LA CAUSA DE GARZÓN CONTRA EL FRANQUISMO LLEGA A ESTRASBURGO

octubre 19, 2012

Valerico Canales Jorge, padre de Fausto. Foto cedida a La M V por Fausto.

Presentada en el TEDH la denuncia por un caso de desaparición forzada durante la dictadura. Se trata del siguiente paso tras la investigación de Garzón frustrada por el Supremo.

Público.es / PATRICIA CAMPELO / 16-10-2012

Cuando en febrero de este año el Tribunal Supremo cerró la puerta a la investigación penal de los crímenes franquistas en España, abrió al mismo tiempo una ventana. Con la sentencia que absolvió al ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de un caso de prevaricación por tratar de investigar los casos de desapariciones forzadas durante la dictadura, el Alto Tribunal fulminó cualquier posibilidad de recabar justicia en los tribunales españoles. Se daba, de este modo, el último paso de un itinerario obligado antes de llamar a las puertas de Europa. Ahora, una de las víctimas que formaba parte del sumario de Garzón acaba de demandar al estado español ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo (TEDH). Fausto Canales Bermejo, hijo de un desaparecido en Pajares de Adaja (Ávila) el 20 de agosto de 1936, ha interpuesto la denuncia ante el TEDH «por la falta de investigación en la desaparición forzada de su padre», según informa Right International Spain (RIS), el colectivo que integra al equipo de juristas que representa a Canales en este proceso.

El escenario en el que llega esta demanda es bien distinto al que existía cuando otras víctimas interpusieron, sin éxito, denuncias similares ante el tribunal europeo. «Se trata de la primera demanda que se presenta después de la sentencia del Supremo de 27 de febrero por la cual Garzón queda absuelto de un delito de prevaricación y, al mismo tiempo, se anula cualquier posibilidad de realizar una investigación judicial en este sentido», aclara Lydia Vicente, jurista miembro de RIS. Agotada la vía penal en los tribunales españoles, el siguiente y último paso tiene que darse en Estrasburgo. En caso de que el tribunal europeo no admitiese a trámite la demanda y no entrase en el fondo de la cuestión «desaparecerá toda posibilidad de poner fin a las violaciones de derechos y a la obtención de reparación para el demandante», señala RIS.

Agotada la vía penal en España, el siguiente y último paso tiene que darse en Estrasburgo

Pero la formulación de la demanda, en forma y plazo según los requisitos del TEDH, otorga esperanzas al hijo de Valerico Canales.

La víctima fue sacada a la fuerza de su casa a las dos de la madrugada por un grupo de falangistas y sus restos, según sospecha la familia, podrían estar en la caja 198 de la cripta del Valle de los Caídos. Su hijo Fausto no ha cejado nunca en la búsqueda de la verdad sobre el paradero de su padre y circunstancias de la desaparición. En diciembre de 2007, presentó una denuncia ante la Audiencia Nacional con la esperanza, al igual que otras víctimas, de «que se aplicaran los mismos principios de derecho internacional utilizados con anterioridad para investigar crímenes y reparar víctimas de otras dictaduras, como la argentina o la chilena».

Fuente: http://www.publico.es/espana/443938/la-causa-de-garzon-contra-el-franquismo-llega-a-estrasburgo

Nota de La Memoria Viva: en nuestras páginas encontrareís bastante información sobre Fausto y lo ocurrido a su padre Valerico: https://lamemoriaviva.wordpress.com/2008/12/04/fausto-canales-la-dignidad-reflejada-en-un-hombre-sencillo/#comments

https://lamemoriaviva.wordpress.com/2009/02/04/vivencias-y-actividad-relacionadas-con-la-desaparicion-forzada-de-mi-padre-valerico-canales-jorge/


Profanado el mausoleo republicano del cementerio de Candeleda

octubre 19, 2012

El memorial, construido para albergar los restos de los demócratas represaliados  durante la Guerra Civil, aparece cubierto de insultos y símbolos nazis

Imágenes del mausoleo del cementerio de Candeleda, que muestran su apariencia antes y después de ser atacado

EDUARDO MURIELMADRID19/10/2012 07:53            Actualizado: 19/10/2012 08:16

El mausoleo republicano de Candeleda (Ávila), donde está previsto que descansen los restos de más de un centenar vecinos del pueblo ejecutados por militares franquistas —de los cuales la mayoría aún sigue en las cunetas—, ha sido profanado con pintadas de símbolos nazis, falangistas e insultos a los represaliados.

Además de injurias y frases como «Heil Hitler» y «Viva España», los asaltantes han cubierto el monumento fúnebre de esvásticas y cruces gamadas, reconocidos símbolos del régimen nazi. Las dos placas conmemorativas, una que recuerda a los fusilados durante la represión franquista en la zona y otra que incluye unos versos del poeta Marcos Ana, también han sido cubiertos en gran parte con pintura negra.

El memorial, construido en 2010, ha sufrido ya dos ataques de este tipo sin que las autoridades hayan tomado medidas al respecto, según alertan desde el foro por la Memoria del Valle del Tiétar y la Vera. «Hemos puesto varias denuncias, y el hecho de que nadie haga nada irrita mucho», confiesa Mariano López, uno de los promotores del monumento. «Ya en la noche de las últimas elecciones municipales sufrió el primer atentado y fue también cubierto de pintura, de las que todavía hay restos, ya que no quisimos borrarlas del todo», comenta.

El memorial ha sufrido ya dos ataques sin que las autoridades hayan tomado medidas al respecto

El mausoleo ha estado rodeado de polémica desde antes de su presentación al público, ya que el alcalde socialista que dio los permisos para su construcción, Miguel Hernández, pidió que se retirase la ‘Alegoría de la República’, reproducida en uno de los muros porque, alegaba, provoca «división».

Cuando llegó el día de la inauguración, algunos vecinos de Candeleda  se acercaron para abuchear a los promotores. «Nos gritaron rojos,  asesinos, cantaron el ‘Cara al sol’, y después comenzaron a rezar y a invocar a Cristo Rey. Vinieron a meternos miedo», recuerda.

«La justicia aquí es como la del franquismo»

«No queremos que sigan enterrados como perros, queremos que descansen dignamente»

A pesar de los ataques, López advierte que no piensa abandonar la lucha por un mausoleo para las decenas de republicanos que aún continúan en las cunetas. «No queremos que sigan enterrados como perros, queremos que descansen dignamente», defiende.

«Desgraciadamente, esto fue y es en gran parte aún hoy zona nacional. Aquí lo estamos pasando muy mal, nos sentimos rodeados y vigilados, e incluso cuando pasamos al lado de algunos hacen comentarios de desprecio», asegura y, aunque admite que «han cambiado las cosas», cree que no ha sido así «en lo fundamental». «Ellos siguen teniendo el poder económico y político, los terratenientes son los mismos de entonces, y la justicia aquí es como la del franquismo», resume.

Pese a todo, López ha denunciado los hechos y ha conseguido arrancarle al teniente de alcalde la promesa de que iniciará una investigación sobre el asunto. «Es terrible, seguramente no sirva de nada, hay muchas posibilidades de que ni se molesten, pero tenemos que seguir intentándolo», lamenta.

La represión en Candeleda

Como con muchas otras localidades, la represión franquista se cebó con Candeleda, un pueblo de poco más de 5.000 habitantes. «Uno de los antiguos caciques del pueblo, al que llamaban el Tío Granizo, asesinó junto a una familia de falangistas a 37 vecinos de izquierda del pueblo y los enterraron hasta en cinco sitios diferentes de una de sus viñas», cuenta López.

«Uno de los caciques del pueblo asesinó a 37 vecinos del pueblo, a los que enterró en su propia viña»

El resto de ejecutados se encuentran dispersos por los alrededores del pueblo, en grupos de 5 a 10 personas. En total fueron 112 los ejecutados, la mayoría de los cuales aún sigue enterrados en cunetas. «Empezamos exhumando republicanos sin subvenciones y lo seguiremos haciendo con o sin ellas», promete López.

De momento, aunque tachado, aún se pueden leer en una de las placas los versos de Marcos Ana:  «Si llegais ya tarde un día / y encontráis frío mi cuerpo / buscad en las  soledades / del muro mi testamento: / al mundo le dejo todo, / lo que tengo y  lo que siento, / lo que he sido entre los míos, / lo que soy, lo que  sostengo: / una bandera sin llanto, / un amor, algunos versos…».

http://www.publico.es/espana/444112/profanado-el-mausoleo-republicano-del-cementerio-de-candeleda