NECROLÓGICAS: Adiós a Carmen, luchadora hasta el último suspiro…

El día 12 de noviembre, viernes, murió, en Madrid, a la edad de noventa y dos años, Carmen Bueno Uribes (1918-2010); en el momento de su fallecimiento, la acompañaban algunos familiares, entre ellos, su hija Carmen Delgado.

Nacida en la provincia de Cuenca, fue una de las primeras enfermeras diplomadas de España. Durante los primeros meses de la guerra civil española, trabajó en el Hotel Ritz, transformado durante el conflicto en hospital de sangre de la CNT. Al finalizar la guerra fue denunciada por un médico de la quinta columna y sufrió varias detenciones. Cursó posteriormente los estudios de matrona y ejerció su oficio durante más de cuarenta años. Separada de su primer marido, se casó en 1953 con el periodista y escritor libertario Eduardo de Guzmán, nacido en Villada (Palencia) en 1909, autor de una de las obras testimoniales más importantes sobre nuestra guerra y los primeros años de posguerra, en especial en lo referente a los campos de concentración franquistas, en algunos de los cuales sufrió detención. Fallecido Eduardo de Guzmán en 1991, Carmen Bueno tuvo un papel relevante en la recuperación, durante los últimos años, de la obra del que fuera su marido. Ediciones VOSA primero y nuestra editorial, El Garaje SL, hemos publicado algunas de los principales aportaciones de este gran escritor como su trilogía cumbre: La muerte de la esperanza, El Año de la Victoria y Nosotros los asesinos, además de una serie de reportajes recopilado en el volumen titulado La tragedia de Casas Viejas, 1933. Quince crónicas de guerra, 1936. Gracias a la actividad de Carmen, tanto la Universidad Popular de Palencia como el Ayuntamiento de Villada organizaron sendos homenajes a la figura de Eduardo de Guzmán en 2007 y 2008, respectivamente. En ambos participó Carmen Bueno y aportó recuerdos y datos poco conocidos sobre quien fuera su marido, además de su propia experiencia en aquellos años de esperanza e ilusión aplastados a sangre y fuego.
Vayan estas líneas como urgente muestra de respeto y admiración por una mujer que ha sabido morir con el mismo temple y entereza con el que supo vivir y trabajar. Nuestro respetos también parta todos sus familiares y amigos.

EDICIONES EL GARAJE S. L. Libertad Siete


Adiós a Carmen, luchadora hasta el último suspiro…

Dicen que detrás de cada gran hombre hay una gran mujer, pero detrás de todos los hombres que defendieron a la II República, y que lucharon por ella, no había una gran mujer, habían un par de mujeres más grandes que ellos. Desde las milicianas hasta las humildes madres, hermanas, hijas, tías, primas que fueron represaliadas por el hecho de ser quienes eran. Las mujeres de republicanos o simplemente de los que eran sospechosos de serlo.

Mujeres fuertes, valientes y que no se amedrentaron ante su destino, y entre ellas, entre las muchas, estaba Carmen Bueno Uribes. Una mujer que no solo luchó en su época, si no que lo hizo durante toda su vida. Y es que la casta, la honradez y honorabilidad, integridad y coherencia del pensamiento, y el sentimiento, ella los llevo hasta el último suspiro. Descansa en paz compañera que otras llevan tu espíritu y seguirán tu lucha.

Jordi Carreño Crispín

Vicepresidente de La Memoria Viv@

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: