Dos Categorías de Víctimas…

julio 1, 2010
Floren Dimas, – 1 Julio 2010

Carta dirigida a los directores de los principales medios españoles, en papel y digitales.

La inmensa mayoría de los españoles han seguido con interés la unanimidad del congreso de los diputados para aprobar medidas reparadoras complementarias, a fin de que no quedase fleco que cubrir para amparar las secuelas del terrorismo en los afectados y sus familias. Resulta lógico el acuerdo adoptado, sin que parezca fuese necesario la expresión de la demanda social para justificarlo, ni objetar la crisis económica presente para llevarlo a efecto, por cuanto se trata de hacer valer principios de justicia y humanidad al que tienen derecho, quiénes han visto truncadas sus vidas inesperadamente por una mano asesina, e intentar paliar así tanto dolor.

Pero si aplicásemos a estas víctimas las medidas reparadoras aprobadas por ese mismo parlamento -con la honrosa excepción de ERC y la deshonrosa del PP-, hacia las víctimas del franquismo, nos hallaríamos entonces ante uno de los mayores escándalos parlamentarios desde el advenimiento de la democracia ante tamaña injusticia, después de todo el esfuerzo realizado por concienciar y visibilizar ante la sociedad española el significado y la necesidad de llevar a la práctica, y no solo a los discursos procaces, aquello de “Verdad, Justicia y Reparación”, practicado en el caso de las víctimas del terrorismo y negado a las víctimas de un terrorismo de estado como fue el franquismo. Las heridas de ambos terrorismo no las cierra el tiempo, ni una ley de la Memoria Histórica injusta a sabiendas, sino la acción de la Justicia.

Lorca, 1 de julio 2010.

Floren Dimas Balsalobre

Investigador Histórico

Ex presidente de la asociación de la Memoria Histórica de la Región de Murcia “Amigos de los Caídos por la Libertad (1939-1945)”

Enlace: Foro por La Memoria:

http://www.foroporlamemoria.info/2010/07/dos-categorias-de-victimas/


España post genocidio V: Menos que los rojos….

julio 1, 2010

Miguel Ángel Rodríguez Arias es profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, autor del libro "El caso de los niños perdidos del franquismo

El doble genocidio de la sangre y la memoria de las defensoras de la Segunda República Española

* Miguel Ángel Rodríguez Arias Más artículos de este autor / a
Última actualización 30/06/2010@

¿Puede haber una política de género coherente en España sin rescatar del genocidio – peor, del genocidio y de su más absoluto olvido – a la primera generación de mujeres que conquistó su participación política ciudadana en nuestra sociedad, y que defendió en las trincheras a nuestra República, víctimas de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad de género del franquismo?

NUEVATRIBUNA.ES – 27.6.2010

Si todas las víctimas de Franco son las víctimas de un genocidio, las “mujeres de los rojos” lo son de dos: fueron perseguidas y aniquiladas sus vidas, y también, durante los últimos 30 años, una sociedad post genocidio enferma de impunidad, y unas políticas públicas en blanco – fruto de la imposición interna de las tesis de los sectores del franquismo sociológico de PP y PSOE – han creado las condiciones para su práctica eliminación hasta de la misma historia. Ellas, que ni tan siquiera han tenido las mínimas concesiones legislativas, absolutamente insuficientes, de las restantes víctimas. Ellas, que conquistaron su voto y su derecho a la educación, que enarbolaron la bandera de la Segunda República emancipadora, que lucharon con determinación y murieron valientes en las trincheras junto a sus compañeros, para horror de medio mundo católico, apostólico y romano. Ellas, a las que Franco les hizo pagar con una saña infinita hasta el último gramo de su breve libertad, hasta el extremo de la humillación y la privación de derechos durante toda la dictadura… ¿Fueron menos republicanas, fueron menos víctimas, como para que una ley vergonzante, de un Gobierno que se está cubriendo de vergüenza en esta materia, se atreva a ningunearlas de esta manera, y aquí no pase nada?.

“Quisiera escribir un himno/ a un pobre racimo humano:/ las mujeres de los rojos/Que en España nos quedamos,/ para las que no hubo escape,/ para las que no hubo barco./ Las que nos quedamos solas/ con sus niños en los brazos./ Sin más sostén ni más fuerza/ que el que daba el estrecharlos (…).

Así comienza el poema de Consuelo Ruiz, “Las mujeres de los rojos” (http://segurquetomba.wordpress.com/2009/11/22/las-mujeres-de-los-rojos/), y detrás de estos versos – de la propia emotividad con la que los oí recitar por primera vez el año pasado en las Jornadas sobre Mujer y Franquismo de la Asociación Catalana de Juristas Demócratas , continúa presente entre nosotros una doble realidad de nuestra sociedad post genocidio.

De un lado, la sobrecogedora dimensión de las al menos ocho formas distintas de crímenes internacionales de guerra y contra la humanidad de género, hoy por hoy en la más completa impunidad:

1- Vulneración flagrante de la Convención de la Haya de 1898 y 1907, de Ginebra de 1929 sobre prisioneros de guerra, contra las mujeres combatientes por la II República.

2- Detenciones ilegales de mujeres – masivas y sin cargos penales ajustados a derecho – como represalia por su defensa del régimen democrático republicano, o por su simple lazo de parentesco.

3- Asesinatos y ejecuciones extrajudiciales por la mera razón de dicho parentesco.

4- Tortura y trato degradante a las mujeres dentro de las comisarías, prisiones y centros de detención ilegal del franquismo.

5- Violaciones y abusos sexuales de presas y detenidas. Aquello que ya lanzó por la radio Queipo de Llano, de que ya conocerían hombres de verdad en vez de castrados milicianos, y que berrear y patalear no las salvaría, seguramente, algo tendría que ver… La verdadera dimensión de la violencia sexual contra estas mujeres por parte de los muy católicos cruzados, como elemento sistémico del terror, continúa siendo hoy una de las páginas más negras por escribir de nuestra historia.

6- Vulneración de las condiciones higiénicas, alimentarias y sanitarias reconocidas en los Convenios Internacionales, en particular, respecto a las madres lactantes presas y sus bebés, amontonados, durmiendo en el suelo, hasta la muerte de muchos de ellos de hambre y enfermedad.

7- Desaparición forzada de menores sustraídos de los brazos de sus madres presas, para ser entregados a familias afectas al régimen. El mayor caso de desaparición forzada infantil que todavía actualmente se sigue consumando en el continente europeo pero, también, el mayor caso de vulneración de los derechos fundamentales de las mujeres en la esfera de la maternidad.

8- Crimen contra la humanidad de persecución contra estas mujeres, consistente en su depuración de los cargos públicos, del ejercicio de toda profesión liberal… prácticamente de ejercer cualquier trabajo en realidad dentro de la represión cotidiana feroz desatada contra las descalificadas como “mujerzuelas”, como “marxistas ninfómanas violentas” en palabras del Jefe de los Servicios Psiquiátricos de Franco, el coronel Vallejo Nágera. Completamente estigmatizadas, en consecuencia, y condenadas a la marginación social.

Y Fernando Magán comenta, todavía, la necesidad de tomar en consideración al menos una novena forma de crimen internacional, y pasar a esclarecer también los casos de sometimiento, mediante violencia o coacción, a prostitución forzada, de una forma que resultaría cercana al conocido caso de las esclavas sexuales del ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial; lo que en nuestro país, en cambio, ni tan siquiera habría sido mencionado…

“Todos perdimos la guerra,/ todos fuimos humillados./ Pero para las mujeres / el trance fue aún más amargo”, recitaba Consuelo.

Y el olvido y la impunidad en esta sociedad nuestra, aún más absoluto.

Ninguna “investigación oficial, efectiva e independiente” ha sido jamás emprendida en España sobre ninguno de tales crímenes internacionales inamnistiables e imprescriptibles.

Es decir: un auténtico agujero negro de crímenes y atrocidades de género del franquismo sin esclarecer respecto al que las únicas autoridades que se han pronunciado han sido las europeas, del Consejo de Europa, en su conocida condena Parlamentaria y “Balance de Crímenes” de 17 de marzo de 2006.

Pero ni una sola autoridad española ha osado siquiera mencionar nada de esto. Con la Iglesia hemos topado, nunca mejor dicho, como he tratado de sacar a la luz en otros trabajos e investigaciones.

Y, por supuesto, la proyección continuada en el tiempo de los efectos de varias de tales violaciones – muy especialmente en la protegida esfera de la maternidad de todas esas madres – vulneraría directamente el Convenio Internacional para la Eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, que compromete a los Estados – desde el minuto cero de su firma – a revisar y a eliminar toda situación de violación de derechos aún presente en su jurisdicción sea de facto o de iure.

Pero eso tampoco importa en este país. Otro convenio internacional más para el bote. Habría que dejarlo claro en nuestra Constitución para defraudar así un poco menos a los súbditos del Reino: el cumplimiento de los tratados de derechos humanos firmados por nuestro Estado monárquico, no como obligación, sino como posibilidad…

A decir verdad, tan sólo consuela la convicción de que la necesidad de verdad, justicia y reparación de un pueblo respecto de sus crímenes más atroces es como la ley de la gravedad y que, antes o después, la manzana terminará tocando el suelo. Y de hecho ya se vislumbra que algo está empezando a cambiar, muy lentamente, a medida que cada vez más amplios sectores van tomando conciencia de la dimensión verdaderamente apocalíptica del genocidio franquista… y del absoluto desprecio por la legalidad internacional de nuestra legislación post genocidio.

Porque, como decía, toda esta situación viene determinada por una doble circunstancia y, junto a la propia realidad de los crímenes franquistas y el aprendizaje social del silencio, la otra realidad es, como siempre, el impactante papel que está desempeñando en todo esto el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con su Ley de la Memoria que, también en este caso, ni siquiera menciona los crímenes aberrantes del franquismo contra estas mujeres. Ni si quiera los menciona. Como con los niños perdidos.

No había espacio en esa ley para ninguna forma de reconocimiento de esa otra mitad de la sociedad democrática que padeció el franquismo, ni para sus concretas formas de represión…

Aunque, curiosamente, es precisamente Naciones Unidas la que dice que lo que había que hacer a este respecto era justamente lo contrario de lo que nuestro Gobierno ha acabado haciendo en su ley. Y así, en vez de garantizarse que se incorporase la perspectiva de género y se prestase especial atención a tales crímenes – como reclaman por ejemplo el conjunto de principios ONU para la protección y la promoción de los derechos humanos mediante la lucha contra la impunidad –, se omitió por completo dicha perspectiva que debería haber constituido uno de sus ejes vertebradotes imprescindibles: presente, por ejemplo, desde la propia composición paritaria de los distintos órganos de verdad, justicia y reparación y, además, especial objeto de atención en cuanto al estudio de crímenes y adopción de medidas de reparación.

¿Se imaginan que la conocida como Ley de la Memoria Histórica, aprobada por nuestro Parlamento, dedicase aunque sólo fuese una sola línea, por vergüenza torera, a reconocer y condenar los crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos contra las mujeres?

¿Se imaginan que un Gobierno que se hubiese creído su propia política de género hubiese arrancado en su compromiso por la igualdad por el elemental reconocimiento de esas mujeres, y su brutal represión por el franquismo, en esa ley?

¿Puede haber una política de género coherente en España sin rescatar del genocidio – peor, del genocidio y de su más absoluto olvido – a la primera generación de mujeres que conquistó su participación política ciudadana en nuestra sociedad, y que defendió en las trincheras a nuestra República, víctimas de crímenes de guerra y crímenes contra la humanidad de género del franquismo?

En este sentido la Ley de Igualdad y la Ley de la Memoria han sido dos ocasiones (más) perdidas de nuestra democracia para hacer justicia a estas mujeres, ignoradas por el articulado de ambas normativas… ¿hasta cuándo?

Y conste que, investigación tras investigación, todavía no pierdo la esperanza de que, incluso un Gobierno tan poco serio en esta materia como ha demostrado ser el actual Gobierno de España, alguna vez, por pura probabilidad estadística – incluso porque no se den cuenta de estar haciendo lo que el derecho internacional contempla, o con el copia-pega de Word se les cuele, como les debió pasar con la legislación de fosas de Franco del año 40… –, acierten. Y que, en ese día señalado se limiten, por una vez, a hacer monótona y aburridamente lo que los organismos internacionales de derechos humanos ya tienen inventado desde hace tiempo, y que la gran mayoría de los gobiernos de países civilizados llevan haciendo desde entonces…

Si todas las víctimas de Franco son las víctimas de un genocidio, las “mujeres de los rojos” lo son de dos: fueron perseguidas y aniquiladas sus vidas, pero también, durante los últimos 30 años, una sociedad post genocidio enferma de impunidad y unas políticas públicas en blanco – fruto de la imposición interna de las tesis de los sectores del franquismo sociológico de PP y PSOE – han creado las condiciones para su práctica eliminación hasta de la misma historia. Ellas, que ni tan siquiera han tenido las mínimas concesiones legislativas, absolutamente insuficientes, de las restantes víctimas. Ellas, que conquistaron su voto y su derecho a la educación, que enarbolaron la bandera de la Segunda República emancipadora, que lucharon con determinación y murieron valientes en las trincheras junto a sus compañeros, para horror de medio mundo católico apostólico y romano. Ellas, a las que Franco les hizo pagar con una saña infinita hasta el último gramo de su breve libertad, hasta el extremo de la humillación y la privación de derechos durante toda la dictadura… ¿Fueron menos republicanas, fueron menos víctimas, como para que una ley vergonzante, de un Gobierno que se está cubriendo de vergüenza en esta materia, se atreva a ningunearlas de esta manera y aquí no pase nada?

Miguel Ángel Rodríguez Arias es profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, autor del libro “El caso de los niños perdidos del franquismo: crimen contra la humanidad” y otros trabajos pioneros sobre desapariciones forzadas del franquismo que dieron lugar a las actuaciones de la Audiencia Nacional.

Nueva Tribuna


Voz de memoria Día de las Víctimas del Terrorismo franquista…

julio 1, 2010

El domingo pasado se celebró en el Congreso de los Diputados la primera edición del Día de las Víctimas del Terrorismo. La institucionalización de tal fecha comporta el recuerdo de las 1.382 personas que han perdido la vida como consecuencia de la violencia terrorista en los últimos cincuenta años, según datos del Ministerio del Interior. Nunca como el domingo estuve tan de acuerdo con las palabras del Jefe del Estado, pronunciadas en su alocución desde la tribuna del Congreso. Además de afirmar Juan Carlos I que acabar con la violencia terrorista, empleando todos los instrumentos del Estado de Derecho, es una prioridad insoslayable para todo país libre y democrático, el rey aseguró que las víctimas son un referente cívico, un símbolo de la firmeza de nuestro compromiso con la democracia y la libertad.

Dijo más el monarca y con todo estuve de acuerdo. Nada ni nadie -añadió- puede reparar la terrible pérdida de la vida de las víctimas ni sus profundas heridas y cicatrices, ni tampoco se puede compensar el terrible sufrimiento de sus familiares. Al honrarlas se cumple con la deuda inmensa de gratitud que tenemos contraída con ellas, afirmó el soberano. Todos tenemos el deber y la responsabilidad de agradecer su coraje, de proteger su dignidad, de garantizar sus derechos, de reparar su sufrimiento, afirmó Juan Carlos I.

Lo que pasa con todas estas justas y hermosas palabras es que su referencia no se constriñe en el ánimo de muchos españoles a ese millar largo de víctimas de la violencia, sobre todo si se tiene en cuenta que el día anterior, sábado, la Plataforma contra la Impunidad del Franquismo concentró en la Puerta del Sol de Madrid a quienes reivindican también como víctimas del terror a 113.000 desaparecidos a causa de la represión franquista, iniciativa ciudadana que no se pudo celebrar en el Congreso de los Diputados fechas antes porque fue prohibida. De ese modo,  el presidente de la institución, José Bono, no pudo decir de los 113.000 desaparecidos lo que el domingo afirmó en el Día Oficial de las Víctimas del Terrorismo: que la sede parlamentaria era el lugar idóneo para rendirles homenaje de afecto y gratitud, preservándolas del olvido.

Claro que ya sabemos que para Bono está proscrita la bandera republicana en la Cámara Baja, aunque la enseña tricolor represente no sólo el inicio de la democracia en España, sino la primera lucha de la democracia contra el fascismo internacional. Esa lucha sí se recuerda en Europa con afecto y gratitud.

+@Actuación ilegal de Bono contra la bandera republicana.

Félix Población


El Papa beatificará a otros 26 “asesinados por odio a la fe” en la Guerra Civil…

julio 1, 2010

El Vaticano asegura que son mártires por la “persecución religiosa” que se desató “en España en 1936″.

EUROPA PRESS Roma, Italia 01/07/2010

El Papa Benedicto XVI aprobó este jueves la próxima beatificación de otros 26 mártires “asesinados por odio a la fe” en la Guerra Civil española –que no denomina como tal sino “persecución religiosa” que se desató “en España en 1936″– según dio a conocer la sala de prensa del Vaticano a través de un comunicado.

El Pontífice aprobó los decretos de martirio de José María Ruiz Cano, Jesús Aníbal Gómez Gómez, Tomás Cordero Cordero y trece compañeros pertenecientes a la Congregación de los Misioneros Hijos del Corazón Inmaculado de la Bienaventurada Virgen María, así como de Carmelo María Moyano Linares y otros nueve compañeros de la Orden Carmelita.

Ésta no es la primera vez que Benedicto XVI aprueba el decreto de martirio de religiosos y sacerdotes asesinados durante la Guerra Civil española, lo que supone dar luz verde a su beatificación. La más mediática y multitudinaria fue la que se celebró en octubre de 2007 en la Plaza San Pedro, cuando un total de 498 mártires españoles fueron beatificados en la misma ceremonia.

La Alemania de Hitler

El Pontífice también aprobó los martirios del húngaro Janos Scheffler, (1887-1952), que fue obispo de Satu Mare (Rumanía), y de tres sacerdotes diocesanos que fueron asesinados “por odio a la fe” en 1943, en la Alemania de Hitler, así como el de la religiosa francesa Marguerite Rutan, que murió asesinada en 1794.

Público.es


La Transición inmodélica…

julio 1, 2010

VICENÇ NAVARRO

07-01.jpgDurante muchos años, la versión dominante en los medios de mayor difusión del país sobre la Transición de la dictadura a la democracia en España es que tal Transición fue un proceso modélico que transformó una de las dictaduras más represivas que hayan existido en Europa (por cada asesinato político que cometió Mussolini, Franco cometió 10.000) en una democracia homologable con cualquier democracia existente en la Unión Europea. Esta versión dominante subraya, además, que el supuesto éxito de tal Transición se basó en la reconciliación de las derechas, herederas de lo que en España se llama franquismo (y fuera de España, fascismo), con las izquierdas y otras fuerzas democráticas, herederas de la República, que lucharon contra la dictadura.

Esta versión dominante, casi oficial, de los hechos ocurridos en España se ha ido cuestionando más y más a medida que se han podido comprobar las enormes deficiencias de la democracia española. Dos hechos recientes muestran lo enormemente incompleta que es la democracia en España. Uno es el enjuiciamiento por parte del Tribunal Supremo del único juez –Baltasar Garzón– que se ha atrevido a intentar llevar a los tribunales a los asesinos y responsables del encubrimiento de los asesinatos por causas políticas de más de 150.000 personas, cuyos cuerpos continúan desaparecidos en la gran mayoría de los casos, enjuiciamiento que se ha hecho a propuesta de la Falange, partido heredero del partido fascista que mató a miles y miles de republicanos.

Esta situación, que The Guardian definió como “bochornosa”, es impensable que ocurra en cualquier otro país democrático de la UE. En realidad, en otros países europeos que sufrieron el fascismo o el nazismo, como Alemania, la Falange estaría prohibida y los miembros del Tribunal Supremo que aquí han mostrado sus simpatías por el golpe militar estarían expedientados y, de continuar expresando tales simpatías, estarían en la cárcel. No así en España. Mientras que unas fuerzas políticas vascas, como Batasuna, están prohibidas por no condenar la violencia de ETA, la Falange, que se muestra orgullosa de sus antecesores, está legalizada, y el Partido Popular, que nunca ha condenado por su nombre la dictadura asesina que existió en España, no es sólo legal, sino que ha gobernado en España. Medios de información afines a tal partido han aplaudido el enjuiciamiento del juez Garzón, contrastando con la postura expresada por la gran mayoría de medios de las derechas europeas, que han denunciado tal enjuiciamiento. En realidad, las fuerzas políticas europeas, homologables al PP, han sido las ultraderechas (ver mi artículo ‘¿Es el PP franquista?‘).

El segundo hecho es el dictamen del Tribunal Constitucional, que ha eliminado del Estatut elementos claves que habían sido aprobados por el Parlament, por las Cortes españolas y refrendados por el pueblo catalán en un referéndum. El dominio de tal tribunal por la derecha española, próxima al PP, y por otros jueces que comparten la cultura jacobina del régimen anterior ha dado lugar a un resultado predecible que ha invalidado decisiones tomadas por los representantes del pueblo catalán y del pueblo español. Esta decisión ha sido un regalo a los nacionalistas de ambos lados del Ebro. Para los jacobinos españolistas, herederos de la cultura centralista de la dictadura, centrados predominantemente (pero no exclusivamente) en el PP y en UPyD, tales tensiones favorecen la movilización chauvinista anticatalana, que es muy rentable políticamente en sectores de España. Y en Catalunya, la decisión del Tribunal Constitucional se presenta por las derechas nacionalistas catalanas como la decisión de España contra Catalunya, ignorando maliciosamente que los representantes del pueblo español (excepto el PP) votaron a favor de tal Estatut.

La consecuencia de ello es que hoy, en el momento más grave que España y Catalunya están viviendo, con un ataque frontal a los derechos sociales y laborales de las clases populares de todas las naciones de España, las luchas nacionales absorberán todo el espacio político y mediático, llevando a un segundo plano el tema de la reducción del Estado del bienestar, el objetivo deseado por las derechas nacionalistas catalanas y españolas que, aliándose en sus políticas de reducción de derechos sociales y laborales, utilizan ahora las banderas para dejar en segundo lugar la crisis económica y financiera que sus
políticas neoliberales provocaron.

Este artículo no puede terminar sin hacer una crítica a las izquierdas gobernantes. La excesiva moderación del Gobierno del PSOE, que alcanza niveles de difícil comprensión (como, por ejemplo, la definición de Franco –el mayor asesino que España haya producido– en la web de la Moncloa como un “político y militar”, sin citar su horrible comportamiento, tanto en el golpe de 1936 como en los 40 años de dictadura) y su enorme pasividad frente al Tribunal Supremo y al Tribunal Constitucional es, también, en parte responsable de la situación actual. Aplaudo el discurso del presidente de la Generalitat de Catalunya, José Montilla, en su denuncia y crítica del Tribunal Constitucional (el cual nunca tendría que haber existido o, en caso de que existiera, no debería tener mayor potestad que la soberanía popular). En lo único que estoy en desacuerdo es en lo de acatar el dictamen. Es comprensible que lo dijera debido a su cargo institucional. Pero las leyes no tienen que acatarse cuando son injustas. Si la anciana de raza negra en Alabama, EEUU, hubiera respetado la ley y hubiera continuado sentada en la parte de atrás del autobús, los negros en EEUU todavía estarían considerados ciudadanos de segunda. La desobediencia civil es un acto democrático. Hoy las fuerzas democráticas, a ambos lados del Ebro, deberían protestar por el hecho de que las derechas continúen dominando los aparatos del Estado, no respetando la voluntad popular expresada en el Parlament y en las Cortes españolas. En una democracia, la soberanía procede del pueblo y no de unas instituciones heredadas del régimen anterior.

Vicenç Navarro es catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas de la Universidad Pompeu Fabra

Ilustración de Mikel Jaso


Un Hitler en el móvil le cuesta la cárcel…

julio 1, 2010

Un alemán es acusado por usar un tono en su móvil con un discurso de Hitler sobre la exterminación de los judíos.

Adolf Hitler dando uno de sus discursos.

Adolf Hitler dando uno de sus discursos.

Un ciudadano alemán se enfrenta a hasta seis meses de cárcel por violar la Constitución, al utilizar un discurso de Adolf Hitler como tono de llamada de su teléfono móvil. En el país germano está prohibida la difusión pública de cualquier material relacionado con el partido nacionalsocialista.

El discurso en cuestión, pronunciado hace cincuenta y cuatro años, tenía como protagonista al dictador y en él defendía y prometía la destrucción de la población judía mundial si Alemania era “arrastrada” a la guerra.

El tono de llamada se escuchó varias veces en el tren en el que viajaba el ofensor, destino Hamburgo. Los pasajeros avisaron a la policía, que lo detuvo al finalizar el trayecto.

Cuando fue detenido, la policía también encontró pegatinas con la esvástica y fotos de Hitler en el teléfono con las palabras “el mayor comandante de todos los tiempos”.

Fascistas en el móvil

El creciente uso del teléfono móvil como reproductor multimedia está permitiendo que los materiales con años de antigüedad vuelvan a estar disponibles para los más nostálgicos. De hecho, la relación entre dictadores europeos y los dispositivos móviles no es nueva.

El pasado enero, la segunda aplicación para iPhone más descargada en Italia eran los discursos de Mussolini, por delante, incluso, del videojuego de Avatar, de Gran Hermano o del visor de rayos x. El programa costaba 79 céntimos y permitía leer, ver y escuchar todos los discursos de Benito Mussolini.

La aplicación iMussolini fue retirada semanas después tras las quejas y denuncias que se han desatado en los últimos días, además del rechazo que generó entre la comunidad judía.

Tras el iMussolini, llegó a España otra propuesta dedicada a la figura del general Francisco Franco que recopila sus discursos, mensajes, vídeo y audios durante más de cuarenta años. La aplicación estaba disponible desde el pasado 14 de abril —fecha del aniversario de la proclamación de la II República— por 0,79 céntimos de euro; sin embargo, fue retirada apenas dos semanas después por su autor debido “al profundo impacto” causado, según aseguró en

Público.es.


Pedraz: “Todos echamos de menos a Garzón”…

julio 1, 2010

El juez de la Audiencia Nacional ha lamentado hoy “haber perdido” a su compañero suspendido.

Baltasar Garzón (Foto propiedad de La Memoria Viv@-Acto Casa de América)

EFE Madrid 01/07/2010

El juez decano de los Juzgados de Instrucción de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha lamentado hoy “haber perdido” a su compañero Baltasar Garzón, que fue suspendido cautelarmente de sus funciones el pasado 14 de mayo, y ha dicho: “Todos lo echamos de menos”.

Así se ha pronunciado el titular del Juzgado Central de Instrucción número 1 durante la presentación de la Memoria anual del año pasado de la Audiencia Nacional, en la que ha considerado “lógico” que el trabajo del Juzgado de Garzón se haya retrasado algo en este tiempo, pero ha subrayado que se han asumido los asuntos y que entre los compañeros “no ha habido problemas”.

Preguntado por la necesidad de incrementar los seis jueces de instrucción, Pedraz ha asegurado que hay “bastante trabajo” pero que “con seis basta” para sacarlo adelante.

En este asunto ha coincidido el presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, que ha agradecido el trabajo “extra” realizado por Pedraz, sustituto natural de Garzón, ya que “no ha tenido tiempo de respirar”.

Pablo Rafael Ruz ocupará la plaza en comisión de servicios

Respecto al sustituto temporal que ha elegido el Consejo General del Poder Judicial para ocupar el puesto de Garzón, el magistrado Pablo Rafael Ruz Gutiérrez, Juanes ha afirmado que se incorporará el próximo lunes, cuando comienza la guardia del Juzgado Central de Instrucción número 5.

Ruz ocupará la plaza en comisión de servicios mientras Garzón permanezca en situación administrativa de suspensión cautelar y esté trabajando como consultor externo de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en La Haya (Holanda).

Garzón fue suspendido cautelarmente de sus funciones en la Audiencia Nacional el pasado 14 de mayo después de que el Tribunal Supremo le abriera juicio oral por investigar las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo.

Público.es

NOTÍCIAS RELACIONADAS :

La Fundación Saramago pedirá el Nobel de la Paz para el juez

El CGPJ suspende a Garzón

Varela abre juicio a Garzón por investigar el franquismo


¿Discrimina a las mujeres la Ley de Memoria histórica?

julio 1, 2010

Por: Martha el 30/06/10

La ONG OIDE denuncia que la Ley 52/2007, más conocida como Ley de la Memoria Histórica, no reconoce a las mujeres españolas inmigrantes el derecho a transmitir la ciudadanía a sus hijos y nietos.

Desde nuestra Asociación solicitamos apoyo de todas las Asociaciones de Derechos Humanos, Asociaciones de Emigrantes de Españoles, (que incluyan a hijos y nietos de españoles), al pueblo español y a las Asociaciones que defienden los derechos de las Mujeres, a los Medios de Comunicación. Estamos a tiempo de enmendar, por una Instrucción amplia y sin discriminación.

Desde la Organización Internacional de Descendientes de Españoles estamos denunciando que se está cometiendo ahora mismo ante nuestros ojos una injusticia tremenda, una discriminación contra la mujer española que emigró y sus hijos, que es inaceptable

¿En qué consiste esta discriminación?
Pues que la mujer española que emigró no se le reconoce el derecho a trasmitir la ciudadanía a sus hijos y nietos. Es una ley machista, anacrónica y obsoleta le niega ese derecho en el supuesto de que hubiera contraído matrimonio con un no-español. La ley de Memoria Histórica ratifica este sinsentido. Sólo los hombres emigrantes pueden trasmitir la Nacionalidad

Es una situación aberrante y discriminatoria, sean cuales sean los argumentos técnico-legales. Nuestro país es libre y democrático y no debe cercenar un derecho tan universal como el de trasmitir la nacionalidad de origen a los hijos.

Si el espíritu de la ley de Memoria Histórica, tiene como objetivo, entre otros, ayudar a mitigar los efectos que para la Sociedad española significó el nefasto franquismo, preguntamos:

>> ¿Cómo es posible mantener las cláusulas anacrónicas que discriminan a la mujer?

>> ¿Cómo se explica, desde el punto de vista ético, que dos hermanos que marcharon juntos a otros lares a labrarse un futuro mejor para ellos y para su familia en España, no tengan iguales derechos?

¿Por qué ha de ser la mujer, nuevamente, la afectada? Existe, en efecto, la LEY ORGÁNICA 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres. Dicha norma integradora del ordenamiento jurídico español, obliga a los poderes públicos a adoptar medidas específicas, razonables y proporcionadas en relación con el objetivo perseguido en cada caso, en favor de las mujeres para corregir situaciones patentes de desigualdad de hecho respecto de los hombres, con el fin de hacer efectivo el derecho constitucional de la igualdad.

Desde hace varios años se viene fraguando un reconocimiento en el seno de la sociedad española como sentimiento de aceptación y apoyo al regreso de los retoños de la emigración en el mundo. A nuestro entender esta es una de las variadas causas que ha llevado al PSOE y al gobierno a la promulgación de la ley 52/07, especialmente su Disposición Adicional 7ma., para reconocer a esta descendencia el derecho de que le sea reconocida la condición de ciudadanos españoles

Sabemos que por muchos motivos las promesas de los hombres y mujeres que ostentan el poder en España, no pueden ser cumplidos exactamente como se enunciaron en su momento, como es el caso de la Nacionalidad de los nietos. Se nos prometió una ley amplia que nos reivindicara esa condición, sin embargo en la realidad se han producido discriminaciones y se han cercenado derechos.

Estamos reclamando que se reconozca el derecho de la mujer española a trasmitir la nacionalidad a sus hijos, pero además de lo indicado con respecto a las abuelas, en la mencionada ley y en la Instrucción respectiva se reconoce la posibilidad de que estos nuevos españoles trasmitan su nacionalidad de origen a los hijos e hijas menores pero se prohíbe para los hijos e hijas mayores, por lo cual se convierte en otra discriminación por razón de la edad contraria al espíritu y la letra de nuestra Constitución.

Exigimos ya un cambio en la instrucción para no discriminar ni a hijos, ni mujeres:

>> La transmisión de la nacionalidad española está basada en el Derecho del “Ius Sanguinis” el cual no necesita de ninguna reglamentación normativa que lo deforme, entendiéndose la transmisión de nacionalidad por sangre “de padres a hijos, por el solo hecho de ser hijo o hija de español o española”.

>> Pensamos que estos tecnicismos jurídicos o legales que presenta la Disposición Adicional VII mellan el espíritu de la ley de la Memoria Histórica. Sabemos que ninguna obra humana es perfecta, pero si mejorable. No vemos a la D.G.R.N. como nuestro enemigo, sino como un ente que tiene que lidiar con una situación inesperada, de lagunas legales históricas.
Confiamos en que más temprano que tarde una sabía decisión por parte de la D.G.R.N. así como las autoridades españolas del gobierno involucradas en la ley, con poder de decisión nos regalen una solución que nos ahorre tiempo y recursos y con la cual ambas partes saldremos satisfechas, con todos y para el bien de todos los españoles y sus descendientes.

¡Basta ya de modificaciones sucesivas y poco justas del Código Civil!

Trabajemos por una Ley de Nacionalidad
Es el momento de reclamar una solución urgente y clara para esta injusticia.

Canal solidario.es vía google notícias.


El fiscal general da por hecho que la condena a Blas Infante está anulada…

julio 1, 2010

Efe | Málaga

Actualizado jueves 01/07/2010

El Fiscal General del Estado, Cándido Conde-Pumpido, da por anulada la condena a muerte a Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza, basándose en la Ley de Memoria Histórica, según ha indicado en una carta remitida al Ayuntamiento de Casares (Málaga), que había solicitado dicha invalidación.

Según el escrito, al que ha tenido acceso Efe, la Ley de Memoria Histórica “reconoce y declara el carácter radicalmente injusto de todas las condenas, sanciones y cualesquiera formas de violencia personal producidas por razones políticas, ideológicas o de creencia religiosa, durante la Guerra Civil y la dictadura”.

Además, la disposición legal declara “la ilegitimidad de órganos y tribunales creados con sujeción a dicha normativa, así como de las sanciones y condenas impuestas por los mismos”.

La alcaldesa del municipio natal de Infante, Antonia Morera, ha indicado que no está de acuerdo con la respuesta del fiscal, ya que no anula la sentencia ni repara la figura de Blas Infante, sino que se basa en la Ley de Memoria Histórica y “da por hecho que todo queda invalidado”.

Asimismo, ha aseverado que esta Ley “lo único que dice es que son ilegítimas las personas que pusieron la sentencias, pero no hace mención a la nulidad de la condena en sí”.

“Entendemos que el fiscal, o bien no conoce la Ley de Memoria Histórica, o existe otra interpretación que desconocemos, por lo que seguiremos trabajando por conseguir la nulidad de la condena al Padre de la Patria Andaluza”, ha apostillado.

Morera ha subrayado su intención de pedir al Gobierno andaluz que se una a esta petición y que lleve a cabo el acuerdo al que llegaron en 2007 todos los grupos políticos para retirar la sentencia.

elmundo.es  vía google notícias.

Blas Infante ( Foto google images).


IU denuncia existencia de dos estelas con la cruz gamada en base militar…

julio 1, 2010

Zaragoza, 1 jul (EFE).-

Izquierda Unida (IU) ha denunciado en el Congreso de los Diputados la existencia, en la base aérea militar de Zaragoza, de dos estelas de piedra con la cruz gamada y los nombres de los nazis muertos en señal de reconocimiento por los servicios prestados.

A propuesta del coordinador de IU en Aragón, Adolfo Barrena, la federación de izquierdas ha dirigido una pregunta al Ejecutivo en la que pone en conocimiento que una estela está en un “jardincillo del edifico de la línea de vuelo “Ala 15″, y la otra “al lado de la calle del simulador de vuelo del F-18″.

Para Barrena, indica en un comunicado, resulta “incomprensible que, a fecha de hoy, todavía quede algún tipo de simbología como cruces gamadas dentro de cualquier institución” y considera que “no puede ser ninguna excepción la base aérea de Zaragoza”.

A su juicio, “es más inconcebible todavía que estos símbolos se encuentren como muestra de ‘reconocimiento’ a los nazis fallecidos y que no se haya adoptado ningún tipo de medida para su retirada inmediata”.

IU ampara su denuncia en la Ley de la Memoria Histórica, que emplaza a las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, a tomar las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias o placas y menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura.

Por ello, IU pregunta al Gobierno si tiene conocimiento de estos hechos y qué medidas tiene previsto adoptar para proceder a la retirada inmediata de estos símbolos de la base aérea de Zaragoza, en aplicación del artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica.

ABC.es vía Google noticias

Imagen Cruz Gamada- Simbología fascista- foto Google images


Los crímenes de lesa humanidad de ETA a la luz del legado de Nuremberg

julio 1, 2010
Última actualización 30/06/2010@
“Al igual que en su día el partido nazi y sus organizaciones satélites, la organización terrorista ETA y su entramado multiforme y cambiante constituye una ‘pirámide de poder al margen de la ley’ con capacidad de ejercer un férreo control social hasta el punto de ‘neutralizar el poder legítimo’ del Estado en amplias zonas de Euskadi”.
La niña Begoña Urroz, la primera víctima NUEVATRIBUNA.ES / ISABEL G. CABALLERO 28.06.2010

La reflexión forma parte de las conclusiones del estudio elaborado por el profesor de Derecho Penal Internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha,

Miguel Ángel Rodríguez Arias.

Familiares de José María Latiegui.

Bajo el título Perseguidos: de la “noche de los cristales rotos” al exilio del constitucionalismo vasco y las nuevas perspectivas de responsabilidad penal internacional de ETA por crímenes contra la humanidad, el trabajo de investigación, publicado en 2007, fue premiado por el certamen nacional de investigación jurídica García Goyena y recibió el reconocimiento expreso, con carta dirigida al autor, por parte de Presidencia del Gobierno.

El estudio recobra hoy actualidad en el marco de la negociación entre socialistas y populares para el anteproyecto de Ley de Reconocimiento y Protección de las Víctimas del Terrorismo cuyo borrador fue presentando la semana pasada a los colectivos de víctimas en un encuentro en el que los interlocutores fueron los diputados Antonio Hernando (PSOE) y Alfonso Alonso (PP).

Dicho borrador incorpora algunas de las premisas expuestas por Arias, en particular, el reconocimiento de la obligación del Estado para con las víctimas de violaciones manifiestas de derechos humanos según estableció la Resolución 60/147 de la Asamblea General de Naciones Unidas el 16 de diciembre de 2005.

CARÁCTER RETROACTIVO DE LA NUEVA LEY

Entre otras novedades, la futura ley reconoce la figura de los “amenazados” y establece un baremo de indemnizaciones idéntico para todas las víctimas, de forma que se acabe con los agravios comparativos. La ley fijará una cuantía específica de indemnizaciones en los supuestos de fallecimiento, invalidez o lesiones no invalidantes, para que todas las víctimas tengan el mismo trato, evitando posibles discriminaciones ante situaciones iguales.

La ley contempla su aplicación retroactiva a todos los actos terroristas acaecidos a partir del 1 de enero de 1960. Así, se compensará a quienes, en aplicación de una legislación anterior, hayan podido recibir ayudas o indemnizaciones inferiores a las que establece la nueva ley.

El proyecto incluye además un amplio “régimen de protección social” para atender a las necesidades de toda índole que “a lo largo de la vida” puedan tener quienes han sufrido un atentado terrorista, como la atención psicológica especializada o el acceso al empleo público en condiciones preferentes.

En defensa de la dignidad de las víctimas del terrorismo, el texto prohíbe de forma expresa la existencia en lugares públicos de monumentos, escudos, insignias o placas de enaltecimiento individual o colectivo del terrorismo o de los terroristas.

LOS CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD NO PRESCRIBEN

No obstante, la reforma podría ser más ambiciosa en base al estudio de Arias que, entre otras cosas, echa en falta la creación de una ‘comisión de la verdad’ y que se reconozcan estos crímenes como crímenes de lesa humanidad.

Para este autor, los crímenes de ETA “son susceptibles de constituir distintos crímenes contra la humanidad a la luz de la constatable evolución de la responsabilidad penal internacional de los actores no estatales consagrada en Nuremberg. Tanto es así, que su investigación corrió en paralelo a la efectuada por los crímenes del franquismo constatando en ambos casos la “no aplicación” por parte del Tribunal Supremo del artículo 7.2 del Convenio Europeo de Derechos Humanos que establece que esos crímenes son enjuiciables y que Nuremberg es vinculante, tal y como se ha explicado en estas mismas páginas a raíz de la causa abierta al juez Baltasar Garzón y el pronunciamiento de Estrasburgo en el ‘caso Kononov’.

Partiendo de esa premisa, Arias mantiene que han de enjuiciarse aquellos asesinatos que la Audiencia Nacional ha considerado prescritos, como el reciente caso de José María Latiegui, asesinado por ETA el 14 de abril de 1981 en Usurbil (Guipúzcoa), y cuyos familiares fueron expulsados el pasado mes de febrero de la Sala de lo Penal, presidida por Javier Gómez Bermúdez, después de que exhibieran carteles con la fotografía de la víctima en la que pedían “justicia” por haberse considerado que su caso había prescrito. Hoy se ha sabido además que el Tribunal Supremo ha ordenado el archivo de la causa y confirmado su sobreseimiento.

La consideración de crímenes de lesa humanidad conllevaría también a la “deslegitimación social del terrorismo” y la normal aplicación de “verdad, justicia y reparación” y la inaplicabilidad de asilo político en ningún Estado del mundo (“las convenciones internacionales son muy firmes al respecto, por eso los nazis no encuentran asilo y tienen que huir y vivir bajo falsa identidad”, sostiene Arias).

REAPERTURA DE LOS JUICIOS POR ASESINATO

El autor también introduce el ‘crimen de persecución’ para los miles de exiliados del País Vasco que no fue incorporado a la reforma del Código Penal en 2003 (bajo el gobierno de José María Aznar) al ratificar el Estatuto de Roma. Se exige por ello reparación para los “perseguidos” que siguen siendo “objeto de amenazas y coacción” por todos los que “sin ser pistoleros de ETA colaboran en el clima de terror cotidiano tirando cócteles molotov y efectuando pintadas amenazantes”, lo que entra, a juicio de Arias, “en el ámbito de responsabilidad como autores de un crimen contra la humanidad y no como meros delitos ordinarios de daños”.

Las consecuencias de todo esto obligarían no sólo a no aplicar indultos ni leyes de amnistía (estos crímenes no son indultables ni amnistiables) sino a reabrirlos en los tribunales ya que hasta ahora los autores de los mismos han sido enjuiciados por delitos ordinarios de terrorismo. En este sentido, Arias recuerda el caso de José Ortega Lara, que fue penado como secuestro no como desaparición forzada y detención en condiciones inhumanas; o el caso de Miguel Ángel Blanco, que fue penado como asesinato y no como crimen de lesa humanidad.

Nueva Tribuna a través de Miguel Ángel Rodríguez Arias


Garzón: “Tengo la tranquilidad de no haber cometido ningún delito”

julio 1, 2010

El juez Baltasar Garzón ha concedido su primera entrevista a la cadena SER en La Ventana desde que abandonara su puesto en la Audiencia Nacional. Con motivo de la presentación de la biografía de José Saramago, ha eligiado al escritor y ha hablado sobre su situación actual, asegurando que no comparte su situación temporal aunque “la asume porque así son las cosas y el principio de legalidad impera”. Garzón ha dicho demás que “seguirá trabajando, cómo y donde pueda”.

Para escuchar la entrevista pinchar en : http://www.cadenaser.com/actualidad/audios/garzon-tengo-tranquilidad-haber-cometido-delito/sernotnac/20100701csrcsr_19/Aes/

“…A mal tiempo buena cara…Lo más importante son las gentes que a lo largo de este tiempo han demostrado sensibilidad para la Justicia  y las Víctimas…Se debe dar el do de pecho para la protección de las víctimas de crímenes tan graves de ahora o de hace más tiempo…”

Gracias Señor Garzón por seguir estando de donde nunca ningún Juez podrá echarlo: con las Víctimas y por la Justicia.

Jueces Rafeca y Garzón , Casa de América. Ultima conferencia(13 05 2010) justo antes de su suspensión. Foto propiedad de La Memoria Viv@


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 261 seguidores