ACTO MEMORIALISTA: Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Mérida y Comarca, deseamos invitarle al acto que tendrá lugar el día 11 de agosto a las 20:00h

agosto 10, 2010

Estimados/as compañeros/as:

Desde la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Mérida y Comarca, deseamos invitarle al acto que tendrá lugar el día 11 de agosto a las 20:00h. en las Tapias de Cementerio de Mérida, dende se rendirá homenaje, como cada año, desde la constitución de nuestra organización, a las personas que perdieron su vida por defender la Libertad y la Democracia, no sólo en nuestra ciudad, sino como siempre, haciendo extensivo este homenaje a todos/as los/as desaparecidos/as que aún hoy hay en España.

Recordamos que aún hay personas en otros lugares que siguen luchando por sus derechos más básicos, y que por tanto, aquellas reivindicaciones que hacían nuestros antepasados, siguen vigentes, pues están presentes en multitud de pueblos de nuestra aldea global, que es el mundo. No son reivindicaciones del pasado o mera historia, cuando aún hablamos de cuestiones como trabajo digno, vivienda, soberanía alimentaria,… y todavía se asesina a quienes reivindican, en otros lugares, estos derechos.

Este 11 de agosto, tiene aroma a pérdida, pues el 25 de abril del corriente, nos dejó nuestro compeñero y amigo, Angel Cervera, a quien le dedicaremos, como no podía ser de otra forma, también parte de este homenaje.

De igual modo, y sumándonos a los diferentes actos que están teniendo lugar en otros sitios, tendremos un momento para recordar la figura de Miguel Hernández en el centenario de su nacimiento, a través de algunos de sus poemas.

Así pues, esperamos contar con su presencia, acompañándonos en este homenaje, recordando, que los valores de la izquierda, no murieron sepultados en las tapias del cementerio de Mérida, sino que por el contrario, su lucha sigue viva, porque siempre que haya personas que sufran, la izquierda ha de estar ahí, reivindicando y sacando los valores éticos de lucha por los Derechos de las personas, pudiendo construir un mundo más justo.

Agradeciéndole su atención y tiempo, reciba un afectuoso saludo.

Libertad Sánchez

Portavoz de la ARMH de Mérida y Comarca.


Fallece el historiador que rescató a Azaña…

agosto 10, 2010

El escritor español Juan Marichal falleció a los 88 años en México, donde vivía exiliado desde los 19 años.

EFE Santa Cruz de Tenerife 09/08/2010

Foto de 1998 del historiador y ensayista Juan Marichal quien falleció el domingo en México. EFEEFE

El historiador y ensayista Juan Marichal, nacido en Tenerife hace 88 años, falleció el domingo en Cuernavaca (México), en donde vivía en compañía de su hijo, ha informado hoy el Gobierno de Canarias en un comunicado en el que muestra su tristeza y pesar por esta muerte. Marichal, exiliado político desde los19 años, era catedrático emérito de la Universidad de Harvard (EEUU), y recibió entre otros el Premio Nacional de Historia (1996) y el Premio Canarias de Literatura (1987).

«Su compromiso con el tiempo que le tocó vivir es un ejemplo para todos, como un humanista íntegro que enlaza con la mejor tradición intelectual del exilio español en defensa de los valores democráticos, del pensamiento y de la cultura», asegura el Gobierno canario. Juan Marichal López, fue discípulo de Américo Castro y dedicó diez años a la preparación de las Obras Completas de Manuel Azaña, a quien también ha biografiado, así como las obras completas de su suegro, el poeta Pedro Salinas, de la Generación del 27.

Titular de la Cátedra Smith de Literatura Hispánica de Harvard, fue director de su Programa de Estudios Ibéricos y Latinoamericanos, y adscrito a la Institución Libre de Enseñanza (ILE), cuyo Boletín dirigió durante un largo periodo de su vida.

Una vida en el exilio

Nació en Santa Cruz de Tenerife, el 2 de febrero de 1922, se trasladó en 1935 a vivir a Madrid, y de allí a Valencia, en 1936, y a Barcelona en 1937. Un año después, y por mediación de su tío Domingo Pérez Trujillo, fundador del PSOE en Puerto de la Cruz, Tenerife, se trasladó a París, en donde cursó estudios en el Liceo que continuó a partir de 1940 en Casablanca (Marruecos), hasta finalizar el bachillerato francés. Viajó a México en 1941 en uno de los barcos fletados por laorganización de ayuda a los exiliados que encabezaba Indalecio Prieto.

Durante cuatro años estudió Filosofía y Letras en la Universidad Autónoma de México, al tiempo que trabajó como cajero nocturno en un fábrica y, más tarde, como profesor en el Instituto Luis Vives, fundado por exiliados españoles. Se trasladó más tarde a EEUU, donde continuó sus estudios en la Universidad de Princeton, gracias a una beca conseguida por mediación del historiador mexicano Edmundo O’Gorman.

Juan Marichal recibió en 1949 el título de doctor en Letras después de presentar una tesis sobre el padre Feijóo. Más tarde, impartió clases en la Universidad de Harvard, donde además fue titular de la Cátedra Smith de Lenguas y Literaturas Románicas, y dirigió el Programa de Estadios Ibéricos y Latinoamerianos.

Uno de los grandes

Considerado uno de los grandes personajes de la cultura española de este siglo, Juan Marichal fue hasta su muerte profesor emérito de la Universidad de Harvard, donde sus cursos sobre lengua española a partir del Poema de Mío Cid hasta Cien años de soledad de Gabriel García Márquezsiempre serán recordados. Marichal era desde octubre de 1989 miembro de la Comisión de evaluadores científicos, que asesora al ministro de Educación y Ciencia en los criterios a seguir para establecer los complementos de investigadores universitarios y dirigió el Boletín de la Institución Libre de Enseñanza, BILE.

Investigador del ensayismo español y de sus ramificaciones ideológicas desde el Renacimiento hasta Ortega y su generación, es autor, entre otros títulos de La voluntad de estilo, 1957, publicada en 1984 con el título Teoría e historia del ensayismo hispánico; La vocación de Manuel Azaña,1968; El nuevo pensamiento político español, 1966; Tres voces de Pedro Salinas, 1976, que recoge sus ensayos sobre el poeta y crítico literario; y Cuatro fases de la historia intelectual latinoamericana, 1978. Es también responsable de una edición de las obras completas de Manuel Azaña, cuya preparación le llevó diez años de trabajo, y otra de su suegro, el poeta Pedro Salinas, perteneciente a la Generación del 27.

Estuvo casado con la hija de Pedro Salinas, Solita Salinas, que falleció en noviembre del 2007, y tiene un hijo, Carlos, también historiador.

Premios

El 30 de octubre de 1996 fue galardonado con el Premio Nacional de Literatura en la modalidad de Historia por su obra «El secreto de España», una colección de veinte ensayos en los que el autor analiza el liberalismo español desde 1812 hasta 1978.

Recibió la Encomienda de Isabel la Católica, en agosto del 2008, otorgada por el Rey Juan Carlos, y de manos del Embajador de España en México, Carmelo Angulo, «por sus méritos sostenidos y todo lo que ha hecho en nombre de España», según dijo en el acto de entrega en la ciudad mexicana de Cuernavaca. Está en posesión de la medalla de Oro de Bellas Artes que le fue concedida en febrero de 1989 y de la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, otorgada en el Consejo de Ministros del 19 de abril de 1996.

Público.es


Martín Pallín: «Es obligación de los jueces personarse en las exhumaciones»

agosto 10, 2010

El magistrado emérito del Tribunal Supremo ha pasado por ‘A vivir que son dos días’ y ha dicho que la dejación de los jueces puede llevarse al Constitucional porque los magistrados «no están cumpliendo con su deber».

CADENA SER   07-08-2010

José Antonio Martín Pallín, magistrado emérito del Tribunal Supremo, ha respaldado en ‘A vivir que son dos días’ las críticas que José Ignacio Casado, coordinador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Burgosm hacía en Hoy por Hoy. Casado denunciaba que los jueces no se personaban en la mayoría de las pocas exhumaciones que se llevan a cabo. El magistrado ha recalcado que la personación de los jueces en las exhumaciones «es una obligación».

Martín Pallín ha dicho que «la ‘Ley de Enjuiciamiento Criminal’ tiene vigente un artículo en el que se dice que cuando exista o aparezcan restos con sospecha de muerte violenta , la mayor parte de los cráneos están agujereados, o sospechas a la criminalidad el juez se debe personar con el forense e iniciar unas diligencias penales. Una vez terminado el dictamen del forense, lo que se pueda averiguar, si el autor e conocido, si se identifica a la persona es una cuestión aparte pero los jueces tienen la obligación de intervenir. Los jueces deben cumplir con su obligación». Para Martín Pallín estos casos demuestran que hay una «denegación de tutela judicial efectiva que podría llegar al Tribunal Constitucional y le extraña que el Poder Judicial no tome cartas en el asunto y le recuerde a los jueces «lo que es su obligación».

El magistrado emérito del Supremo ha denunciado además que en España, con un mapa de fosas con unas 300.000 personas, «la sociedad no puede permitir esta situación sin corregirla legalmente».

Martín Pallín cree que la salida del juez Baltasar Garzón de la Audiencia Nacional por investigar los crímenes del franquismo podría haber influido en la actuación de los demás jueces pero cree que los magistrados no pueden sentirse «amedrentados y no cumplir su deber porque existan estos antecedentes» y ha animado a denunciar cuando se den estos casos.

Cadena Ser.com


¡Memoria histórica!

agosto 10, 2010

Que tristes y decepcionados , se tienen que sentir las familias, de aquellos españoles, que por no tener las mismas ideas, que las del bando ganador, fueron asesinados , en cunetas, barrancos, descampados, tapias de cementerios, durante la guerra y después de la misma pero que en ningún caso fueron enterrados con la dignidad que se merece un ser humano, y por tanto tratan de encontrarlos, los familiares, para darles una sepultura digna.

Por el contrario aquellos , que les tocó, también por desgracia, la muerte en el otro bando y solo durante la guerra civil, si se preocuparon de enterrarlos con dignidad, las mismas autoridades franquistas, haciendo alusión a los mismos en muchas ocasiones, sobre todo a la entrada de las iglesias , estaban manuscritos sobre piedra los nombres de los asesinados en ese pueblo, con el texto en cabecera de “ Caidos por Dios y por España”, en otros casos , a las viudas se les dieron reconocimientos, para poder ostentar determinados negocios.

En fechas recientes , oía por la radio , que los representantes de la Memoria Histórica, se quejaban de la poca o nula colaboración, obtenida de los distintos juzgados de España, donde habían solicitado a 56 juzgados locales, la apertura de las fosas comunes correspondientes a cada jurisdicción judicial y que todas habían sido negadas , a excepción de una jueza de Zamora, que ha dado la autorización.

Ante esta situación caben pensar en dos posibles opciones, la primera viene dada , obviamente por la decisión del Tribunal Supremo de encausar al juez Garzón, por haber querido investigar, este asunto tan turbio para algunos. Lógicamente los jueces locales se han puesto en guardia, y han pensado que lo ocurrido al juez Garzón , no quieren que les pase a ellos, aunque la Audiencia Nacional, haya expresado que es competencia de esos juzgados. No obstante , felicito personalmente a la jueza de Zamora , por haber tomado decisión contraria a la de sus compañeros.

Como la cuestión de la Memoria Histórica, queramos o no tiene un gran calado político y las decisiones están sujetas a esta apreciación y como los que tienen que resolver este contencioso son jueces; pero por encima de esa profesión, está su condición de personas.

Todos conocemos que toda la judicatura depende de un órgano supuestamente independiente , y es el Consejo General del Poder Judicial, y que está regido por una mayoría conservadora que es la que marca la tendencia, entre la totalidad de la judicatura en España.
Con esta apreciación sería lógico pensar y suponer que la judicatura está muy mediatizada para tomar este tipo de decisiones; cuando por otro lado, se pretende echar de la magistratura por parte del Tribunal Supremo, al juez más valiente, honrado , honesto y trabajador, por haber querido investigar la Memoria Histórica.

No es de extrañar el poco o nulo interés que suscita este tema entre la judicatura española, sea este o no el motivo por el que no se dan los permisos para las exhumaciones, pero la evidencia, así lo está confirmando..

Lo que está claro que la jueza de Zamora no debe pertenecer a ninguna asociación conservadora de jueces.

Joaquín Garrido.

El Plural.com vía google noticas