Homenaje a la memoria histórica de Vigo sin apoyo del alcalde Abel Caballero…

octubre 16, 2010
Antonino García | Rosa González (Fotos) | Vigo
  • Abel Caballero no asiste al acto de recuerdo a 136 fallecidos
  • La Asociación Memoria Histórica del 36 critica al regidor vigués
  • Reclaman la retirada de la Cruz de los Caídos del parque de O Castro
  • Les impidió poner una placa en Pereiró, cementerio con 740 represaliados
  • ‘No es un acto de venganza, es de recuerdo, no debe de tener familia’, dicen
  • Reparten a turistas folletos en 5 idiomas con la historia ‘real’ de la cruz

“Tenemos un representante del Concello, que no de la Alcaldía”. Los ánimos en el castillo de O Castro, donde están los orígenes del Vigo actual, estaban caldeados por los continuos desprecios que reciben de Abel Caballero. Este sábado, la Asociación Viguesa por la Memoria Histórica del 36 homenajeó en el parque olívico a los 136 asesinados tras la Guerra Civil. Al acto asistió el teniente de alcalde nacionalista, Santiago Domínguez, pero no el regidor socialista, enfrentado con el colectivo.

Las malas relaciones vienen de atrás y se recrudecieron hace unos meses. La asociación ha pedido en numerosas ocasiones al alcalde que apoye la retirada de la Cruz de los Caídos que se levanta en la ladera del promontorio más céntrico de la ciudad, a los pies de la Casa Consistorial.

En su última respuesta en público sobre el asunto, Caballero no quiso hacer comentarios, pero en anteriores ocasiones les envió algún mensaje:“En los últimos 35 años, yo soy el que más ha hecho para eliminar los símbolos franquistas en la ciudad, eso es lo que debería tener en cuenta”.

A raíz de aquel enfrentamiento, el contacto ha sido nulo y Telmo Comesaña, presidente de la asociación, recuerda que ni siquiera responde. “Le hemos enviado cartas y aún estamos esperando”, indica sin olvidar que “también nos impidió colocar un placa” en el cementerio de Pereiró, el camposanto más grande de Vigo en el que reposan los restos de 740 represaliados.

Recientemente se presentaron 4.000 firmas pidiendo la retirada de la cruz y tampoco ha sido concedida la solicitud para intervenir en el pleno del Concello. “Es un alcalde antidemocrático. No le contesta a una asociación que tiene el título de Vigués Distinguido. Es inconcebible”, indica Comesaña.

Abel Caballero argumenta que durante su mandato se ha llegado a un acuerdo con el Obispado para eliminar de las fachadas de las iglesias los recuerdos a los caídos, pero la asociación lo considera insuficiente. En los últimos días se aprobó la retirada de un escudo anticonstitucional de la Casa das Artes, un edificio de los años 30 construido en la céntrica calle García Barbón para acoger la sede del Banco de España.

Recuerdo a los fallecidos

Este sábado, decenas de personas, entre ellos muchos familiares de víctimas, acudieron al monte de O Castro para homenajear a los fallecidos. El colectivo ha recopilado documentación sobre la muerte de 136 personas en la muralla del castillo, que fueron asesinadas entre agosto de 1936 y abril de 1942.

“Esto no es un acto de venganza, es de recuerdo a nuestra familia, un símbolo de cariño, no queremos que vuelva a ocurrir. El alcalde no debe de tener familia”, explica Amalia Collazo, vecina del barrio de Lavadores, una de las zonas en las que la represión posterior a la Guerra Civil fue más cruenta. Su abuelo y dos tíos abuelos murieron fusilados. “El alivio de poder poner flores en sus tumbas es de humanos, no puedo entender la controversia, no hay malos sentimientos, sólo ganas de curar”, añade.

Discursos y un recital poético acompañaron el sentido homenaje al que acudieron decenas de personas que se mezclaban con los turistas que acudían a visitar los vestigios y yacimientos de la ciudad. “Esta piedra y este texto contará a todo el que pasé por aquí lo que realmente ocurrió, porque la gente no lo sabe”, señaló Telmo Comesaña.

‘Rutas de la memoria’

En otras zonas de Vigo ya se han descubierto también placas de recuerdo. Alcabre, el cementerio de Lavadores, Figueiriña, A Guía o municipios cercanos como Mos forman lo que ellos denominan ‘rutas de la memoria’ para conseguir que conozcan cosas que “no vienen en los libros de historia”.

En el fondo, la asociación critica la Ley de Memoria Histórica promovida por el PSOE y Comesaña la denomina como “un verdadero atraco a la sociedad desde el momento en el que no anulan los juicios sumarios y consagran como legales los crímenes fascistas”. Asegura, además, que el acalde es “connivente con esa filosofía” y se pregunta “dónde está el partido político que más víctimas tuvo”.

Retirar la Cruz de los Caídos sigue siendo su objetivo porque “no representa nada cristiano, sino sólo el fascismo y el franquismo. Se puso para dividir, no para unir”. Sus iniciativas para conseguirlo también han llegado hasta los miles turistas que desembarcan a diario en la ciudad en los cruceros y a menudo se citan en los muelles vigueses para repartir folletos en cinco idiomas con la “verdadera” historia de la cruz, “un testimonio de la ignominia y vergüenza del municipio”.

elmundo.es vía google noticias


Vía crucis en el duelo a una comunista…

octubre 16, 2010

Una familia denuncia las trabas sufridas para enterrar a una mujer atea sin la presencia de símbolos religiosos.

esquela con la cruz católicaLa esquela a Teresa Morán en El País' incluyó, por error, una cruz. Arriba, la mujer junto a la tumba de Karl Marx en Londres.

DANIEL AYLLÓN MADRID 15/10/2010

Tener un funeral sin símbolos religiosos en España es un calvario”. Camelia Casas enterró a su abuela, Teresa Morán Tudó, fallecida en A Coruña a los 99 años, el pasado 21 de septiembre, después de sortear un rosario de situaciones en las que “la cruz católica estuvo presente en todo momento”. Y ocurrió pese a la insistencia de la familia por tener un duelo acorde al pensamiento que defendió la abuela Tere durante toda su vida: “Era atea, activista, luchadora, afiliada al Partido Comunista de España (PCE) y militante desde 1931, cuando ingresó en las Juventudes”, recuerdan. Pero su duelo estuvo plagado de cruces: en la esquela, en el tanatorio y en féretro.

Cuando la familia entró en el túmulo del Tanatorio M-40 de Madrid, una gran cruz católica de madera noble y de un metro y medio de altura presidía la sala de Tere. “La ponemos por defecto, porque en el 95% de los casos el entierro se realiza siguiendo el rito católico”, justificó días después un portavoz de la empresa que gestiona el centro.

“Ponemos la cruz por defecto”, explica un portavoz del tanatorio

“El problema es que vivimos en una sociedad en la que se da por supuesto que somos todos católicos. Pero, ¿tanto cuesta preguntar si queremos símbolos religiosos?”, se quejó Camelia, apelando al artículo 16 de la Constitución Española :”Ninguna confesión tendrá carácter estatal”.

Nuevas cruces

El hijo de Tere había manifestado previamente a la empresa funeraria gallega que no querían la presencia de símbolos religiosos. “Si la funeraria no nos avisa, no lo sabemos hasta que llega la familia”, justificó el portavoz del tanatorio. Tras el apercibimiento, el gran crucifijo que se erigía en la estancia se retiró de inmediato. También el faldón, que tapaba la camilla bajo el sepulcro, con una reluciente cruz dorada bordada sobre tela de terciopelo negro.

La fallecida, del PCE, dejó dicho que quería un sepelio sin catolicismos

El colmo fue que la tapa del féretro estaba coronada con un Cristo. “Les pedimos que lo retirasen, pero fue complicado”, recuerda Camelia. La figura se pudo desatornillar, pero el crucifijo estaba anclado a la cubierta. “La tapa no la podemos retirar porque va amarrada al féretro. Si la arrancamos, no sabemos las consecuencias”, advirtió un responsable de la empresa. Pero la voluntad de Tere pesó más. El féretro no resultó dañado, pero quedó la marca del barniz.

Antes de morir, la mujer dejó claras dos voluntades: que la bandera con el logotipo del PCE cubriera su féretro y que estuviese acompañado por una corona de flores de sus compañeros de partido.

A pesar de su militancia, Tere permaneció durante toda la dictadura franquista en España. En 1945, la detuvieron por auxiliar a compañeros del PCE fugados. Tras cumplir una pena de cuatro años de prisión, se refugió en su familia, a la que narró mil y una veces cómo fingía desmayos, para no tener que acudir a las misas de la cárcel, obligatoria en las prisiones en la década de 1940. “Y del mismo modo que los curas pasaban por delante de los pelotones de fusilamiento con un Cristo para que los condenados lo besasen, en la cárcel también se lo ponían. Pero ella y otras reclusas se rebelaron”, valora Camelia.

El último tropezón religioso lo encontraron en la esquela que salió publicada el mismo día de su muerte en el periódico El País. A pesar de no ser un diario conservador y de la insistencia de la familia, en la esquela apareció dibujada una nueva cruz. El medio derivó las responsabilidades en la empresa que realiza los textos fúnebres, pero dos días después publicó una nota de disculpa y una nueva esquela, al fin, sin crucifijo.

Público.es


Crónica clandestina de la resistencia francesa…

octubre 16, 2010

En ‘Calle de los maleficios’, Yonnet narra la “otra historia” de la ocupación de París…

Miembros de la resistencia, apoyados por un tanque francés mientras luchan contra las fuerzas alemanas. AP

Cuando Hitler entra en París en junio de 1940, ocho meses después de que lo anunciase, acepta a Philippe Pétain como nuevo jefe de Estado en el gobierno de Vichy, que no tardó en emitir 26 leyes y 24 decretos contra los judíos en nombre de un nacionalismo excluyente.

La política de Vichy era algo más que la expansión de la ideología alemana basada en la raza aria: para el gobierno de Pétain, lalimpieza incluía a los comunistas, a los que respaldaban la lucha del general De Gaulle y a los resistentes al régimen alemán. Cualquiera era susceptible de convertirse en sospechoso si algún vecino lo denunciaba debido a alguna antipatía.

Entre ellos estaba el periodista Jacques Yonnet, detenido por los alemanes en 1940. Pronto escapó y regresó a París para incorporarse a la actividad clandestina de la Résistance. De su experiencia con sus miembros, los no franceses para Vichy, nació Calle de los maleficios (Sajalín Editores), que ahora se publica por primera vez en España.

La otra crónica

La Rive Gauche de París fue refugio de gente de dudosa reputación durante los años de la Ocupación. Yonnet se convirtió en su cronista. Cronista del cura Trigou, excomulgado después de pasearse desnudo por un tren abarrotado de adolescentes, o del Gitano, que le hizo conocer los ritos de su “tribu”: “Teníamos una copa llena de vino. Con una cuchilla de afeitar, realizamos una ligera incisión en nuestra muñeca izquierda. Cayeron algunas gotas de sangre en el vino tinto, que nos bebimos de cuatro tragos, dos cada uno. A partir de entonces, el Gitano se llamaría Gabriel”, relató Yonnet.

“La ciudad, inviolada en su interior, está tensa, hosca y despectiva”

Las vivencias y los sueños de aquellos que no contaban para el futuro glorioso de la Francia amiga de Hitler, quedaron reflejados en el diario de Yonnet, publicado por primera vez en 1954. En él se aprecia la agonía de un cronista al ver cómo París perdía la “alegría de vivir” de la Belle Époque. “París permanece alerta. La ciudad, inviolada en su interior, está tensa, hosca y despectiva. Ha reforzado sus fronteras interiores, igual que se cierran los compartimentos estancos de un navío ante una amenaza. Ya no se ve la relación confiada y amistosa que existía hasta hace sólo unos meses entre los barrios”, escribía.

Un paseo por Londres

“Hay que pasearse por el majestuoso Londres en tiempos de guerra, una ciudad que vive con los dientes apretados y con los puños cerrados, para darse cuenta de que París es un poco puta”, comentó Yonnet en marzo de 1944, cuando realizó un viaje a la capital británica para ser testigo de los bombardeos. Su vida estuvo marcada por una vocación periodística irrefrenable, que le llevó a involucrarse al máximo en su labor de observador. Pero a él le interesaba la otra historia. La historia minúscula de un país que se había vendido.

Si escribiera lo que pienso en realidad me lincharían”

Cuando los alemanes (a los que llamaba “personas-que-no-saben-nada”) abandonan París en agosto de 1944, Yonnet se mostró escueto: “¡Uf! Los alemanes se han ido sin demasiados daños. Es un milagro. Y aquí me tienen, periodista y oficial a la vez, destinado a la Seguridad Militar. Todas las noches, en el periódico, escribo grandes odas laudatorias; en concreto, me han encargado relatar en folletines épicos los episodios de la liberación de París. Si escribiera lo que pienso en realidad, me lincharían”. Después pasa a retratar las penurias que los nazis habían dejado en la ciudad. Durante la ocupación francesa, más de 10.500 personas fueron ejecutadas y 65.000 encarceladas.

Cambian los roles

En 1945, después de que Hitler se suicidara, Pétain fue condenado a cadena perpetua debido a su avanzada edad. Las tornas habían cambiado y ahora los marginados, los líderes de la resistencia clandestina, se convertían en héroes que abrieron el camino a los que más tarde se colgaron la medalla. Como Hemingway, que esperó a 1964 para decir: “París es una fiesta que nos sigue”. A esas alturas ya estaba todo hecho.

Los burdeles habían dejado de ser escondite de furtivos, los bistrots se pintaban con un toque burgués y los cafés se convertían en escaparate de intelectuales estetas. La ciudad volvía a ser capital de la alegría y los viejos combatientes se perdían en la memoria hedonista de sus descendientes.

Más de 10.500 personas fueron ejecutadas y 65.000 encarceladas

Jacques Yonnet también fue víctima del olvido popular, ejerciendo su labor periodística con discreción, como Robert DoisneauRaymond Queneau. Este último calificó precisamente, en 1966, Calle de los maleficios como “el mejor libro jamás escrito sobre París”.

Público.es

 


Comisariado no tiene aún concretados los ‘lugares de memoria’, entre los que estaría incluido Alfacar…

octubre 16, 2010

La Junta trabaja previamente en la orden legislativa para la elaboración del catálogo…

EUROPA PRESS. 16.10.2010

El Comisariado de la Memoria Histórica, dependiente de la Consejería de Gobernación y Justicia, no tiene aún concretados los escenarios que se incluirán en el catálogo de ‘lugares de memoria’ de la Guerra Civil, que prevé una protección especial de estos espacios ante agentes externos como por ejemplo la especulación urbanística.

El consejero Luis Pizarro ya avanzó el pasado mes de julio que el paraje de Alfacar (Granada), donde se cree enterrado el poeta Federico García Lorca, entre otras miles de víctimas de la guerra, estaría incluido en este catálogo. Sin embargo, los juristas que elaboran el decreto “desde el punto de vista legislativo” no se han pronunciado aún al respecto, según ha señalado a Europa Press el asesor del comisario de Memoria Histórica, Javier Giráldez.

“El asunto sigue su tramitación normal, pero aún no se sabe si Alfacar va a ser uno de esos lugares, porque sólo después de la valoración de los juristas tendrá que concretarse que se incluye o no en el catálogo”, ha indicado Giráldez, que asegura que la Junta de Andalucía no baraja más plazos que los “administrativos” para la conclusión del informe de los edificios, vestigios y parajes andaluces relacionados con la Guerra Civil.

Así, actualmente se están dando los “primeros pasos” en la elaboración del decreto, y el Comisariado “no está en disposición” de dar ya un número de los ‘lugares de memoria’. De todas formas, el comisario, Juan Gallo, ya anunció en julio en un homenaje a los fusilados en la tapia del cementerio de San José de Granada que el muro sería declarado ‘lugar de memoria’ en menos de un año, y consideró que hay otros escenarios “que todo el mundo tiene en mente” que también podrían serlo, como el barranco de Víznar o el del Carrizal en Órgiva, en la provincia de Granada, o el kilómetro 4 de la antigua carretera de Carmona, en Sevilla, donde fue asesinado el padre de la patria andaluza, Blas Infante.

Días más tarde, concretamente el 28 de julio, Pizarro aseguraba en Algeciras (Cádiz) que esa protección le sería también otorgada al paraje de Alfacar, aunque sin concretar si sólo se refería al parque o a todo el entorno, donde están documentados numerosos enterramientos comunes durante los meses de verano de 1936.

El consejero se refirió entonces a la alarma que generó en diversos colectivos de memoria histórica la construcción de un parque de recreo en el pinar situado enfrente del monolito que recuerda las víctimas de la Guerra en Alfacar, donde el investigador Agustín Penón situó la fosa del poeta Federico García Lorca, uno de los miles de fusilados en aquel entorno.

Pizarro quiso mandar “un mensaje de tranquilidad” a estos sectores y anunció que en el decreto en el que lleva trabajando “mucho tiempo” el Ejecutivo autonómico estarán contemplados tres espacios de la provincia de Granada “que siempre han estado en la memoria de las instituciones que trabajamos en ese sentido”, como son El Carrizal, Alfacar y el muro del cementerio. “Estamos trabajando en esos tramos y el decreto va en la línea de preservar estos espacios”, señaló.

20 minutos vía google noticias

Alfacar


Las olvidadas del franquismo…

octubre 16, 2010

Las asociaciones reprueban el silencio de los populares sobre las ‘pelonas’.

E. C. – Sevilla – 15/10/2010

A la investigadora Pura Sánchez le hace gracia ser “la inspiradora”. Según cuenta, así la llaman últimamente en los círculos del PP a la autora del libro Individuas de dudosa moral. Ese ensayo por el que la Junta andaluza ha aprobado una indemnización única de 1.800 euros a las mujeres vejadas en la guerra civil y la dictadura. A Sánchez le da la risa que a Juan Gallo, comisario de la Memoria Histórica, se le denomine “el instigador” del decreto con el que se censura la violencia que sufrieron las pelonas. Para Sánchez, “son las grandes olvidadas” de la historia española.

Muchas han muerto y de las que siguen vivas, la mayoría sufrido su drama en silencio. Así que se mosquea: “Es un reconocimiento de justicia”. Por todas aquellas que fueron rapadas, obligadas a tomar aceite de ricino, a cantar el Cara al Sol, a pasearse por su pueblo e incluso fueron violadas, el comisario, la investigadora y los presidentes de tres asociaciones se plantaron ayer en el Parlamento andaluz. Quisieron estar presentes en la aprobación de una proposición no de ley que PSOE e IU (el PP no votó) hicieron a las represaliadas de la guerra. La falta de apoyo del Partido Popular sentó muy mal entre las asociaciones, que al unísono criticaron el carácter “electoralista” del silencio de los populares.

Gallo consideró ayer que al principal partido de la oposición “le importan poco las mujeres” y Pura Sánchez fue más allá: “Esa actitud contra mujeres que han sufrido tanto es de miserables”. Y es que el PP no cree necesarias las subvenciones a las mujeres represaliadas por “no hurgar en la herida” y por la crisis económica. El enfado de las asociaciones ayer se acrecentó, especialmente cuando el portavoz popular, Carlos Rojas, habló de “preguerra” para referirse a la Segunda República. “Utilizó un tono conciliador aparentemente, pero esa denominación indica la concepción de la memoria y del franquismo que tienen”, reprobó la investigadora, tras la discusión de la proposición no de ley en la Cámara.

En Andalucía ha habido mutismo popular, pero la secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, llegó a decir que “el PSOE distingue a las mujeres según su ideología” y el consejero de Presidencia de Madrid, Francisco Granados, calificó la medida “de vómito”. Unas afirmaciones que llevaron ayer a la presidenta de Recuperación de la Memoria de Granada, Maribel Brenes, a mostrarse categórica: “Es un comportamiento electoralista. Se olvidan de que es una ayuda simbólica. Están intentando que estas historias caigan en el olvido”. Y la del Foro por la Memoria de Córdoba, María del Mar Téllez, tampoco se quedó atrás: “El PP está aprovechando la coyuntura para hablar por hablar. Esta ayuda es una cuestión de derechos humanos”. Y es que, según Téllez, hay una cosa importante que el grupo popular no comprende: “Aquella forma de escarnio público estaba muy bien diseñada para la mujer, querían someterlas al miedo”.

El País.com vía google noticias

Mujeres represaliadas por el franquismo. Conocidas como "Las pelonas".Fotografía: elcorreoweb.es

 


“Hay riesgo de que la gente empiece a abrir fosas por su cuenta”…

octubre 16, 2010

Juristas y forenses alertan sobre la posibilidad de que personas no cualificadas se lancen a realizar exhumaciones cuando se publique el mapa de fosas…

NATALIA JUNQUERA – Madrid – 14/10/2010

Juristas, historiadores, forenses y familiares de víctimas de la represión franquista hicieron balance el jueves en la Universidad Carlos III de Madrid de los 10 años que han pasado desde que Emilio Silva exhumó los restos de su abuelo, fusilado en 1936, y arrancó el llamado movimiento por la recuperación de la memoria histórica. Todos reclamaron la presencia de jueces en las exhumaciones y una mayor implicación del Estado.

El médico forense Francisco Etxeberria, que ha abierto más un centenar de fosas del franquismo en la última década, lanzó una alarma: “El Gobierno está a punto de publicar el mapa de fosas y hay un riesgo de que gente no cualificada intente abrirlas porque todavía no se ha terminado el protocolo de exhumaciones”.

Etxeberria se sumó a la petición de que los jueces acudan a las fosas, “porque las identificaciones que hacemos carecen de validez judicial y administrativa. Si a Garzón le hubiesen dejado continuar, lo primero que iba a hacer era solucionar esto”.

Luis Ríos, profesor de Antropología física de la Universidad Autónoma de Madrid, comentó que en su laboratorio habían llegado a tener 370 restos de personas exhumadas. “¡Y somos solo tres en el departamento!”, explicaba. “Debería haber una autoridad judicial detrás. El Ministerio de Justicia tiene a profesionales muy cualificados con bases de datos profesionales para analizar todo esto”.

José Ignacio Casado, coordinador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica en Burgos aseguró que ante el hallazgo de restos humanos con signos de muerte violenta al primero que avisan es al juez, “pero luego nunca se presentan”. “¿Y si no intervienen, qué hacemos? Yo soy partidario de seguir adelante porque, si nosotros no hacemos lo que nosotros hemos hecho, nadie lo va a hacer”.

Guillermo Fouce, profesor de la Universidad Carlos III y coordinador de Psicólogos sin Fronteras en Madrid, opinó que “una de las debilidades” del movimiento para la recuperación de la memoria histórica “es que ha hecho menos política de la que debería haber hecho. Porque política es reclamar ante la dejación de funciones del Estado, salir a la calle para protestar por el enjuiciamiento de Garzón…”

Santiago Macías, vicepresidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, aseguró que la situación había cambiado mucho desde que Emilio Silva empezó a excavar. “En el Bierzo, donde se hizo la primera exhumación, ahora todo son facilidades. Hay alcaldes del PP que nos ayudan y eso era impensable hace 10 años”.

Amnistía Internacional denuncia “el retroceso de España en la lucha contra la impunidad”

El País.com vía google noticias

La periodista Natalia Junquera en su intervención en las jornadas celebradas en la Universidad Carlos III. Fotografía La Memoria Viv@


ACTOS MEMORIALISTAS: “SIN JUSTICIA NO HAY MEMORIA”:

octubre 16, 2010

I JORNADAS ITINERANTES

“SIN JUSTICIA NO HAY MEMORIA”:

VIDEOFORUM CONTRA LA IMPUNIDAD DEL FRANQUISMO.

LUGAR: Excma. Diputación Provincial de Málaga, C/ Pacifico nº 54 Málaga.

PROGRAMACIÓN:

29 de Octubre

18.30H Presentación de las exposiciones de la 2º Republica:

– Esperanza de un pueblo

– Presentación fotográfica de la Exhumación de  Villanueva del Rosario

– Proyección del documental “Once Voces una Historia”. Que trata sobre la exhumación  de 11 republicanos, cuya memoria y restos se rescataron de una fosa común situada en una cuneta, en la localidad de Villanueva del Rosario (Málaga) realizada por el Foro por la Memoria de Andalucía y la Federación Estatal de foros por la memoria en septiembre de 2007.

30 de Octubre

11:00H Se comienza con la presentación del Videoforum,(Foro por la memoria de Andalucia)

– Intervención del compañero Arturo Peinado,(Federación Estatal de Foros por la memoria)

– Proyección de videos para la reflexión.

– Descanso para ir a comer.

17:00H Proyección del documental “Septiembre del 75”

Debate

Cierre y Conclusión

Organiza Foro por la memoria de Málaga,

www.memoriahistoricamalaga.org

tlfno:665917583