Gáldar recupera a sus desaparecidos

Urnas con los restos de los 24 cadáveres encontrados en el pozo del Llano de las Brujas. i YAIZA SOCORRO

Seis de los 24 asesinados en el Llano de las Brujas serán enterrados el sábado en San Isidro

JESÚS MONTESDEOCA
GÁLDAR, GRAN CANARIA.

Los hermanos Antonio y Juan García Castillo, Prudencio Pérez Perdomo, Francisco Ossorio Medina, Manuel López Perdomo y Manuel Ríos Santana fueron sacados de sus domicilios en Gáldar a mediados de marzo de 1937 y nunca más se supo de ellos. Hasta el pasado mes de octubre, en que las pruebas de ADN desvelaron que sus restos estaban entre los 24 cuerpos encontrados en el Llano de las Brujas, torturados, asesinados a sangre fría y lanzados al fondo de un pozo.

El próximo sábado recibirán el reconocimiento de su localidad natal y descansarán por fin en el cementerio de San Isidro. Los familiares han invitado a todos los ciudadanos e instituciones. Desde Arucas serán trasladados al frontis de la iglesia de Santiago Apóstol, donde a mediodía se celebrará el homenaje.

Los seis estaban en la lista de víctimas de la represión franquista en el norte de Gran Canaria y figuraban en el grupo de los trece de Gáldar, pero causó cierta sorpresa que aparecieran en las excavaciones impulsadas por la Asociación de la Memoria Histórica de Arucas. Hasta ese momento se creía que todos los muertos encontrados en el Llano de Las Brujas eran de ese municipio. De hecho, los 24 cuerpos fueron depositados el 20 de marzo de 2010 en el mausoleo del cementerio de San Juan de Arucas, pues aún no se conocían las identidades.

Ocho meses después, las pruebas genéticas realizadas por el forense José Pestano revelaron que cuatro de los siete primeros identificados eran galdenses, los hermanos García Castillo, Prudencio Pérez y Francisco Ossorio. Los otros tres eran el concejal de Arucas Medina, el sindicalista Juan Mendoza y un desaparecido de Firgas del que no se reveló el nombre. Después se ha identificado a Manuel Ríos, que tenía 32 años al desaparecer, y a Manuel López, de 26 años.

OBSERVACIÓN: Fueron asesinados por elementos fascistas-falangistas, seguidores de los militares que con Franco se alzaron, ilegalmente, contra la Segunda República Española. Los asesinatos fueron llevados a cabo con la complicidad y el apoyo de la alta burguesía y la mayoría de la mediana burguesía canaria,  los militares de Franco y sus Generales, los partidos de la derecha –que rápidamente se pusieron la camisa falangista–, y también con la complicidad y el apoyo de la Iglesia Católica  y los empresarios de aquella época.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: