Homenaje a los represaliados por el franquismo en Pedrobernardo (Ávila): ecos en la prensa

junio 24, 2011

Delante del cementerio de Pedro Bernardo el 18 06 2011. Foto La Memoria Viva

Los diarios que siguen han recogido de nuestras quejas.

http://www.aviladigital.com/subseccion/subseccion2/homenaje-a-las-victimas-de-la-guerra-civil-ante-los-candados-de-un-cementerio-113813.aspx

http://www.publico.es/especiales/memoriapublica/382976/denunciado-un-alcalde-por-impedir-un-homenaje-a-fusilados-de-1936

http://www.latribunadetalavera.es/noticia.cfm/Local/20110622/denuncian/alcalde/pedro/bernardo/impedir/homenaje/republicanos/06396CD4-0BAB-A8A8-0D101B1C6E06E776

Intervención delante de las tapias del cementerio de Pedro Bernardo el 18 06 2011. Foto La Memoria Viva

En nuestro blog se puede leer todo lo relacionado con este tema pinchando los enlaces aquí abajo:

https://lamemoriaviva.wordpress.com/2011/06/19/en-el-cementerio-de-pedro-bernardo-el-18-06-2011-%c2%a1los-candados-del-alcalde/

https://lamemoriaviva.wordpress.com/2011/06/20/los-candados-de-la-verguenza/

https://lamemoriaviva.wordpress.com/2011/06/18/acto-memorialista-en-pedrobernardoavila-bloqueado-por-el-nuevo-alcalde-del-pp/

https://lamemoriaviva.wordpress.com/2011/06/12/homenaje-a-los-represaliados-por-el-franquismo-en-pedrobernardo-avila/

 

 

 

 


Niños perdidos A, niños perdidos B

junio 24, 2011

El caso de las desapariciones forzadas infantiles durante el franquismo parece haber terminado de eclosionar en estas últimas semanas. Pero lo ha hecho de un modo muy particular. Tanto que lamentablemente ni se le llama ni considera así.

nuevatribuna.es | Miguel Ángel Rodríguez Arias |

Esas madres, esos niños, esas familias, son víctimas, directas e indirectas, de crímenes contra la humanidadMal que nos pese parece que tras todas las investigaciones y todas las denuncias, seguimos muy lejos de “argentinizar” nuestra transición – ojalá tuviesen nuestras instituciones toda esa dignidad –, con leyes y mecanismos estatales normales de búsqueda de niños y persecución de los responsables (Comisión Nacional de Búsqueda de los Desaparecidos y fiscalía especializada ya). Seguimos empeñados en “españolear” el inmenso genocidio franquista

Se habla, al fin, de unas víctimas infantiles, –  las de la trama económica –  pero no se habla de otras víctimas, las de la primera fase: no se habla de las criaturas que robaron a la fuerza de los brazos inertes de las madres golpeadas hasta la inconsciencia en los conventos-prisión; no se habla de las criaturas que robaron a los familiares de nuestros guerrilleros anti-fascistas; no se habla de las criaturas que el Estado franquista secuestró en Francia, Reino Unido, Bélgica… tan crimen de Estado que hasta se valieron de los mecanismos e instalaciones consulares para la preparación de los crímenes como ha quedado documentalmente acreditado.

Unos crímenes políticos, otros económicos, expresión del puro aprovechamiento avergonzante de los mecanismos de impunidad previamente creados por el Estado, ¿y qué?: todos ellos crímenes sistemáticamente perpetrados con la aquiescencia, o directa promoción, del Estado. Todos son crímenes contra la humanidad. Con todas las letras.

Esas madres, esos niños, esas familias, son víctimas, directas e indirectas – no olvidemos a las víctimas indirectas –, de “crímenes contra la humanidad” y en este país nuestro tan castigado por 40 años de franquismo y 30 años de impunidad parece que hasta tenemos trabas en la boca a la hora de poder articular las palabras completas y de una sola vez en la esfera pública para llamar las cosas por su nombre: “crímenes contra la humanidad”, a ver si conseguimos decirlo de una vez.

De modo que como no quedaba otro remedio que decir o hacer algo ante una bola que crecía y crecía con nuevos casos, nuevas denuncias, y el creciente interés por parte de organismos e instituciones internacionales sobre que era todo eso que había pasado en España había que buscar la fórmula digestivamente más llevadera.

Lo de siempre con este tema. Todo menos el normal cumplimiento de los instrumentos internacionales más normales. Hacer como que se hace, sobre todo que lo parezca públicamente, como forma de gestión controlada de la dura verdad: los miles de niños víctimas de desaparición forzada infantil. Delito permanente, inamnistiable, imprescriptible, modalidad agravada incluso respecto la propia atrocidad de desaparición forzada de adultos, crimen contra la humanidad. Hagamos “como que se hace” e intentemos apaciguar las cosas, a ver si cuela y se nos conforman, antes que las cosas se nos terminen de ir de las manos y tengamos que empezar a abordar en serio crímenes contra la humanidad, como casi hace Garzón y con todo el desgaste que costó apartarlo de sus funciones.

El concepto de “crímenes contra la humanidad”, con la presunta participación de agentes jerárquicamente subordinados de la Iglesia Católica Apostólica y Romana nada menos, resulta un plato demasiado duro de digerir en nuestras sobremesas.

Aunque nuestras autoridades, aunque solo fuera por todo eso de los derechos humanos, los aburridos tratados de crímenes internacionales, etc., algo deberían hacer… “con la que está cayendo” no tardarán en decirnos los defensores de alguna gente de Ferraz que se dice del PSOE: como si el normal cumplimiento de los derechos humanos que el Gobierno Zapatero jamás procuró tuviese algo que ver con el mayor de sus descalabros: esa crisis sobre la que primero se nos mintió, respecto la que no se reaccionó después, y que al final se quiso acabar “solucionando” a costa de todos…menos aquellos que la causaron.

Y, para que nadie se confunda, digo que en este país nuestro no se consigue llamar “crimen contra la humanidad” al concreto crimen de los niños perdidos, sin A ni B que valga.

No digamos ya decir que el franquismo, en su conjunto, con todos sus crímenes de guerra, contra la paz y contra la humanidad, fue, además, un inmenso genocidio: el último genocidio negado. El genocidio franquista.

De modo que seguiremos desayunándonos con noticias de “robo” de niños como el que roba carteras o motocicletas, y jamás se le añadirá que estamos ante los peores crímenes que existen: los “crímenes contra la humanidad”, el “genocidio” intencionadamente dirigido a la eliminación de todo un grupo humano que quiso construir un proyecto colectivo de progreso y libertad. Y, por supuesto, a los familiares de todos esos niños se les quita de paso su estatuto internacional como “víctima indirecta” de esos mismos crímenes atroces como digo.

Todo mucho más digerible.

No sé si hablar de “desapariciones forzadas infantiles” y decir que a todos esos niños – y sus familias – , los de los  años 40 y los de los años 80, se les debe aplicar la jurisprudencia de Nuremberg y los instrumentos ONU será querer “argentinizar” como me dijeron una vez…pero sí que sé que es llamar las cosas como se las llama con normalidad en todos los instrumentos internacionales contra la impunidad que rigen con normalidad en prácticamente toda la UE…menos aquí.

*Miguel Ángel Rodríguez Arias es experto en Derecho penal internacional, autor de “El caso de los niños perdidos del franquismo, crimen contra la humanidad” y de las primeras investigaciones jurídicas sobre las desapariciones forzadas del franquismo entre otros estudios.

Nueva Tribuna


Marina es raíz, viento y gloria…

junio 24, 2011

La memoria es condición necesaria para la construcción del futuro, previene las arbitrariedades y suministra criterios morales

22.06.11 –

COLECTIVO PUENTE MADERA |
El Colectivo Puente Madera está formado por Elías Rovira y Javier Sánchez
El verano no ha llegado, pero ya está aquí. No ha sido el solsticio pero ya es el calor, la basca, la modorra que reblandece las neuronas y ralentiza el pensamiento y la voluntad. Hasta leer puede ser una tarea titánica. Por eso hemos abierto uno de los tomos de la serie La mirada del tiempo que hace años publicó El País, una cosa muy llevadera para este tiempo: mucho “santo” y poca letra. Ante nuestros ojos desfila, de repente, el gran teatro del mundo, o, mejor dicho, el gran teatro de España, con sus miserias y sus grandezas… bueno, no nos engañemos: sobre todo con sus miserias, porque, asfixiadas las grandezas colectivas por las botas de los militares, sólo quedaron las grandezas imperiales, que como todo el mundo sabe no son más que escoria fascista.
Ah, pero de entre todas las imágenes una nos mira a la cara, clava sus ojos en los nuestros y nos interpela: “Eh, vosotros, ¿qué hacéis? ¡Levantaos del sofá! ¡La República está en peligro!” A esa chica ya la habíamos visto otras veces. Se trata de Marina Ginestá, la jovencísima miliciana que posa en la azotea del Hotel Colón de Barcelona, el pelo mecido por la brisa, el gesto enérgico, la sonrisa confiada y la mirada cómplice. Ya habíamos visto a esta chica, militante de las Juventudes Socialistas Unificadas, pero nunca antes nos había transmitido una sensación tan abrumadora de libertad. Quizá se deba a que las páginas adyacentes se encuentran plagadas de clérigos preconciliares saludando con el brazo en alto y generales machistas y sangrientos. El caso es que, de inmediato, sentimos la necesidad de saber más acerca de ella. ¿Habría sobrevivido a la guerra? ¿La capturaron las tropas rebeldes? ¿Desapareció para siempre? Por internet nos informamos de que Marina trabajó aquellos años como periodista, que se exilió en Francia hasta que llegaron los nazis, lo que le obligó a huir a México, para pasar después a la República Dominicana y Venezuela y acabar viviendo en París, donde reside actualmente.
Marina, por lo tanto, vive. Y evidentemente vivirá para siempre en esa foto adolescente que es como una celebración exultante de la libertad y la dignidad. Este fin de semana pasado cientos de miles de personas se echaron a la calle para reclamar esa misma dignidad. Han pasado 75 años y los Junker alemanes no bombardean el corazón de nuestras ciudades, pero nuestra democracia padece ahora el acoso de sutilísimos mecanismos financieros y espurias prácticas políticas. Los totalitarismos sufren mutaciones, igual que los virus, y ahora no se camuflan tras la voz aflautada de ningún caudillo, ni tras el gesto grandilocuente de ningún fuhrercito, sino tras los formulismos tecnocráticos de los mercados. Cambia el formato, no el objetivo, que siempre es el mismo: defender los privilegios de los poderosos y ahogar la voluntad real del pueblo. Eso es la esencia de todos los fascismos. Por eso, consideramos que el movimiento del 15-M debe construirse a partir de la memoria histórica. No se puede luchar por la democracia real sin recordar a las miles y miles de personas que, como Marina Ginestá, combatieron por un mundo más justo sin pedir nada a cambio. Han sido muchos los que han padecido persecuciones, torturas, vejaciones, desarraigo&hellip defendiendo cosas muy parecidas a las que ahora se reclaman en calles y plazas. A veces, cuando los indignados abuchean a algunos políticos, no son conscientes de que quizá estén insultando a personas que ya exponían su seguridad o su bienestar individual bregando contra la dictadura mucho antes de que a ellos les cambiasen el primer pañal. No, ningún mindundi tiene derecho a zarandear a Cayo Lara.
La memoria es condición necesaria para la construcción del futuro, previene las arbitrariedades y suministra criterios morales. Cometeríamos un grave error si olvidásemos a hombres y mujeres que, como Marina Ginestá, constituyen nuestra raíz, siguen proporcionándonos el viento de la libertad y nos recuerdan que una derrota no impide seguir soñando con la gloria.

Denuncian al alcalde de Pedro Bernardo por impedir un homenaje a republicanos…

junio 24, 2011

Según los denunciantes, bloqueó el acceso al cementerio con candados y una cadena el día fijado para celebrar el acto en el camposanto, y además se negó a facilitarles la entrada

L. Morán

La Asociación de Familiares de Republicanos Desaparecidos (Afaredes) ha denunciado al alcalde del municipio abulense de Pedro Bernardo, Alberto Sánchez Navas, por impedir la celebración de un acto en homenaje a 26 víctimas de la Guerra Civil enterradas en fosas comunes en este municipio.
Según explicaron ayer a este diario Marisa Hoyos, miembro de este colectivo, y Pedro Romero, presidente de ‘La Memoria Viva’, la asociación y los familiares de 4 de los 26 fallecidos habían solicitado a la Delegación del Gobierno en Ávila todos los permisos para llevar a cabo un homenaje en el cementerio de Pedro Bernardo el pasado sábado a mediodía, si bien encontraron la entrada al camposanto bloqueada con cuatro candados y una cadena, «a pesar de que jamás ha estado cerrado, ni de noche ni de día».
Ante esta circunstancia, ambos representantes del colectivo aseguran que los afectados se pusieron en contacto con el alcalde para que les facilitara la entrada al recinto, algo a lo que se negó, sostienen. Añaden que el alcalde aseguró que todos los vecinos del municipio poseen llaves para acceder al cementerio, si bien desde el colectivo lo niegan, puesto que allí había vecinos de Pedro Bernardo y ninguno poseía llave alguna de este recinto municipal.
Ante esta situación, el medio centenar de asistentes optó por celebrar el acto en la puerta del cementerio. Allí leyeron unos poemas y textos ante las placas que tenían previsto instalar en el monolito elaborado para la tumba que poseen en dicho camposanto, destinada a honrar la memoria de sus familiares, todavía enterrados en fosas comunes.

denuncia de afectados. Una vez celebrado el homenaje en el exterior del camposanto, un grupo de 26 familiares y amigos se desplazaron hasta Arenas de San Pedro para interponer una denuncia de los hechos ante el Juzgado de guardia, que se encontraba cerrado en ese momento, por lo que finalmente se interpuso ante la Guardia Civil de este municipio de la vecina provincia de Ávila.
Los denunciantes sostienen que el alcalde de Pedro Bernardo actuó «con premeditación y alevosía» en este asunto, y añaden que, curiosamente, el día en el que estaba convocado este homenaje había al menos siete vehículos de la Guardia Civil en el municipio, cuando lo habitual es que haya tan sólo uno.

http://www.latribunadetalavera.es/noticia.cfm/Local/20110622/denuncian/alcalde/pedro/bernardo/impedir/homenaje/republicanos/06396CD4-0BAB-A8A8-0D101B1C6E06E776