El policía nazi que arrestó a Ana Frank en Ámsterdam fue después espía para la República Federal de Alemania…

abril 11, 2011

Josep Karl Silberbauer, y otros 200 colaboradores de Hitler, encontraron trabajo sin problemas, en su país y en Austria, tras la II Guerra Mundial

Ana Frank, autora de 'Diario', en el que narraba su reclusión y la de su familia para escapar de los escuadrones de la muerte nazis en Ámsterdam.- AP

ISABEL FERRER | La Haya 11/04/2011

A pesar de su historial nazi, Josep Karl Silberbauer, miembro de las SS, los escuadrones de la muerte de Hitler, pudo trabajar para los servicios secretos de la República Federal de Alemania después de la II Guerra Mundial. No fue el único. Según una investigación efectuada por la revista alemana Focus, otros 200 autores de crímenes contra la humanidad en el Holocausto fueron espías en Alemania occidental durante la guerra fría. El caso de Silberbauer es singular porque su hoja de servicios incluye un dato trágico. Él mismo se encargó de arrestar en Ámsterdam a la familia de Ana Frank, la niña judía autora del famoso diario que lleva su nombre. Fue en 1944, y los Frank, que se ocultaron (junto con otros cuatro amigos) de la persecución nazi durante dos años, perecieron en Auschwitz y Bergen-Belsen. De los campos de concentración solo regresó con vida Otto, el padre.

 

Aunque la identidad de Silberbauer era conocida, los detalles de su vida posterior a la II Guerra Mundial estaban por aclarar. Se supo que trabajó como policía en su Austria natal sin levantar sospechas. Luego su pista se perdió y parecía que llevó una vida anodina. Sin embargo, la publicación alemana, que ha consultado archivos en Estados Unidos, recuerda que ya fue localizado en 1963 por Simon Wiesenthal, el judío superviviente del exterminio de Hitler especializado en perseguir nazis.

El archivo del Centro Wiensenthal señala que Silberbauer fue detenido, suspendido de sus funciones e investigado en 1964. Poco después, sería liberado sin cargos porque “no sabía nada del Holocausto”. La investigación de Focus añade, por el contrario, que una vez dentro de los servicios secretos de la entonces Alemania Occidental, “aprovechó sus buenos contactos con viejos camaradas de armas”, asegura Peter-Ferdinand Koch, autor del escrito.

“Los antiguos nazis trabajaron donde quisieron después de la guerra. Llegaron a ministros, diplomáticos, a canciller incluso. Que los servicios secretos nacionales no mediten sobre su propio pasado es lamentable”, ha dicho Thomas Heppener, director de la Casa de Ana Frank de Alemania.

En Holanda, el nombre de Silberbauer evoca a la vez el horror y la certeza de que el Diario de Ana Frank es verídico. No se ha podido saber quién delató a la familia Frank, escondida en una casa de los canales de Ámsterdam. Pero la entrada del policía nazi, con sus hombres, en pleno mes de agosto en el edificio, forma parte de la historia del país. Ellos simbolizan la brutal ocupación por parte de las tropas de Hitler. Y también la esperanza de un diario adolescente, rescatado del suelo por Miep Gies (la vecina que les ayudó), que describe con igual fuerza el dolor del cautiverio y la esperanza de la libertad.

El País.com


Ian Gibson: “El Holocausto español”

abril 11, 2011

10 abr 2011

Llega la primavera y, con ella, editado por Debate, el nuevo libro de Paul Preston, El Holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después. Se trata de un grueso tomo de 859 páginas, producto de diez años de trabajo, que, sin lugar a dudas, va a ser objeto de apasionada discusión a lo largo de los próximos meses y años. Empezando, claro, con el título, justificado, a juicio del gran historiador inglés, por el “afán exterminador” y la dimensión alucinante de la represión, premeditada y fría, ejercida por Franco y los suyos contra quienes no pensaban como ellos.
Preston no minimiza las cifras de la represión llevada a cabo en el otro lado, por más señas muy inferiores a las de la “nacional”, pero tiene claro que no es lo mismo una masacre promovida por quienes se levantan contra la legalidad vigente como la reacción popular consiguiente. “Resulta difícil concebir –escribe– que la violencia en la zona republicana hubiera existido siquiera de no haberse producido la sublevación militar, que logró acabar con todas las contenciones de una sociedad civilizada”.
El libro, de lectura muy amena pese a su ingente documentación, no podría llegar en un momento más oportuno, cuando el Partido Popular se empeña en culpar a quienes quieren exhumar a las víctimas de estar “reabriendo heridas”; parecen cada vez más evidentes las deficiencias de la Ley de la Memoria Histórica; y estamos en vísperas del juicio contra Garzón por haberse atrevido a aceptar investigar jurídicamente los crímenes del franquismo. Hay que leerlo.

Público.es


Paul Preston: “Las mentiras de Carrillo sobre Paracuellos son infantiles”

abril 11, 2011

Ha publicado ‘El Holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después’

EUROPA PRESS MADRID 11/04/2011 14:11 Actualizado: 11/04/2011 14:48

Paul Preston, antes de comenzar la presentación de su libro.

Paul Preston, antes de comenzar la presentación de su libro.DANI POZO

El nuevo libro de Paul Preston, El Holocausto español. Odio y exterminio en la Guerra Civil y después detalla las masacres cometidas por el ejercito franquista y las matanzas del bando republicano durante la Guerra Civil, como la cometida en Paracuellos del Járama y la directa implicación de Santiago Carrillo.

“Sus mentiras son tan infantiles, es una ridiculez decir que no sabía nada de los hechos”, alega Preston y explica que Santiago Carrillo era el responsable de Orden Público y nombró a como director de Seguridad a Segundo Serrano Poncela, quien “organizó a diario las sacas”. “Es inconcebible que Carrillo no lo supiera y encuentro absurdo que durante todos estos años haya estado mintiendo”, alega Preston, y asegura que tras leer todas las entrevistas que ha concedido Santiago Carrillo, ha encontrado “deslices” en donde cuenta “toda la verdad”.

“Es la mayor atrocidad cometida en territorio republicano”

Para Paul Preston, las ejecuciones de Paracuellos constituyen “la mayor atrocidad cometida en territorio republicano durante la Guerra Civil española” y denuncia las miles de vidas que se cobraron ambos bandos y de ahí que el título de su libro sea El Holocausto español porque “describe el sufrimiento de cientos de miles de inocentes”.

No obstante, en su libro, Paul Preston precisa que la represión organizada, por uno y otro bando, fue muy diferente tanto de manera “cualitativa” como de forma “cuantitativa”. Así cifra en 20.000 los muertos republicanos a finales de marzo de 1939 y alude a las cifra de 130.000 nombres de víctimas obtenidas por los “investigadores locales”.

En total, Paul Preston asegura que hubo cerca de 50.000 muertos en la zona republicana, un cifra que es “bastante exacta”, matiza, e indica que las grandes autoridades republicanas hacían un esfuerzo por identificar a las víctimas.

Preston espera que sus páginas sean un “grano de arena” para la reconciliación

En esta misma línea, señala que la represión orquestada por los militares insurrectos fue una operación “minuciosamente” planificada con mucha “disciplina” y recuerda las palabras del general Emilio Mola que llamaba a “eliminar sin escrúpulos ni vacilación a todos los que no sean como nosotros”. Según Preston, la represión en la zona republicana fue mucho más “impulsiva” y se “intensificó a medida que los refugiados traían noticias de las atrocidades del Ejército y los bombardeos rebeldes”.

No obstante, Preston aclara que con este libro, editado por Debate, no pretende subrayar la idea de que los españoles eran “especialmente violentos” y espera que sus páginas sean un “grano de arena” para la reconciliación y no se utilicen como “arma política”. “Cualquier sociedad necesita conocer su pasado”, subraya este historiador, quien defiende la identificación de los muertos y no está de acuerdo con quienes aseguran que identificar a las víctimas sea “remover las cenizas”.

En esta misma línea, critica que muchas investigaciones, de uno y otro lado, “son muy sesgadas” y están hechas en ocasiones para utilizarse como “arma política”.

Preston, Príncipe de Asturias de Historia Contemporánea española y director del Centro Cañada Blanch para el Estudio de la España Contemporánea de la London School of Economics ha redactado casi 900 páginas para analizar la represión de ambos bandos durante la guerra e inmediata posguerra.

Más de un millar de libros leídos y casi 20 años de trabajo han sido necesarios para publicar este volumen que se inicia con un capítulo dedicado a los años 30 y concluye con la represión que impuso Franco tras el fin de la guerra, con un ritmo de ejecuciones de “proporciones increíbles”.

Público.es


Víctimas del franquismo piden a Caamaño ayuda para buscar a los desaparecidos

abril 11, 2011

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) ha remitido una carta al ministro de Justicia, Francisco Caamaño, para pedirle que su Departamento se responsabilice de la búsqueda de los desaparecidos durante el franquismo.

En la misiva, el presidente de la ARMH, Emilio Silva, confía en que el Ministerio de Justicia ayude con recursos públicos a facilitar las identificaciones mediante pruebas de ADN y apoye a los equipos que trabajan en las exhumaciones.

Desde hace más de diez años, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica busca a los desaparecidos que se encuentran en fosas comunes como consecuencia de la represión franquista, recuerdan en el escrito remitido al ministro.

“Durante 35 años de democracia -señala la ARMH-, desde la muerte del dictador Francisco Franco, las familias de esos hombres y mujeres, que desaparecieron forzosamente, no han podido ejercer los derechos que tiene el deber de garantizarles un Estado democrático”.

Este colectivo lamenta la desprotección, el abandono y el maltrato que sufren las víctimas por parte del Estado español debido a la ausencia de medidas para paliar su sufrimiento.

A su juicio, “el Estado español vive ajeno al drama de miles de familias que buscan a sus seres queridos y esa forma degradante de tratarlas, como si fueran insignificantes, poco tiene que ver con los derechos que debe garantizar, para situaciones tan graves, una justicia democrática”.

Los familiares de los 113.000 hombres y mujeres que todavía se encuentran en fosas comunes consideran en la carta “una gravísima discriminación” que hace unas semanas el ministro de Justicia haya ofrecido a las familias de los bebés robados durante el franquismo el acceso a los recursos para la identificación mediante pruebas de ADN con los que cuenta su Ministerio.

Para la ARMH, la decisión no parece derivada de la limitación de recursos y el consiguiente establecimiento de prioridades, sino del impacto mediático del delito de tráfico de bebés.

Ahora, la asociación espera que el ministro de Justicia garantice la igualdad en el acceso a los recursos públicos dedicados a la justicia y le insta a aplicar el derecho para que los familiares de los desaparecidos puedan enterrar dignamente a sus seres queridos.

Como ejemplo le adjuntan la biografía de Jesús Pueyo Maisterra, un hombre natural de la localidad zaragozana de Uncastillo, que tiene siete familiares directos desaparecidos, entre ellos su padre.

Pueyo nació el 21 de agosto de 1921, vive en Hendaya y a pesar de haberse dirigido desde hace décadas a numerosas instituciones públicas del Estado español nunca ha recibido la ayuda a la que tiene derecho, resalta la ARMH.

ADN.es vía google noticias


La Armhex evocará este martes la figura de Juan Negrín…

abril 11, 2011

MÉRIDA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) –

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (Armhex) evocará este martes, día 12, la figura del jefe de Gobierno de la Segunda República entre 1937 y 1945, Juan Negrín.

Este acto cívico contará con las intervenciones del profesor titular de Historia contemporánea de la UEx Enrique Moradiellos y de Carmen Negrín, nieta de Juan Negrín y presidenta de Honor de la Fundación Juan Negrín.

El acto comenzará a las 20,00 horas en el salón noble de la Diputación de Badajoz y como colofón del mismo se estrenará el documental ‘Ciudadano Negrín’, dirigido por Sigfrid Monleón, Carlos Álvarez e Imanol Uribe y nominado a Mejor Película Documental en la XXV Edición de los Premios Goya, según ha informado la Armhex en nota de prensa.

Europapress vía google noticias


Cultura concede tres becas para el Centro Documental de la Memoria Histórica en Salamanca…

abril 11, 2011

Foto de la Noticia

Foto: EP

SALAMANCA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio de Cultura ha publicado hoy  en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una Orden por la que se conceden las becas ‘FormARTE’ de formación y especialización en actividades y materias de la competencia de las instituciones culturales dependientes del citado Departamento Ministerial y del Colegio de España en París, correspondientes al año 2011.

Con el fin de “formar especialistas en archivística” y dentro del subprograma ‘Becas de Archivística’, el Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH), con sede en Salamanca, acogerá tres becados entre el 1 de abril y el 31 de diciembre del año en curso.

Los becarios llevarán a cabo un programa de actividades teórico-prácticas y contarán con el asesoramiento, formación y seguimiento de un tutor o responsable perteneciente a la institución, según la Subdelegación del Gobierno de Salamanca.

Finalizado el período de vigencia de la beca, los beneficiarios que lo hayan cumplido íntegramente recibirán el correspondiente diploma. La dotación de cada una de las becas es de 980 euros brutos mensuales.

Europa Press vía google noticias


Un Rosal de Flores Chiquititas; Represión y Supervivencia en Los Barrios. De Beatriz Díaz Martínez…

abril 11, 2011

El 15 de abril a las 18.00 en el edificio de El  Pósito, en Los Barrios

Presentaremos el libro…

“Un Rosal de Flores Chiquititas; Represión y Supervivencia en Los Barrio”

Con los testimonios en profundidad de Miguel Villatoro, Juan Montedeoca, Pepa Acosta, Juan Lobato y Nicolás Zamora;aportaciones de Juana Gómez, Marina Ortega Bru, José Marín y Francisco Serrano;y prólogo de José Luis Gutiérrez Molina

Sobre el Edicifio de El Pósito (Lugares en la Memoria de la Represión)
Un Rosal de Flores Chiquititas; Represión y Supervivencia en Los Barrios (El Campo de Gibraltar, Cádiz). Verano de 1936. En los pueblos ocupados por tropas franquistas se inicia una dura represión hacia quienes buscaban el cambio social. Durante las décadas siguientes el hambre, las enfermedades, la represión y la lucha contra la guerrilla antifranquista provocaron un gran sufrimiento e incontables familias divididas y arruinadas. Cinco personas de Los Barrios participaron en el Taller Recuperando Nuestra Memoria, coordinado por la autora. Miguel Villatoro, Juan Montedeoca, Pepa Acosta, Juan Lobato y Nicolás Zamora son observadores privilegiados de la dura vida del pueblo llano, pues trabajaron como jornaleros, carboneros, corcheros, guardas de fincas, lecheros o contrabandistas.  Las conversaciones y lecturas en el calor del grupo permitieron ordenar recuerdos, saber de seres queridos, entender el dolor y expresar rabias. Fechas, lugares, hechos… ¿Por qué el hijo del republicano se vistió de falange? ¿Debemos mencionar a los responsables? Los debates surgidos en este Taller son una muestra de la realidad social que vivimos. Al silenciar la palabra impidieron asimilar esta etapa de nuestra historia; estos testimonios lo reflejan claramente. Prologado por el historiador José Luis Gutiérrez Molina, el libro incluye una introducción metodológica, más de cien fotografías, mapas a color, vocabulario local e índice onomástico exhaustivo.  344 páginas.

Nota de prensa: “V Aniversario del homenaje a las víctimas de la represión franquista en Madrid”…

abril 11, 2011

Junto a la tapia de los fusilamientos, el magistrado Martín Pallín, el decano de Geografía e Historia de la UCM y destacados oradores del mundo de la cultura y de la memoria, acompañarán a los familiares en el recuerdo de unas víctimas que no murieron por accidente, sino por defender y creer en un modelo de libertad.

 

El próximo sábado 16 de abril, con el 80 aniversario cumplido de la proclamación de la II República, familiares y amigos de las víctimas de la represión franquista se darán cita junto a la tapia que aún queda en pie del Cementerio del Este de Madrid (renombrado en la dictadura como La Almudena), para rendirles homenaje y recordarle a las instituciones públicas que aún tienen una deuda pendiente con quienes defendieron la legalidad republicana y fueron represaliados por ello.

El acto, que será presentado por el periodista y escritor Fernando Olmeda y Mariano Crespo, contará con la participación de los familiares de las víctimas y las intervenciones del decano de la Facultad de Geografía e Historia de la UCM, Luis Enrique Otero, de la historiadora Mirta Núñez Díaz-Balart y Santiago de Córdoba Ortega, del magistrado J.A. Martín Pallín y de Emilio Silva, presidente de la ARMH.

La lectura de versos, como los del poeta represaliado José Luis Gallego, que serán presentados y recitados por la investigadora francesa Aurore Ducellier, y los del berciano Juan Carlos Mestre, junto a las intervenciones musicales, que correrán a cargo de la joven cantautora sevillana Lucía Sócam y de Rodrigo García completarán el programa.

Aunque el homenaje tiene previsto comenzar al mediodía, desde primera hora tendrá lugar la tradicional ofrenda de claveles rojos, junto a las fotografías rescatadas y los listados de las más de 3.000 personas de las que existe constancia hasta la fecha que fueron fusiladas durante la represión franquista en Madrid.

Enviado para su difusión por Fausto Canales a través de correo electrónico