“Quiero ser argentino” y nuestros deseos para el 2012

diciembre 31, 2011

AMADOR Rivera (periodista) 30/12/2011

Cuando el juez Garzón abrió una investigación sobre los crímenes de la dictadura argentina, los medios de comunicación y buena parte de la sociedad española aplaudieron la iniciativa; y al propio juez. Después, el gobierno de aquel país derogó las leyes que certificaban la impunidad de los asesinos y los jueces les están condenando por sus asesinatos. Pasados unos años de aquello, nos encontramos con que una jueza argentina ha iniciado la investigación sobre la dictadura española. En este caso, no es que no haya aplausos para la valentía de esta jueza, sino que, por haber intentado hacer lo mismo aquí, al juez Garzón lo han inhabilitado y sometido a juicio sin, en muchos casos, respetar la presunción de inocencia que se invoca para otros.

Debe ser que España sigue siendo diferente, como en los tiempos oscuros de la dictadura. Tan ensimismados hemos estado políticos y medios, glosando la transición democrática como ejemplo, que no hemos dudado en señalar la vía española a la democracia como el camino a seguir por los países que salen de una dictadura, sean de América Latina o de Africa. Es cierto que aquí se hizo lo que se podía hacer en aquel momento, pero no lo es menos que, una vez pasado el tiempo, a nadie le ha interesado profundizar en los cambios necesarios para lograr una democracia plena, algo que no se puede lograr sin resarcir a las víctimas del franquismo y sus familias –pidiéndoles perdón, como se le exige a ETA con las suyas– y, por supuesto, sin señalar a los responsables y ejecutores de tantos crímenes cometidos en nombre de la patria, entendiendo como tal los intereses de unos pocos.

En modo alguno estoy hablando de venganza, sino de justicia. Justicia para las personas asesinadas por el “delito” de pensar diferente, y reconocimiento para sus familiares que, en muchos casos, no saben dónde están los restos de sus seres queridos. Una justicia y reconocimiento que se les niega en nombre de la reconciliación o, como nos dicen quienes defienden de tapadillo la barbarie franquista, para “no reabrir heridas”. Unas heridas que siguen sangrando en los corazones de quienes perdieron a sus familiares o los saben enterrados, como perros, en cualquier cuneta.

Para estas personas debe ser muy triste observar cómo, mientras se les niega la posibilidad de enterrar como personas a sus padres o abuelos, se sigue honrando a sus asesinos, manteniendo sus nombres en las calles de los pueblos y ciudades en los que viven. Una burla que solo es entendible en este país. Como que sigamos manteniendo instituciones heredadas del franquismo, como la Monarquía, dicho sea con todo el respeto a la legalidad vigente.

Una legalidad que no recuperaremos del todo hasta que ajustemos las cuentas con un pasado tan doloroso como negro; además de muy largo. En estos momentos, yo que no he sufrido la amputación de ningún familiar por sus ideas, querría ser argentino. O ciudadano de una España sin desaparecidos; ni calles con nombres de asesinos. Es mi deseo para el 2012.

http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/opinion/quiero-ser-argentino_627334.html

Tapias del cementerio de Mérida

Nota de La Memoria Viva : Tapias del cementerio de Mérida. Foto La Memoria Viva ,añadida a este artículo en nuestra edición, para ilustrar y compartir plenamente el acertado escrito de Amador Rivera: Tambien son nuestros deseos para el  2012.

P.V Romero de Castilla Ramos, presidente del La A.I: La Memoria Viva.


Sevilla separó a los «héroes» del montón de fusilados anónimos…”Un libro aborda por primera vez el tratamiento de los muertos sublevados y republicanos”

diciembre 17, 2011

“Constantemente en el campo del honor luchando con las hordas marxistas caen ofrendando la vida por la Patria héroes pertenecientes no sólo al Ejército salvador y Cuerpos de Policía, sino también a las Beneméritas Instituciones Falange Española, Requetés y Milicias Nacionales y Cívicas que coadyuvan a la liberación de España de la omnímoda dictadura roja. El Excmo. Ayuntamiento de Sevilla, ciudad a la que cabe el honor, si no de ser la primera, de las primeras que se sumaron al movimiento redentor no puede permitir que los restos de dichos héroes vayan al montón anónimo confundidos con los secuaces de la anti-España”.

Con este escrito, fechado en agosto de 1936, el entonces alcalde de Sevilla, Ramón de Carranza, proponía a la Gestora municipal la construcción de un panteón para los cadáveres de los sublevados con la exoneración de las tasas municipales de inhumación, según recoge el historiador José Díaz Arriaza en el libro Un rojo amanecer. El Cementerio de San Fernando de Sevilla durante la Guerra Civil y la dictadura, la primera investigación que analiza el tratamiento que recibieron los cuerpos de los combatientes durante la guerra y los primeros años del franquismo, en una capital de provincia. “Aunque no había una regla específica sobre el tipo de enterramiento, la diferencia es brutal según hubiesen muerto defendiendo a la República o los golpistas”, explica el autor.

La obra, editada por el Patronato del Real Alcázar, concluye que la mayoría de los 3.500 fusilados republicanos fueron arrojados a las fosas comunes –el autor cuenta, según testimonios anónimos, que alguno, aún vivo, llegó a ser rematado dentro–. Sólo unos 60 fueron enterrados en sepulturas individuales, aquellos más conocidos, como políticos o militares con familias influyentes que, tras el fusilamiento, recogieron el cadáver.

En el caso de los golpistas, de los aproximadamente 950 enterrados –procedentes en su mayoría de otros lugares–, sólo una veintena fueron arrojados a las fosas, aquellos que fallecieron en los primeros momentos. La mayoría fueron enterrados en sepulturas individuales o en panteones. En el que mandó construir el alcalde, el denominado Héroes de la Patria, hay actualmente 403 restos, según Díaz Arriaza.

En un primer momento, el proyecto de este panteón, con un presupuesto de 4.461 de las antiguas pesetas, sólo incluía la realización de siete sepulturas y, a partir de ahí, se procedería a la ampliación según las necesidades, como así ocurrió. Díaz Arriaza cifra en 72 los enterrados a los que se les ha identificado la profesión o empleo y, entre ellos, destacan militares italianos, soldados, comandantes, tenientes, capitanes, miembros de la Falange, legionarios y 11 obreras y ocho obreros del Polvorín de la Punta del Verde.

“Cuando Franco empieza a pedir traslado de cuerpos al Valle de los Caídos, en Sevilla ya no tiene mucho sentido por la iniciativa municipal de construir un Panteón en el cementerio hispalense”, añade el autor. Aun así, se produjeron 96 traslados a Cuelgamuros hasta los años noventa –en un caso más existen dudas–. De todos ellos, 11 son republicanos fusilados por aplicación del bando de guerra o por sentencia judicial: Manuel Torres Pardo, guardia de asalto; Antonia Álvarez García, viuda del cenetista Juan Arcas; Francisco Bocanegra Guerrero, guardia civil; Gabriel Badillo (Vadillo) Gener, teniente de la Guardia de Asalto; Manuel Rubio Durán, alcalde de Dos Hermanas; Gabino (Sabino) Romero Martínez, capataz de la compañía ferroviaria MZA; Celestino Pérez Rodríguez, enfermero del Hospital Central; Pascual Parrado Moreno; Francisco Grillo González, jefe de la Policía Municipal de Dos Hermanas; Fernando del Sol Bueno y los restos del preso vasco Jaime Marichalar.

Exhumaciones

Del Panteón Héroes de la Patria fueron exhumados 11 cadáveres, trasladados a cementerios de otras localidades y dos a sepulturas en el mismo recinto. Por el contrario, según Díaz Arriaza, las exhumaciones de las fosas comunes serían “prácticamente imposibles”, a falta de un informe arqueológico forense. En las cinco existentes en el cementerio –una sexta fue limpiada– hay 28.000 cadáveres, incluidos los 3.500 fusilados. “En Sevilla no hay fosa exclusiva para fusilados. Se mezclaban con restos de indigentes, muertos por enfermedades, fetos… Y sería muy difícil una exhumación como la que se ha hecho en el cementerio de Málaga”, sostiene el historiador. Lo que no impide, insiste, que se haga un monumento con todos sus nombres.

http://www.publico.es/412329/sevilla-separo-a-los-heroes-del-monton-de-fusilados-anonimos


Memoria en blanco y negro de un médico polaco en la Guerra Civil…

diciembre 17, 2011

La hija del brigadista judío Emilio Rosenstein dona la colección de fotografías a Cultura

TEREIXA CONSTENLA | Madrid 14/12/2011

El médico Emilio Rosenstein fue uno de los 5.400 polacos que no titubeó en sumarse a una guerra que, de entrada, no era lo suya. Rosenstein, como tantos otros judíos del siglo XX, se acostumbró pronto al trasiego -forzoso o voluntario- entre fronteras: para estudiar Medicina tuvo que instalarse en Francia porque su país limitaba con una cuota anual la presencia de judíos en las facultades. En 1929, año de crisis y revueltas, se implicó en las luchas ciudadanas en Francia, tal vez con la creencia ya establecida de que los ideales no tenían lengua ni territorio. Y con esa premisa interior debió llegar a España, como un voluntario de las Brigadas Internacionales, inscrito con un nombre falso (Emil Vedin) para tratar de proteger a su familia en Varsovia. En vano. Hoy su hija, Yvonne, ha recordado que no volvió a verles. Ya saben las razones que borraron a la mayoría de judíos polacos de la faz de la tierra.

Durante sus primeros seis meses en Madrid atendió a 700 heridos y vio morir a 350 compañeros. Rosenstein, como capitán médico, fue destinado al batallón Dabrowski de la XI Brigada Internacional y luego a la unidad de tanquistas rusos a los que también servía de intérprete. En medio del frenesí que debió de rodearle, no descuidó una afición que ayudará en el futuro a los investigadores del pasado: la fotografía. Rosenstein retrató escenas del frente y la retaguardia en Madrid, Albacete, Guadalajara y otros lugares aún sin precisar. Hay una imagen, en la que se apiñan el presidente Juan Negrín, los ministros Indalecio Prieto, Vicente Uribe y Jesús Hernández y el jefe de Estado Mayor, Vicente Rojo, en Barcelona, probablemente el día que despidieron a los integrantes de las Brigadas Internacionales en 1938, según deducciones de Severiano Hernández, subdirector general de los Archivos Estatales.

Durante 70 años, las fotos han vivido la huida, el exilio y las sucesivas mudanzas de su autor, fallecido en México en 2001. Hace unos meses, su hija, Yvonne Jane Rosenstein Azoulay, decidió donar el legado al Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH), del Ministerio de Cultura, que incluye 700 fotos en papel y 28 rollos de película. “Se cierra el círculo. Él vino a España a luchar por sus ideales, pasó momentos difíciles de los que no hablaba fácilmente. A mi padre le hubiera dado mucho gusto estar aquí”, expuso, recién llegada de México.

Hay dos colecciones muy interesantes aún sin positivar. Una documenta la situación de las colonias de niños españoles en Francia, con las que colaboró el médico tras la disolución de las Brigadas Internacionales. La segunda es un vívido reportaje de la travesía de republicanos españoles que zarparon en el barco Sao Tomé hacia México desde Casablanca en 1942. Para entonces, el médico polaco ya tenía la nacionalidad española -distinción que el Gobierno republicano concedió a los brigadistas- , que contribuyó a salvarle la vida al huir de Francia tras la invasión nazi. “Este archivo nos da otra visión de la guerra, junto a otros fondos fotográficos que hemos recibido en estos años”, señaló Rogelio Blanco, director general del Libro, Archivos y Bibliotecas.

Al igual que otros exiliados españoles se instaló en México, gracias a la política de brazos abiertos del presidente Lázaro Cárdenas. Allí acabaría editando un vademécum anual sobre especialidades farmacéuticas. Su hija recordó que en 1988 volvió a España para participar en una reunión de brigadistas. “Fue muy emotiva para él pero tampoco habló mucho de ello”.

 Despedida

 

Imagen facilitada por el Ministerio de Cultura que recoge el acto de despedida, en Barcelona, de las Brigadas Internacionales (1938) en la que aparecen, entre otros: (de izda. a drcha) : Vicente Uribe, Juan Negrín, Indalecio Prieto, Jesús Hernández y el general Vicente Rojo. Se trata de una de las fotografías del archivo del brigadista internacional Emilio Rosenstein, más conocido como Emil Vedin, que han sido donadas al Centro Documental de la Memoria Histórica, en las que se refleja el día a día de la Guerra Civil española en el frente y en la retaguardia.-

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Memoria/blanco/negro/medico/polaco/Guerra/Civil/elpepucul/20111214elpepucul_8/Tes


Asturias exige a la «Generalidad» los papeles del archivo histórico…

diciembre 17, 2011

El Ejecutivo estudia la posible petición de la totalidad de los fondos incautados.

El Archivo Histórico de Asturias ya custodia copias digitales de la documentación de la Guerra Civil.

 

16/12/2011 00:00 / PILAR CAMPO OVIEDO

 

El Gobierno regional reclamó ayer a la Generalidad de Cataluña -como dice textualmente en una nota oficial castellanizando la denominación- la devolución al Principado de los más de 1.500 documentos de la Guerra Civil española que habían sido trasladados a su comunidad autónoma desde el Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca, donde estaban custodiados.

La medida se acordó ayer en la reunión semanal del Consejo de Gobierno ante su “interés para el patrimonio documental regional”. Esta decisión viene a ratificar la postura que ya había defendido, el pasado mes de septiembre, el consejero de Cultura, Emilio Marcos Vallaure.

No obstante, el propio Ejecutivo regional ha advertido que no descarta considerar la posible reclamación de la totalidad de los fondos incautados en Asturias y que se encuentran actualmente en Salamanca.

El gobierno de Foro Asturias dará los pasos para reclamar los fondos a la vista de “la nueva postura del Ministerio de Cultura” de suspender el próximo traslado previsto de documentación del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca al Archivo Nacional de Cataluña. El objetivo es doble: por un lado, busca la restitución de los fondos generados por el Consejo Soberano e Interprovincial de Asturias y León incautados en Barcelona y por otro, apoyará las reclamaciones que efectúen las personas naturales o jurídicas de carácter privado de la comunidad autónoma.

El consejero de Cultura, Emilio Marcos Vallaure, reclamó ya en septiembre el traslado a Asturias de los fondos documentales de la Guerra Civil española que tengan alguna relación con la región. Más de 1.500 documentos de gran valor sobre la guerra civil española, que pertenecen al patrimonio documental asturiano así como a particulares, organizaciones o partidos políticos vinculados con Asturias, fueron remitidos, embalados en cajas, desde Salamanca hasta Cataluña.

En aquella ocasión, Vallaure remitió una carta al director general del Libro, Archivos y Bibliotecas, Rogelio Blanco, dependiente del Ministerio de Cultura, “exigiendo explicaciones” y reclamando “su devolución” .

No es la primera vez que ocurre un hecho de estas características. Ya hace tres años, la dirección del Archivo Histórico de Asturias, alertó a la Consejería de Cultura de la posibilidad de que entre los fondos devueltos a la Generalitat de Cataluña figurasen documentos asturianos incautados en Barcelona, pero pertenecientes al patrimonio documental asturiano. La historia, ahora, vuelve a repetirse.

Investigadores especializados en el estudio de la guerra civil sostienen que son documentos de “incalculable valor”.

http://www.lavozdeasturias.es/asturias/Asturias-Generalidad-papeles-archivo-historico_0_610139000.html

 

 


Mapa de fosas de la guerra civil en Canarias…

diciembre 17, 2011

Presidencia firma un convenio con Justicia antes del desembarco del PP en el Ejecutivo nacional. 

Identificación de restos óseos encontrados en Llano de las Brujas, en Arucas i LA PROVINCIA/DLP

JAVIER DURÁN

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA
Sólo el temor a un aplazamiento por la llegada de Rajoy a Moncloa ha acelerado una de las demandas de la Ley de Memoria Histórica, la creación de un mapa de fosas de la guerra civil en Canarias. El socialista Hernández Spínola, consejero de Presidencia, cerraba ayer in extremis el acuerdo con el ministro de Justicia Caamaño, al considerar que empieza una etapa “muy complicada” para una de las reivindicaciones estrellas de la etapa de Zapatero. De hecho, el PP de Soria, durante el pacto con CC, congeló al máximo la pretensión de los colectivos de afectados de Gran Canaria (Arucas), Tenerife y La Palma (Fuencaliente).Hernández explicó ayer a este periódico que el acuerdo “quiere aprovechar la experiencia acumulada por el Ministerio de Justicia, que sí ha podido desarrollar estos mapas en otras comunidades”. Asimismo, el departamento autonómico promoverá acuerdos con expertos universitarios. “Hemos querido activar el mapa de las fosas dada nuestra receptividad al deseo de que se repare y dignifique la memoria histórica”, añadió el responsable de Presidencia.

La intención del Ejecutivo regional es estrechar los contactos con las asociaciones de afectados para la elaboración del mapa. En Gran Canaria, la Asociación de la Memoria Histórica de Arucas desarrolla un proyecto de exhumación en Montaña Blanca, en Llano de las Brujas, donde se ha logrado extraer 24 cadáveres, de los que algunos ya han sido identificados. Balbina Sosa, portavoz del colectivo, recordaba ayer que estas exhumaciones se pudieron llevar a cabo gracias “a la compresión de Adán Martín [expresidente del Gobierno de Canarias ya fallecido], que entendió nuestra preocupación y el deseo de recuperar a nuestros familiares”.

Sosa subrayó que el mapa, aunque sea a última hora [la Ley de Memoria Histórica se aprobó en 2007], es un gran paso. “Pero no podemos estar al albur de la caridad de las instituciones o de los partidos que las dirigen, pues la legislación establece claramente que las exhumaciones se tienen que hacer con fondos públicos”, añadió. En el mismo área de Montaña Blanca, en Arucas, hay pendientes excavaciones en cuatro pozos. Sin embargo, es la Sima de Jinámar la fosa donde los historiadores coinciden en que puede estar el mayor número de cadáveres por la represión franquista, según los testimonios recogidos por los colaboradores.

El consejero Hernández Spinola manifestó que la Ley de Memoria Histórica establece la creación de un mapa integral de fosas de España, pero también “somos conscientes de que hay unas familias que tratan de recuperar los cuerpos de sus allegados. Es un trabajo dificultoso”, agregó, “pues hay que identificar cadáveres con mucho rigor científico, algo que hay que hacer poco a poco”. Otro de los puntos más adelantado en exhumaciones es Fuencaliente, La Palma, donde el colectivo de afectados ha realizado importantes extracciones. En Tenerife, por otra parte, hay vestigios de una fosa en La Laguna.

La Provincia – Diario de Las Palmas

  

 
,

Un nuevo mazazo a la memoria histórica de Cárcar…

diciembre 17, 2011

Sábado, 17 de Diciembre de 2011

CON fecha 19 de octubre la Asociación Cultural Republicanos de Cárcar remitió una instancia al Ayuntamiento mediante la cual se hacía recordar que en este año se cumple el 75 aniversario del golpe militar franquista. Tras afirmar que a consecuencia de ello hubo en Navarra más de 3.000 personas asesinadas y de ellas 63 eran de Cárcar, se instaba a la Corporación que aceptaran los siguientes puntos:

1.- Recordar las personas asesinadas y sufrieron persecución por sus ideas, así como todas las víctimas de la guerra civil española.

2.- Declarar que nadie puede sentirse legitimado para utilizar la violencia para imponer sus convicciones políticas y ello merece la repulsa y condena de cualquier sociedad democrática.

3.- Colocar una placa de recuerdo a los 63 carcareses asesinados.

4.- Colocar otra placa con los nombres del alcalde, concejales y trabajadores municipales fusilados.

Al pleno, que se celebró el día 26 pudimos asistir 6 personas de esta asociación, nos quedamos absolutamente perplejos por las afirmaciones que allí se vertieron.

Al grupo municipal Asociación de Independientes de Cárcar tenemos que agradecer la valentía, coherencia y firmeza que expresaron al apoyar con sus votos todos los puntos que proponíamos. Decepción por la posición adoptada por el Partido Socialista de Navarra en Cárcar de no querer aprobar dicha resolución. Recordemos que de los 63 asesinados, 50 de ellos pertenecían al sindicato UGT o bien al Partido Obrero Español y que el alcalde, así como los concejales elegidos democráticamente, pertenecían a las mismas siglas. Nuestra pregunta es la siguiente: ¿qué le debe este partido a UPN para aliarse con ellos y (re)negar el recuerdo de sus antepasados y su ascendencia política? ¿De verdad poseen esa amnesia voluntaria, como algunos afirman, o bien existe una dejación consciente de su ideología?

Y finalmente la postura de UPN ya la conocíamos con antelación, no nos pilla por sorpresa. Siempre se han caracterizado por su carácter frentista, provocativo y sin falta de argumentos. Porque no existe ningún problema, como ellos manifiestan, entre la gente joven del pueblo para relacionarse. ¿Qué tiene que ver los muertos que se producen en la India con el tema que estamos mencionando? Detrás de esta cortina de humo ¿qué quieren esconder? ¿Qué desidia o interés político-personal quieren ocultar? ¿Por qué nos impiden una detrás de otra que dignifiquemos y honremos a los nuestros?

En estos últimos días se ha hecho un sincero homenaje a las familias de los fusilados en 1936 en la vecina localidad de Sartaguda. Nos han dado una gran lección de civismo y democracia al unificarse todos los grupos que componen el Ayuntamiento en una causa común para recordar y honrar a las víctimas de 1936. “No es hora de juzgar, sino de comprometernos para recuperar la dignidad” decía el alcalde (UPN). ” Sus familiares nos han trasmitido esa parte de la historia que muchos se empeñan en borrar” (AIS). “Este pueblo ha dejado de ser un pueblo de viudas y olvido y se ha convertido en un pueblo de memoria y vida” (Bildu).

En esta nueva etapa en la que todos podemos vivir en libertad y que el final de ETA ha llegado con el cese definitivo de las armas, somos muchos los que deseamos que, para que haya una paz duradera, se debe acometer el camino con justicia y perdón a las víctimas, a todas las víctimas. Hoy en día no pedimos revancha, ni venganza, ni que se haga justicia con los asesinatos del 36, ni tampoco pedimos su perdón, lo que queremos es que la memoria de las víctimas de los asesinados sea dignificada y ocupen el lugar en la Historia de Cárcar que les arrebataron.

No es la primera vez que el Ayuntamiento se niega a reconocer y homenajear a aquellas personas, aunque deseamos que sea la última, tenemos tiempo, no así aquellos huérfanos que desgraciadamente están falleciendo y no van a conocer que a sus padres se les dignificado debidamente.

Espero que cambie la actitud de aquellos que tienen la obligación moral, puesto que para ello fueron elegidos, y conozcamos muy pronto la restitución y el homenaje que se merecen los asesinados del 36. Y la Asociación de Republicanos de Cárcar para recordárselo.

Jesús Rubio, Nino Ruiz, José Luis Preciado, Adeli Mendoza y 10 personas más

En representación de la Asociación de Republicanos de Cárcar

Noticias de Navarra vía Google

Fotografía de A.R.I.C.O Memoria Aragonesa


FIN A LA RECUPERACIÓN DE FOSAS DE ASESINADOS EN LA GUERRA: “La DGA finiquita, para “no dividir”, la memoria histórica”

diciembre 17, 2011

Cultura descarta razones ideológicas que sí se desprenden en su argumento. El PSOE denuncia la “caverna” de Serrat e IU exige el cese de la consejera.

Edición en PDF
 
Version en PDF de la noticia, página 10
Esta noticia pertenece a la edición en papel de El Periódico de Aragón.

Para acceder a los contenidos de la hemeroteca debe ser usuario registrado de El Periódico de Aragón y tener una suscripción.Pulsa aquí para ver archivo (pdf)

A. I. I. 17/12/2011

Los familiares de personas asesinadas durante la Guerra Civil se verán privados esta legislatura de la reparación de su memoria y del apoyo de la administración autonómica ya que la Consejería de Cultura que dirige Dolores Serrat ha eliminado el programa que se encargaba de financiar estos programas. Serrat rechazó ayer que el fin de este plan, llamado Amarga Memoria, se deba a razones ideológicas y lo circunscribió a problemas económicos. Sin embargo, tanto la respuesta a una pregunta del PSOE como en sus explicaciones en los pasillos de las Cortes, denotaron componentes ideológicos que fueron replicados por el PSOE e IU.

“En el deseo de recuperar el espíritu de la Transición, cuya máxima expresión es la Constitución de 1978 que los españoles nos dimos, el Gobierno nada hará que signifique abrir viejas heridas o dividir a los españoles”, afirma la consejera en la respuesta a una pregunta formulada por la diputada socialista en las Cortes, Ana Cristina Vera, en la que se interesaba por saber si se iba a contratar a un coordinador para Amarga Memoria. Por ello, la respuesta es tajante: “No”. Serrat también afirmó, en declaraciones recogidas por Efe, que cuando hay que hacer ajustes, primero se debe atender “a lo urgente, después a lo conveniente y después a todo lo demás” y “siempre lo superfluo debería haberse evitado”.

El portavoz del PSOE, en las Cortes, Javier Sada, lamentó “la reacción cavernaria” del Departamento de Cultura, conocido ya por otras opiniones anteriores, en especial de su director general de Cultura, Humberto Vadillo, contrarias a la memoria histórica. “Las familias de los asesinados por su ideología solo quieren cerrar un triste capítulo de este país, no abrir heridas”. Sada presentará iniciativas y lamentó “la vergüenza ajena y la profunda indignación” que siente por estas respuestas. “Los españoles de nuestra generación no deberíamos consentir que hubiera una sola persona enterrada en una cuneta por haber sido asesinada por su ideología”, indicó.

El portavoz de IU, Adolfo Barrena, exigió el cese de la consejera por ser “inaceptable en un Gobierno democrático” que se frivolice sobre la Memoria Histórica y se haga “burla” de los defensores del orden constitucional.

 El Periódico de Aragón