Ana Ruiz y las dos Españas en Colliure…

Voz de memoria

Voz de memoria

Por Félix Población

13 may 2011

La compañía teatral La Pajarita de Papel ofrece en el Teatro La Puerta Estrecha un excelente espectáculo actoral que recrea, con la presencia integrada del público como visitante/partícipe de los escenarios en que discurre, las últimas horas de la madre de Antonio y Manuel Machado en el hotel de Colliure donde doña Ana Ruiz y el poeta de Campos de Castilla fallecieron en el exilio.

Muy pronto el espectador se sume en la atmósfera tenebrista de frío, soledad y tristeza que envuelve la habitación de la madre abatida entre los delirios y evocaciones del pasado. La voz adusta de la sirvienta francesa que nos conduce a presenciar los cinco cuadros de los que consta cada uno de los dos actos, aporta un frío distanciamiento al drama humano vivido por tan singulares huéspedes.

Hay momentos muy logrados en el montaje, como cuando irrumpen en la sala donde se encuentra doña Ana los soldados republicanos heridos y enfermos de rabia y derrota. El espectador puede llegar a sentir entonces un escalofrío, clave quizá para introducirlo en el conflicto que personalmente eché de menos al salir de La Puerta Estrecha.

No entiendo cómo habiendo escrito en el programa de mano que doña Ana Ruiz vivió en sus propias carnes y personificado en sus hijos el trágico desagarro de las dos Españas, el libreto de Eusebio Calonge deja sin señalación argumental esa circunstancia, que de seguro habría prestado mayor tensión dramática al personaje de la madre y al espectáculo en su conjunto.

Estos días azules, este sol de la infancia, las palabras que Antonio Machado dejó manuscritas en un papel encontrado en el bolsillo de su abrigo después de su muerte, resuenan a evocación del tiempo en que él y su hermano Manuel estaban fraternalmente unidos, mucho antes del conflicto armado que separó el destino de ambos. Debió de ser muy duro para don Antonio sentir esa sensación de añoranza, ya enfermo, junto a su anciana madre enferma, y cuando España se desangraba en una guerra fratricida que dejaría tras de sí a un país enfermo de muchos males de larga y difícil curación.

Opinión Público.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: