Se trata de la memoria de la gente que sufrió…

El presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica(ARMH), Emilio Silva, considera “lamentable” que el fiscal jefe de la Audiencia Nacional,Javier Zaragoza, se comporte “como un político” al proponer al Ministerio de Justiciala creación de una oficina administrativa para investigar el caso de los niños perdidos del franquismo, en lugar de instruirlo como corresponde a su cargo.
En declaraciones a Servimedia, Silva puso de relieve que un fiscal tiene que “apoyar a las víctimas judicialmente”, por lo que urgió a la Audiencia a “investigar estos crímenes”. Proponer la creación de una oficina administrativa es, puntualizó, función de un ministro o un técnico de un Ministerio. Un fiscal lo que tiene que hacer es decir si la Audiencia Nacional es competente o no, precisó, y en los casos de secuestro sin duda lo es.
El presidente de la ARMH recalcó que estos crímenes “no han prescrito”, porque “los secuestrados siguen secuestrados a día de hoy” y hay “miles” de personas que siguen sin conocer a sus madres y cientos de madres denunciando que sus bebés fueron robados por el franquismo, con la falsa excusa de su muerte, y entregados a familias afines al régimen. “Es alucinante que los delitos permanentes en España son delitos prescritos si los cometió la dictadura franquista”, enfatizó.
Según Silva, desde que las asociaciones de memoria histórica denunciaron los primeros casos de estos robos de bebés, Zaragoza “no ha dejado de hacer labores políticas” para quitarse “de encima” el caso “aludiendo a dificultades técnico-legales” y rehuyendo así las complicaciones y el mandato constitucional que le encomienda la tutela judicial de las víctimas de delitos. “Que con un delito tan grave como un robo de un bebé se le mande a alguien a una oficina administrativa”, se horrorizó, “es para que este hombre deje la justicia”.
El portavoz de ARMH sugirió que parte de la supuesta inhibición del fiscal jefe de la Audiencia Nacional puede deberse a que “esto afecta a familias muy poderosas”, que gracias a su influencia consiguieron bebés de presas, madres solteras marginadas y en los años 70 incluso prostitutas, en lo que considera que fue un lucrativo negocio para el régimen.
“Basta ya de proteger al franquismo. Los familiares de las víctimas del franquismo no tienen derecho a la justicia”, lamentó, para terminar sentenciando: “Vivimos en un país que es impermeable al Derecho Internacional”.

Lainformacion.com vía google noticias

4 enlaces más sobre este asunto:

  • La Fiscalía de la Audiencia Nacional pide que se investiguen los robos de niños

    07/12/2010 Leer articulo completo en www.abc.es

    El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, ha solicitado formalmente al Ministerio de Justicia la creación de una oficina encargada de coordinar las denuncias por el robo de niños desde el franquismo hasta principios de los años 80, así como la adopción de normas reglamentarias…

  • La Fiscalía pide a Justicia que investigue la desaparición de niños del franquismo

    07/12/2010 Leer articulo completo en www.eleconomista.es

    La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido formalmente al Ministerio de Justicia la creación de una oficina de atención para los afectados de la causa de los llamados “niños perdidos del franquismo” así como que investigue por la vía administrativa los casos acreditados.

  • La Fiscalía pide a Justicia que investigue la desaparición de niños del franquismo

    07/12/2010 Leer articulo completo en www.elecodiario.es

    La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido formalmente al Ministerio de Justicia la creación de una oficina de atención para los afectados de la causa de los llamados “niños perdidos del franquismo” así como que investigue por la vía administrativa los casos acreditados.

  • La Audiencia pide que se investigue la desaparición de niños en el franquismo

    08/12/2010 Leer articulo completo en www.eldiariomontanes.es

    La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido formalmente al Ministerio de Justicia la creación de una oficina de atención para los afectados de la causa de los llamados «niños perdidos del franquismo» así como que investigue por la vía administrativa los casos acreditados.

    El robo de niños del franquismo fue peor que el de Argentina, según Garzón…

    • El juez dedica buena parte de su último auto a denunciar el “sistemático” robo de niños
    • El magistrado cree que el Estado dio amparo legal a una reeducación forzosa de rojos
    • Es uno de los capítulos más oscuros de la dictadura, que denunció el Consejo de Europa
    • Los historiadores comparan los hechos con el nazismo y las dictaduras latinoamericanas
    • El magistrado pide investigarlo tras dejar su causa por las desapariciones del franquismo

    Baltasar Garzón

    El juez Baltasar Garzón.REUTERS/ Juan Medina

    El catedrático de Historia Julián Casanova explica en Radio Nacional sus investigaciones sobre el robo de niños en el franquismo, cuestión que pide ahora investigar Garzón tras inhibirse en el sumario que llevaba por las denuncias de asociaciones de víctimas (18/11/08).

    A los niños robados se les cambiaba el apellido para darlos en adopción a familias franquistas (La Mañana en Vivo)

    MARIO VALLEJO MADRID 19.11.2008En el escrito en el que Garzón justifica el abandono de su instrucción sobre el franquismo, Garzón ha aprovechado para sacar a la luz uno de los capítulos más oscuros de la dictadura: el robo de los niños de las presas rojas. Como lo que pasó después en Argentina, pero peor, señalan los expertos y el propio juez en su auto [Consúltalo en formato pdf]. 

    Garzón dice que en los prolegómenos de su fallida instrucción ha encontrado documentos que permiten arrojar luz ahora sobre unos episodios “que durante 60 años no han sido objeto de la más mínima investigación” y que ocurrieron “a pesar de que a los ciudadanos les pueda parecer inversosímil“.

    El juez concluye que las autoridades franquistas podrían haber desarrollado un plan “sistemático, preconcebido y con verdadera voluntad criminal” para el “robo” de menores hijos de madres republicanas muertas, presas, ejecutadas, exiliadas o simplemente desaparecidas entre 1937 y 1950, a los que luego se les cambiaba el apellido “para permitir su adopción por familias adictas al régimen”.

    Los hechos ocurrían sobre todo en la España rural, según los investigadores que cita el juez, Ricard Vinyes, Montse Armengoa y Ricardo Belis, autores de “Los niños perdidos perdidos del franquismo” (Plaza & Janés, 2002). Los pequeños eran separados de sus madres “al amparo delPatronato de Nuestra Señora de la Merced“, que en el año 1943 tutelaba a más de 12.000 niños, ha explicado a Radio Nacional otro historiador que ha estudiado el caso, Julián Casanova.

    “La mayoría de las niñas eran internadas en un convento porquen quería purificarlas del contacto con sus madres rojas“, según el catedrático de la Universidad de Zaragoza.

    Denuncia internacional

    “El régimen franquista invocaba la protección de menores (…) pero los niños tenían que expiar los pecados de su padre“. “Frecuentemente eran separados de los demás y sometidos a malos tratos físicos y psicológicos”, apuntó el Consejo de Europa en su declaración de condena del franquismo en el 2006 (texto en pdf, traducido por Izquierda Unida).

    Los historiadores establecen varias analogías con el nazismo, por cuanto esas instituciones se inspiraban en algunas de la Alemania hitleriana, donde también se formó el psiquiatra Antonio Vallejo-Nágera, quien justificó en España el plan de separar a los “hijos de los débiles marxistas”.

    Pero el propio Garzón, especialista en la represión de las dictaduras latinoamericanas, encuentra allí un referente más natural, y va más allá. En España, dice el magistrado, “el sistema fue desarrollado bajo la cobertura de una aparente legalidad, al contrario de lo que décadas después ocurriría en Argentina entre los años 1976 y 1983”.

    “Bajo todo un entramado de normas legales, pudo haber propiciado la pérdida de identidad de miles de niños en la década de los años 40, situación que, en gran medida, podría haberse prolongado hasta hoy”, señala en la página 21 del auto, donde luego dedica un tercio del mismo (págs. 50 a 75) a desarrollar su argumentación.

    El catedrático Casanova también matiza que en Argentina era “mucho más excepcional”, y pone algunos ejemplos “tremendos” de lo que ocurrió en España. Por ejemplo, en la cárcel de Torrero (Zaragoza) donde los carceleros arrancaban de los brazos a las “hijitas” de las presas, según el estremecedor relato del diario del capellán de la época, Gumersindo de Estella.

    O el de Amparo Barañón, la compañera del escritor Ramón J. Sender, proveniente de una familia católica, que al estallar la guerra se fue a Zamora pensando que estaría más segura. Al contrario, fue delatada por su cuñado, y antes de enfrentarse a su verdugo, un antiguo pretendiente, escribió a Sender: “No perdones a mis asesinos que me han robado a Andreína”, su pequeña de seis meses.

    http://www.rtve.es/

    VIDEO SOBRE LOS NIÑOS ROBADOS DEL FRANQUISMO:

     

One Response to Se trata de la memoria de la gente que sufrió…

  1. alv27 dice:

    Me quedo con los datos para un familiar, madre de uno de estos niños posiblemente robado entre los años 1966/68 en la Maternidad de Santa Cristina en Madrid, por las circunstancias que ya se han denunciado, la forma en que esto ocurría y la persona que está implicada en estas extrañas desapariciones o robos de niños recién nacidos, alegando cualquier motivo a las madres que daban a luz a un hijo sano y que ella a las pocas horas o después les contaba lo contrario con respecto a su fallecimiento…

    Esta mujer tiene ochenta años cumplidos pero está bastante bien y muy fuerte, valiéndose, es viuda. Y de cuatro hijos que tuvo, éste era el tercero “y el que más parecido tenía a otro anterior…”, que se suicido”. Es una persona muy sufrida y ha trabajado mucho, pero muy fuerte y gran carácter batallador; quiere luchar por saber la verdad a raíz de lo que yo, su cuñada, la he contado; teme que sus hijos se preocupen por ella y su salud (y así me lo han hecho saber uno de sus hijos ante mi insistencia por la necesidad de su madre). Pero ella sí está dispuesta a dejar por lo menos su obligación moral de haberse interesado por este hijo, si viviese. Los hijos temen que esto la afecte a estas alturas de sus años si se implica o se compromete a saber sobre el paradero de ese “hijo robado”, que en apariencia y a falta de no saber más de lo que se la contó por entonces después de dar a luz, como ella misma lo recuerda, “no está tan segura de la fecha y hace un cálculo por los años arriba dichos y añade: “Era un niño hermoso, robusto y de buen color que lloraba mucho, gordito, redondito y muy guapo y muy parecido al segundo de sus hijos”… Y lo mismo contaba el padre de este niño q. en paz d., sobre el recuerdo de este niño “que en extraña forma se les comunicó su óbito por una Sor María, una mujer más bien alta y fuerte que al preguntarla porqué se había muerto, le dijo a la madre, que era porque había venido al mundo rodeado de mucho líquido amniótico y que los niños así se morían casi siempre…” (!)

    Como madre, “nunca olvidó este nacimiento a lo largo de su vida y siempre ha creído que algo pasó presintiendo que sigue vivo en cualquier sitio de España o el extranjero”.

    Ellos, los padres son españoles. El padre madrileño ya fallecido; ella, de un pueblo de Ciudad Real. Se aguantaron el dolor de la pérdida…”porque se lo aseveraba una monja o religiosa de la misma Maternidad,”… “Y su esposo fue el encargado de todo el trámite pero no recuerda saber por entonces nada más y lo que hizo su esposo, si reclamó el cadáver del recién nacido al tener una póliza de enterramientos o se hizo cargo la Maternidad del trámite… que era lo que normalmente pasaba y se evitaban complicaciones burocráticas”… “Que nunca más se atrevió a averiguar nada porque para ella era importante saber que no había fallecido y daba por hecho lo que esa monja, Sor María le refirió…, entonces no había más que hacer,” “en el “Libro de Familia” que aún tiene consigo, no dice nada sobre ese nacimiento o fallecimiento del niño. >>

    Quiere saber qué trámites ha de llevar a cabo en estos casos y si es posible dejar algunos datos esclarecedores aunque sean escasos como: el comprobante de ingreso a la Maternidad que aún no ha reclamado o solicitado esa búsqueda, números y nombre del DNI de ella y su fallecido esposo, fotos del hijo en diferentes edades que más puede parecerse al presunto robado… Y cree conveniente que si éste está vivo y sabe o se interesa por sus padres biológicos, pues puede hallar unos datos y evidencias de que sí se preocuparon por él.

    Atte.
    Alv.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: