“El Estado no puede heredarse como si fuera un cortijo”

Carta-Guión sobre República, por Antonio Romero:

 

La Monarquía es ilegal, de acuerdo con el derecho internacional y los principios constitucionales




6
Jueves, 14 de abril

 

El 14 de abril se conmemora el 80 aniversario de la proclamación de la II República Española. Fueron unas elecciones municipales las que trajeron la II República. Ahora de cara al 22 de mayo es muy importante recordarlo. Los ayuntamientos son estados y tienen todo el derecho y toda la legitimidad para proponer y luchar por un modelo de estado. La II República fue la republica de los sueños.

Ahogada en sangre por el golpismo y la dictadura franquista que le siguió. La recuperación de la memoria histórica y la anulación de los juicios del franquismo son una tarea inexcusable moral, ética y política de todos los demócratas. No es de recibo que figuren condenas en vigor sobre Blas Infante, Miguel Hernández, Luis Companys y miles y miles de ciudadanos y ciudadanas enterrados en fosas comunes, en cunetas y olivares, a lo largo y ancho de España.

A los 80 años de la proclamación de la II República se abre en nuestro país un importante proceso de reivindicación de la cuestión republicana, el camino hacia la III República, Hace 80 años, la clase obrera, los sectores populares y las clases medias, las gentes de la cultura, de la ciencia y la universidad, los partidos políticos progresistas y de izquierda propiciaron con su victoria en las elecciones municipales un proceso constituyente democrático y participativo que trajo como resultado la II República. Hoy, igual que ayer, la presencia de las gentes republicanas en los ayuntamientos y Comunidades Autónomas, hará posible que el ideal republicano esté más cerca.

La exigencia de la República debe ir acompañada de la exigencia de apertura de un proceso constituyente en España. Esta reivindicación, profundamente democrática, no se hará realidad mientras no consigamos acumular fuerzas suficientes. Pero su difusión, su debate, puede ser un rico filón para la repolitización de la ciudadanía española. Razones democráticas y jurídicas para defender la III República para España:

La democracia no debe detenerse en las Cortes Generales, debe alcanzar la Jefatura del Estado. El Estado no puede heredarse como se hereda un cortijo. Además, el machismo de la sucesión es otro lastre añadido en una sociedad que defiende los derechos y la igualdad entre el hombre y la mujer en todos los planos.

En el mundo hay cerca de 200 estados con asiento en la ONU y sólo una reducida minoría son monarquías. El mejor homenaje a la II República en su 80 aniversario es luchar por la III. La monarquía española y los modelos monárquicos son ilegales a la luz del derecho constitucional y del derecho internacional. En la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en el artículo 1 dice: todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y dotados como están de razón y consciencia deben comportarse fraternalmente los unos con los otros. En el artículo 2, en su apartado primero dice así: toda persona tiene todos los derechos y libertades proclamados en esta declaración, sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole u origen nacional o social, posición económica, NACIMIENTO o cualquier otra condición. En la Constitución Española de 1978, en el artículo 14 insertado en el capítulo 2 de derechos y libertades, dice textualmente: los españoles son iguales ante la ley sin que pueda prevalecer discriminación alguna sin razón de NACIMIENTO, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social. En el artículo 23 de este mismo título dice así: 1) los ciudadanos tienen derecho a participar en los asuntos propios, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal. 2) así mismo tienen derecho a acceder, en condiciones de igualdad, a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señales las leyes.

Podríamos invocar la declaración de derechos del hombre y del ciudadano, el protocolo de derechos políticos de Nueva York y otros textos jurídicos internacionales. Pero queda claro que con la Declaración Universal de Derechos Humanos y la propia Constitución Española, la monarquía es ilegal. Incumple los artículos claves que garantizan la igualdad de la ciudadanía en derechos y en el acceso a los cargos públicos. NO SE PUEDE NACER CON LA JEFATURA DEL ESTADO BAJO EL BRAZO.

La monarquía española es opaca en la gestión de los recursos públicos que le asignan las Cortes Generales y el gobierno. La opacidad es tal que la monarquía española es el paraíso fiscal número 61 del mundo. Nadie sabe cómo administra o gestiona los 9 millones de euros. Tampoco están regulado los regalos que recibe el rey y la casa real de gobiernos extranjeros y de empresarios.

El blindaje para evitar y penalizar las críticas a la monarquía española y a la figura del rey se está agrietando por las decisiones de los tribunales europeos que han condenado ya a la justicia española por ese blindaje antidemocrático que trata de evitar las críticas a la corona.

En España hay muchas personas que se declaran republicanos de salón y juancarlistas de coyuntura. Es importantísimo que, intelectual y políticamente, se ejerza un republicanismo movilizador.

Todas las encuestas, las conocidas y las que no se han hecho públicas, reflejan una minoría que no supera el 20% de monárquicos convencidos, luego la defensa del modelo republicano aparece apoyada por la inmensa mayoría de la población, especialmente por la juventud. De cara a las elecciones del 22 de mayo se ha incorporado por primera vez en el programa marco municipal de IULVCA y de IU federal la lucha por la III República como tarea de los cargos públicos aquí y ahora, incorporando a la agenda política esta reivindicación. Hasta ahora figuraba la declaración a favor de la república en los textos asamblearios y en las resoluciones políticas generales así como en los estatutos. Ahora figuran en el contrato-programa a firmar ante los electores el próximo 22 de mayo.

El divorcio que existe entre la mayoría sociológica que se inclina por la república en España y el escaso acceso a los medios de comunicación, públicos y privados, tradicionales del debate republicano y del movimiento republicano en España pasará factura, dado que, hoy por hoy, el debate democráticos sobre la III República solo tiene el eco que le corresponde en internet.

El bipartidismo monárquico en España, apoyado en una ley electoral injusta que vulnera también la igualdad de los ciudadanos ante el voto hace que la reivindicación de la III República sea una reivindicación de higiene democrática y de lograr un modelo republicano con valores de austeridad y de reparto de la riqueza para hacer frente a la crisis tan gravísima que padecemos.

Los ciudadanos critican los privilegios de los cargos políticos y tienen razón en esas críticas. Sin duda, los privilegios de la casa real son espectaculares y también deben figurar en esta crítica.

La participación en el golpe de estado, que fracasó militarmente y triunfó políticamente. La entrada de España en la OTAN y el giro neoliberal han tenido y tienen el respaldo de un rey heredado que no ha elegido nadie.

Es muy importante que, a partir del 22 de mayo, se incorporen decenas de ayuntamientos a la red de municipios por la III República y de cargos públicos individuales. Hemos de destacar que los municipios que ya han acordado la moción en la que piden abrir un proceso constituyente por la III Republica, tras este acuerdo plenario, en estos municipios los grifos siguen echando agua, las escuelas siguen abriendo, las farmacias de guardia también, las panaderías siguen haciendo pan…es decir, no se ha hundido el mundo. El papel de los ayuntamientos será clave en este periodo como lo fue en la lucha por la autonomía plena de Andalucía, en el advenimiento de la II República, etc. Pero junto a los ayuntamientos republicanos hay que tejer una hegemonía en la sociedad civil a favor de la III República y sobre todo entre los jóvenes que se incorporarán cada vez con más intensidad a este cambio de modelo y de sistema.

ANTONIO ROMERO RUIZ

Ex parlamentario de IU

Coordinador de la red de municipios por la Tercera República

Presidente de Honor del PCA.

ANEXO

Incorporamos este texto, publicado recientemente en un diario de tirada nacional y reproducido en varios foros.

Me gusta la República

80 años después, tiene más sentido que nunca.

En pleno siglo XXI, ¿puede optar cualquier español a cualquier puesto de representación política? No, porque España es una monarquía y las monarquías son hereditarias. Hay que apellidarse Borbón para ser jefe del Estado. Por eso me gusta la República: porque es más igualitaria.

En pleno siglo XXI, ¿pueden los españoles evaluar periódicamente a quien encarna la primera magistratura de la nación y cambiarlo en caso necesario? No, porque España es una monarquía y el mandato del rey es vitalicio, salvo que decida abdicar. Por eso me gusta la República: porque es más democrática.

En pleno siglo XXI, ¿puede sostenerse la Jefatura del Estado en algo distinto de la voluntad popular? No, pero España es una monarquía y las monarquías suelen sustentarse en razones históricas o sentimentales. Por eso me gusta la República : porque es más racional.

En pleno siglo XXI, España, que pertenece a un continente donde ya sólo uno de cada cinco países son monárquicos, ¿debe ir contra el designio de los tiempos? No. Por eso me gusta la República.

La República vía google noticas


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: