Un tarrito de cristal

noviembre 4, 2012

Justo a pocos metros de la entrada del cementerio de mi pueblo hay un pequeño monumento de piedra culminado por una cruz debajo la cual se adivinan casi borradas por el tiempo, unas letras esculpidas “caídos por España” y más abajo el escudo de la localidad. Hoy he visto algo diferente que en otras ocasiones: un simple tarrito de cristal con tres claveles, modesto al lado de las miles de flores que llenan el cementerio y otras decoraciones (las de “la visita obligada” en estos días), sencillo, ahí al lado de la cruz, el cristal empañado por la humedad y de gotas de lluvia. Alguien ha depositado un poco de Memoria. Gracias.

El tarrito de cristal. Foto PV RdC R.

También hoy he recibido imágenes de mis amigos de Pedro Bernardo y un interesante artículo sobre el cementerio de Badajoz aquí abajo (Gracias Manuel).

Mausoleo en PedroBernardo .Foto Isabel.

…Fuisteis voces acalladas por defender la Libertad…Foto Isabel.

Para nuestros antecesores, en su recuerdo con nuestro cariño.

Pedro-Vicente Romero de Castilla Ramos.

 

 

El cementerio de los masones

Por El Avisador – 3 de Noviembre, 2012, 22:10, Categoría: General

En pleno puente de los Santos y Difuntos, los pacenses están aprovechando los pocos claros del tiempo lluvioso que padecemos, para hacer una visita obligada a los camposantos locales, al objeto de estar más cerca de los que ya se fueron, de recordar y orar por sus seres queridos. Y en estos días tan especiales, las tumbas, los nichos y los panteones de nuestros dos cementerios –el Viejo o de San Juan, y el Nuevo, o de Ntra. Sra. de la Soledad– se nos muestran repletos de elementos religiosos y decorativos, a veces barrocos y recargados, con flores, miles de flores, cirios encendidos, lámparas votivas, crucifijos, estampas e imágenes sagradas, capillitas, angelotes, altares, fotografías de los difuntos en plenitud de la vida, con sus trajes de gala o de ceremonia…

Y el cementerio Viejo –abierto en 1839– ofrece al espectador atento la posibilidad de recrear, de alguna manera, el pasado decimonónico de la ciudad, visitando las tumbas y panteones del sector romántico del camposanto pacense –departamentos 1 y 2–, además de adentrarse en un espacio reducido –el departamento 5–, el antiguo cementerio civil de Badajoz, donde se enterraban los alejados de la Iglesia católica, entre masones, ateos profesos, pastores protestantes y suicidas. Lugar que, en la actualidad, ocupan sólo 42 nichos –25 con lápida y 17, anónimos, tapiados y pintados con cal blanca– y 9 panteones, algunos, monumentales. Y allí pueden verse enterramientos de finales del XIX –1882, 1884, 1886, 1887, 1890, 1899– y principios del XX –1900, 1903, 1908, 1905, 1916, 1918, 1919, 1921, 1928, 1929–, además de algunos pocos, más tardíos, de 1932, 1933, 1936, 1945, 1955 y 1976. Y llaman la atención, entre los primeros, los de signo masónico, por los grabados en las lápidas –dos columnas, escuadra y compás, badila y martillo, estrella brillante en la cúspide…–, junto con la sigla LIF, que, en el vocabulario de la Masonería, significa «Libertad, Igualdad, Fraternidad».

Un espacio, por cierto, que ofrece un aspecto triste y desconsolador, que desentona de los demás, pues carece de jardines, setos y arreates con flores, además de accesos urbanizados. Esperemos que, más pronto que tarde, el popularmente conocido como cementerio civil o de los masones deje ser un gueto, un puro anacronismo, y quede incorporado al resto, por cierto, bien urbanizado y exornado por los operarios del Ayuntamiento, con jardincillos, setos y flores que, de alguna manera, coadyuvan a mitigar la estancia de los pacenses y forasteros que lo visitan por estas fechas.

Pedro Montero Montero

http://elavisadordebadajoz.zoomblog.com/

Mausoleo en el Cementerio de San Juan (Badajoz). Foto Enrique Vidarte.

(Nota de La Memoria Viva: en este cementerio descansa Don Tomás Romero de Castilla y Perosso, Teólogo. 16/04/1833 Olivenza (Badajoz) .  22/01/1910 Badajoz
Cementerio de San Juan. Departamento 1, Nicho 4, Sepulcro)