AMHYJA MUESTRA SU INDIGNACIóN POR LA MARGINACIóN DE LAS ASOCIACIONES EN LA PRESENTACIóN DEL MAPA DE FOSAS.

diciembre 29, 2010

Asociaciones memorialistas muestran «su indignación» por no ser invitadas a la presentación del Mapa de Fosas
comunes.

Afirman que se tenía que haber planificado conjuntamente con aquellas organizaciones que han participado en su elaboración

SEVILLA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) –

La Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia ha manifestado «su indignación y malestar» por la presentación del Mapa de Fosas Comunes en Andalucía, realizada este martes por el viceconsejero de Gobernación y Justicia, José Antonio Gómez Periñán y el comisario de la Memoria Histórica, Juan Gallo, ya que, apuntan, «los datos se han presentado a los medios de comunicación sin que las Asociaciones hayan sido informadas de ello, ni invitadas a tal presentación».

Por ello, a través de un comunicado, las Asociaciones memoralistas quieren hacer llegar a la opinión pública «su malestar e indignación por tal hecho» y solicitan «formalmente» a la Junta de Andalucía que «aclare a la sociedad y a ellas mismas el motivo de tanta precipitación en un presentación que se tenía que haber planificado conjuntamente con aquellas organizaciones que han participado en su elaboración».

En este sentido, han querido dejar claro que los resultados de este Mapa de Fosas «son el fruto del trabajo que subvencionado por la Junta y avalado por la Universidad, ha sido realizado por diferentes Asociaciones de Memoria Histórica de la comunidad andaluza», que, han añadido, «desde hace tiempo están esperando que de manera oficial se les comunicara los resultados de este trabajo, entregado a la Junta de Andalucía hace ya más de dos año».

Además, han apuntado que este trabajo no es propiedad de la Junta de Andalucía, ni de la Universidad, ni siquiera de las Asociaciones que «con gran esfuerzo lo hemos realizado», sino que pertenece a la sociedad civil y «forma parte de la deuda moral e histórica que este país les ha negado hasta ahora a las víctimas del golpe de estado fascista del año 1936 y a sus familiares».

«Las Asociaciones hemos realizado el trabajo de campo y nos hemos recorrido todos los municipios de Andalucía, para que entre familiares y víctimas, a través de la documentación oral, preferentemente, componer el puzzle del Mapa de Fosas de Andalucía, que ha estado olvidado más de 70 años. Es un trabajo de muchos que no deben capitalizar algunos», enfatizan.

Asimismo, y de cara a 2011, las asociaciones de Memoria Histórica esperan que el nuevo año «traiga la Verdad, la Justicia y la Reparación que las víctimas de la represión fascista se merecen y que la Administración Pública y los partidos políticos estén a la altura de ello», concluyen.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

NOTA DE PRENSA DE LA ASOCIACIÓN MEMORIA HISTORICA Y JUSTICIA ANTE LA PRESENTACIÓN DEL MAPA DE FOSAS

Con respecto a la presentación del Mapa de Fosas Comunes en Andalucía realizada por el viceconsejero de Gobernación y Justicia, José Antonio Gómez Periñán y Juan Gallo González, Comisario de la Memoria Histórica, la Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia manifiesta lo siguiente:

– Que los resultados de este Mapa de Fosas son el fruto del trabajo que subvencionado por la Junta y avalado por la Universidad, ha sido realizado por diferentes Asociaciones de Memoria Histórica de nuestra comunidad andaluza.

– Que hace tiempo que las asociaciones estamos esperando que de manera oficial se nos comunicara los resultados de este trabajo, entregado a la Junta de Andalucía hacer ya más de dos año.

– Que este trabajo no es propiedad de la Junta de Andalucía, ni de la Universidad, ni siquiera de las Asociaciones que con gran esfuerzo lo hemos realizado. Que pertenece a la sociedad civil y que forma parte de la deuda moral e histórica que este país les ha negado hasta ahora a las víctimas del golpe de estado fascista del año 1936 y a sus familiares.

– Que con gran sorpresa para las Asociaciones memorialistas, los datos de este ingente trabajo se han presentado a los medios de comunicación sin que las Asociaciones hayamos sido informadas de ello , ni invitadas a tal presentación, que sin duda obedece a intereses desconocidos por nosotros.

– Que a través de este comunicado hacemos llegar a la opinión pública nuestra malestar e indignación por tal hecho y que solicitaremos formalmente a la Junta de Andalucía que aclare a la sociedad y a las Asociaciones memorialistas el motivo de tanta precipitación en un presentación que se tenía que haber planificado conjuntamente con aquellas organizaciones que hemos participado en su elaboración.

-Las Asociaciones hemos realizado el trabajo de campo y nos hemos recorrido todos los municipios de Andalucía, para que entre familiares y víctimas, a través de la documentación oral, preferentemente, componer el puzle del Mapa de Fosas de Andalucía, que ha estado olvidado más de 70 años. Es un trabajo de muchos que no deben capitalizar algunos.

Los hombres y mujeres que formamos las asociaciones de Memoria Histórica esperamos que el año que entra 2011, nos traiga la Verdad, la Justicia y la Reparación que las víctimas de la represión fascista se merecen y que la Administración Pública y los partidos políticos estén a la altura de ello.

Asociación Andaluza Memoria Histórica y Justicia.

Noticia proviene de : http://www.todoslosnombres.org/


Artículos combinados: «El terror franquista en Andalucía…»

diciembre 29, 2010

Andalucía desvela pueblo a pueblo el terror franquista

La Junta publica un mapa con 614 fosas comunes en 359 municipios

F. ARTACHO / F. GRIMALDI SEVILLA 29/12/2010

NOTICIAS RELACIONADAS

El goteo de puntos negros mancha el mapa más al oeste que al este, más al sur que al norte, en un dibujo que ilustra la ferocidad del avance inicial de las fuerzas golpistas. Todos los puntos son redondos y de igual tamaño. Pero unos esconden más muerte que otros. En Órgiva (Granada) hay 11 puntos. Se desconoce el número de muertos que hay tras la mayoría de ellos. Sí se cree que tras uno hay 196 víctimas. Tras otro, más de 5.000. Órgiva tiene hoy 5.800 habitantes. Quizás sume casi tantos muertos en sus fosas como vivos en sus casas. Para comprobarlo, habría que excavar.

La Consejería de Justicia de Andalucía presentó ayer su mapa de fosas comunes de la Guerra Civil y la represión franquista. Le salen 614 más que en ninguna otra comunidad en 359 de los 711 municipios andaluces. La mayoría son enterramientos de los primeros meses de la guerra. Pero hay posteriores. El último, en Sierro (Almería), es de 1947.

El dato oficial de víctimas asciende a 47.349, pero se queda corto

La Junta pone sobre la mesa como dato oficial 47.349 víctimas de la represión franquista [ver infografía], de las que se conocen los nombres y apellidos de aproximadamente la mitad. «Seguramente sean más», opina Arcángel Bedmar, historiador especializado en el caso cordobés. En las dos fosas de la capital cordobesa la Junta sitúa 1.473 y 811 cuerpos. Bedmar advierte que estos datos, sacados de los libros de cementerio, son aproximaciones «por debajo de la realidad». «Así se comportan las dictaduras, borrando huellas», concluye. Se calcula que en España hay unas 2.000 fosas. En Violencia roja y azul, el historiador Francisco Espinosa cifra en 130.199 los represaliados por el franquismo en España.

Los datos del mapa andaluz salen de archivos civiles y judiciales, ayuntamientos, cementerios, testimonios… Han sido recopilados por las asociaciones de memoria, que han cargado con el grueso del trabajo. El resultado es aproximativo. Hay fosas que no están en la lista porque hay pueblos donde la represión no se ha estudiado. Tampoco es seguro que cada uno de los puntos identificados sean fosas. «Para saberlo con total certeza, hay que abrir», explica Cecilio Gordillo, coordinador de Todos los Nombres. Pero el trabajo sí es una aproximación fidedigna y un buen punto de partida.

Hay localizadas incluso fosas, como la de El Rubio (Sevilla), que figuran en el mapa aunque los cuerpos ya han sido trasladados a otro lugar. Otras, también en el mapa, podrían estar vacías si fueron excavadas para llevar los restos al Valle de los Caídos.

«Para tener certezas, hay que excavar», recuerda Cecilio Gordillo

El mapa de la Junta, en un formato digital interactivo que pronto se publicará en la web de Justicia, permite al usuario consultar las fosas pueblo a pueblo. Con un link en un punto rojos todos ellos en el mapa de la Junta se despliega un menú con fotografías del lugar e información sobre el episodio represivo, la fecha y el número de víctimas. El trabajo supone un avance en cantidad, profundidad y accesibilidad de la información sobre víctimas del franquismo en España. Andalucía se suma a Catalunya, País Vasco y Asturias, las tres pioneras.

«Terroristas de Franco»

Un punto corresponde, por ejemplo, al mayor enterramiento ya excavado en España, el del cementerio de San Rafael, en Málaga, con más de 4.000 cuerpos y casi 3.000 a la espera de identificación. Otro, al de la fosa del cementerio de Huelva, donde se cree que hay 5.000.

«Hay pueblos en los que los terroristas de Franco mataron en un día tantas personas como los terroristas de ETA en toda su historia», afirma Juan Gallo, comisario andaluz de Memoria Histórica. Ahí está mayor fosa de Nerva (Huelva), donde se cree que hay 1.500 cuerpos. O la de Los Pozos, en Alfacar (Granada), donde podría haber 900, no lejos de donde hace un año se buscó a Lorca.

Memoria pública. Público.es

Localizadas en Andalucía 614 fosas con 47.399 asesinados en la Guerra

La mitad de las víctimas enterradas en 359 pueblos están identificadas

RAÚL LIMÓN – Sevilla – 29/12/2010

Cientos de días de documentación e investigación de los horrores de la Guerra Civil a partir, en el 90% de los casos, de testimonios de supervivientes, familiares o investigadores locales han dado resultado: la localización de 614 fosas en 359 pueblos donde fueron asesinados y enterrados 47.399 andaluces.

La mayoría de paredones (350) se encuentran en Sevilla, Huelva y Cádiz, donde primero ganó el golpe militar fascista. Pero también hay del otro bando. Casi todas las fosas (80%) son de 1936, cuando la ley imperante era el «bando de guerra» y la ejecución se sucedía al denominado «paseo», que consistía en sacar a los vecinos de sus casas o escondites, llevarlos al cementerio (el 71% de los enterramientos han sido localizados en los camposantos o sus alrededores) y fusilarlos.

Estos son algunos de los datos del Mapa de fosas de las víctimas de la Guerra Civil y la posguerra en Andalucía, el trabajo finalizado por las asociaciones memorialistas y las universidades andaluzas a través del Comisariado para la Memoria Histórica de Andalucía. En este trabajo se detallan una a una las fosas localizadas, el contexto histórico en el que se crearon, imágenes y actuaciones realizadas.

El objetivo del trabajo es claro, evitar que el miedo, la represión o la autocensura dejen ocultos episodios clave para conocer un conflicto que, según el estudio que acompaña el mapa, «se convirtió en un deliberado y metódico exterminio del enemigo político (…) que se sirvió de la guerra como contexto y pretexto (…) y dejó un legado de miles de víctimas». En Andalucía, los represaliados por el franquismo suman 130.199.

El resultado ha sido un necesario mapa del horror en el que se detallan asesinatos, violaciones, escarnios, saqueos, esclavitud, exilio y muchas otras formas de represión. «La más cruel», explica el informe, «y la más directamente orientada a borrar la memoria del enemigo fue la del asesinato sin causa judicial y el enterramiento en fosas comunes».

Una de las conclusiones de este ejercicio de memoria es que la guerra dibujó su propio mapa y calendario de muerte. De esta forma, la instauración de los consejos de guerra y del Tribunal de Responsabilidades Políticas, a partir de 1937, supuso que el número de fosas se redujese de 565 a 49. La distribución geográfica también tiene las huellas de la evolución del enfrentamiento. Por eso las provincias occidentales concentran más enterramientos que las que quedaron al Este de la línea entre Peñarroya (Córdoba) y Motril (Granada), donde se estabilizó el frente de guerra.

La mayoría de estas ejecuciones, consideradas penalmente como «desapariciones forzosas», tuvieron lugar en lugares públicos, como los cementerios. Pero un 30% ocurrió junto a carreteras, caminos y vaguadas. Sobre 17 de ellas se edificó posteriormente.

El mapa es significativo porque el 40% de estas fosas han permanecido ignoradas hasta ahora.

El País (Andalucía)