Borrar a Franco de la memoria

ABC, 13/03/2014 – 13 marzo 2014

La Junta ha impulsado una normativa para eliminar todo vestigio de la guerra civil y la dictadura

Portada del diario ABC de 1975

Portada del diario ABC de 1975

A partir de la entrada en vigor de la Ley de Memoria Democrática, las instituciones y organismos de Andalucía tendrán 18 meses para retirar de plazas, calles y edificios los símbolos de la etapa franquista que aún perduran en numerosos rincones de la geografía andaluza. Superado ese plazo, la Junta actuará de forma subsidiaria y procederá a eliminar los vestigios.

En Sevilla capital, en el año 2000, el Gobierno municipal de coalición PSOE-IU llevó a cabo una profunda renovación del callejero y desaparecieron más de 50 nombres de la época de Franco, aunque todavía en edificios, sobre todo de los juzgados, persiste alguna simbología de ese periodo.

Izquierda Unida ha cifrado en más de un centenar los vestigios del franquismo en las calles de Málaga. Un hecho que ha sido motivo de enfrentamiento político de forma intermitente, informa P. D. Almoguera. El análisis de los mismos deja casos tan surrealistas como el del colegio José María Hinojosa de la capital. Dedicado a este poeta represaliado durante la Guerra Civil, el centro conserva en su fachada el escudo preconstitucional con el águila, el yugo y las flechas.

En los últimos tiempos se han intensificado las gestiones para eliminar algunos de estas reminiscencias a la dictadura. Meses atrás la calle Generalísimo Franco, ubicada en la barriada de Olías, ha pasado a llamarse La Ópera. La vía dedicada a Queipo de Llano en esta misma zona también ha desaparecido.

El principal vestigio en Granada del franquismo es el monolito en homenaje a Primo de Rivera, que hay ubicado en la plaza de Bibataubín. Fruto de grandes polémicas, especialmente desde la Ley de Memoria Histórica de 2006 impulsada por el Gobierno de Zapatero, el monumento parece tener las horas contadas. Recientemente, el TSJA rechazó el recurso que presentó la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica para la retirada del monumento que ha sido objeto en numerosas ocasiones de ataques por grupos de ultraizquierda, informa Luis Javier López.

En Córdoba se han quitado, entre otros símbolos, una placa en Correos, una placa en un busto en Subdelegación, en la Universidad… una placa en una casa particular del Realejo exaltando a un general franquista, y en cuanto a las calles los gobiernos municipales de IU se encargaron de sustituir los nombres.

En la catedral de Almería, en la Delegación de la Agencia Tributaria, en la Escuela de Artes o en el IES Celia Viñas perdura la huella del franquismo, informa Raquel Pérez. Los símbolos de la dictadura, como el yugo con el haz de flechas o el víctor, así como las alusiones a figuras como Primo de Rivera, son visibles en la capital almeriense, donde el Foro de la Memoria tiene localizadas 26 calles con nombres que aluden a esta época de la historia de España.

Jaén fue para Franco un territorio «que me quita el sueño», según informa Antonio Agudo. Lo dijo en la década de los 50 al visitar la provincia y darse cuenta de la falta de infraestructuras que sufría. Fueron muchas las obras, sobre todos embalses y pantanos, los que se levantaron durante la dictadura y que, obviamente, fueron firmados con los símbolos del régimen. Símbolos que con el paso del tiempo han ido desapareciendo. Lo que no ha sido retirado todavía, quizás por el pequeño tamaño o porque no salta mucho a la vista, son cientos de placas metálicas del extinto Ministerio de la Vivienda que etiquetan a otros tantos edificios con el yugo y las flechas.

En Cádiz capital destacaban hasta hace pocos años la pervivencia de escudos franquistas en el Instituto Hidrográfico , en la Comandancia de Marina, en la Delegación de Hacienda y en la sede de Correos. Jerez conserva también algunos vestigios de la época franquista: nombres de barrios como España, Federico Mayo y Eduardo Delage, informan A. García y J. Padilla.

En la Cuenca minera de Huelva se localizan algunos de los símbolos que han provocado una gran contestación, como es la Cruz de los Caídos que se ubica frente a la iglesia del municipio de Minas de Riotinto. Este escenario se reproduce también en la capital, en el que todas las calles el barrio José Antonio (Primo de Rivera) están dedicadas a falangistas de la época. En la barriada Pérez Cubillas, permanece el rótulo del Patronato de la Vivienda Francisco Franco, con su simbología, informa Rosa Font.

http://www.abcdesevilla.es/cordoba/20140313/sevp-borrar-francode-memoria-20140313.html

2 respuestas a Borrar a Franco de la memoria

  1. Antonio Guardia dice:

    ¿Y quien nos quita a nosotros las víctimas los vestigios del franquismo de nuestra mente? ¿No había que darle preferencia contar toda la verdad de lo ocurrido , antes que hacer desaparecer los monumentos y signos franquista que recuerda esa absurda guerra civil? Creo y pienso que eso de la “recuperación de la memoria” es todo BLA BLA BLA.
    A nosotros las víctimas. no nos hace falta recuperar la memoria. La tenemos bien presente. Es al pueblo al que hay que poner al corriente de todo lo ocurrido tal y como ocurrió.
    Hablando de Cádiz: En esa lida ciudad, habrán hecho desaparecer todo lo que queráis. Pero nadie dice que también hicieron desaparecer todo rastro en los archivos de lo que fué el “Hogar Escolar José Antonio Primo de Rivera de Auxilio Social” Pero no lo hicieron con las intenciones de hacer desaparecer los vestigios del franquismo. Lo hicieron para que nadie hable de ese “CAMPO DE CONCENTRACIÓN PARA HUERFANOS”

  2. Beato Darzádegos dice:

    Mal no le vendría, también, que de la misma manera se recuperara aquel pazo galaico llamado de Meirás y que fue, donado, usurpado a sus pueblos y aldeas por unos cuantos caciques que de alcaldes andaban haciendo de las suyas por entonces. Y además no hay manera de que se lo devuelvan completamente, y no a tiempo partido y repartido a sus gentes. Pero claro, esto es como el intento de apostasía que el mayor supremo hijo de la gran…no permite a aquellos que lo deseen y por el simple hecho de pedirlo dejar de pertenecer a la Iglesia opresora, incluso a otras muchas donde de pequeños sus padres, bien por convicción o por deseo y presión, bautizaron a sus retoños en esos asuntos inciertos, inexistentes, de fe, y de legos ignorantes. Lo peor del asunto, entre otros, es que esos datos de pilas fueron ya fichados todos aquellos más allá de los mares, seguramente a cambio de prebendas y otros emolumentos.
    La libertad nace cuando desde que sales del vientre, del origen del mundo, nada ni nadie te asocia, sólo te registra a modo civil, cómo ciudadano; pero eso es impepinable…

    Nada es para siempre y, a veces, como dice un amigo, para que esto ya no se tuviese en cuenta nada como que se venga abajo el Timanfaya; lo peor es que los datos nos serían los únicos perdidos, y ahí es donde me dolería.

    No hay mejor agravio que no hacer aprecio a aquel y aquellos que se cargaron, bien por envidia, rencillas, codicias, etc., a muchos que eran hombres, mujeres, niños y ancianos justos…buenos, corrientes…seres humanos y semejantes. Hoy y, entonces, dolientes.

    Pues en ello apoyo que desaparezcan los iconos de la opresión, de la dictadura y del retroceso que siempre machacó a muchos, sin ton ni son.

    Luego no se olviden en las clases escolares dejar siempre espacio para la historia verdadera y no las suyas, las que ellos desearon fuera y que siempre están por ver si la escriben, encima de la nuestra.

    Son los ignorantes, los que, incluso algunos que han pasado el bachiller, y otros muchos, claman tanto por y de quien nunca han tenido ni la más mínima idea; con frases tan legas, de vergüenza, cómo con él vivíamos mejor…Cuando todos sabemos que la tal era: Contra él vivimos mejor.
    Suena a mofa la que un par de idiotas se fueron inventando, tanto como la que dice: De Madrí al cielo…
    Cuando la verdadera es: De Madrí el cielo…pues careciendo de mar, si algo aquí es azul e inmenso lo es por encima, el firmamento limpio.
    Pero de todas esta tergiversaciones de la realidad que se extienden como la pólvora y su reguero sea pues que de una vez hagan cumplir, por hache o por be, lo que más de la otra mitad del pueblo desea: Borrar las señales y señuelos de quien fue opresor hasta incluso después de muerto.
    Sea pues, deica entón
    Salud, Libertad y Monte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: