasado día 28 que el Ejecutivo central devolverá al PNV los documentos privados que le fueron incautados con motivo de la Guerra Civil y que ahora se encuentran archivados en el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca. La consejera de Cultura del Gobierno vasco, Blanca Urgell, ha aprobado ya la orden por la que se acuerda la restitución de los fondos.

La restitución se producirá de acuerdo a la ‘Ley de Restitución a la Generalitat de Cataluña de los Documentos Incautados con Motivo de la Guerra Civil’, que prevé que la devolución de los documentos y fondos documentales de carácter privado podrá llevarse a cabo por el resto de las comunidades autónomas que lo soliciten.

20 minutos vía google noticias


Cultura y Gobernación buscan fórmulas para proteger Alfacar…

julio 30, 2010

FERNANDO VALVERDE – Granada – 30/07/2010

El consejero de Cultura, Paulino Plata, explicó ayer en Granada que su consejería trabajará con la de Gobernación y Justicia para concretar la protección del paraje de Alfacar, donde se está construyendo una urbanización sobre una posible ubicación de posibles fosas de la Guerra Civil.

Plata aclaró que aunque las competencias en materia de memoria histórica las tiene Gobernación, su departamento buscará en la Ley de Patrimonio Histórico qué figura es “la más adecuada” para la protección de la zona.

Diversos colectivos y asociaciones han demandado a la Junta que declare todo el paraje Bien de Interés Cultural (BIC), lo que terminaría de forma definitiva con cualquier posibilidad de intervención urbanística en el paraje. La Asociación Nacional para la Recuperación de la Memoria Histórica fue quien instó a la Junta a proteger la zona hace dos días, después de que la Junta dijera que no podía hacerlo. “Si tienen voluntad pueden hacerlo ya. Se trata de uno de los mayores símbolos de la Guerra Civil. García Lorca fue asesinado allí y es el rostro de miles de fusilados”, dijo su presidente, Emilio Silva.

Plata dijo que el grado de esa protección será anunciado “muy pronto” y apuntó la posibilidad de acudir a la ley de Patrimonio, aunque esta norma entraña dificultades. “No se trata de una reglamentación muy flexible”, dijo.

El País vía google noticias

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS:

El decreto dará una ´respuesta positiva´ los colectivos de la  La Opinión de Málaga

FOTO DE ARCHIVO DE LA PROSPECCIÓN CON GEORRADAR EN ALFACAR


Damnatio Memoriae en Alfacar: El PSOE de Zapatero sepulta bajo el cemento la tumba de García Lorca

julio 29, 2010
MIGUEL ÁNGEL RODRÍGUEZ ARIAS
Inhumanidad de espanto para los vencidos y sus familias, vergüenza para la Junta de Andalucía. Podemos haber perdido para siempre en Alfacar la tumba de Federico García Lorca y a todos los seres humanos allí asesinados, bajo el cemento y las excavadoras.
NUEVATRIBUNA.ES – 28.7.2010

En el Imperio Romano cuando el Senado decretaba la “Damnatio Memoriae” del enemigo de Estado vencido, se procedía a eliminar aquellos restos de su existencia que lo pudieran recordar, y hasta se prohibía pronunciar su mismo nombre.

No sé si también se dedicarían a derribar Plazas de Toros sin dejar piedra sobre piedra, como hizo el socialista Rodríguez Ibarra en Badajoz – robándonos a todos para siempre semejante lugar patrimonio de la humanidad –, o como se hizo con la cárcel de Carabanchel; si se dedicarían a retirar lápidas de fusilados del cementerio – como hizo recientemente la alcaldesa también socialista de Cáceres, María Carmen Heras Pablo –; o si se dedicarían a dar pucherazos chusqueros para que la palabra “República” no fuese a resultar la más pronunciada del lugar, estilo Real Academia de la Lengua Española.

Tampoco sé si serían capaces de llevarlo a tal extremo como para construir sus villas romanas, o sus calzadas, sobre los propios cuerpos insepultos de sus enemigos como se acaba de hacer en Alfacar, y como se ha venido haciendo en demasiados otros lugares de nuestra geografía.

Aunque me extrañaría que los paganos romanos se hubiesen atrevido a llevar dicha eliminación física del enemigo de Estado vencido hasta dicho punto, ya que profesaban un respeto ritual por los difuntos del que ha carecido el nacional-catolicismo perenne de estos últimos 70 años.

Pero lo que sí sé es que desde el Imperio Romano hasta nuestros días la comunidad internacional ha tenido ocasión de establecer un par de cosas al respecto, empezando por las Convenciones de la Haya y de Ginebra y sus leyes de humanidad, tras las que terminaría de cuajar ya el deber jurídico internacional de dar un trato decoroso a los restos mortales de todo ser humano.

No digamos ya de los escenarios de los crímenes contra la humanidad que, de ninguna manera, pueden quedar sepultados sin la preceptiva “investigación oficial efectiva e independiente” que exige el Tribunal Europeo de Derechos Humanos.

Y sé que los lugares para la memoria colectiva y el homenaje no pueden ser tratados ya de cualquier manera. Ni en España ni en ningún otro sitio. Según el conjunto de principios de Naciones Unidas para la protección y la promoción de los derechos humanos mediante la lucha contra la impunidad, “el conocimiento por un pueblo de la historia de su opresión forma parte de su patrimonio y, por ello, se debe conservar adoptando medidas adecuadas en aras del deber de recordar que incumbe al Estado (…)” (principio tercero).

Sé que según la Declaración de la UNESCO relativa a la destrucción intencional del patrimonio cultural, se reafirmará la obligación de las autoridades de proteger el patrimonio también de conformidad “a los principios del derecho internacional, los principios de humanidad y los dictados de la conciencia pública”.

Más aún, se afirmará que “al aplicar la presente declaración, los Estados reconocen la necesidad de respetar las normas internacionales en las que se tipifican como delito las violaciones manifiestas de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario, en particular si dichas violaciones guardan relación con la destrucción intencional del patrimonio cultural” (Pto. 9).

Y sé que desde otros instrumentos de referencia internacional, como los Principios de Chicago sobre justicia post conflicto, se contempla igualmente la debida memorialización de lugares de los lugares de represión como parte de las obligaciones educativas y en materia de memoria histórica (principio quinto)

Y por eso sé que la Junta de Andalucía mintió groseramente ayer al afirmar descaradamente que esta institución “no puede proteger la zona de fosas en Alfacar sin petición de los familiares de las víctimas”. Porque en ninguno de tales instrumentos, ni en otros, se menciona siquiera que las familias deban hacer o solicitar nada, y que la Junta haya protegido o no el lugar, de forma acorde a todo ello, resulta ya una cuestión de voluntad política. Y sé que, en un escenario de tales delitos, la única intervención legal posible era la del ministerio fiscal y la policía judicial, no la de las excavadoras.

Y el señor Juan Gallo, Comisario de Memoria Histórica del Gobierno andaluz, que hizo en su nombre dichas declaraciones, también lo sabe a pesar de que dice para excusar las responsabilidades de la Junta socialista de Andalucía por lo que acaban de hacer. Se trata en definitiva, una vez más, de una obligación del Estado democrático, de Derecho.

Y, una vez más, se falta a la verdad, se manipula, se toma el pelo a la ciudadanía de buena fe que no tiene porque ser especialista en Derecho internacional al leer un comunicado de la Administración que dice que no se ha podido hacer nada porque son los familiares los que no han actuado….como si fuese cosa de los familiares la responsabilidad estatal de velar por la normal vigencia de derechos humanos y los instrumentos internacionales.

Porque al revés de lo sostenido por el Sr. Gallo, es justamente la Junta de Andalucía, junto al Gobierno central, la que podía y debía haber velado por todo ello legislando al respecto, como sí que ha hecho Cataluña por ejemplo, o adoptando aquellas otras medidas necesarias dentro del actual marco para que algo así no ocurriese, y asegurar que dicho lugar de la memoria en Alfacar no se perdiese, ni se vulnerasen los derechos de víctimas y familiares reconocidos en el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

Todo lo cual resulta más curioso todavía cuando, de hecho, había sido la propia Junta la que había llegado a manifestar públicamente hace unos meses que, habiéndose localizado finalmente o no el concreto emplazamiento de Lorca y los restantes desaparecidos en aquel lugar, aquello sería un lugar de la memoria protegido…lo contrario de lo que ha hecho finalmente de tapadillo… ¿es que puede dar más vergüenza de la que da?
La responsabilidad política, pero también jurídica y moral por todo ello, es inexcusable, arroje fuera los balones que la Junta de Andalucía quiera echar ahora a toda celeridad, conscientes de la verdadera dimensión, con Federico García Lorca de por medio, de lo que acaban de perpetrar.

Y el caso es que, puestos a copiar de mala manera en la elaboración de la ley de la memoria como se hizo con la Orden de Franco de mayo de 1940 respecto las exhumaciones “IKEA”, el Gobierno Zapatero le hubiese podido copiar a Franco también la orden de 4 de Abril de 1940 disponiendo que “por los ayuntamientos se adopten medidas que garanticen el respeto de los lugares donde yacen enterradas las víctimas de la revolución marxista” (Boletín del Estado de 5 de abril de 1940, página 2320) y así , nadie habría construido nada sobre las tumbas de Alfacar ni sobre las de ningún otro lugar en estos últimos años.

Porque Franco sí que decretó el carácter de “terreno sagrado” de hasta el último de los lugares de enterramiento de los caídos “por Dios y por España”, así como estableció el estricto deber de protegerlo de todos los ayuntamientos del país.

Pero sobre las tumbas de los “rojos” que se eche cemento, y que salga algún portavoz autonómico diciendo la primera falacia que se le ocurra para salir del paso, que algo hay que decir, y poco importa la consistencia real de lo que diga. Y a mucha gente que haya leído esas declaraciones del representante de la Junta de Andalucía, sin más conocimientos jurídicos, hasta le habrá sonado razonable que, si las familias no se interesan, el Estado tampoco tenga porque hacerlo.

Porque de eso es justamente de lo que se aprovechan: a los responsables de este PSOE no les hace ninguna falta cumplir con normalidad sus obligaciones mientras puedan incumplirlas de tal manera que puedan dar algún argumento que suene medio a algo en los propios medios. Y después tampoco les faltarán ayudantes siempre dispuestos a justificarles de porque, asunto tras asunto, este PSOE – que no el PSOE – nunca tiene por qué cumplir bien, con normalidad, lo que los gobernantes del resto de lugares civilizados con experiencias parecidas a la nuestra sí que cumplen.

Lo que confieso que ya no sé es qué otros actos indecorosos contra las víctimas de Franco y su sufrimiento – contra sus derechos y contra los deberes de Estado reconocidos por el derecho internacional – nos encontraremos antes de que termine la semana. Pero sé que sin duda nos los encontraremos, porque para este PSOE los derechos humanos y el respeto de la legalidad internacional sólo es una posibilidad si queda bien como invocación vacía en el discurso de turno.

Mientras tanto: inhumanidad sin límites para los vencidos y sus familias, vergüenza para la Junta socialista de Andalucía. Podemos haber perdido para siempre en Alfacar la tumba de Federico García Lorca y de todos los seres humanos allí asesinados, bajo el cemento y las excavadoras. Otra terrible muestra más de la “memoria histórica” que practica el PSOE de José Luis Rodríguez Zapatero.

Los responsables de este PSOE continúan destruyendo impunemente los lugares de la memoria del genocidio franquista. Lugares que no sólo arrebatan a la sociedad española, porque la tumba de García Lorca, de cada víctima del genocidio franquista, es un lugar de la memoria de toda la humanidad, y es a toda la humanidad a quienes nos lo han robado.

Miguel Ángel Rodríguez Arias es profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, autor del libro “El caso de los niños perdidos del franquismo: crimen contra la humanidad” y otros trabajos pioneros sobre desapariciones forzadas del franquismo que dieron lugar a las actuaciones de la Audiencia Nacional
http://www.nuevatribuna.es/noticia/37928/OPINI%C3%93N/damnatio-memoriae-alfacar-psoe-zapatero-sepulta-bajo-cemento-tumba-garc%C3%ADa-lorca.html


Un alcalde de León califica de “pulla” la petición de la ARMH de dedicar una calle a los ‘Trece de Priaranza’…

julio 27, 2010

VILLAFRANCA DEL BIERZO (LEÓN), 27 (EUROPA PRESS)

El alcalde de la localidad leonesa de Villafranca del Bierzo, Agustín García Millán, calificó de “pulla” la petición de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) de dedicar una calle a los ‘Trece de Priaranza’, al tiempo que manifestó que sólo se nombrará así a una vía si en este sentido lo deciden los vecinos.

De ese modo respondió el alcalde, a través de un periódico local, a la petición de la ARMH, que solicitó por registro una calle para los trece civiles asesinados por la represión franquista, que fueron los primeros exhumados con técnicas arqueológicas y forenses hace casi diez años.

Según informaron a Europa Press fuentes de la ARMH, se trata de “la primera vez en la historia de la localidad leonesa en la que la decisión de la denominación de una calle no depende del Pleno y es delegada en la ciudadanía”.

La Asociación solicitó ese reconocimiento como un acto simbólico, en un municipio en el que “no hubo guerra y los pistoleros falangistas que apoyaron el golpe de Estado del general Franco asesinaron a cerca de cien civiles”, apuntaron las mismas fuentes

Los ‘Trece de Priaranza’ fueron detenidos ilegalmente en el Ayuntamiento de Villafranca del Bierzo el 16 de octubre de 1936, de donde fueron sacados en un camión al que seguía un coche con cuatro pistoleros falangistas, según explicó la ARMH.

En la localidad de Priaranza del Bierzo fueron asesinadas 14 personas, de las que una logró escapar, mientras que uno de los cuerpos fue retirado por los familiares, que así pudieron conocer el lugar en el que había sido cometido el crimen.

En octubre del año 2000 se exhumaron los cuerpos y a partir de entonces surgió la ARMH, un colectivo que ha exhumado decenas de fosas comunes en diferentes comunidades autónomas.

Europa Press via Yahoo! España Noticias

Imagen de archivo de la fosa de Priaranza (El Bierzo-León)


Alfacar levanta una urbanización y un parque en la zona de fusilamientos…

julio 27, 2010

La Junta prometió proteger la zona como espacio para la memoria histórica.

Foto de archivo

FERNANDO VALVERDE – Granada – 27/07/2010

Tras el fracaso de la búsqueda de la fosa de Federico García Lorca, la entonces consejera de Justicia de la Junta de Andalucía, Begoña Álvarez, prometió que la zona entre Víznar y Alfacar no perdería su verdadero sentido. “Será un lugar para la memoria, la reflexión y el recuerdo”, dijo parafraseando un manifiesto que fue presentado por Izquierda Unida en el Parlamento andaluz. Pocos meses después el cemento ha sembrado el olvido junto a las fosas.

A pocos metros de la Fuente de las Lágrimas, frente al monolito en recuerdo de las víctimas, las excavadoras han terminado los trabajos de un parque recreativo que según el Ayuntamiento de Alfacar ha sido construido con el visto bueno del Gobierno andaluz. La parcela empleada es el lugar en el que el investigador Agustín Penón situó la fosa del poeta.

Sobre los enterramientos hoy hay aparatos de gimnasia, bancos y hormigón. Máquinas excavadoras han destruido parcialmente el paraje y a solo diez metros se construye una casa de dos pisos que está muy avanzada. Las grúas han sustituido a la promesa de proteger la carretera entre Víznar y Alfacar, uno de los mayores símbolos de la represión franquista.

Penón, considerado como el más importante investigador lorquiano, estuvo entre 1955 y 1956 en Granada recogiendo centenares de testimonios. Todos los investigadores lorquianos lo consideran la mayor fuente de la que han bebido. Su trabajo fue antológico.

El investigador entrevistó a Rafael Fernández Mejías, propietario de los terrenos alrededor de la Fuente Grande. El investigador escribió lo siguiente: “Junto a la fuente hay dos terrenos que están vallados con alambre de espino y en los que han sembrado pinos. Nos dijo [refiriéndose a Fernández Mejías] que hay tres fosas. Dos en un terreno vallado en la parte baja de la carretera y otra gran poza en el otro terreno vallado en la parte de arriba en donde también hay algunos olivos. Son los tres únicos lugares donde hay cuerpos enterrados”.

La zona de abajo, donde se sembraron los pinos, es hoy el parque de la urbanización V40 de Alfacar. “Se han hecho unas obras muy superficiales y tenemos informes favorables de la Junta para haber edificado allí”, explicó ayer la alcaldesa del municipio, Fátima Gómez.

Sobre el lugar que hoy ocupan el cemento y los bancos, Penón dejó escrita más información decisiva. “En el pinar de la parte baja de la carretera están las otras dos fosas más pequeñas, muy cercanas a Fuente Grande. Fernández Mejías cree que en cada una de ellas puede haber pocos cuerpos, tres, cuatro o cinco lo más”. Conviene recordar que Lorca estaría enterrado junto a otras tres personas. “Como estas dos fosas quedaban muy cercanas a la acequia, un médico de Alfacar dijo que dejaran de enterrar gente allí, puesto que el agua corría demasiado cerca de las fosas y podría haber filtraciones”.

Para despejar cualquier duda, el hombre que sacó de España el certificado de defunción de García Lorca escribió a modo de conclusión lo siguiente: “Después de todas estas comprobaciones me siento lo bastante convencido para creer que el cuerpo de Lorca podría estar en una de esas fosas por lo que considero que cualquier búsqueda debería comenzar por estas tres fosas”. La tercera a la que se refiere está a unos 15 metros del lugar, donde todavía no se ha intervenido.

En opinión de Gabriel Pozo, autor del libro Lorca, el último paseo, la construcción del parque recreativo es “un nuevo atropello a la memoria de García Lorca y de las víctimas de la Guerra Civil”. “Los pinos que hay allí plantados se colocaron para ocultar las fosas. Es indudable que allí hay fosas, esté Lorca o no en ellas. Sin ninguna duda ese lugar es uno de los que cuenta con más probabilidades de que esté Federico. He visto el parque y he sentido impotencia y vergüenza”, señaló.

En el mismo sentido, el investigador Francisco González Arroyo, que fue el encargado de entregar al juez Baltasar Garzón el primer informe sobre la zona, se mostró indignado. “Aquí había varias fosas marcadas con grandes piedras (han sido amontonadas en un extremo como si se tratase de basura y hoy iban a ser llevadas a un descampado). Esto es una tragedia, una profanación. Pueden haber salido restos. Es una actuación vergonzosa que no es más que una prolongación de la actitud que se ha tenido en los últimos meses. No hay más que ver el resultado de la excavación y la acumulación de errores que se cometieron a la hora de situar el lugar adecuado, que se hizo en función de los intereses personales de un grupo de investigadores”, explicó.

Una de las personas más indignadas ayer era Emilio Silva, presidente de la Asociación Nacional para la Recuperación de la Memoria Histórica. Silva conoció el paraje en mayo durante un homenaje en Alfacar. “Allí puede estar García Lorca y es seguro que hay otros desaparecidos que merecen ser tratados con respeto. No creo que encima de esas fosas un parque fuese lo ideal. Es muy vergonzoso y demuestra una enorme falta de cultura en los derechos humanos. Ese paraje se trata de un símbolo que hay que proteger. No es normal que sigan construyendo casas a 15 metros de la Fuente de las Lágrimas. Estoy alucinado”.

El País.com


El recluta que se negó a fusilar y lo pagó con su propia vida…

julio 27, 2010

Los vecinos de Ibias (Asturias) recuerdan lo que pasó aquel 4 de agosto de 1938.

DIEGO BARCALA MADRID 27/07/2010

Trabajos de exhumación de Pedro Pérez Cadenas.

En el concejo de Ibias (Asturias) todos conocen lo que pasó aquel 4 de agosto de 1938 en el monte de Oumente. Al menos lo que el batallón del ejército rebelde movilizado allí contó en los bares y cantinas de la zona. Un recluta se negó a fusilar a un rojo fugado y lo pagó con su propia vida. Su oficial le mandó fusilar de inmediato y aquello impactó lo suficiente a sus compañeros como para que la historia sea hoy recordada por los vecinos, 72 años después.

Los investigadores de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) se toparon el pasado fin de semana con este suceso durante los trabajos de exhumación de Pedro Pérez Cadenas, el hombre al que el recluta se negó a matar el mismo día de su captura, como recuerdan los vecinos más ancianos.

“En el pueblo sabían que junto al camino habían sido enterrados dos cuerpos. Uno de ellos es el del soldado pero los restos que hemos encontrado son los de Pérez Cadenas casi con seguridad”, explica el vicepresidente de la ARMH, Santiago Macías. Se basan en que junto al cuerpo ha sido hallado un mechero y calzado de campo. Ni un resto de prendas militares.

A la espera del análisis genético, Macías cuenta con un detalle físico que, en su opinión, afianza la tesis de que el cuerpo pertenece a Pérez Cadenas. “Vinieron sus nietos a la exhumación del cuerpo y sus dentaduras, comparadas con la del esqueleto, son iguales. Era impresionante ver que tenían los mismos dientes”, detalla.

No vio nacer a su hijo

Pedro Pérez escapó de su pueblo, Luiña, en cuanto los golpistas entraron en Asturias. Tenía una hija nacida en 1934. Cuando perdió la vida en el monte, junto a un pequeño sendero de un espeso bosque asturiano, su mujer estaba embarazada. Cuatro días después de aquel 4 de agosto, nació huérfano su hijo Alfredo.

La búsqueda del soldado que se negó a matarlo a sangre fría, sin siquiera un juicio, ya ha comenzado. La ARMH tratará de buscar algún documento que explique qué ocurrió. Macías espera encontrarlo en el archivo militar de Ferrol, en la documentación de Asturias.

“Este chico estaba haciendo el servicio militar y no volvió a casa. Seguro que alguien de su familia trató de buscarlo o reclamó su paradero. Nos hemos encontrado con sucesos similares en otras ocasiones donde esas versiones se han confirmado con documentos”, explica Macías. Hasta entonces seguirá siendo un triste recuerdo de Oumente.

Público.es


ESTÁN LOCOS ESTOS REPUBLICANOS

julio 27, 2010

EL NORTE. NICOLÁS GUERRA AGUIAR

Han pasado años, pero recuerdo -época de estudiante- las visitas a una librería lagunera de la calle Carreras. Cada vez que por vacaciones volvía a Gáldar, compraba días antes un cuento para mi hermano, ya fuera de Tin Tin, de Luky Lucke o de otro personaje conocido, pero nos entusiasmaban más los de Astérix y Obélix, aquellos galos de la poción mágica del druida Abraracúrcix, los que rechazaron la dominación romana en su aldea gala.
Y digo “nos” porque ya no se trataba solo de mi hermano y de mí, sino también de los coleguillas que vivían conmigo en una casa terrera, cerca del Cristo. Yo lo compraba, y el libro era leído y degustado por los habitantes de nuestra “People House” (Agustín Millares Cantero). Y retengo, entre otras, una frase extraordinaria de los entusiastas galos, cuando los legionarios ponían cerco a su aldea, Petibónum: “¡Están locos estos romanos!”.
De ella me acordé cuando, hace días, leí la Constitución de la II República Española (1931), edición facsímile que compré en la semanasantera Zamora y que, también casualidad, fue imprimida en la quincenasantera Valladolid, para que luego digan, que ambas ciudades o han evolucionado muchísimo o, al contrario, permanecen en sus muy respetables esencias, aunque el negocio es algo aparte, vive Dios.
La Constitución de 1931 -trastorno romano- prohibía que las órdenes religiosas ejercieran “la industria, el comercio o la enseñanza”. Es decir, que fueran propietarias o copartícipes de Cajas de Ahorro (Cajasur) o empresas comerciales lucrativas, pues nada tienen que ver con su misión espiritual en la sociedad. Y la enseñanza -disparate romano- debía estar, exclusivamente, en manos del Estado.
Pero hay, además, otras demencias romanas, como que las órdenes religiosas tenían la obligación de rendir anualmente cuentas al Estado “de la inversión de sus bienes”; o lo que es lo mismo, el Estado cumplía una rigurosa función fiscalizadora, en cuanto que las inversiones producen beneficios. Por tanto, su declaración era obligatoria: las instituciones eclesiales, como las civiles, debían someterse “a todas las leyes tributarias del país”, a los impuestos.
Cuando hoy, en nuestra declaración de Hacienda (asignación tributaria), podemos marcar con una cruz el recuadro correspondiente a la Iglesia católica, es notable el contraste con otro artículo de la Constitución republicana, que a través de una ley especial regulaba la total extinción del presupuesto del clero. Y aunque la actual habla de relaciones de cooperación “con la Iglesia católica y las demás”, en 1931 no se dio prioridad a ninguna, pues todas eran consideradas por igual. Por tanto, el Estado -una insensatez romana más- ni favoreció ni auxilió económicamente a las instituciones religiosas.
Y aunque la coincidencia teórica sobre la no religiosidad del Estado es plena en ambas, hay una cadena de mandos religiosos en el Ejército español actual que, en apariencia, no se corresponde con aquel apartado. Y, además, con estrellas, nóminas, prebendas y beneficios: son los capellanes castrenses, regulados desde 1979 por un arzobispado.
En lo político, parece locura romana que la España de 1931 fuera “una República democrática de trabajadores de toda clase”, y que “todos los poderes del Estado emanan del pueblo” (Título Preliminar). Lo cual contrasta, muy mucho, con el correspondiente de la actual Constitución (1978), categórico en la forma política: “Monarquía parlamentaria” (Título Preliminar. I.3.).
Un contraste más en el mismo apartado se refiere al Presidente de la República, es decir, al Jefe del Estado, quien, necesariamente, era elegido por las Cortes. Una vez prometiera el cargo, elegiría a su Presidente del Gobierno. Pero aquel no será Jefe omnímodo, exento de responsabilidades: siempre estará a disposición del Tribunal de Garantías Constitucionales, ante el cual -Título V- “es criminalmente responsable” de infracciones delictivas (¡excentricidades de los romanos!).

Sin duda, los legisladores republicanos de 1931 estaban locos, rematadamente chiflados, como los romanos de Astérix. Lo que ocurre es que, a veces, hay locuras? y locuras

http://www.laprovincia.es/articulos/2010/07/23/locos-republicanos/313336.html