Unas 150 personas revivirán en Belmonte de San José episodios de la Guerra Civil, en una recreación histórica…

septiembre 26, 2010

Unas 150 personas revivirán en Belmonte de San José episodios de la Guerra Civil, en una recreación histórica

BELMONTE DE SAN JOSÉ (TERUEL), (EUROPA PRESS)

La localidad turolense de Belmonte de San José celebra este fin de semana la 4ª Recreación Histórica ‘Ofensiva en el Bajo Aragón’, en la que participarán más de 150 personas que revivirán la época de la Guerra Civil española…

Esta organizada por la Asociación de Recreación Histórica ‘Frente de Aragón’, que pretende “recuperar la memoria histórica del frente militar en Aragón y la forma de vida de aquellos tiempos”, ha indicado uno de sus miembros, Óscar Ibáñez.

Éste es el primer año que esta recreación se realiza en Belmonte de San José, ya que en las tres ediciones anteriores se ha desarrollado en la localidad de Torre de Arcas. Representará “la toma del pueblo de Belmonte, un golpe de mano al Puente Viejo, con la participación de unas 150 personas”, ha destacado Ibáñez.

En esta edición los asistentes podrán disfrutar de una visita guiada por un hospital de campaña, que incluye un quirófano con material quirúrgico de la época, una tienda para la tropa, un puesto de observación avanzado, posiciones de ametralladoras, una docena de parapetos de fusilería, tres refugios, dos posiciones de morteros y dos polvorines.

En cuanto a los vehículos, la puesta en escena contará con motos con sidecar y con un camión-comedor restaurado, que perteneció al bando nacional, y del que sólo quedan dos en España, uno lo tiene la asociación. Estos camiones Ford se importaron en 1936 de Estados Unidos. El puesto de mando nacional se situará en la ermita, en el lugar exacto en que se ubicó durante esa época.

“Los trajes los copiamos de originales de la época y los hacemos a medida”, ya que entonces “eran más bajos de estatura”, ha explicado el organizador. Sin embargo, todo el armamento “es original”, desde los fusiles ‘mauser’ o ‘mosin nagant’, hasta las ametralladoras ligeras ‘maxim’.

Ibáñez ha puntualizado que “el que no va perfecto, no sale en la recreación, somos muy meticulosos con los detalles”. La equipación completa puede costar unos 400 euros, 200 el uniforme y otros 200 el fusil.

Asimismo, se puede ver la exposición ‘1938: La guerra relámpago en el Bajo Aragón’, que tendrá lugar en el Salón de Exposiciones del Horno Antiguo de Belmonte.

Durante la presente jornada habrá una feria de objetos militares, a las 20.00 horas, se simulará un ataque a un puente. Este domingo continuará la feria y al mediodía llegará la cuarta recreación histórica del Frente de Aragón, con la recreación de la conquista de un pueblo del Bajo Aragón.

La asociación, que organiza la recreación en Belmonte, nació hace siete años, y está compuesta por coleccionistas, escritores de libros sobre la Guerra Civil, historiadores y otras personas que tienen un interés especial en la historia militar en Aragón.

Entre las actividades que organizan destacan las marchas senderistas para visitar vestigios del Frente de Aragón, colaboraciones con museos militares y colecciones fotográficas y montaje de exposiciones itinerantes.

Desde hace tiempo trabajan en un proyecto para crear un museo al aire libre que permita, a través de una ruta por los restos de la Guerra Civil, conocer y recordar la historia, de manera que “tenga atractivo turístico incluso a nivel internacional”, ha resaltado Ibáñez.

Óscar Ibáñez ha reconocido que lleva desde los 13 años coleccionando objetos y que siempre le han fascinado los temas militares. Sus tíos y abuelos le contaban historia sobre la Guerra Civil y le empezaron a regalar sus primeras piezas. Entre sus objetos más apreciados se encuentran varias banderas republicanas y falangistas, así como objetos de las épocas alfonsina, carlista y de la II Guerra Mundial.

Europa Press via Yahoo! España Noticias


“Los nostálgicos de la dictadura no os perdonan, pero España os quiere”…

septiembre 25, 2010

El presidente del Congreso, José Bono, dedica un homenaje al rey durante su discurso en el acto de conmemoración del bicentenario de la apertura de las Cortes de Cádiz.

EFE San Fernando 24/09/2010

El Rey junto al presidente del Congreso, José Bono, durante los actos del Bicentenario de las Cortes de Cádiz. EFE

El presidente del Congreso, José Bono, ha afirmado hoy que el Rey ha hecho más por España y por la Monarquía que todos sus antepasados juntos y le ha garantizado que los españoles le quieren, pese a que “algunos nostálgicos de la dictadura” no le perdonen que se pusiera al lado del pueblo.

Bono ha dedicado un homenaje a la figura deDon Juan Carlos durante su discurso en la sesión parlamentaria institucional conmemorativa del bicentenario de la apertura de las Cortes de Cádiz, una ceremonia clausurada por el jefe del Estado y en la que también ha intervenido el presidente del Senado, Javier Rojo.

Habéis hecho por España y por la Monarquía más que todos vuestros antepasados”

Tras recordar que España disfruta del periodo de libertad continuada más largo de su historia, el presidente del Congreso ha destacado que para ello ha sido decisiva la decisión del Rey “a la hora de cortar con la herencia de la dictadura y ponerse al lado de su pueblo”.

“Habéis hecho por España, y yo diría que por la Monarquía, más que todos vuestros antepasados juntos”, ha recalcado Bono, dirigiéndose al Rey, antes de añadir: “Algunos nostálgicos del pasado, del viejo régimen o de la dictadura, no os perdonan que estuvierais con el pueblo”, pero, frente a esas “decenas de gentes sin importancia, España os quiere”.

Alusiones irónicas a los nacionalistas

Un grito de “¡Viva el Rey!” surgido de las butacas del público y seguido por todas las autoridades y representantes políticos invitados al acto, entre largos aplausos, ha subrayado estas palabras del presidente del Congreso. En una intervención en la que no han faltado alusiones irónicas a los nacionalistas o independentistas que “torpemente” llaman a España “el Estado”, de manera “tan equivocada como ridícula”, Bono ha advertido asimismo sobre la necesidad de “impedir que en España nazca un español que tenga más derechos que otros”.

“Por más que se empeñen los derrotistas, España no es un edificio en ruinas ni un mero conjunto de normas jurídicas”, ha proclamado el presidente de la Cámara Baja, antes de resaltar: España “es garantía de libertad y de igualdad para todos los españoles; no es por ello extraño que los enemigos de la igualdad también lo sean de la España que garantiza la igualdad”.

Además, ha puesto el énfasis en el hecho de que, en los 166 años transcurridos entre la Constitución de Cádiz y la de 1978, España sólo disfrutó de 16 años de verdadera democracia, al tiempo que ha recordado que hubo que esperar a la Carta Magna surgida de la Revolución Gloriosa de 1868 para obtener el sufragio universal masculino, así como a la republicana de 1931 para lograr el femenino.

Juan Carlos valora el consenso sembrado por las Cortes de Cádiz

El Rey, acompañado de Doña Sofía, ha animado hoy a valorar y seguir el ejemplo de consenso sembrado hace 200 años por las Cortes de Cádiz para continuar la construcción de “una España moderna, unida, diversa y solidaria, en torno a una Constitución de todos y para todos”. En la clausura de la ceremonia, Juan Carlos ha subrayado que el espíritu de la “semilla de libertad” nacida en esta ciudad hace 200 años inspiró a los padres de la actual Constitución, que proporciona a España “el más largo periodo de estabilidad y prosperidad en libertad”.

Tras recordar que los diputados reunidos en la Isla de León el 24 de septiembre de 1810 adoptaron por vez primera reglas esenciales para “luchar contra la amenaza y la opresión” y empezar a edificar una nación “justa y solidaria”, el jefe del Estado ha destacado la importancia de la Constitución de Cádiz como referente “permanente” para el progreso de España “en democracia y libertad”.

“Entrada en la modernidad”

Javier Rojo ha recordado que en 1810 España demostró que es “cuna de acción y de pensamiento” y que “la simbología” de aquellas Cortes, que derribaron “los pilares del antiguo régimen” y supusieron “la entrada en la modernidad”, marcó la Constitución de 1978. La sesión institucional se inició con la lectura, a cargo de la parlamentaria más joven, Sara Dueñas, del primer decreto que aprobaron las Cortes de la Real Isla de León y en el que fueron proclamadas la soberanía nacional, la separación de poderes y la inviolabilidad de los diputados.

La lectura de un fragmento de los Episodios Nacionales en el que Benito Pérez Galdós recreó la jornada del 24 de septiembre de 1810 ha servido para evocar un momento histórico en el que “todo respiraba alegría” porque se vislumbraba “una luz nueva”. La conmemoración ha reunido a personalidades como la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas, el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, o la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, y ha permitido conversaciones distendidas entre oponentes políticos como Alfonso GuerraJavier Arenas.

Un hito por la libertad, según Fernández de la Vega

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha subrayado hoy la importancia de las Cortes de Cádiz para la lucha por la libertad de los ciudadanos y el progreso del país. La vicepresidenta ha felicitado a todos los españoles y a los de Cádiz en particular por esta fecha especial, que ha recordado que fue el inicio de las Cortes que alumbraron dos años más tarde la primera Constitución española.

“Una conmemoración que nos recuerda la importancia de la política con mayúsculas, la que lucha por las libertades de los ciudadanos, por su bienestar y por el progreso del país”, ha añadido. A su juicio, esos son valores imprescindibles en democracia y con los que renuevan su compromiso quienes, como ella, tienen el “privilegio” de ser parlamentarios en la actualidad.

Público.es

NOTA DEL EDITOR:

Pepe Bono y la “ESPAÑA JUANCARLISTA”

Demasiado cansado y con la mente bloqueada para efectuar una disertación argumental que de respuesta  a Pepe Bono sobre sus declaraciones elogiosas al Monarca, además de repetir lo expuesto en otros muchos artículos, pero no quiero dejar la oportunidad de exponer y puntualizar que:

España históricamente ha demostrado ser un país justo y agradecido con la panza llena y manduca en la mesa, sin importarle nunca el origen de la misma.

España es un país precisamente desmemoriado y muy proclive a la amnesia colectiva, máxime si esa memoria trae reminiscencias pasadas que nos enseñan quienes somos. Setenta y tres años de olvido del hecho histórico contemporáneo más importante de la misma así lo demuestran. Además nunca fuimos un país crítico consigo mismo, sólo nos gusta criticar a los demás y eso sí, despellejarnos entre nosotros entre risas y vinos. Pero España que siga siendo una, grande y libre, y más ahora, que estamos de moda y somos campeones de casi todo.

Juan Carlos I es el delfín impuesto por el Caudillo golpista que dirigió la parte más nefasta de nuestra historia, le pese a quien le pese. Los hechos fueron los que fueron. Y éste mismo juró fidelidad al Movimiento así como el respeto a su asesino mentor.

Juan Carlos I, usurpó sin escrúpulos el trono legítimo de su padre amparado por el sátrapa e inicio una instauración monárquica cobijada por una democracia descafeinada y una renuncia colectiva de la máxima expresión de libertad al exigir a cambio de la misma el cercenamiento de una posible república (gobierno legalmente constituido por el pueblo y derrocada por un golpe militar). Juan Carlos I, eliminó en su propio beneficio y por ende en el de la institución monárquica cualquier posibilidad de someterse a la aprobación mayoritaria del pueblo español.

Es cierto que ha hecho más que ninguno de sus antepasados por la monarquía, ya que la perpetuado  entre cortinas de humo y un pueblo satisfecho de su propia ignorancia y panza llena.

Pero no se olvide que  España siempre ha sido fiel a si misma, y que con hambre se despiertan entonces los fantasmas del pasado para reclamar que se les llene de nuevo el estómago y las ideas. Entonces se verá si España quiere o quería tanto a la monarquía, o simplemente era Juancarlista opr agradecimiento y comodidad, como el buen perro que se deja alimentar por la mano de su amo. No hay nostalgia del pasado, y menos de la dictadura. Lo que hay Sr. Bono, son ganas de recuperar la historia perdida, completarla  y el derecho usurpado si así lo desea la mayoría del pueblo.

A Pepe Bono siempre le perdió la boca, la mala memoria colectiva y el revisionismo histórico como a otros muchos, y esj gue Pepe esj muy esjpañol y muy Juancarlijsta.

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de la A. I La Memoria Viv@


Paco Roca recupera la memoria histórica en “El ángel de la retirada”

septiembre 25, 2010

Por Agencia EFE – hace 20 horas

Madrid, 24 sep (EFE).- En su nueva novela gráfica, “El ángel de la retirada”, Paco Roca vuelve la vista a la colonia de exiliados españoles de Béziers (Francia) para hablar de la búsqueda de la identidad y la necesidad de recuperar la memoria histórica.

“Buscaba plasmar el pensamiento y el sentimiento de esa segunda generación de inmigrantes que llegaron a Francia. Sus padres se quedaron un poco en tierra de nadie y ahora son ellos los que empiezan a replantearse las cosas”, ha explicado Paco Roca en una entrevista telefónica con Efe.

En “El ángel de la retirada” (Bang Ediciones), Victoria Valiente da vueltas a la idea de regresar a España mientras sueña con que un soldado republicano español la lleva en 1939 por la playa de Argelès Sur Mer, en el sur de Francia, donde se instaló uno de los campos de refugiados que huían de las tropas franquistas tras la derrota en la Guerra Civil.

Con guión de Serguei Duonovetz, la novela gráfica trata a partir de esos sueños la necesidad de “aprender a vivir con el pasado”, una idea que para Roca pasa por “no olvidar”.

“No hace falta retroceder, sino aceptarse. La protagonista tiene que ordenar en su cabeza todo lo que ha sido la inmigración española en Francia y lo que son todos los refugiados de la Guerra Civil”, destaca el dibujante, Premio Nacional de Cómic 2008 por “Arrugas”.

En esta novela intimista, que mezcla presente y pasado con realidad y ficción, Victoria Valiente acaba convirtiéndose así en un eslabón más de una “larga cadena que no se debe olvidar”.

Contado en blanco y negro, con trazos fieles al estilo personal de Roca, las viñetas del cómic están cargadas con un “punto gris” que utiliza para dar un toque de “realidad” a la historia, acercándola al formato documental.

Este estilo único en una historia que avanza mediante saltos temporales, provoca la confusión en ciertos momentos del lector, que se siente, al mismo tiempo, más partícipe de los pensamiento del personaje principal.

“Teníamos varias opciones para diferenciar presente y pasado, pero creo que la uniformidad que confunde tiene cierta gracia. Haberlo separado mucho hubiese roto el truco de la historia”, subraya el autor.

Paco Roca ya había tratado la Guerra Civil en “El Faro”, un tema que el autor considera ya un “género” dentro del cómic, y al que regresa ahora junto al novelista Serguei Dounovetz para hablar de la “dualidad” de pensamiento entre la integración y el deseo de no perder las raíces españolas.

“Creo que, por tema, venía muy bien la unión entre un autor francés y un español, porque me interesaba la mezcla entre ambas visiones”, destaca.

Además, también le resultó interesante trabajar con un “debutante”, dado que acostumbrado a escribir novela policiaca, “El ángel de la retirada” es el primer guión de cómic de Dounovetz.

Entre los próximos proyectos de Paco Roca destaca su novela gráfica “El invierno del dibujante” -cuyo lanzamiento está previsto para diciembre-, en la que el dibujante tratará el mundo de los autores de cómic ligados a la editorial Bruguera en la España de finales de los 50.

“Es un álbum con el que llevo mucho (tiempo) y que me apetecía hacer. Yo he crecido con los cómics de Bruguera y, desde pequeño, me había preguntado por los dibujantes que había detrás de ‘Mortadelo y Filemón’ o de ‘Zipi y Zape'”, confiesa.

Este trabajo, que será el cómic del ilustrador valenciano más cercano a la realidad, le ha permitido acercarse al relato de los “hechos reales” y saciar su “punto friki” al adentrarse en la vida de toda la gente a la que admira.

EFE vía google noticias


PRIMER VOTO PARTICULAR POR LA MEMORIA HISTÓRICA: Las batallas por el poder en el Supremo acaban con la unanimidad en el ‘caso Garzón’

septiembre 25, 2010

@Alberto Mendoza.- 25/09/2010

Las batallas por el poder en el seno del Tribunal Supremo han hecho saltar por los aires la unidad de los magistrados en torno al caso Garzón. Un auto del Alto Tribunal hecho público ayer incluye, por primera vez, un voto discrepante que da la razón a la defensa de Baltasar Garzón. El autor es el magistrado Joaquín Giménez, quien con este tipo de iniciativas pretende trasladar las disputas internas de la Sala de lo Penal a las resoluciones judiciales.

Según explicaron fuentes próximas al Supremo, el voto particular de Giménez  responde a su fallido intento de obtener la Presidencia de la Sala Segunda. El Consejo General del Poder Judicial reeligió el jueves, para un nuevo mandato de cinco años, a Juan Saavedra con el apoyo de 13 vocales, muchos del ala conservadora, por los 6 que obtuvo su rival, respaldado por los progresistas. Así, las citadas fuentes señalaron que la discrepancia jurídica de Giménez se debe, en realidad, a una “rabieta”, y que ya en julio había advertido a su entorno que se desmarcaría de sus colegas de Sala como forma de protesta, si no resultaba elegido.

En el auto dado a conocer ayer, el Supremo avala la polémica decisión deLuciano Varela, instructor de la querella contra el juez estrella por investigar los crímenes del franquismo, en la que otorgaba una segunda oportunidad a Manos Limpias y Falange para presentar su acusación. Varela permitió que subsanaran las deficiencias de su primer escrito, e incluso apuntó cuáles eran los errores que debían evitar.

Tras esta segunda oportunidad, el instructor excluyó del proceso a Falange, pero acabó admitiendo la acusación de Manos Limpias. La defensa de Garzón montó en cólera por la actitud de Varela, acusándole de “parcialidad” y de trabajar para la acusación. No obstante, el instructor, como ahora ha reiterado el Supremo, actuó con el objetivo de proteger el derecho fundamental de la tutela judicial. Y es que, según la ley del Poder Judicial, los tribunales “deberán resolver siempre sobre las pretensiones que se les formules, y sólo podrán desestimarlas por motivos formales cuando el defecto fuese insubsanable”.

La Sala de lo Penal rechaza el recurso de Garzón, que pretendía librarse del banquillo pidiendo la expulsión de Manos Limpias del proceso. Asimismo, el Supremo recuerda al juez de la Audiencia Nacional que los elementos que Varela permitió rectificar eran “sobrantes, perfectamente separables e identificados en su contenido”, por lo que no “acarrean ni pueden acarrear indefensión alguna”.

El fin de la unanimidad

Sin embargo, a diferencia del criterio mantenido hasta ahora, la decisión no ha sido tomada por unanimidad. Giménez ha emitido un voto particular en el que asegura que la acusación ha de ser “clara, concreta y comprensible”, y que esto debe ser “de exclusiva responsabilidad de quien sostenga la acusación, sin que deba haber interferencia o indicación alguna por parte del juez instructor tendente a facilitar el ejercicio” de la misma. Por tanto, concluye que Varela trastocó los derechos de Garzón con una iniciativa sin soporte legal.

Pero la contundencia con la que se expresa Giménez no ha tomado por sorpresa a sus colegas de la Sala de lo Penal, conscientes de su decepción por no haber podido desbancar a Saavedra. Por ello, no descartan que este magistrado continué expresando una voz discordante en casos importantes como el proceso a Garzón. La unanimidad se ha terminado.

El Confidencial vía google noticias


La 20ª Ronda en Sol, 23/09/2010

septiembre 24, 2010

Verdad, Justicia y Reparación:  hasta que nos escuchen

La única manera de capear los malos tiempos: ¡La 3ª  República!

(Fotos todos derechos reservados “La Memoria Viva” (Fuen)


Presentación del primer acto público de AFAREDES

septiembre 23, 2010

Presentación AFAREDES. Villamanta(Madrid) 18/09/2010.Foto "La Memoria Viva(Fuen)

La Asociación que hoy se presenta en público responde a algunos de los temas que deja confiados a la iniciativa de los ciudadanos la ley 52/2007, vulgarmente conocida como Ley de Memoria Histórica aunque responda mal a esa denominación. AFAREDES, es la Asociación de Familiares de Republicanos Desaparecidos.

 Somos conscientes que la sola mención de “republicanos” despierta aún en España connotaciones negativas, cuando, por ejemplo en Estados Unidos esa misma denominación representa el ala más a la derecha de la sociedad. Incluida en el nombre de esta Asociación representa al conjunto de ciudadanos que por inercia, por conciencia o por rechazo a las formas violentas de alterar el orden constitucional y legítimo de la República Española, siguieron siendo ciudadanos respetuosos de la Ley que, desde 1931 hasta 1939, constituyó el marco legal de convivencia pacífica de los españoles; ni más ni menos, Ningún poder legítimamente constituido derogó jamás ese marco legal. Ahí acaba toda connotación revolucionaria, al menos para los objetivos de esta Asociación. Por tanto debe quedar muy claro que nadie busque en AFAREDES rescoldos de venganza ni rencor. No pedimos caridad, sólo exigimos justicia y un mínimo de solidaridad.

 Me van a permitir unas breves reflexiones que sin duda ayudarán a fijar los límites en los que nos queremos mover. Una de las obras de misericordia del cristianismo, desde sus mismos orígenes en la Palestina de hace dos mil años, es precisamente “enterrar a los muertos”. Recogía así el cristianismo uno de los rasgos más esenciales de la Humanidad desde sus inicios hace más de dos millones de años: no permitir que los cadáveres de seres humanos se pudriesen fuera del control de la tribu, de la comuna. Y 442 años antes de Cristo Sófocles escribió y representó ante la polis griega el drama de Antígona, la rebeldía de una mujer que antepuso ese código ético de enterrar el cadáver de su hermano a riesgo de perder su propia vida y a pesar de las leyes inicuas que obligaban a no dar sepultura a un soldado por el simple hecho de “no ser uno de los nuestros”, una expresión demasiado cercana en el tiempo y en el espacio.

 De eso se trata. Sin buscar responsabilidades personales que ya están enterradas junto con los presuntos culpables que nunca fueron juzgados, y que nosotros tampoco vamos a juzgar. Y por supuesto teniendo muy claro que ni las virtudes ni los delitos son materia que se pueda heredar. El hijo de un asesino probablemente sea un buen ciudadano, al igual que el hijo de un santo varón se puede dedicar a las más horrendas de las actividades. Buscar y devolver a sus familias los restos de personas desaparecidas en circunstancias nunca aclaradas, esa es la finalidad última de esta Asociación que siempre actuará, no les quepa la menor duda, a favor de la concordia de los ciudadanos y en el marco de la Ley. No se trata de un pasatiempo, este es un trabajo duro que sólo se puede desarrollar desde el altruismo y las convicciones cívicas.

Antes de empezar alguien me ha preguntado el por qué estamos hoy aquí. Dos son las razones por las que se ha elegido Villamanta para presentar AFAREDES. La primera es que se trata del primer pueblo en el que se ha investigado las discordancias graves entre la realidad de los hechos ocurridos y lo que la llamada Causa General da por probado, sin que los inocentes que en la misma se señalan tuviesen nada que ver con hechos presuntamente delictivos. Es una larga relación de vecinos que eran absolutamente ajenos a hechos por los que “oficialmente” aparecen en esa Causa como culpables. Nueve de ellos desaparecieron para siempre. Algunos de sus familiares nos han pedido que les ayudemos a encontrar sus restos. Ese trabajo de campo lo he asumido personalmente, incluso antes de que existiese la demanda de crear esta Asociación. La documentación y los testimonios recogidos, siguiendo un método ya largamente contrastado, nos permitirá remitirnos a una referencia fiable en cada exhumación, las circunstancias que rodearon cada desaparición y el contexto en que ocurrieron los hechos investigados. 

 La segunda es que si todo transcurre con arreglo a lo previsto en la ya mencionada Ley 52/2007, Villamanta será la primera localidad de la Comunidad de Madrid en la que se recuperen los restos de desaparecidos, que es el objeto de esta Asociación. Además de esas familias hoy se sientan entre nosotros hijas y nietas de dos funcionarios muy apreciados en su día en este pueblo. Se trata de la hija del alcalde Julián Rey, que adoptó un comportamiento valiente al defender la vida de todos los vecinos en circunstancias muy dramáticas, incluyendo la del que fuera cura párroco de Villamanta, don José Pelegrín de Mora. Y se trata también de la hija y las nietas de don Francisco Cepeda Aragón, que fuera Secretario municipal y del Juzgado de este pueblo. A ninguno de los dos les fue reconocida su labor con el agravante, en el primer caso de pagar con años de cárcel y destierro su honestidad, y en el segundo el pagar con su vida el hecho de cumplir con su deber como funcionario público con sujeción a la Ley. A ellos ya no se lo podemos agradecer, pero al menos podemos manifestar, en la persona de sus familias, que Villamanta no olvida a dos hombres honesto. Os pido, para estas personas, un fuerte aplauso.

 En la mesa están algunos de los que han hecho posible este acto. Junto a mí se sienta la presidenta de la AFAREDES, Isabel Fernández Navas, que expondrá los objetivos inmediatos que la Asociación pretende acometer en relación con este pueblo. Y como información del protocolo que se sigue, en todas las exhumaciones (él ha participado en muchas de ellas) Bonifacio Sánchez describirá, paso a paso, cómo actúa en estos caso la ARMH, Asociación para Recuperación de la Memoria Histórica. Emilio Silva, su presidente,  ha disculpado su asistencia por causas de fuerza mayor.

Francisco González de Tena.

Villamanta (Madrid) 18/09/2010


Andalucía indemniza a las mujeres vejadas por Franco…

septiembre 21, 2010

La Junta aprobará hoy un decreto pionero que destina 1.800 euros a estas víctimas olvidadas…

Josefita Trujillo, la única mujer viva de las que raparon en Benamejí.DANIELA KERSTING

“Yo no hice nada malo, de verdad”. Ni ella, Antonia Moncayo, represaliada por las tropas de Franco, ni el resto de mujeres que los falangistas humillaron, raparon y pasearon por los pueblos a modo de trofeo simplemente por ser mujeres. Muchas, en esas procesiones de la vergüenza, se hacían sus necesidades encima como consecuencia del aceite de ricino que las obligaban a ingerir. Fueron tan víctimas como los fusilados o los encarcelados, pero nadie, ni siquiera la Ley de Memoria Histórica, se ha acordado de ellas. Hasta ahora. La Junta de Andalucía aprobará hoy un decreto con el que se indemnizará con 1.800 euros, por primera vez en España, a estas víctimas olvidadas de la guerra y la posguerra, entre 1936 y 1950.

Rapado y aceite de ricino

El texto, al que ha tenido acceso Público, establece esta ayuda a aquellas mujeres que sufrieron formas de represión distintas a las penas privativas de libertad, mujeres que vieron vulnerados sus derechos a la intimidad, el honor y la propia imagen mediante actos como el rapado o la ingesta de aceite de ricino y la posterior sumisión a vergüenza pública.

El decreto no incluye expresamente a las mujeres que fueron violadas, aunque de las pocas que aún continúan con vida ninguna se atreve a confesar esos hechos por la vergüenza que todavía les produce. Es, además, casi imposible de demostrar. Por eso, el texto no hace alusión a esta otra forma de represión, según fuentes de la Junta.

Ante la dificultad de documentar con pruebas estas barbaridades, la Consejería de Gobernación y Justicia, impulsora del decreto, creará una Comisión de Estudio y Valoración, compuesta por hasta cinco personas, en la que intervendrá al menos un licenciado en Derecho para analizar caso por caso.

“Para evitar que la carencia de una prueba documental de tal naturaleza pueda impedir la consecución de los objetivos de la presente norma, expresamente se habilita la prueba mediante cualesquiera medios admitidos en Derecho, siempre que las formas de represión queden suficientemente acreditadas”, recoge el texto, que denuncia con dureza esa otra forma de represión: “Debe ser firmemente denunciada y repudiada, rehabilitando con ello los derechos infringidos con formas de castigo que socialmente denigraban la dignidad de quienes las sufrían, con independencia de que se impusieran al margen, en muchas ocasiones, de procedimientos documentados”.

Plazo limitado

El tiempo para acogerse a estas ayudas es limitado. El decreto, que entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el Boletín Oficial de la Junta, concede un plazo de tres meses a partir de entonces. El periodo es relativamente corto si se tiene en cuenta que muchas de estas mujeres aún desconocen que podrán solicitarlas.

El texto, además, va dirigido directamente a ellas, como solicitantes y beneficiarias. Es decir, en el caso de que la víctima hubiera fallecido —la mayoría, de hecho, han muerto—, sus familiares no podrán pedir la indemnización ni, por tanto, cobrarla, como sí ocurre con las previstas para penas de cárcel.

No obstante, lo importante del decreto, según las asociaciones de memoria histórica, no es el dinero sino su reconocimiento oficial como víctimas del franquismo. Es muy probable que muy pocas soliciten la ayuda.

Público.es vía google noticias

OTRAS NOTICIAS RELACIONADAS:

Andalucía indemnizará a las mujeres víctimas de vejaciones durante El País.com (España)

El Gobierno andaluz aprueba este martes un decreto de Europa Press

La Junta andaluza crea el PER de la memoria históricaHazte Oir


Exigen la retirada de fotos de alcaldes franquistas…

septiembre 21, 2010

JESÚS PRIETO / AGUILAR

21/09/2010

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Aguilar, Aremehisa, ha dirigido un escrito al Ayuntamiento de la localidad para exigir que se retiren las fotografías de los alcaldes que gobernaron tanto bajo la dictadura franquista como con el mandato de Primero de Rivera.

Según el presidente de Aremehisa, Rafael Espino, el Consistorio aguilarense, gobernado por el PSOE, está incumpliendo la ley de memoria histórica en la que se recoge que todas las administraciones públicas deberán retirar los escudos, insignias y objetos que hagan referencia a la Guerra Civil o a la Dictadura.

El texto añade que se contemplan conjuntamente a «las víctimas de la barbarie ejercida por el franquismo y a los que la alentaron y apoyaron sin ningún tipo de objeción». Esta situación supone «algo doloroso e insultante para las víctimas y vergonzante para el propio Ayuntamiento».

Aremehisa va aún más allá y mantiene que no participará en ningún acto que se realice en el salón de plenos mientras no se retiren estas fotografías.

ABC.es vía google noticias


El 27 de septiembre se cumplen treinta y cinco años de los últimos asesinatos del franquismo…

septiembre 21, 2010


Xose Humberto Baena Alonso; José Luis Sánchez-Bravo Solla, Ramón García Sanz, Juan Paredes Manot y Ángel Otaegui fueron asesinados mediante fusilamiento en Madrid, Barcelona y Burgos, tras respectivos consejos de guerra llevados a cabo a la manera de farsa sangrienta en la que ni se admitieron, ni se presentaron pruebas de ninguna clase. En algún caso, los abogados defensores fueron expulsados de la sala a punta de pistola.
Una narración de los hechos se recoge en la película documental Septiembre 1975, dedicada a la figura del gallego Humberto Baena, que ha sido puesto ya en distribución y venta en formato DVD por:
EGUZKI BIDEOAK
C/ Merced 21, 31001 Pamplona-Iruñea
banaketak@eguzkibideoak.info 948211537
En:
www.nodo50.org/edicioneselgaraje Podéis encontrar el listado de librerías en las que está siendo distribuido.
Complementando a todo ello y como Homenaje a aquellos luchadores antifascistas, ofrecemos una serie de carteles de la época (1975-1976-1977-1978) que están siendo reproducidos por la citada Editorial EL GARAJE. Si estáis interesados en adquirir alguna copia:
infogaraje@nodo50.org



Acto aniversario de la inhumación de nuestros familiares en Mérida

septiembre 20, 2010
Estimados/as compañeros/as,
La Asociación Independiente La Memoria Viva y la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Mérida y Comarca quiere haceros partícipes del acto previsto para el día 25 de Septiembre de 2010, en Mérida.
El acto tiene como finalidad la de reclamar un monumento en memoria a los/as desaparecidos/as en Mérida durante la represión franquista, así como a aquellas personas que por diferentes motivos han estado o están ligadas a nuestra tierra, dejando de este modo testimonio de su existencia, esa que tantas veces han querido negar, así como de su lucha.
Pero también queremos recordar que desde hace un año, hay un sitio, un lugar, un Mausoleo, donde descansan los restos exhumados de 4 fosas en las tapias del cementerio, que se encuentra dentro del Cementerio de Mérida.
El acto se dividirá en dos partes:
19:00 h
En el cementerio, con la entrega de flores en el mausoleo, en memoria de nuestros familiares, y donde les recordaremos.
20:00 h
En las tapias del cementerio
, donde con un número que de manera simbólica, muestre la barbarie cometida, escribiremos sobre unos cantos rodados los nombres de familiares y personas que fueron asesinadas en las tapias del cementerio de Mérida, pues los cantos rodados son el elemento matriz de nuestro monumento.
Posteriormente, haremos públicos nuestros manifiestos y reivindicaciones, y además invitaremos a los asistentes a que nos acompañen, recitando algún poema, recordando algún hecho,… buscando siempre lo sentimental, lo que nos une, recordando la importancia de los sentimientos lo que simbolizó la desaparición forzada para nuestras familias y para la sociedad española. Sin banderas políticas, pues fueron muchas las personas asesinadas, y muchas las sensibilidades políticas, ideologías y pensamientos que quisieron silenciar, y hacer memoria, o rendir homenaje a unos, dejando a un lado a los otros, sería a nuestro parecer injusto.
Para finalizar el acto, contamos con la presencia de una joven andaluza, Lucía Sócam, que ha editado un disco: “Verdades Escondidas” y quien nos acompañará y cantará algunas de sus canciones.

Esperando contar con vuestra presencia, recibid un fraternal saludo.

Pedro Vicente Romero de Castilla Ramos (Presidente de La A.I. La Memoria Viva).

Libertad Sánchez Gil (portavoz de la ARMH de Mérida y Comarca).

Tapia del cementerio de Mérida


Muere en Zaragoza José Antonio Labordeta, un referente moral…

septiembre 19, 2010

J. Antonio Labordeta

Un cáncer de próstata acaba con la vida de un hombre que supo transitar entre la vida cultural y la política sin perder su identidad  |  En ‘Regular, gracias a dios’, explicó magistralmente sus memorias  |  Según Manuel Tuñón de Lara, “fue un referente moral de la cultura española”.

JOAQUIM IBARZ | Barcelona | 19/09/2010

Todos recordamos aquella tarde en el Congreso en la que, harto de improperios, interrupciones, insultos y mala leche de sus señorías, miró a la bancada de su derecha y les espetó lo que tantos estaban deseando oír: “¡Váyanse a la mierda, joder!”. La figura de JoséAntonio Labordeta (Zaragoza, 1935), profesor, músico, poeta, andarín de los caminos, actor, político, sabio de recorrer el tiempo y de palpar a la gente, representa, resume y resalta, a la vez, la imagen más auténtica de la vida y cultura de Aragón, desde Joaquín Costa hasta el Ebro. Fundador de la revista Andalán –con el entrañable profesor Eloy Fernández Clemente-, semanario que ejerció de notario de la transición democrática en Aragón. Ha recorrido el mundo cantando a la gente, recordando que sin libertad no hay respiración, advirtiendo de las desigualdades, gritando a los que no quieren oír. Todo, sin esconderse, con esa su bondad, pero con la suficiente mala buena leche. De 2000 a 2008, fue el diputado más querido, cuestión que no sé cómo se mide, pero que no haría falta medir, porque Labordeta se hace querer incluso por sus contrincantes.

Al dejar el escaño, escribió unas memorias políticas, o algo así, Memorias de un beduino en el Congreso de los Diputados (2009), que fue un éxito editorial, y recientemente nos daba otras memorias, que nos llevan a su interior, Regular, gracias a Dios(2010), novela de Relato de una vida, con el subtitulo de Memorias compartidas (EdicionesB), recorre su biografía desde que era niño hasta “la sala oscura” de un hospital donde le administraron quimioterapia.

Regular, gracias a Dios es, según Labordeta, una visión más familiar de su vida y de la de sus amigos, escrita “con alegría”, pues según dijo el autor, “cada vez que recuperaba la escritura salía del hospital”. Pese a su situación, aseguraba que éste es “un libro optimista, no cuenta tragedias. He sacado lo mejor de cada momento”. No obstante, Labordeta reconocía que lo pasó “regular a veces”.

En 2006 se le detectó un cáncer de próstata y desde el mes de noviembre de 2009 no salía de casa. Daba las gracias a los amigos que le visitaban y resumía así sus visitas: “Hacemos tertulias y sonrisas, me traen cosas y hablamos de cómo está el mundo”. Labordeta, que fue diputado en el Congreso por Chunta Aragonesista, vivía la actualidad de España “con tristeza al contemplar la situación política y económica de este país y sin saber cómo vamos a salir”. Y recordaba: “Cuando me fui del Congreso, como Zapatero no se había portado bien con Aragón, le dije que la próxima legislatura no le votaría. En ese sentido estoy tranquilo. Estoy desconcertado sobre qué pasa en La Moncloa, pero Rajoy tampoco se aclara. La situación es dramática”.

El nuevo libro recorre su trayectoria como cantautor, profesor en Teruel, escritor de poesía y narrativa, presentador de televisión (a cargo del reconocido Un país en la mochila)… Su aportación cultural se resume en 16 discos, siete libros de poesía, tres novelas, tres libros de viajes, varios de memorias. Y el cariño de la gente, claro.

Canta y cuenta en sus memorias, trasminadas por el dolor, las vidas que, con su mujer, su suegra -qué manera de querer a una suegra-, sus hijas, nietas, padres, su hermano el gran poeta Miguel, y tantas personas de Teruel, Aragón y el mundo entero, las vidas auténticas que le dicta su cantar. Sus memorias, no sólo nos llevan a él, solidariamente, sino a la emoción, al temblor, a esa experiencia de poder leer un libro, entero, llorando. Los libros auténticos tienen estas cosas. Entre otras cosas porque él, con otros cuantos que van retirándose (como el admirado Lluis Llach), puso voz y música a la lucha contra la dictadura. Su Canto a la libertad es el himno no oficial de Aragón, el que realmente une a la gente de esta tierra.

El historiador Manuel Tuñón de Lara trazó un justo y exacto perfil de la personalidad humana y cultural de Labordeta. El texto comenzaba así: “Digámoslo sin rodeos, José Antonio Labordeta, aragonés de cuerpo entero, con rotunda conciencia de serlo, cantor y poeta, fue un referente moral y un sólido valor de la cultura española de nuestros días. Hablamos de la cultura en su hondo sentido de saber popular que le daba Machado. Eso es el folclore auténtico. Y pocas veces viene tan a punto esta expresión, porque canto y poema de José Antonio Labordeta son la negación de ese otro mal llamado folclore, sofisticado y envilecido, conformista y deformante, que es una caricatura del sentir popular para solaz de mediocres escapistas.”

Ahí está, con su guitarra, con su voz recia y bien timbrada, con su poesía, hincado en Aragón, desde el Pirineo hasta Javalambre, desde el Moncayo hasta el Ebro. Su voz y su canto son, a la vez, la voz de los leñeros, los masoveros, los segadores y tantos otros que se fueron “con rabia… de abandonar lo que se ama […]. La voz de tantos que no volverán”.

La Vanguardia.es

En una reseña biográfica del trovador, Fernando G. Lucini combina amor y erudición. Labordeta nació en Zaragoza el 10 de marzo de 1935 en un caserón de la calle Buen Pastor, donde su familia regentaba el prestigioso colegio Santo Tomás de Aquino. Finalizado el bachillerato, José Antonio se matriculó en la Facultad de Derecho y cambió a Filosofía y Letras, donde obtuvo la licenciatura en 1960.

El Adiós a los justos…¡Hasta siempre compañero! Tú verás la Tierra que pone libertad…

Se fue igual que vivió, con humildad y en silencio, un silencio sólo roto por los sonidos de su guitarra y su potente voz aragonesa. Cantando a la libertad, a la libertad que tantas veces defendió de diversas maneras, como profesor en la Universidad, en la resistencia contra el régimen franquista, desde los caminos con su guitarra a cuestas, desde la actividad política y pública, desde su oratoria sencilla y clara, que nos dejará a todos en el recuerdo sus palabras desde la tribuna  del pueblo, hablando como el pueblo y para él, sin retóricas ni circunloquios. Nos deja grabadas en nuestras retinas y mente, su ya famosa frase a ésa panda de políticos ineptos que él no soportaba…”¡Váyanse a la mierda, joder!”.

Adiós y hasta siempre José Antonio, nos quedamos con tus canciones y tu recuerdo, con el vacío que dejas, como lo dejan todos los justos cuando se van…Descansa en paz compañero, descansa en paz…

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de La A. I. La Memoria Viv@

Canto a libertad

Habrá un día en que todos
Al levantar la vista
Veremos una tierra
Que ponga libertad (bis)

Hermano aquí mi mano
Será tuya mi frente
Y tu gesto de siempre
Caerá sin levantar
Huracanes de miedo
Ante la libertad

Haremos el camino
En un mismo trazado
Uniendo nuestros hombros
Para así levantar
A aquellos que cayeron
Gritando libertad

Sonarán las campanas
Desde los campanarios
Y los campos desiertos
Volverán a granar
Unas espigas altas
Dispuestas para el pan

Para un pan que en los siglos
Nunca fue repartido
Entre todos aquellos
Que hicieron lo posible
Para empujar la historia
Hacia la libertad

También será posible
Que esa hermosa mañana
Ni tú, ni yo, ni el otro
La lleguemos a ver
Pero habrá que empujarla
Para que pueda ser

Que sea como un viento
Que arranque los matojos
Surgiendo la verdad
Y limpie los caminos
De siglos de destrozos
Contra la libertad

La Bordeta


De Miguel Hernández al 29-S…

septiembre 19, 2010

El PCE trenza en su fiesta anual el homenaje al “poeta del pueblo” con la enérgica llamada a la huelga general…

JUANMA ROMERO S. FERNANDO DE HENARES (MADRID) 18/09/2010

Las banderas republicanas y comunistas ondearon anoche durante el coloquio de los líderes del PCE, IU, CCOO y UGT.PÚBLICO/ÁNGEL NAVARRETE

Si Miguel Hernández viviera aún, si no hubiera muerto como un perro en las cárceles franquistas, enfermo de tuberculosis aquella noche del 28 de marzo de 1942, con 31 años, tal vez habría acudido a la huelga general del 29-S. Eso argumenta el PCE.

El obrero de la poesía, el pastor que “unió la pluma con el fusil” habría continuado con su “poesía combativa y esencial”. Su corazón y su palabra serían aún comunistas. Militante y miliciano. Eso argumenta el PCE.

Por eso, por su genoma comunista, el poeta recibió este sábado un homenaje de los suyos. Del Partido Comunista de España, que ha bañado su 33ª fiesta empezó el viernes y acaba el domingo, con más de 8.000 asistentes de Miguel Hernández y de huelga. La suma de ambos impregnaba el parque Dolores Ibarruri de San Fernando de Henares (Madrid), un municipio gobernado históricamente por el partido e IU.

El partido reivindicael ADN comunista del escritor, para evitarsu “segunda muerte”

“¿Qué hubiera escrito hoy Miguel Hernández? ¿Dónde situaría su mirada?”. La pregunta iluminó el arranque del intenso homenaje que el PCE prendió para el poeta en el centenario de su nacimiento. Tenía delante a su familia: su nuera, Lucía Izquierdo, y su nieta, María José Hernández. Replicaron de forma sucesiva todos los que subieron al escenario: actores, intelectuales, cantaores, políticos. Y la respuesta estaba en sus textos, aquellos por los que el franquismo le acusó de sedición. Ahí quedaron Viento del pueblo, El rayo que no cesa… Paco Algora, Emma Cohen, Omar Felipe, Marta Sanz, Felipe Alcaraz, Manuel Gerena o Marga Sanz fueron recordándole con sus poemas.

“Este año le han hecho regresar despolitizado. No hay nada que celebrar. A Miguel lo están matando por segunda vez. Se dice que era un gran hombre, pero nunca se dice que era comunista”, clamaba David Becerra, autor de Miguel Hernández. La voz de la herida (FIM, 2010), una biografía contra esa segunda muerte del poeta. “Le ofrecieron muchas cosas para salir en libertad. Renunció: quería ser fiel a sí mismo”, imprecaba a sus 90 años Marcos Ana, otro poeta comunista que sufrió las rejas franquistas durante 23 años. Ana rememoraba otro homenaje a Hernández: el que él y otros presos políticos hicieron en los años sesenta en el penal de Burgos. A escondidas, con el peligro susurrando en el cogote, interpretaron un poema colectivo, Sino sangriento.

El PCE recibió a Méndez y a Toxo recordándoles que estabanen su propia casa

“Es importante que sintamos el orgullo de ser comunistas. Debemos hacer un homenaje a Miguel el 29-S y después”. José Luis Centella, el líder del PCE, proclamó la suma del poeta y la huelga. La misma que suscribió la nuera, Lucía, que recogió de manos de Centella el carné del partido con fecha de 2010, como un “inmenso honor”, porque él “estaría orgulloso”. “Pero no tengáis miedo. No van a matar a Miguel de nuevo. Tiene a su familia”, resaltó, refiriéndose a la batallaque ahora libra en el Supremo para que se anule la condena al poeta. Y si se frustra, irá a Estrasburgo.

Después sonó Para la libertad, el mítico poema que Serrat musicalizó. Y La Internacional, claro. “Ha sido el mejor homenaje a mi abuelo confesaba su nieta, María José. No es un acto hecho con interés. Él era comunista, el poeta del pueblo”.

“Nos la jugamos todos”, subrayó el líder de UGT en medio de los aplausos de los asistentes

A la hora de la comida, militantes y no militantes paraban en las casetas del parque. Taberna andaluza y madrileña, puestos de libros en los que triunfaba el poeta. Jóvenes y mayores, niños en sus carritos entre la explanada de tierra y poco verde. Familias enteras como la de Carmeli, de más de 20 personas. “Jamás nos hemos perdido una fiesta. En los primeros años había más complicidad, generosidad. Te transmitías el sentir comunista con mirarte a los ojos”. “Es la fiesta popular de Madrid, de la izquierda no sectaria, y en la que debería tener más presencia la memoria histórica”, apuntaba Mirta Núñez, profesora de la Complutense especialista en la represión franquista, que se declara más partidaria de otro estilo de comunista, el de Gaspar Llamazares. Otros defendían a Julio Anguita.

Críticas a los sindicatos

Enrique Domínguez no para de bufar contra los sindicatos: “Son unos falsos, unos hijos de puta”. Aunque ahora toca estar todos a una, los hay que no ocultan su pesar por la “tardanza” con la que CCOO y UGT convocaron la huelga. “La derrota de los trabajadores ya está hecha. Han estado mucho tiempo sin hacer nada por plegarse al Gobierno”, dicen Beatriz y Marta, igual que sostienen otra pareja, Elena y José. Carlos y Clara, jóvenes militantes, defienden que el 29-S sí es útil, incluso para el Ejecutivo, para movilizar a la izquierda. Humberto García llama a que los pensionistas como él hagan un “paro cívico”: que no compren, que no hagan gestiones, que se sienta la huelga.

El ambiente se fue caldeando. Al borde de las 20 horas, los mítines de los líderes del PCE, IU, UGT y CCOO: Centella, Cayo Lara, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo. Fueron recibidos con gritos de “¡Cayo, presidente!, ¡Zapatero, dimisión! y ¡Huelga, huelga, huelga!”. Enseguida se palpó que los sindicatos y el PCE e IU han culminado su acercamiento tras años de brumas. “Estáis en vuestra casa”, les presentaba con afecto la dirigente Marga Ferré.

Méndez y Toxo se reconocieron como “camaradas”, destacaron su “satisfacción” por acudir a la fiesta del partido. “Hemos sentido la proximidad de IU y del PCE a lo largo de todo este tiempo de crisis”, cumplimentó el líder de CCOO. Centella y Lara incidieron en el combate al Gobierno y a su reforma laboral, en la necesidad de “rescatar la democracia”. No corearon el atronador “¡Zapatero, dimisión!”.

“Este es un envite al conjunto de la democracia. Nos la jugamos todos. Puede ser un punto de inflexión, de cambio de rumbo”, gritó Méndez, muy aplaudido por la platea, atestada. “Es la huelga contra la resignación y la impotencia, y la vamos a ganar. ¡Que Zapatero tome nota de lo que le pasó a Aznar y González!”, le secundó Toxo. Los dos criticaron con dureza al Gobierno, sin nombrar a Zapatero por su nombre. No importaba. El público se enardeció. Palmeaba, gritaba por la huelga, por los derechos de los trabajadores. Quizá con la angustia de que ahora o nunca.

Público.es


Una gesta heroica y fallida para invadir la Val d’Aran…

septiembre 18, 2010

Narcís Falguera, que liderí la 11ª Brigada durante la batalla, ahora vive en Prada de Conflet (Francia).CLICKART

Almudena Grandes escribe su última novela basándose en la historia de personas que lucharon por sus ideales.

ROGER TUGAS Barcelona

Los guerrilleros españoles que habían contribuido a ahuyentar a las tropas filonazis del sur de Francia planificaron la ocupación de la Val d’Aran el verano de 1944. Su objetivo era implantar ahí un Gobierno provisional de la República que contase con el apoyo armado aliado y motivase la insurrección interior. La operación fracasó, pero dejó para la historia un episodio de hombres y mujeres valientes y fieles a unos ideales que ha servido de inspiración a Almudena Grandes para escribir su última novela, Inés y la alegría.

Jesús Monzón ideó el ataque, pese a no integrar el comité central del PCE

Narcís Falguera, que en Catalunya había militado en las juventudes del PSUC y que actualmente es presidente de la Amical de Antiguos Guerrilleros Españoles en Francia, participó desde el exilio en la operación. No fue ni mucho menos una tentativa improvisada, según recuerda, ya que “se crearon unidades exclusivamente españolas contra las tropas alemanas en Francia con vistas a reconquistar España” al terminar con la misión.

El catedrático de Historia Contemporánea de la UAB José Luis Martín coincide en este punto y explica que la operación, liderada por el PCE del interior y en el exilio francés, supuso un “planteamiento insurreccional contra la ocupación alemana y el fascismo local” parecido a los que estaban impulsando entonces los partidos comunistas francés, italiano, yugoslavo o griego.

El líder e ideólogo del ataque, a iniciativa propia, fue Jesús Monzón, el principal dirigente del PCE, que no se había exiliado a América o a la URSS, pero que no formaba parte del comité central del partido. El momento propicio fue en octubre de 1944, cuatro meses más tarde que el desembarco en Normandía, que forzó el inicio de la retirada nazi.

4.000 hombres contra Franco

Monzón reunió un pequeño ejército de 4.000 maquis, con un escaso armamento. El dirigente comunista “no era un iluso”, según Martín, y proyectó una “operación de entrada de gente armada por distintos puntos del Pirineo”, aunque “la Val d’Aran era el más importante de ellos”.

El plan fracasó porque no hubo ni alzamiento interno ni apoyo aliado

La 11ª Brigada tenía como jefe de Estado Mayor a Falguera, cuyo batallón contaba con 360 personas. “Nos habían dicho que la población española esperaba una gesta para sublevarse”, asegura, igual que consideraba “lógico” que los ejércitos aliados les apoyaran militarmente, en línea con sus actuaciones ante Hitler y Mussolini.

El 19 de octubre entraron finalmente a la Val d’Aran, un punto estratégico, puesto que era de más fácil acceso desde Francia y así dificultaban la llegada de tropas nacionales. Al principio, el avance fue rápido y fácil. Falguera recuerda que “el primer día cayeron 19 pueblos” y llegaron pronto a las puertas de la capital, Viella, aunque Martín matiza que “Franco sabía que se estaba preparando algo”, sin concretar, y por ello “el efecto sorpresa se redujo”.

Entonces todo empezó a fallar. Por un lado, no se produjo el alzamiento interno esperado, a causa de “la debilidad del PCE en el interior y la desmovilización de la población”, según el historiador. “El pueblo no estaba por revolucionarse”, añade Falguera. Por otro lado, el apoyo aliado tampoco existió, a causa de las dudas que suscitaba el posible nuevo Gobierno. Martín explica que “Churchill [primer ministro británico] prefería un régimen de orden” y el nuevo Gobierno de coalición francés, liderado por el conservador Charles de Gaulle, “no veía clara la política insurreccional española”.

Contra la estrategia de Stalin

El historiador apunta otro elemento a discutir: el papel de Santiago Carrillo, delegado enviado por el comité central del PCE para recuperar el control del partido y que podría haber frenado la misión para hacer cumplir la estrategia internacional deStalin y sus pactos contraídos para no combatir por el poder en los países de la Europa Occidental.

Falguera se muestra “orgulloso de haberlo intentado”

Como consecuencia, el 24 de octubre empezó la retirada y esta heroica gesta terminó. Pero, a pesar del riesgo, el resultado y sentirse “traicionado por los aliados”, Falguera se muestra “orgulloso de haberlo intentado sin tener ningún tipo de interés personal”. Sólo se movían por creer en la “República Española y en su Constitución”.

Un republicano que luchó contra los maquis

La historia de Daniel Andreu Uson es peculiar. Después de luchar como sargento en el bando republicano durante la decisiva Batalla del Ebro, exiliarse a Francia y volver a su pueblo natal, Monistrol de Montserrat (Barcelona), al saber que no sufriría represalias, fue reclutado el 1940 para realizar la mili franquista. Durante este tiempo no reveló su anterior cargo militar y, cuando estaba a punto de terminar la instrucción sin haber tenido que entrar en batalla, fue trasladado a la Val d’Aran para defender su capital, Viella, del intento de invasión.

Andreu explica que, en un inicio, no sabía que combatía contra maquis”, ya que “a las tropas no les decían nada”. Sólo vio “algunos pelotones” con un armamento limitado que, “tras dos o tres días de tiroteos”, se retiraron. Durante una noche, evitó realizar la guardia porque pensó que si se lo llevaban, “mejor”. Andreu asegura que la batalla le vino “grande”, al tener que luchar contra antiguos compañeros, aunque años más tarde pudo conocer y conversar “de buen rollo” en Venezuela con un maquis que combatió desde el otro bando en la misma batalla.

Público.es


Flamenco contra franco…

septiembre 18, 2010

Corruco de Algeciras, Ramón Perelló o El Chato de las Ventas fueron algunos de los fandangueros rebeldes que lucharon contra el dictador con las armas y con su voz.

JESÚS MIGUEL MARCOS MADRID 18/09/2010

fin de fiesta.Antonio de Mairena, republicano, gitano y cantaor, baila en el Teatro de la Zarzuela en Madrid, en el año 1970.

Vivían como podían. Trabajando de día y cantando de noche, siempre para los señoritos. Esperaban a la puerta de la venta, por si al terrateniente le daba por animar la fiesta con cante jondo. A veces ni les pagaban y volvían con los bolsillos vacíos a su casa. La del Bizco Amate estaba debajo de un puente y cada poco lo detenían por vagabundo. Daba igual que fuera o no el ladrón. En la posguerra, el cantaor era el culpable. Las opciones del Bizco eran la celda o el puente, así que quizás lo mismo daba. En sus frecuentes visitas a la trena escribió algunos de sus fandangos más populares: “Me lo cogen y me lo prenden / al que roba pa sus niños. / Y al que roba muchos miles / no lo encuentran ni los duendes / ni tampoco los civiles”. Cante protesta para denunciar los abusos de los poderosos. Los cantaores eran pobres, pero no ciegos: “La mentira y la verdad / se enfrentaron en la Audiencia. / La verdad salió perdiendo / y la mentira ganó. / En el reino no hay gobierno”, entonaba el Bizco Amate.

Este rebelde fandanguero sevillano es uno de los protagonistas de Historia social del flamenco(Península), un libro en el que el crítico Alfredo Grimaldos cuenta con pasión y detalle las peripecias vitales de los principales cantaores desde el siglo XIX. La obra hace un riguroso recorrido desde la llegada de los gitanos a Andalucía en el siglo XV hasta el apogeo del flamenco en Madrid en las últimas tres décadas, prestando especial atención a los convulsos años de la República, la Guerra Civil y la miserable posguerra.

El flamenco no se mantuvo ajeno a los acontecimientos de la República.

En la década de los treinta y cuarenta, el flamenco seguía siendo un arte marginal, reducido a zonas muy concretas de la Andalucía baja, principalmente de Triana a Cádiz. “Incluso dentro de Andalucía era muy poco conocido y en muchos momentos desdeñado, vinculado a la mala vida, la noche, el alcohol y los prostíbulos. El flamenco era cosa de gitanos, algunos andaluces vinculados a ellos y poco más”, explica José Manuel Caballero Bonald, que escribe el prólogo del libro de Grimaldos. Caballero Bonald alumbró en los años sesenta el Archivo del cante flamenco con grabaciones de campo de los grandes cantaores de la primera mitad del siglo XX, algunos de los cuales vivían apartados del mundo del cante. La posguerra fue, precisamente, el punto de inflexión de la marginación del género, que a partir de los cincuenta comenzó a gozar del prestigio que hoy tiene.

Antes, el flamenco no se mantuvo ajeno a los acontecimientos sociales y políticos de la época de la República. El 12 de diciembre de 1930, los militares Fermín Galán y Ángel García Hernández se levantaron en Jaca contra la monarquía borbónica. Fracasaron y dos días después fueron ejecutados. El mismo Galán dio la orden de fuego al pelotón de fusilamiento y se desplomó al grito de “¡Viva la República!”. El sevillano Manuel Vallejo cantó aquella gesta por fandangos: “Por la libertá de España / murió Hernández, y Galán. / Un minuto de silencio / por los que ya en gloria están, / suplico en estos momentos”.

Vallejo conoció en uno de sus viajes a una joven promesa: Corruco de Algeciras. José Ruiz Arroyo, su nombre de pila, fue uno de los grandes cantaores payos de esa época. Nacido en La Línea de la Concepción en 1910, desde joven combinó sabiamente la ortodoxia y la innovación. En la década de los treinta grabó varios discos y fue de los pocos cantaores en alcanzar cierta popularidad. Él también cantó por los mártires de Jaca: “Lleva una franja morá, / triunfante nuestra bandera, / lleva una franja morá, / la conquistó España entera: / por Hernández y Galán / rompió España sus cadenas”. Corruco se apropió del fandango de una manera extremadamente personal, lo que le convirtió en una de las principales figuras del cante y le llevó a actuar en Barcelona, Madrid y Talavera de la Reina en la época de la Ópera Flamenca. El 11 de abril de 1938, cuando combatía contra el avance de las tropas de Franco a través del Ebro, una bala acabó con su vida. Tenía 28 años y lo enterraron a pocos kilómetros de allí, en el cementerio de Balaguer (Lleida).

En los cincuenta, el género empezó a gozar del prestigio que hoy tiene

Otro ferviente republicano fue El Chato de las Ventas, cantaor madrileño, tornero y simpatizante del Partido Comunista. Sus malagueñas y colombianas trataban cuestiones políticas de la época. El Chato, que cantaba los sábados en el puente de Ventas, murió en la contienda civil. “Sobre su muerte durante la guerra hay dos versiones. En una de ellas se dice que murió de un ataque al corazón cuando iba a ser fusilado. En otra, la que siempre circuló por el barrio de Ventas, se asegura que, efectivamente, fue fusilado por los fascistas tras haber caído prisionero en el frente de Extremadura”, relata Grimaldos en su libro.

El cante de la guerra

Juanito Valderrama también tuvo que compaginar el arte del cante y el de la guerra. Comenzó en su tierra, Jaén, “cavando trincheras en un batallón de fortificaciones; después, en el frente de Alcaduete, y por fin, en una compañía artística que daba actuaciones para los combatientes republicanos”, cuenta Grimaldos.

Farruco: “Yo no sé ni leer ni escribir, pero he dado la vuelta al mundo”

En la posguerra los cantaores se dedicaron a sobrevivir. Los más significados políticamente lo tuvieron especialmente difícil, como Ramón Perelló, “que era lo que entonces se decía un rojo”, cuenta Juanito Valderrama en sus memorias. Perelló, autor de una de las canciones más oídas durante la guerra, Mi jaca, luchó contra Franco e ingresó como preso político en el penal de El Puerto de Santa María al terminar la guerra. Consiguió la libertad condicional y se trasladó a Madrid, donde nadie quería contratarle ni trabajar con él. “Con tanta influencia de la Falange en las cosas del espectáculo, con la censura tan férrea, no se atrevía nadie a estrenarle a Ramón Perelló por temor a [las] represalias”, escribe Valderrama.

Uno de los temas más recurridos de los cantaores republicanos era su desprecio por el dinero y el enriquecimiento desmedido. El Carbonerillo, un cantaor de altura que también murió durante la contienda, grabó: “Maldito sea el dinero / y el hombre que lo inventó, / que aunque sea usté un caballero / y le sobre razón, / lo que impera es el dinero”.

Las letras flamencas reflejaban el espíritu obrero y conectaban directamente con las de los esclavos negros de EEUU, que basaban sus cantos en la dureza del trabajo. Los cantaores se buscaban la vida actuando en ventas y trabajando en el campo. Se levantaban a las cinco de la mañana para estar en los campos antes de las ocho, normalmente los siete días a la semana,comiendo garbanzos a palo seco y con misa obligatoria. Por eso luego Manuel de Paula, gitano de Lebrija, cantaba cosas como “Mare, llévame al colegio, / a educarme la memoria, / mira que no quiero soñar / con el burro de la noria. / Campesino del arao, / buena semilla será / la sangre que has derramao”.

Jueces y guardias civiles

Según Grimaldos, “en las letras flamencas hay un poso de rebeldía, fruto de la persecución y la marginación. La Guardia Civil y la Justicia aparecen siempre amenazantes”. El cante social que afloró en los años de la República tuvo uno de sus máximos exponentes en José Cepero, cuyo flamenco de calidad caló rápidamente entre los aficionados. El cantaor escribía sus letras: “A la mujer del minero / se le puede llamar viuda, / que se pasa el día entero / cavando su sepultura. / ¡Qué amargo gana el dinero!”. Cepero, como Ramón Perelló, acabó pasando hambre después de la guerra.

Otros se exiliaron, como Miguel de Molina, que terminó en Argentina después de que un grupo de jóvenes de la Falange le diera una paliza tras una actuación en el teatro Cómico. Casi todos los cantaores que se mostraron abiertamente republicanos (Guerrita, Paco El Americano, Vallejo, Cepero, El Chato, Corruco) eran payos. “Más adelante, en la lucha contra el franquismo, ya habrá flamencos gitanos de renombre que se comprometerán claramente con su cante”, señala Alfredo Grimaldos.

Como Antonio Mairena, el gran impulsor del flamenco a partir de los cuarenta. Republicano, gitano y cantaor, se tuvo que buscar la vida en fiestas de señoritos que presumían de camisas azules. Una noche, uno de ellos sacó un pistolón, lo puso encima de la mesa y le ordenó cantar el Cara al sol. “Yo estaba blanco, descompuesto, y lo canté”, le contó Mairena a Grimaldos en uno de sus encuentros-entrevista. El sevillano luchó toda su vida por la dignificación del flamenco.

Tres héroes del flamenco del siglo XX

TÍO BORRICO. EL JORNALERO

“Si Tío Borrico levantara la cabeza y viera lo que cobra hoy un artista, se daría chocazos”, decía en 2006 Luis El zambo en una entrevista con Flamenco-world’. Tío Borrico, uno de los cantaores jerezanos más carismáticos de posguerra, alternaba el cante con el trabajo en el campo. “Yo lo mismo estaba una temporá de artista que iba después al campo con mi pare cuando le salía una manijería. [] Y me recuerdo que estaban en el cortijo La Sierra, cogiendo semillas, mira qué gente: Rafael El carabinero, La Piriñaca y yo”, le contaba el cantaor a José Luis Ortiz Nuevo, que en 1984 publicó una biografía suya.

ANTONIO EL ARENERO. EL INDEPENDIENTE

El Arenero, carpintero en Sevilla, fue uno de los grandes conocedores de las soleares de Triana. Siempre fue reacio a cantar en ventas y prefería vivir de su empleo. Se reservaba el cante para sus amigos. “Hace años, el alcalde y el gobernador, que estaban en la piscina, querían oírme y mandaron a un tonto para que me avisara. [] Yo le contesté: Pues mira, vete y di al alcalde y al gobernador que si quieren escuchar cante, que se compren un grillo’. Lo que a mí me hace falta para cantar bien es estar a gusto, en mi ambiente”, le dijo el Arenero al autor de Historia social del flamenco’.

JUAN TALEGA. EL AFICIONADO

Nunca fue profesional ni lo quiso , lo que no impidió que se le considere uno de los grandes cantaores del siglo XX. “Yo sabía de él sólo por los discos. Es el que más me ha gustado; compraba todo lo que él había grabado cuando yo no tenía todavía ni tocadiscos”, dice en el libro Rancapino. La última vez que Talega cantó fue para el programa Rito y geografía del cante’, una serie deTVE que incluyó cien capítulos de media hora.

Público.es


Franco se resiste en la universidad…

septiembre 18, 2010

Escudo franquista que todavía corona una de las entradas del Rectorado de la Universidad de Sevilla.- PÉREZ CABO

Las facultades de Sevilla mantienen placas y escudos de la dictadura.

Los albañiles han montado el andamio esta semana en la puerta de la Escuela Universitaria Politécnica de Sevilla. Su simbólico trabajo consiste en hacer entrar a esta escuela en el futuro a través de las letras. Han cambiado su nombre, que a partir de ahora será Escuela Politécnica Superior, según la nueva nomenclatura impuesta por el proceso de Bolonia.

Pero en la misma fachada todavía resiste otro símbolo del pasado más oscuro: una placa conmemorativa de la inauguración del edificio en 1948 por “el caudillo de España y generalísimo de los Ejércitos D. Francisco Franco”. Los albañiles no van a tocar la placa, que seguirá ahí de momento pese a las protestas de algunos profesores, que llevan años reclamando a la Universidad de Sevilla que la retire.

El dictador continúa todavía en las fachadas de algunos edificios de esta universidad. El símbolo más llamativo es el escudo franquista que se conserva en una de las puertas del Rectorado. Pero también hay repartidos por varios edificios una decena de placas y azulejos.

La Politécnica cambia de nombre pero deja un símbolo franquista

El dictador continúa todavía en las fachadas de algunos edificios de esta universidad. El símbolo más llamativo es el escudo franquista que se conserva en una de las puertas del Rectorado. Pero también hay repartidos por varios edificios una decena de placas y azulejos.

La institución hispalense se incorporó algo tarde a los esfuerzos por recuperar la memoria histórica si se compara con otras grandes como la Complutense o la de Granada. Pero lo hizo cargada de buenas intenciones. En mayo de 2009 su Consejo de Gobierno aprobó una serie de actuaciones para restablecer la dignidad de los represaliados y condenar la dictadura. En este acuerdo se instaba a que, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica de 2007, “se proceda a catalogar y suprimir (…) todos aquellos símbolos, escudos o lápidas que actualmente albergan los edificios de la Universidad de Sevilla y que contengan menciones conmemorativas o de homenaje y exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar de 1936, de la Guerra Civil y de la dictadura franquista o de sus protagonistas”.

Un año y medio después, este requerimiento no se ha cumplido. Van a desaparecer los símbolos, sostiene Antonio Ramírez de Arellano, vicerrector de Infraestructuras. Pero no será, al menos, hasta el año que viene.

La universidad ha encargado un informe de catalogación de los símbolos, que incluirá la forma de retirarlos. El informe técnico parece lógico en el caso del escudo del Rectorado, que está integrado en el frontón de piedra de una de las entradas de la antigua Real Fábrica de Tabacos. El edificio está protegido y la Universidad estudia ahora cómo eliminar el pavés. Además, según Ramírez de Arellano, será necesaria la aprobación de la Consejería de Cultura.

Pero en casos como el de la Escuela Universitaria Politécnica resulta más complicado entender por qué no se ha retirado todavía la placa. El edificio no está protegido y la lápida no tiene interés artístico. “Nos hemos reunido con los profesores y les hemos dicho que no duden, que estamos esperando al catálogo general”, indica el vicerrector: “Tenemos que actuar con rigor”.

Ramírez de Arellano espera que el informe técnico esté listo antes de que acabe el año y que los símbolos empiecen a desaparecer en 2011. Y recuerda que el claustro ya condenó en 2009 la represión contra los docentes y alumnos durante la dictadura.

El País.com